Cambios en el Gobierno y continuidad en la Administración

Con el nombramiento de su Gobierno, Pedro Sánchez ha conseguido crear la ilusión del “cambio”. Por otra parte, sin embargo, está la dura realidad. ¿Qué puede hacer un Gobierno cuya vida probablemente no llegue al año?

De acuerdo, quizás haya que esperar a la legislatura que dé comienzo tras las nuevas elecciones. Pero es que hay cambios que se posponen una y otra vez, y da igual que quienes gobiernan dispongan de mayoría absoluta o no. Uno de estos cambios eternamente pospuesto es el de las Administraciones Públicas, que es tanto como decir el del Sector Público, en cuyas manos, no lo olvidemos, está el 45% de toda la riqueza que generamos (el PIB).

Quizás, abordarlo en toda su dimensión pueda ser utópico, pero sería perfectamente posible hacerlo por etapas. O, simplemente, implantar cambios más puntuales y que ayuden a “hacer camino” en la buena dirección. Esto es lo que se desarrolla en los artículos siguientes:

CUATRO PROPUESTAS PARA REFORMAR LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

¿Hasta dónde debe llegar la politización del Estado?

¿NOS GOBIERNAN PENSANDO EN EL FUTURO?

LA REFORMA DEL SECTOR PÚBLICO (QUE YO HARÍA)

3 comentarios

3 Respuestas a “Cambios en el Gobierno y continuidad en la Administración”

  1. O'farrill dice:

    Amigo Manuel: la necesaria reforma de las AA.PP. está íntimamente relacionada con la organización territorial y política del estado, por lo que debemos buscar en esa otra línea la manera de estructurar una organización diferente. También juega un gran papel el sentido que tiene el propio gobierno, sus cargos públicos y sus millones de empleados sobre su verdadera función y responsabilidades.
    Hay que tener en cuenta que el “ejecutivo” o gobierno depende del parlamento (que es donde reside la soberanía nacional) y, por tanto, no tiene función legislativa sino, en todo caso, propuestas al parlamento que tiene la última palabra. Es más, podría ser el propio parlamento quien diseñara los órganos de la Función Pública al igual que hace o aprueba los presupuestos que, el ejecutivo, sólo debe “ejecutar”.
    Estamos ante momentos de confusión y cambios importantes en la sociedad que configura el estado que, más tarde o más temprano, desembocarán en una reforma constitucional más racional y sencilla o en procesos constituyentes de otro calado. En esta situación el nuevo gobierno tiene bastante con el “¡Virgencita que me quede como estoy!” el mayor tiempo posible que, al parecer, es lo que intentará para mantenerse a costa de tragar sapos de todo tipo (el “circo” separatista con dos presidentes y dos gobiernos, uno en Cataluña y otro en busca y captura, mientras se les sigue manteniendo es toda una demostración del nuevo “talante” entre otras cosas….)
    Las soluciones no están en mayor o menor envergadura de lo “público” en recursos, medios o personal, sino en que todo ello funcione como un todo que produzca seguridad jurídica y servicio real a los ciudadanos.
    Si se recupera la titularidad del estado para todas las competencias (que pueda delegar la gestión en las CC.AA.) y éstas dejan de ser “miniestados” con sus órganos legislativos y su legislación propia, sus representaciones territoriales, sus “deudas públicas”, etc., habremos ganado muchísimo tanto en organización administrativa, igualdad (principio constitucional violado) y no discriminación funcional o retributiva, eficacia gestora de servicios comunes, etc.etc.
    Como verás mucho camino por recorrer en el que se puede ir “parcheando” sólo con vistas electorales o se puede tener visión de estado y de servicio público más allá de los propios intereses.
    Un saludo.

  2. pasmao dice:

    Apreciado Don Manuel, si no se eliminan las 17 Taifas no habrá reforma que que sirva.

    Es condición necesaria pero no suficiente el cargarse esos 17 kioskos de miseria donde se venden ombligos identarios a peso. Es decir, eliminados los/las/les 17 esos/as/es sería posible reformular la idea de; que es una adminstración y para que sirve, y es hasta posible que acabara sirviendo.

    Si no se hace no.

    Así de fácil y de complicado.

    Porque el efecto colateral es echar a la calle a mas de un millón de parásitos de todo a 100 pero que nos salen de a 100.00 el año es difícil, sobre todo si se dedican a la politica o son funcionarios que simple y exclusivamente deben su puesto a a que existen esos políticos que los protegen miman y malcrían. . Y todas esas empresas que viven de parasitar de los parásitos, el colmo de la redundacia, tampoco se iban a dejar.

    Que ya dijo el otro, el que okupaba el escaño del bolso, nada mas ganar la arsoluta “eso no se toca”

    Parece que a finales de año se acaba el dinero barato barato.. habrá venido Soros a darle palmaditas al siguiente con un don´t worry be happy, que yo soy quien abre y cierra grifos y no la señora de Belín. O sería para darle las entradas del concierto.

    En fin, que nos esperan tiempos “interesantes”, cómo dijo el chino ese.

    Un muy cordial saludo

  3. Manu Oquendo dice:

    ¿Ilusión?
    ¿Cambio?
    ¿Más bien todo lo contrario?
    ¿Qué tenemos?
    Tenemos al volante un ególatra con buena planta –y gestos que nos hablan a gritos de capacidades muy limitadas para construir nada valioso– rodeado de los restos del Podemismo que se quedó en el PSOE y con mucha más representación del lobby gay y del lobby del género que del ciudadano medio. Que, estadísticamente ya es decir. ¿A quién representan? En serio.

    Para colmo acaban de acosar a un Magistrado del Supremo en Cataluña y “los ministros y las ministras”huyen despavoridos de la prensa.

    Lo miremos como lo miremos esto tiene toda la pinta de que este gobierno ni tan siquiera entiende la situación en la que nos encontramos a causa de otro gobierno del PSOE, el de Zapatero. La resumo aunque me consta que en este foro —especialmente ilustrado sobre la cuestión– no son necesarios grandes detalles porque todos recordamos cómo Rodríguez Zapatero casi TRIPLICÓ los tres parámetros esenciales de la última burbuja Inmobiliaria. Un caso de libro de texto.

    1. Licencias de Inicio de nuevas viviendas. De 350,000 a unas 800,000. Por año.
    2. Inmigrantes: De 1.7 millones a más de 5 Millones
    3. Financiación Exterior de Cajas y en menor medida Banc0s: De 200,000 millones de deuda externa de estas entidades a unos 600,000.

    El Hiperkeynesianismo agónico siempre termina en el efecto ventilador. Eran los años del “Aquí cabemos 66 Millones” 2007. Hoy tenemos 4 millones de parados todavía y este gobierno piensa que aquí cabe África entera. Como Carmena. Welcome

    El caso es que los Tres o Cuatro millones de pisos “excesivos” construidos por Zapatero y sus políticas están vacíos y tal parece que lo van a arreglar llenándolos con los millones de emigrantes necesarios para “alquilárselos” con las correspondientes subvenciones. Esto se les da muy bien.

    Esos pisos ya están provisionados en su 70% por los Bancos y por el Presupuesto (Cajas) y han sido vendidos a “Fondos Buitre” y SOCIMIS por el 30%. La rueda sigue y todos callados.

    ¿Hasta cuando?

    Un saludo cordial

    PS. Comentaré las reformas en otro momento pero……………….. ¿Puede un gobierno comprarse votos sin límite? ¿No saben que toda la fiscalidad termina siendo un coste de nuestros productos y servicios?

    Si le añadimos la cuestión de las 17 Taifas tenemos, más que una ilusión, un problemón porque “su problema no es nuestro problema”.

    Y si miramos con un mínimo de atención la parte fiscal tienen toda la pinta de darnos un crujido terminal para el contribuyente medio que ya tributa, por todos los conceptos fiscales, el 57% de su renta bruta. (Ver calculadora fiscal de civismo.org)

    Lo siento, el populismo descerebrado extractivo no me parece que sea un cambio deseable para nadie.

    A ver si se lo explican Borrell o Solana.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *