Imaginad que vivís dentro de un búnker mientras fuera se libran batallas políticas, sociales, religiosas o morales. Lo mismo da. Imaginad que la única forma que tenéis de informaros sobre lo que ocurre más allá de las gruesas paredes que os resguardan, es dejar entrar una vez al día a una sola persona. Esa persona […]

Suele decirse que un especialista es aquel que sabe todo acerca de casi nada, mientras que un generalista es el que no sabe nada acerca de casi todo. Es una comparación parecida a la que puede establecerse entre un microscopio y un telescopio. Entre ambos extremos, cuando lo que se prima es la utilidad, lo habitual es que, tras un breve comienzo global, los esfuerzos educativos se encaminen a la formación de especialistas, de personas capaces de responder a cuestiones concretas y necesidades específicas, de técnicos o profesionales capaces de hacer eficientemente siempre la misma cosa. Se olvida, sin embargo, que…
Se supone que cuando un partido político gana las elecciones y se dispone a gobernar, tras unos cuantos años en la oposición, llega con las ideas muy claras sobre los problemas que tiene el país y las soluciones que requieren. Al margen de lo que diga o no diga en público, se da por supuesto que habrá ido preparando su programa de Gobierno, con las prioridades y estrategias de actuación que de verdad piensa aplicar. Si además ese partido ya gobernó en el pasado, se espera que su programa sea mucho más realista y fiable, al haber sido elaborado…
Lo que, en un principio, con la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008, pareció una crisis exclusivamente financiera, tres años después se ha convertido en una crisis económica de dimensiones apabullantes. Además, esta crisis está actuando como catalizador de otras, muy distintas, que estaban ahí latentes, con lo que ahora se están mezclando cosas de muy distinto pelaje. Algunas, desde luego, siguen teniendo un perfil netamente económico. Y probablemente habrían acabado estallando, incluso sin la debacle financiera que nos vino de Estados Unidos. No me estoy refiriendo solo a los problemas que arrastraba el modelo económico español, empezando…