Artículos del autor | Taíd Rodríguez

La semana pasada cientos de miles de niños se reincorporaron a la rutina del despertador. Una o dos semanas antes  lo habrían hecho sus padres, si terminaron sus vacaciones en agosto, como es tradicional. Se acabó ese hiato “gigante” de dos meses en el que les está permitido reencontrarse con su propio ritmo, esos dos meses en los que se despiertan sin más apremio que el deseo de desayunar o sin más inconvenientes que los ruidos del vecindario o de sus hermanos si los tienen. Nuestra gigantesca máquina social se pone de nuevo en marcha y no se altera…
Hace unas pocas semanas se presentaba en el Congreso de los Diputados –seguramente la institución más representativa del país– una mujer, diputada por Podemos, con su bebé de pecho en brazos con la intención de darle de mamar allí mismo, delante de todos los presentes, durante el transcurso de la sesión. Tal vez, pensaría, si unos pueden dedicarse a visitar páginas porno durante los debates, otros dedicarse a jugar al Candi Crush y otros echar una cabezadita, porqué no voy yo a poder dar de mamar a mi hijo mientras escucho los anodinos discursos. Por esta parte, y por…

Colapso

18 noviembre, 2015 /Taíd Rodríguez
Es curioso cómo en esta época, demasiado a menudo, solo cambiamos nuestros peores hábitos y nuestras formas y actitudes de vida más perversas y más desafortunadas cuando ya no hay más remedio que hacerlo. Únicamente cuando los acontecimientos nos ponen en una tesitura donde no cabe más remedio que el de asumir el cambio… o enfrentarnos a sus graves e inmediatas consecuencias. Este tipo de cambio forzado recuerda mucho al cambio que por fin  se opera…
Describía hace casi cien años Sri Aurobindo, en una publicación suya que llevaba por nombre “Un Sistema de Educación Nacional”, cuáles eran los tres sonoros principios en los que debía basarse un buen sistema educativo. Y comenzaba diciendo que el primer principio de la verdadera enseñanza era que nada puede ser enseñado. Desarrollaba este principio arguyendo que el maestro no es un capataz, o un guardia urbano armado con porra, sino un ayudante y un guía cuyo trabajo principal es sugerir y no imponer.  Alguien cuya misión en esta vida no es la de moldear la mente de los…
Si hay algo que llama la atención de los siglos XX y XXI es la proliferación inconmensurable de discursos para no decir nada. Miles y miles de volúmenes escritos atestan los estantes de las bibliotecas dando valor a los temas que plantean. Cuanto más atiborrado está un estante, más importante es el tema en cuestión. En esto, el nacionalismo se lleva la palma. Parece como si uno pudiese estar hablando del nacionalismo toda la vida sin agotarse. Y, sin embargo, muy mal lo tendría que hacer para no dejar zanjado el tema en tres páginas. El nacionalismo es un tema…

DEMASIADO TÉCNICO

7 septiembre, 2014 /Taíd Rodríguez
Hay quien podría pensar que existen en el mundo temas que son demasiado complejos como para que un público con un nivel medio de estudios los pueda entender. Dando por supuesto esto, la tendencia a la hora de hacerlos llegar a la masa social es, paradójicamente, darlos por sabidos. Es decir, no detenerse en explicarlos. Ejemplos de este tipo de cuestiones serían el PIB, la Deuda Pública, el interés del dinero o la inflación. De vez en cuando, alguno de los extraños conceptos que forman parte de estos procesos se abre paso en las portadas de los telediarios, de…
En la privilegiada área donde vivo, al norte de Madrid, entre las numerosas urbanizaciones de lujo que jalonan la salida hacia Burgos (en las que no vivo por cierto) existen, en un radio de unos 15 km a la redonda, no menos de 30 colegios públicos y privados, la mayoría con sus respectivos niveles de primaria y secundaria. Sin duda parece, a priori, una buena oferta educativa. Sin embargo, cuando uno por uno me propongo examinarlos, veo que están cortados todos por el mismo patrón. Desde luego los públicos son todos exactamente iguales, da igual uno que otro. La…
Decía Einstein que nada podía ir más rápido que la velocidad de la luz. Esto todos lo hemos recogido más o menos como axioma. Pero, al parecer, lo que en realidad trataba de dar a entender es que nada puede ir más rápido que la velocidad de la luz porque precisamente la luz (el arco electromagnético) es el instrumento que usamos para efectuar la medición. Lo que en realidad parece que afirmaba, por tanto, es que no podemos medir nada que se mueve más deprisa que el instrumento que se usa para medir. Aunque no sea una cita demasiado exacta,…
En la vorágine de nuestro día a día, donde uno no se da tiempo ni para ponerse enfermo, no nos damos mucha cuenta de qué es lo que en realidad estamos produciendo, no nos preguntamos con la suficiente frecuencia qué es lo que estamos dejando tras nosotros, cuál está siendo nuestra estela. Enfrentados a esta pregunta, los políticos dejarán probablemente respuestas políticamente correctas, ética y moralmente irreprochables. Lástima, porque precisamente ellos, los políticos, aquellos que están legitimados para el uso del poder, son quienes están en una mejor posición para transmitir a las generaciones venideras una imagen ajustada de…