La gran mayoría no dudaríamos en responder afirmativamente a esta pregunta. Es más, nos sorprendería que nos la hicieran. ¿Acaso se está insinuando que nos iría mejor en una dictadura? Pues no, obviamente no voy por ahí.

La base de la democracia es que cada persona tiene un voto y además es libre para decidir qué hace con él. A eso se añade que todos los votos valen lo mismo, lo que significa que todos tenemos el mismo valor político sea cual sea el nivel de formación de cada uno. Naturalmente, en los albores de la democracia todo esto fue muy debatido. Tanto en Inglaterra como en otros países costó mucho tiempo admitir que votasen los campesinos y obreros en pie de igualdad con la gente educada, o simplemente adinerada. Se cuestionaba por ejemplo que, al no tener unos y otros capacidades equiparables para decidir sobre su voto, carecía de sentido darles el mismo poder para determinar los destinos de la nación. Pero no solo se discutía sobre el nivel cultural o intelectual, sino también sobre los grados de libertad con que cada cual podía formarse su propia opinión política. Así, el motivo por el cual se negó durante mucho tiempo el voto a las mujeres fue por creer que estarían mediatizadas por sus maridos.

Los defensores de la universalización del voto no ignoraban que detrás de cada voto habría niveles muy dispares de instrucción y de comprensión de la realidad política, y que los más ignorantes serían más fácilmente manipulables. Pero su apuesta se basaba en la convicción de que el hecho de votar animaría a estos a esforzarse por elaborar más su opinión para acertar con su voto y, en consecuencia, haría que progresivamente fuera elevándose el nivel medio de cultura política de los ciudadanos. Por tanto, veían la democracia como un proceso dinámico en el que su calidad iría mejorando con la práctica; no, desde luego, como algo fijo, a perpetuar.               

Aunque el nivel de educación académica ha aumentado mucho desde entonces, si hablamos de formación política está claro que aún estamos muy lejos de haber alcanzado ese ideal en el que todos depositaríamos nuestro voto con un nivel de capacidad de análisis similar sobre lo que le conviene al país. Pero lo importante es si nos estamos acercando a ese ideal o no. Hoy en día ya no se discute la universalización del voto. Sin embargo, sigue teniendo sentido plantear con qué grado de conocimiento se ejerce y, sobre todo, de cuánta libertad real se dispone para adquirir ese conocimiento.

La cultura política en una sociedad depende, básicamente, de la claridad y sinceridad con la que hablen los políticos; del rigor y la independencia con que nos informen los medios de comunicación y, finalmente, de la intención que tengamos los ciudadanos para profundizar y discernir entre lo que unos y otros nos cuenten. Aunque la mayoría de los políticos tienden a mentir por sistema, es clave el papel de los medios de comunicación y, sobre todo, el que asumamos los ciudadanos.

¿Y qué pasa cuando los medios de comunicación más influyentes en España son propiedad de tres o cuatro empresas, que además comparten intereses con quienes nos gobiernan o con quienes pueden llegar a hacerlo? Por ejemplo, el Gobierno de Rajoy acaba de adjudicar los nuevos canales de televisión, a un paso de las elecciones ¿lo ha hecho buscando promover la diversidad de opinión? Parece que no; que los beneficiados han sido algunos de los grupos empresariales mediáticos ya establecidos. Cabe sospechar que, más allá del negocio que represente explotar esas televisiones (suponiendo que no pierdan dinero), lo que realmente subyace al afán de estos grupos empresariales por controlar tales medios de comunicación es el poder que les brindan para modelar las opiniones políticas de su público.

¿Hasta dónde se puede llegar a manipular la opinión de la gente cuando los medios de comunicación deciden alinearse activamente con el poder político? Un ejemplo muy claro lo estamos viendo en Cataluña. En pocos años el voto independentista ha pasado de no llegar al 15% a rozar el 50%. ¿Alguien se cree que eso se ha debido a la reflexión libre e independiente de los ciudadanos? Es evidente que ahí han jugado varios factores, pero sin duda los más decisivos han sido el adoctrinamiento en las escuelas, la activa colaboración de los medios de comunicación locales y, sobre todo, la instrumentalización por parte de la Generalitat de todos los mecanismos de poder a su alcance para ir conformando la opinión de los catalanes de acuerdo con sus intereses. ¡Y Artur Mas presumiendo del ejemplo de democracia que están dando al mundo! Pasma el descaro y la impunidad con el que se está manipulando la opinión de las personas, en flagrante violación del principio democrático. Pero este es solo un ejemplo que por su obviedad resulta especialmente ilustrativo. Hay otros muchos que, aun siendo más sutiles y pasando más desapercibidos, probablemente son tan eficaces como el de Cataluña.

En la mayoría de los casos, detrás de los gobiernos suelen situarse los grandes grupos financieros y empresariales. De hecho, los medios de comunicación privados suelen depender en gran medida de su apoyo económico, sea porque controlan su propiedad o por medio de la publicidad que les contratan. Y estos grupos apuestan, básicamente, por una estabilidad y continuidad del modelo político y económico vigente. No quiero decir con esto, que sean los que mueven los hilos del Poder en la sombra y que los gobiernos y los políticos no sean más que simples títeres suyos. No, no estoy diciendo eso. De hecho, creo que la interrelación entre unos y otros debe ser bastante más compleja de lo que parece. Pero lo importante es que eso crea una especie de coalición de intereses que, por una parte, proporciona esa estabilidad que, con más o menos matices, la mayoría de los ciudadanos desean pero, por otra parte, actúa con todos los medios a su alcance para moldear y direccionar a la opinión pública en el sentido que a ellos les parece más conveniente, reduciendo con ello los escasos márgenes de libertad de que disponemos los ciudadanos.

Como ya me he referido a esto en otras ocasiones no me extenderé más sobre ello. Pero lo que me importa señalar ahora es hacia qué clase de democracia vamos. Y si nos dirigimos hacia un sistema político en el que el voto de la ciudadanía esté cada vez más manipulado y todos estemos más aborregados y alienados, tendremos que admitir que esta democracia no nos sirve. En tal caso, tendremos que reinventarla, recuperando su esencia. Y hay margen para ello.

Por una parte, el hartazgo de la gente con el sistema político actual, unido al malestar creado por la crisis económica y la falta de confianza en el futuro, está creando el caldo de cultivo para que surjan nuevas opciones políticas. Y no me refiero solo a la aparición de partidos como Ciudadanos y Podemos, porque lo más probable es que estos se quemen en unos años. Pero después surgirán otros. Por otra parte, las posibilidades que ofrecen Internet y las nuevas tecnologías están facilitando la aparición de nuevos periódicos, televisiones y foros de opinión y debate más independientes, lo cual contribuirá a que la gente se forme su opinión más libremente. Por otra parte, esta situación de crisis parece estar animando a muchas personas a comprometerse en la activación de nuevas formas de participación política, en una especie de regeneración desde abajo. Y esto último es la clave.

En realidad, lo único que puede impedir el adoctrinamiento progresivo de los ciudadanos en este sistema político es que estos perciban la amenaza y decidan activarse y organizarse para ampliar su comprensión de la realidad, generar visiones y políticas alternativas, y llegar a ser capaces de imponérselas a las organizaciones políticas y económicas que detentan el poder. En definitiva, solo tenemos dos opciones: o nos resignamos a ser pastoreados, o aprendemos a vivir fuera del rebaño, asumiendo entonces el compromiso de ejercitar y profundizar en la libertad de opinión, de promover su extensión en el seno de la sociedad y de poner en marcha iniciativas sociales y políticas autónomas e independientes de los grandes poderes públicos y privados mencionados.  

36 comentarios

36 Respuestas a “¿Es la democracia el mejor sistema político?”

  1. Jose Maria Bravo dice:

    Es interesante lo que analiza este articulo. Hoy en dia discernir sobre la opcion politica con libertad es practicamente inviable.

    Uno se pregunta por la variedad de factores que aparecen, dia tras dia, en forma de escandalo. Como si el escandalo motivara a los votantes. Como una “sutil” forma de guerra, aparentemente sin armas pero, de alguna manera violenta hiciera adeptos a una causa u otra. Da tristeza que la Cultura no haya logrado la Paz.

    En estos dias leia sobre “la paz perpetua” en Kant, en Kelsen. La paz como concordia, como cosmopolitismo, como libre “pasaje” entre naciones. La Paz en la Filosofia y en el Derecho, lo que en realidad engendra la Politica, la verdadera Politica.

    Nadie habla de vivir en paz, que en realidad es vivir en cultura. Los politicos de hoy parecen unos “vandalos” en pie de guerra. Escuchar los debates parlamentarios es destapar “agresiones”, buscar el escandalo en directo. El famoso “tu mas”.

    Subir en las encuestas es “meter el dedo en el ojo” del opositor. Y ese opositor del opositor hara lo mismo cuando obtiene el poder. Entonces que es votar?. Quizas se esta volviendo una actitud inmoral. Votar para que?, es quizas la pregunta.

    Gracias Bautista por hacernos reflexionar.

  2. RBCJ dice:

    Pensemos que lo de un ciudadano un voto funciona y hasta que los medios de comunicación son neutrales o hay para todas las coaliciones electorales.Pero cuando votamos se nos pregunta por algo.Si no referimos a la elección de listas electorales ya topamos con un gran problema , elegiremos una u otra pero con todos sus miembros detrás.Probablemente más del 90 % desconocidos por el 90% de los electores.Luego , esa pregunta es democrática?. Legalmente sí pero habría que plantearse si no tenemos una democracia muy dirigida por la cabeza , a veces sólo un miembro , de los partidos.Circunscripciones pequeñas con un candidato por partido o listas abiertas dónde se pueda tachar serían más democráticas , especialmente viendo lo que vemos , nombramientos a dedo y peleas internas para llegar al número de salida adecuado.En definitiva nos falta espíritu y cultura realmente democráticos. Pero vivimos y pensamos que elegimos libremente y al mejor para nuestros intereses.Falta de profundidad y escaso talento.
    Saludos

    1. Manuel Bautista dice:

      Estimado RBCJ, estoy completamente de acuerdo con lo que dices.

      Es obvio que, aunque tuviéramos toda la libertad del mundo para decidir nuestro voto, si las opciones políticas entre las que pudiéramos elegir se reducen a 3 o 4 y, encima, con listas cerradas y bloqueadas, nuestra capacidad de decisión seguiría estando enormemente reducida.

      Es decir, para hablar de una democracia de verdad tendría que cambiar también el sistema electoral. No solo en lo que se refiere a listas abiertas, sino en otros muchos aspectos. Como, por ejemplo, las campañas electorales, la selección y examen de los candidatos, la financiación de los partidos, el cumplimiento de los programas o, al menos, de las grandes promesas, etc.

      En el artículo se obvia todo eso, por no hacerlo excesivamente extenso y porque ya lo hemos ido tratando en otros artículos. Y se concentra en la cuestión de con qué grado de libertad nos formamos la opinión que hay detrás de cada voto. Es un aspecto crucial, pero que solo constituye una parte del problema, como bien señalas.

      Un saludo

  3. Manu Oquendo dice:

    Los sistemas que hoy se conocen por Democráticos se definen en los manuales como Formas de acceso al Poder a través del Voto de los ciudadanos.

    Esta definición parece “escasa” y se complementa con “detalles” como “respeto a minorías”, derechos constitucionales mejor o peor definidos y de diferente grado de sostenibilidad, imperio de la ley, etc. pero lo cierto es que estos aditamentos pueden existir en cualquier otro sistema incluyendo Monarquías o Dictaduras. Por tanto no son lo esencial de una Democracia: Gobierno del Demos.
    ——————————–
    En una democracia actual los ciudadanos eligen a sus representantes y estos Legislan y Gobiernan incluyendo la elección por los electos de quienes desde el sistema Judicial serán los encargados de Juzgar las Infracciones de leyes.
    Un tema, este último, que en absoluto es menor y que está bastante mal resuelto en todas partes.
    La decisión por refrendo del “demos” no existe salvo en temas no esenciales en Suiza y algo en los Estados y municipios de USA.

    Por todo ello………………

    La condición necesaria y suficiente para una respuesta afirmativa a la Pregunta nada inocente del Sr. Bautista es que………………… lo que hagan aquellos elegidos por la gente sea efectivamente lo mejor para gobernar, para legislar y para elegir juzgadores.

    Evidentemente esto no es cierto.

    Una cosa es que “la gente” nos quedemos contentos porque, finalmente, hemos podido “votar” y otra es que el resultado de nuestra votación sea el mejor, sea aceptable o sea ruinoso.
    ————————-

    Pero es que tampoco es cierto si atendemos al hecho de que este tipo de Estado que tantas cosas define………………… no define ni cuantifica el concepto de “mejor”.

    Por no definir ni siquiera define al supuesto objeto de la acción legislativa, de gobierno y jurisdiccional: El ser humano. Como mucho lo deja en una entelequia difusa mal definida y no medible: El Bien Común.

    Ojo, porque Pareto ya definió los límites con su fórmula de la Eficiencia de Pareto pero esta fórmula es Incompatible con los Modelos Telocráticos de Estado (los Socialdemócratas por ejemplo)

    El sistema incluye un aspecto importante que pretende compensar sus evidentes carencias: El poder se detenta por un tiempo y luego se repite el proceso. La teoría es que, si lo que hay no gusta,…………..lo cambiamos y santas pascuas.
    —————————–

    En Resumen, no hace falta ser un experto en Teoría de Juegos para caer en la cuenta de que las cosas no son así.

    De hecho ahora vivimos una larga época en la cual la “cosa” va fatal y somos absolutamente impotentes para que “el que venga” deje de hacer exactamente lo mismo en lo esencial

    Esto es así, necesariamente, porque en este “juego” los intereses de los actores principales (los representantes electos) están mejor servidos por una Alianza Tácita o Expresa entre los Diferentes Partidos que por alcanzar un Objetivo que ni siquiera se han asignado ni cuantificado (Obtener el Mejor Resultado para los Ciudadanos)

    —————————
    Sumémosle que las Métricas al Uso están ideadas para facilitar la vida al Poder y no para medir correctamente ni nuestra Renta ni nuestro Patrimonio (Individuales y Colectivos) y su evolución en el Ciclo de Gobierno y nos encontramos en una situación en la que por no tener no tenemos ni una forma seria de Medir la Función de Gobierno.

    Podemos seguir añadiendo muchas cosas que nos llevarían al convencimiento de que este método no es el mejor ni de lejos.

    ¿Cuál sería el mejor?
    No creo que un régimen totalitario sea la respuesta por muchos motivos que tienen que ver con mi idea del Ser Humano pero desde luego este tampoco.

    Sin embargo un sistema mejor que este, existe y debe ser buscado si se eliminan las disfunciones que, alimentadas por el Poder, se han ido acumulando como arpones en el cuerpo de Moby Dick.

    Sobre esto seguiremos en otro momento que ya me he pasado de espacio.

    Saludos

  4. Manu Oquendo dice:

    Continuando lo expuesto ayer, voy a tratar de resumir dónde nos encontramos y por dónde podrían ir los tiros.

    No voy a argumentar por el espacio que exigiría.

    Pero, en lo que sigue, es posible aportar argumentos sólidos, montañas de evidencia y amplia bibliografía de especialistas en este asunto que es muy complejo pero asequible si se le dedica tiempo y se recapacita sobre detalles y datos reveladores.

    Para empezar, un dato que el Propio Sistema muestra. Veremos durante cuánto tiempo.

    1. La Ciudadanía de 28 países Europeos Suspende su Sistema Político (3.5 sobre 10) y –lo que para mí es aún peor– su Sistema Judicial (4.6 sobre 10) Eurostat 2013.

    2. Reputados especialistas y profesores de profesores afirman que los vigentes sistemas constitucionales son ya obsoletos y han terminado por proporcionar al Poder un instrumento de Control prácticamente Totalitario sobre sus poblaciones. Las propias constituciones democráticas se han convertido en instrumentos de dominación total en aquello que, de verdad, es fundamental para quien ejerce el Poder.

    3. Además ningún sistema constitucional Europeo refleja la realidad.
    Todos omiten su condición de Derecho Subordinado de modo explícito e implícito.

    Subordinación estructural a la UE (que carece de una verdadera Polis, de un Demos político), subordinación del Imperio Hegemónico vigente que actúa nítidamente sobre la UE y sobre los Países y……….no menos importante,…….de los Tratados Internacionales (WTO, TTIP, Kyoto, Tribunales varios, etc, etc, etc) que todos los Gobiernos firman y que tienen Precedencia sobre lo establecido en las Constituciones. Todos los gobiernos menos los de verdad soberanos. Por ejemplo USA, Rusia, China, etc. Estos firman lo que quieren.

    4. La vida y las leyes que de verdad Importan son en su mayoría tácitas o meras transcripciones de normas Supra Constitucionales y mandatos susurrados.
    El sistema carece de uno de los requisitos fundamentales de cualquier ley para ser legítima: La Elaboración, Promulgación y Publicidad según Formas Constitucionales.

    5. Todo lo anterior sumado a la evidente Degradación de las capacidades sistémicas para que la Ciudadanía disponga de Autorrealización Personal en Libertad Razonable está conduciendo a una Pérdida de Legitimidad otorgada que es muy semejante a lo que ocurría en los estertores históricos de las Monarquías Absolutas. Mucha gente siente que ya estamos en un momento histórico como aquel.

    Es decir, sabemos que “esto” ha dejado de ser útil y funcional pero todavía no sabemos con qué se podría sustituir.

    Estamos ya en las Democracias Totalitarias (Talmon. 1952 “The origins of totalitarian democracy”) y sin recursos suficientes. Viven alimentadas a crédito forzado Estructuralmente.

    Es una muy grave coyuntura para Occidente porque ya demasiadas cabezas notables comienzan a temer que una de las salidas que el Sistema de Poder está activamente buscando es una Gran Guerra. Un “Aclarado de Zona” que limpie el campo de problemas para los próximos 300 años.
    —————-

    Otros elementos del cuadro son los siguientes.

    Sociedades capturadas y vigiladas por el sistema de Poder como nunca en la historia.

    Oligopolización máxima en de Medios de Comunicación (5 grandes grupos de Mass Media en Occidente desde los casi 50 que existían en los años 80)

    Sistemas educativos convertidos en aparcamientos para la degradación masiva (Pedro Sánchez ya propone extender el Aparcamiento obligatorio hasta los 18 años)

    Sistemas Económicos Oligopolísticos a Escala global sin posibilidad real de que la inmensa mayoría de Países puedan disponer de sistemas industriales propios lo cual solo les deja el camino de la subordinación global y de la dependencia de un sistema de Poder que necesita tener acceso privilegiado a la “Escala” para poder ser ejercido.

    Las resistencias se resuelven con guerras y golpes de estado inducidos.

    No existe el Espacio Ciudadano (ver Escuela de Francfort, Habermas y variante) y el control es ejercido por los partidos políticos e instituciones controladas desde el Poder que en el caso de Europa no es ni siquiera europeo.

    Escuelas, Universidades, Lugares de trabajo, Viviendas (todas sin lugares físicos de reunión) Medios de Información, Ideologías que fomentan el recurso a la Emotividad y Estereotipos humanos manejables “Dionisíacos”, un esfuerzo constante de destrucción sistemática de los modelos humanos de otras épocas, más “Apolíneos”, más recios y menos manejables.

    En este escenario es evidente que las soluciones, –si existen y no pasan por una Reafirmación Totalitaria con o sin Gran Guerra–, son de largo recorrido y pasan, en primer lugar, por la Construcción de Un Espacio Ciudadano no controlado por el vigente sistema de Poder: es decir, sin participación de los Partidos, con formas comunicativas complementarias menos contaminadas y con capacidad de generar ideas propias, no sembradas desde el Poder.

    Esta es una condición necesaria y, en mi opinión, la prioridad de este largo momento histórico que se está gestando.

    Buenos días

    1. Jose Maria Bravo dice:

      Estimado Manu:

      Por fin.Tu pones el dedo en la llaga del asunto. Todo esto que expones, criticamente, es lo que se espera de la Democracia. De su concepcion filosofica y juridica: “El sistema carece de uno de los requisitos fundamentales de cualquier ley para ser legítima: La Elaboración, Promulgación y Publicidad según Formas Constitucionales”

      Todo este ha sido el debate desde Kant y Kelsen. Desde la Filosofia y el Derecho. Lo que defendieron, en su dia, personajes como Einstein, etc. Parece , se evidencia, que el Totalitarismo ha vuelto a Europa. Sutilmente, a traves de los medios de comunicacion, de los partidos politicos, del sistema financiero.

      El debate no es la forma de eleccion, no es el de las listas abiertas o cerradas. Como se elige en USA, a Marco Rubio o Hillary Clinton para el Senado no es el problema. El problema es la NO prevalencia de la Democracia. Eso es el debate

    2. José Antonio dice:

      Hola ,debemos practicar las tácticas autogestionarias y las formulas libertarias de diluir el poder en el uso de la democracia directa, que se derivan de estas prácticas.
      Repensar la Anarquía y sus distintos modelos como sustento ideológico para llenar de contenido lo que ya tantos piensan como indispensable sin saber como articulado.Propongo el estudio y sobre todo las prácticas libertarias,que en realidad están inmersas en todo movimiento que se reclama autónomo o revolucionario,para superar esta sociedad y construir otra al margen de las actuales instituciones y tal y tal. Un abrazo y Salud!

      1. Jose Maria Bravo dice:

        Jose Antonio:

        Me parece interesante tu propuesta. El anarquismo ha estado en el “congelador”, pero ultimamente ha vuelto a debatirse. Por ejemplo, en America Latina, en los procesos de cambio ha estado muy en boga.

        No hay que olvidar que se dice de Lao Tse y de Jesus como anarquistas. Esta en el espiritu de la libertad. Tambien se ha defendido la actividad del voto en algunos de sus ideologos. A lo que se oponen es a ostentar el poder, como esta estructurado hoy en dia. Un abrazo y saludo

  5. Afrodita dice:

    Como vivimos unos tiempos en que tantos respetos a tantas cosas están perdidos o arrinconados, pero se es muy exigente con lo políticamente correcto, parece que todos somos muy comedidos a la hora de plasmar sobre el papel (o similar) determinadas opiniones y de aplicar ciertos calificativos a según qué congéneres. Pero todos – que con “todos” me refiero al tipo de personas que publicáis y comentamos en este blog – conocemos y a montones personas de las que nada más echarles la vista encima u oírlas abrir la boca sabemos, con muy poquito margen de error, cuánto o qué puede esperarse de ellas. Y no me refiero a personas que puedan en puridad ser tildadas de indeseables, pero sí que dan muy poquito de sí y que a la hora de depositar un voto en una urna, pues…
    Pero sí. Es la “democracia”, claro. Pero el sistema democrático reconoce derechos que ejercidos, ya sea por ignorancia o por puro egoísmo – y no hace falta ser un iletrado para ser un ignorante –, por según qué personas pueden representar (y representan) un muy grande impedimento para la consecución de un mundo mejor, y un no pequeño perjuicio para quienes queremos que en verdad sea mejor.
    Se me podría preguntar “¿y cómo tendría que ser a tu criterio un mundo mejor”. Que sí, puede ser muy subjetivo.
    Pero, vamos, que en mi opinión no es la democracia ni de lejos el mejor sistema político. Y que tiene mucho de nocivo.
    ¿Cuál sería el bueno?
    Aquel del que pudiera decirse “es perfecto pero no lo necesitamos”.
    Impensable… Pero se piensa, ¿o no?

  6. isi dice:

    Lo llaman democracia y no lo es. Se nos evidenció cuando se nombró a Ronald Reagan presidente. Un actor. Se nos volvió a recordar cuando se impuso a Mario Monti, un tecnócrata, en Italia. Y se nos ha vuelto a recordar en Grecia, cuando Europa ha hecho ponerse de rodillas a Syriza bajo la amenaza de “no quieres una taza…..pues taza y media”. La voluntad de los ciudadanos no cuenta desde el instante en que no somos hombres y mujeres, somos deudores. Y como ya rezamos todos, las deudas no se perdonan, si acaso las ofensas. Y no todas. Y quién mejor que un consagrado actor para interpretar la pantomima al otro lado del atlántico. O un tecnócrata para imponer orden y credo a este otro lado.

    Si nuestros hijos ya vienen al mundo estigmatizados con el pecado original -la deuda que nos han endosado a sus padres- ¿qué capacidad de regeneración política ni social les queda? ¿Cómo repartirse entre todos el 20% del pastel? Pues puestos a hablar de educación más vale incrementar las horas lectivas de matemáticas porque la cuenta es difícil.

  7. RBCJ dice:

    La democracia como sistema que permita los debates de las ideas por el máximo de la población de forma abierta y transparente está muy bien . Pero queremos resultados: bienestar , igualdad de oportunidades , respeto de derechos humanos…todo imprescindible .Pero no olvidemos que lo definitivo para asentir si la democracia es el mejor sistema político se traduce en si el sistema permite, facilia la buena ejecución de las ideas o programas.En esto dependemos de las personas , al principio de una persona ,el candidato que avalado por el parlamento , llega a presidente del gobierno y nombra los ministros.Luego no simplifiquemos la democracia sólo con el debate de ideas, de las mejores ideas.En última instancia yo quiero los mejores 350 diputados que sepan elegir al mejor como presidente del Gobierno.Perdonad el eufemismo o procacidad al hablar del mejor , pero nos entendemos.¿Sólo a través de la abierta y transparente participación ciudadana somos capaces de llegar a esos excelentes 350 diputados?.No olvidemos que gobernar en serio y bien es probablemente una tarea enormemente compleja , de máxima responsabilidad,sin duda más exigente que la del CEO de GE, IBM o Google..o así debiera ser.
    Luego la democracia configurada con todos los comentarios acertados que ya se han trasladado en el post puede resultar en el mejor sistema político que conocemos si aspira a esos 350 diputados de primer nivel que se atengan a sus criterios, sensibilidades y no a instrucciones de la cabeza del partido.La democracia también es obligada en el parlamento , no acabó en las urnas.
    Saludos

  8. Remedios dice:

    La solución al declive de la calidad del sistema democrático, no es su cuestionamiento, sino medidas que avalen y profundicen en la esencia del espíritu con el que fue concebido.

    Cuánto menor nivel de calidad democrática mayor nivel de mediocridad política, y cuánto mayor nivel de calidad democrática menor posibilidad de estupidez parlamentaria.

    ¿O no es así, Sr. Suárez, Sr. González, Sr. Aznar, Sr. Rodríguez y Sr. Rajoy? Mientras un país se conciba como una tarta, y unos electores como clientes de unos grandes almacenes, vamos francamente mal. El populismo barato y el nacionalismo asesino o corrupto es la consecuencia directa de concepciones propias del nivel de una verduleria.

    Cuando palabras sagradas como libertad, democracia, verdad, justicia, igualdad, tranformación social, etc. se utilizan como eslóganes mercadotécnicos, aprovechando la incultura colectiva, ¡Qué más da que te represente un líder o un vendedor de sofás!

    El artículo debería de tratar de estos aspectos, y no salir por peteneras.

    Disculpas por la crítica.

  9. Manuel Bautista dice:

    Algunos comentaristas en este debate opinan que tiene que haber un sistema político mejor que la democracia, aunque no se ve claro cuál. Desde luego es un asunto muy complejo.

    Pero, para empezar por algún lado a darle vueltas, yo apuntaría al objetivo de que al Gobierno llegasen los mejores. Claro, dicho así supongo que la gran mayoría lo suscribiría. Pero inmediatamente se suscitarían dos problemas. Uno, ¿qué entendemos por los “mejores”?. Y dos, ¿quiénes y cómo los eligen? Y a continuación irían saliendo, como en racimo, un montón más de cuestiones peliagudas a solventar.

    Por ejemplo, en mi opinión, los mejores para gobernar, además de ser los más inteligentes, honestos, con capacidad de gestión, conocedores de la realidad de la que partimos, buenos comunicadores, etc., etc., (y todo esto ya tiene mucha miga), deben tener una idea clara de hacía dónde conducir al país; en definitiva, deben tener en la cabeza un modelo de sociedad hacia el que tender. Pero obviamente, no bastaría con que ellos tuvieran claro hacia dónde ir; también haría falta que el grueso de la sociedad lo compartiera.

    ¿Y si la sociedad no lo compartiese porque ni siquiera se lo hubiese llegado a plantear? ¿O prefiriese lo malo, malísimo, conocido a lo bueno por conocer? En definitiva, ¿cómo hacer para que se diese una evolución en la sociedad que les llevase a comprender y aspirar a ese modelo de sociedad del futuro?

    La famosa Revolución bolchevique de 1917 en Rusia pretendía resolver el dilema con una “vanguardia” que imponía por la fuerza al resto esa “evolución”. El resultado histórico, solo ya en términos humanos, fue terrible. Como para no volver a pensar en esa posibilidad. El movimiento anarquista, más bien incipiente en su maduración, proponía en cambio educar a las masas y, por tanto, un cambio paulatino y “desde abajo”. Nunca tuvieron esa oportunidad.

    Por otra parte, está el otro gran dilema: ¿quiénes eligen a esos gobernantes ideales y con qué procedimientos? Es difícil creer que el procedimiento de que los eligieran todos los ciudadanos votando fuese la solución, porque para eso sería necesario que la gran mayoría de los electores estuvieran a un nivel que les permitiese realmente discernir y saber elegir.

    Así pues, parece que no queda más remedio que ir tratando de mejorar la democracia existente, arreglando aquellos aspectos perfectamente identificables, mientras se apuesta por una progresiva elevación del nivel cultural (en sentido muy amplio) de la población.

    En fin, soy consciente de que con esto no queda en absoluto agotado el tema, de que da para mucho más. Simplemente quería apuntarlo un poco, por si alguien se animase a desarrollarlo más.

    Un saludo

    1. Luis Gabarro Castillo dice:

      La codicia y el orgullo humano no tienen limite, es por ello que el conjunto de la sociedad global tiene la obligacion de ponerselo.
      Debemos actuar con lo que actualmente tenemos,mejorandolo, es decir con la Democracia.
      La menguada parte del pastel economico que hoy esta en manos del 99 por ciento de la poblacion y la enorme que esta en manos del restante 1 por ciento nos impide la cultura,la filosofia y el conocimiento de nuestros derechos.
      Con el actual sistema Democratico es posible,mejorandolo,hacer llegar y hacer comprender estos conceptos.
      Ello no sera nunca posible sin el reparto mas equitativo de la riqueza.
      Ahi van algunas ideas.

      Tasa para las transacciones financieras,Tobin u otras.
      Intereses al maximo 1 % de cualquier deuda soberana de cualquier Pais del mundo.Siendo soberana no tiene riesgo y es logico que sin riesgo los mercados ganen menos.Por cierto ignoro porque les llaman “los mercados” porque son solo especuladores.
      Los impuestos sobre las ganancias generadas por intereses del capital deben ser diferenciados entre capital que financie la productividad,fabricas,turismo etc. 10 %. E impuestos a esas ganancias generados por el capital especulativo 90 %
      No es exagerado en modo alguno aunque a alguien se lo parezca.
      De no hacerlo de este modo continuara en plena vigencia el principio de acumulacion de capital,como ya esta funcionando hoy, de Karl Marx.
      Ademas de equilibrar la mencionada acumulacion de capital,los Estados recaudaran suficiente para no endeudarse o endeudarse justo lo que se puede soportar.
      Se puede financiar asi la cultura y avanzar en la calidad subsiguiente del voto unipersonal.
      Las grandes decisiones que atanen al conjunto de la poblacion de los diferentes Estados, deben decidirse por referendum tomando como ejemplo al Estado Suizo.
      Los ciudadanos asi tendran un control directo de sus intereses sin caer en intereses espureos inducidos.
      Saludos cordiales

  10. Loli dice:

    En este blog, se ha tratado muchas veces de la educación, y de los mensajes continuados hacia una determinada forma de vida basada en el consumo (¿hasta acabar con las existencias…o con las ocurrencias de posibles cosas a consumir?), y en la repetición (disfrazada de innovación o de moda…).

    Y sin duda ésto no es baladí.

    Aumentar nuestro nivel de cultura…de cultivo de nuestras posibilidades de conscienca, de percepción, implica que exista una inquietud, que exista impulso.

    Y este modelo, no lo favorece, más bien incentiva todo lo contrario.

    Cuando se habla del aumento de “trastornos de la personalidad”, “del comportamiento”, del aumento de “psicopatías” y de “depresiones”, independientemente de las bases neurofisiológicas que puedan subyacer en ciertos casos, muy pocas veces se contempla este tipo de “estados” desde la crisis que, en la capacidad perceptiva de las personas, supone el embotamiento, adocenamiento y confusión continuada de los sentidos, de la sensorialidad, a la que estamos continuamente sometidos en este modelo de funcionamiento social.

    “Aumentar la autoestima”…..suele ser el mantra terapeútico para perpetuar una situación que no cambie nada en nosotros que nos conduzca a pensar…más allá de lo institucionalmente “correcto”.

    El mantra político parece resumirse en “valores democráticos”, “mandato soberano de los ciudadanos”….sin que, como se plantea en este artículo, y se ha planteado muchas veces en este foro, parezca querer darse pie a …la reflexión…a la búsqueda de nuevas posibilidades, también en la forma de organizarnos en la vida, de hacia dónde de verdad, no desde la impostación, laten nuestras inquietudes.

    Si que, posiblemente sea necesario ese salto cultural, en masa, para avistar un nuevo funcionamiento en sociedad…una democracia más de acorde con su finalidad, como apunta Manuel en su comentario.

    Pero entiendo que para ello es necesario una actitud, para adquirir cultura, o cultivarse, tiene que haber un impulso más allá de “elevar nuestra competitividad” (autoestima), de buscar hueco, prestigio o aceptación dentro de este modelo. Y eso es difícil.

    Vivimos dentro de un sistema diseñado para (y eso también se ha tratado varias veces en este blog) que nuestros sentidos se sientan dirigidos y satisfechos solo para y por determinados mensajes. Así de manipulador, así de insidioso….

    Romper esa inercia, buscar el aumento de cultura en varias direcciones, ser capaces de empezar a discernir los mensajes impostados, de los que nacen impelidos desde una necesidad profunda de cambio como seres humanos, es tan importante, como difícil se me hace el mantenimiento lo suficientemente mantenido en el tiempo, como que para no tenga vuelta atrás.

    Puede que el “quid” de la cuestión sea precisamente en cómo se articula, cómo articulamos la atención hacia horizontes culturales más amplios, hacia más formación, aunque sean cosas que romperán nuestros esquemas educativos, y arreciarán miedos…

    Entiendo que, como se decía en un crucial momento de la película “Interestelar”: “No..no es posible….¡es necesario!”:

    Un saludo

  11. Jose Maria Bravo dice:

    Siguiendo los comentarios precedentes, el asunto no es buscar una alternativa a la Democracia si no potenciarla.

    Hay varios factores en discusion, como son el concepto de Democracia y la representatividad en las tarea de gobierno o en la portavocia de la ciudadania.

    La Democracia sacraliza al hombre, se basa en la Idea. En la libertad y la dignidad. En su misterio. Todo lo contrario que la Fuerza. El filosofo frances Bergson, envio, en su dia un mensaje a unos investigadores: “Obra como pensador y piensa como hombre activo. Thomas Mann considero esto como una divisa netamente democratica. Ningun filosofo predemocratico habia pensado en la actividadni en el aspecto que ofrecia una actividad realizada por su pensamiento. Esa es la Democracia, el valor del individuo, esencialmente.

    El Estado moderno se basa en la fuerza, en la sujecion, no en la evolucion, no en la idea. Cuando Platon hacia la exigencia que fueran los filosofos los que gobernaran, quizas lo que se puede interpretar,para que deje de ser una utopia, es que el filosofo sea tambien gobernante y volviendo a Thomas Mann, asi se establece la relacion de vida y espiritu que se llama Democracia.

    En el caso de la eleccion

  12. Jose Maria Bravo dice:

    Perdonen se me corto, a mi, por error de envio, el mensaje eanterior.

    En el caso de la eleccion tendriamos que repasar la historia de los gobernantes y, podiamos remitirnos incluso a Maquiavelo, y las causas de la eleccion y la renuncia. El asunto de la corrupcion es muy compleja y el tambien la del favoritismo.

    Se pueden escoger, con mayor facilidad, a los “mejores” en pequeñas delimitaciones. El Derecho Municipal ha mostrado esas virtudes. Es muy complejo nombrar a los gobernantes de un Estado de una manera clara. Hoy en dia la propaganda inunda nuestra imaginacion y nos ata a perfiles “maquillados”. La reflexion es amplia sobre esto. Volver a un Estado centralista?. No lo creo.

    Y hay un concepto que es muy vago, para mi, elegir lo que le convenga al pais. Para mi se debe elgir lo que nos conviene a los ciudadanos, dentro del criterio de Democracia.

  13. Loli dice:

    Perdón, cuando hago referencia, en mi comentario anterior, a una actitud de impulso o interés por aumentar los campos de conocimiento, o perceptivos, aludo a que esa actitud, si no está cuidada para que se mantenga en “auge”, si no dura, y se alienta en el tiempo, me temo que es fácilmente engullida por los mismos parámetros políticos en los que estamos enrocados,(es que creo que no se entiende tal como lo expongo).

    Un ejemplo podemos tenerlo en las “primaveras árabes”…donde el deseo de cambiar las cosas, el grito profundo de sociedades enteras, fue enseguida manipulado y utilizado por los mismos que desean que en realidad “nos quedemos” y “se queden” como están, con el resultado terrible que todos conocemos (y eso en nombre de “la democracia”).

    Lo mismo ocurrió aquí con los movimientos del 15 M, de los que ahora parece que se muestran como “producto y resultado orgulloso”, de su esencia gente que no es capaz de hacer discursos nuevos, y cuyas propuestas son “rancias” y “ancladas en el tiempo” a más no poder, (por suerte o por desgracia, fuí testigo de cómo, las “esperanzadas” y “entusiastas” asambleas populares, eran rápidamente controladas, y su organización filtrada y censurada, por los mismos que participaban activamente en la vida política española, partidos y sindicatos).

    Por eso, se me hace difícil pensar en cómo se potencia una actitud de “vitalidad”….cultural, de pensamiento, reflexiva…de interés por ello, que no muera en su nacimiento, fuera del intento de hacerlo en uno mismo.

    Esa “vitalización” de la sociedad civil hacia todo aquéllo de lo que hasta ahora está siendo sujeto y no protagonista, pero que además, requiere, lejos de los mensajes interesados, de un reconocimiento de la ignorancia profunda en la que nos movemos respecto a nuestro sistema social…..¿qué pasos empezaría a necesitar?.

    Me da la sensación de que esos pasos, nos han empezado a venir ya …. desde fuera, con la crisis, que nos está dando golpes en la cara para que comencemos a despertar, y desde las consecuencias que, la falta de desarrollo de las democracias en su propio concepto, y el egoísmo generado por ello…..están produciendo en el mundo entero, sobre todo en ése al que le pedimos que no pidan nada, y que se queden donde están.

    ¿Cómo se huye de la manipulación política, si solo deseas que otros hagan por tí, y solo buscas, buscamos, innovación, los “tiempos nuevos”.. en aquéllos que nos den las viejas respuestas que queremos oir, sin preguntar nada más a quien las emite?.

    1. Jose Maria Bravo dice:

      Estimada Loli:

      Es que eso, que denuncias, es cierto. Es que la Demagogia, que ya Aristoteles la definio como la forma corrupta y degenerada de la Democracia.

      Eso ha hecho que la manipulacion desvirtue a la Democracia.

      Democracia viene de Demiurgo, de impulso creador, de hacedor. Es evidente que hay una enorme manipulacion. Es que eso lo que se esta denunciando.

  14. RBCJ dice:

    Respetar la democracia ,la voluntad popular y a la vez encontrar a los “mejores” con ideas a desarrollar desde las instituciones donde a su vez necesitaríamos también los “mejores” servidores públicos , no necesariamente todos funcionarios , que las ejecuten.Primera cuestión no menor esos mejores tiene que tener motivación para presentarse antes los electores y a la vez se hace necesario un sistema electoral que les permita declararse ante sus votantes a nivel de su suscripción .Una reforma necesaria para desarrollar nuestra democracia.Si se presentan como independientes o a través de siglas partidarias es otro asunto que sin duda influirá en cuanto a cómo se financian esos procesos preelectorales. Pero cuidado, la democracia necesita esos mejores responsables de ejecutar ideas desde el ejecutivo por no incluir también los repartidores de la justicia…ya vamos entrando en la independencia de poderes legislativo, ejecutivo y judicial.Para no entrar en si a los partidos les gusta Rajoy o Soraya , Mas o Romeva…para presidir gobiernos …¿quiénes son ellos?…la democracia, el pueblo, debiera decidir el presidente de un gobierno , su líder,probablemente independizando las elecciones legislativas de las de presidente de Gobierno.Y cómo decía para más democracia que los DG de los diferentes ministerios o los miembros del Tribunal Constitucional, o del Tribunal Supremo salgan de procesos de selección con comisiones de profesionales y miembros con autoridad moral que siempre existen.En EEUU nadie discute que Obama nombrara la Pdta de Tribunal Supremo y desde luego sus Secretarios de Estado siempre son profesionales reconocidos y con méritos no discutidos.Sin duda nos llevan más de cien años de democracia y como todo proceso cultural avanzado es más añejo, de calidad, que el nuestro.No lo conseguiremos a la primera pero hay que iniciar algún proceso disruptivo , perdonad la palabra de moda.Tengamos esperanza de que con este nuevo proceso electoral los elegidos sean más valientes en iniciar un camino dónde probablemente estén iniciando el fin del suyo.¿Ingenuidad?.Nadie imaginaba en el 2000 con el estallido de la burbuja de las puntocom que hoy pudiera existir Google con un valor de mercado de 500.000 millones US$.Necesitamos un líder político que se crea que una nueva democracia es posible.Si existe y los medios de comunicación lo permiten…la gente dirá amén.Perdonad alguna simplificación en el razonamiento.
    Saludos

  15. Gema. dice:

    Democracia? – con una Casa Real engullendo dinerales a mansalva..
    Democracia?- con una Deuda-crisis-megaEstafa sobre nuestra espalda..
    Democracia?- con una troika imponiendo austeridad y una OMS diciendo Qué debemos comer..aviso a los mercados: los “saltamontes” o son salteados al pil-pil o NO los Compro!!- ok?-
    Democracia?- con un sistema de recuento de votos que es una “estafa”..
    Democracia?- con una justicia que aplaude la corrupción y persigue fieramente al quién muy poco tiene..
    Democracia?- con el Presiplasma y los antiguos Presiplastas apareciendo para succionar su “dosis” de protagonismo trasnochado..
    Democracia?-…o representación teatral sin igual de cómo Votar sin Botarles del todo.
    Una Sociedad no cambia si cada un@ de sus componentes NO lo hace a su “vez”..y habrá democracia, creo, cuando ejerzamos nuestro voto con la más absoluta libertad..y..no es por nada, pero el viento parece que “corre” muy en contra!!-

  16. Jose Maria Bravo dice:

    He leido, de nuevo, con mas atencion el articulo. Sucede que lo complicado,para el que lee, es sintonizar con la idea. Quizas porque sonoramente las palabras, depende como se redacten, producen diversas sensaciones. Producen, en cada cual, una version.

    El asunto de la manipulacion del voto, en esta sociedad, ya, mas alfabetizada, es diversa. Quiero llevar a colacion lo que ya escribia, en 1949, en Monthly Review de Nueva York, Albert Einstein: “En las circunstancias actuales, ademas, los capitales privados controlan, inevitablemente, en forma directa o indirecta, las principales fuentes de informacion. De modo que es muy dificil , incluso en la mayoria de los casos casi imposible, que el ciudadano llegue a conclusiones objetivas y pueda hacer un uso inteligente de sus derechos politicos”

    Manuel Bautista esboza algo similar, casi 70 años despues, y en realidad el problema se ha potenciado. Y lo que propone, es una solucion Democratica, la busqueda personal. La busqueda de formacion, mas que de informacion. Porque la manipulacion ya no es de clase, es interclasista. A unos se le manipula ofreciendo derechos que han sido privatizados o estan en via y cambiar el curso implicaria un cambio objetivo no lograble en las circunstancias actuales . A otros se les manipula prometiendo no tocar su bienes y/o sus herencias.

    En fin “tecnologicamente” estamos manipulados, es nuestra “era”. Y, lo que propone Bautista es lo razonable, lo democratico. Formarnos, la Cultura, la Idea, es la herramienta. La “estabilidad” es la paralisis.

  17. Sedente dice:

    Hace poco que les descubrí y solo puedo que felicitarles en cuanto al trabajo que aquí realizan expresando sus opiniones e ideas sobre lo que nos acontece día a día.
    No puedo dejar pasar la oportunidad en éste, mi primer comentario, en mostrar mi admiración hacia muchos de los que aquí escriben por sus conocimientos e indudables buenas intenciones.

    Yo no dispongo de sus dilatados conocimientos, pero sí que creo que comparto con ustedes esas buenas intenciones que se perciben al leerles y además dispongo, o así lo creo, de imaginación. Tristemente mi oscilante voluntad debida a mis humanas debilidades y a la reiterada desazón encontrada, me han ido convirtiendo en un inconstante productor de mediocre calidad.

    Aún así, con esas, mis mejores intenciones, me dirijo a ustedes con el ánimo de aportar ideas sobre este particular tema en el que hace tiempo me detuve a pensar con un ánimo semejante al suyo (no es la primera vez que esto ocurre).

    Leo muy interesantes aportaciones por parte del autor y comentaristas y muchos de ustedes se preguntan en cómo eligir al mejor.

    El mejor viene impulsado por las personas que lo rodean.
    El mejor siempre destaca por uno u otro motivo y por eso finalmente se erige como tal.

    Existen diferente mejores para cada caso. A los mejores los elige el régimen de estudios que cada uno, de forma más o menos voluntaria, escoge y éstos son valorados a través de su profesorado. No puedo entrar a valorar ahora en profundidad en éste apartado el sistema educativo que por otra parte es ampliamente tratado por ustedes en muchos artículos, pero dada la actual concepción de los hechos, las distintas opciones sobre las distintas ramas del saber van tamizando a los mejores o más hábiles en cada una de esas ramas, para al final tener un sistema valorable de quién está más capacitado en cada caso.
    Se puede decir que los maestros escogen a sus mejores discípulos.

    El actual sistema educativo proporciona una lista de los más hábiles de entre todos nosotros para obtener buenas calificaciones.
    Esto no es que sea perfecto, ni tan siquiera es mucho, pues existen multitud de variables que surgen a cada momento y que pueden convertir al mejor o más capacitado estudiante en un negado en el momento de poner en práctica los conocimientos aprendidos.

    En definitiva, el mejor estudiante no tiene por qué ser el mejor entre ellos.

    El mejor estudiante en medicina no tiene por qué ser el mejor cirujano pues para ejercer la cirugía se necesita de una especial delicadeza que los libros no enseñan.
    El mejor estudiante de arquitectura no tiene por qué ser el mejor diseñador de espacios habitables, pues para ello se requiere de creatividad y un añadido concepto de crear comodidad hacia las personas que habiten esas construcciones y esa creatividad tampoco se enseña en los libros.
    El mejor estudiante de derecho, no tiene por qué ser el mejor abogado o juez, pues quizás le falte la empatía o el superior concepto de Justicia para así obrar en consecuencia en cada caso.

    Es decir, a los mejores no los elige el sistema educativo actual si no el posterior y continuado día a día de la vida y una capacidad difícilmente valorable que cada persona tiene o consigue durante ella.

    Aún así, a los mejores los reconocen las personas que los rodean.

    A los mejores los aúpan los propios partidos políticos, en éste caso, haciendo de ellos líderes de opinión es sus propios partidos. Ya sea por su honestidad o por su capacidad interpretativa para convencer y hablar en público. Al menos así había sido desde siempre.
    Aquellas personas que eran más capaces en argumentar sus ideas y convencer de la idoneidad sobre ellas eran los que destacaban políticamente sobre los otros convirtiéndose así en los mejores.
    Los mejores, inevitablemente, no consiguen ser tales con argucias engañosas, ni mentiras o ánimos lucrativos particulares, si no que los mejores, o mejor dicho, la excelencia de llegar a ser el mejor en algo se consigue a través de la veracidad y honradez de lo que impulsa a la persona.
    No existe otra forma de conseguir llegar a ser el mejor si no en la búsqueda del bien común de forma honrada y veraz, puesto que cualquier otra disquisición o planteamiento se vería descubierta como engaño particular en favor de unos pocos y en detrimento de muchos.

    Es así que nuestra actual sociedad se descubre como un continuo engaño y un continuo malestar palpable en todos los ámbitos que nos acontecen.
    El bienestar se ha arrinconado cual punta piramidal en unos pocos para desparramarse hacia la multitud en forma de todo tipo de penurias.
    De ahí las continuas quejas y el continuo malestar de nuestra sociedad siglo tras siglo.
    Solo la violencia y la continua publicidad que sufrimos sobre ella como un “mal necesario”, hace posible que esta forma de vida parezca ser viable y contenible sin tan siquiera acercarse a la realidad y el bienestar del que la entera humanidad debería disponer.

    Pero volviendo a lo que aquí nos atañe, no se concibe que a cualquier persona de forma aleatoria se le pregunte cuál es la profundidad idónea o velocidad a la que un submarino nuclear debería navegar para poder atravesar cualquier zona marina.
    Tampoco se concibe el preguntarle a cualquier persona elegida al azar a qué velocidad y altura es necesario desprenderse de los cohetes impulsores de un transbordador espacial que pretenda alejarse de nuestro planeta.
    Tampoco sería aconsejable, ni honrado, ni inteligente, preguntarle a cualquier persona elegida al azar entre los pobladores de nuestro planeta sobre la cantidad de forjado así como las cualidades que éste debe tener para que un pilar en concreto de un puente tenga la resistencia adecuada.

    Cualquiera con la suficiente honestidad, un niño, diría, no lo sé.

    Es así que todas estas disquisiciones me llevaron a plantearme algo parecido a lo que a ustedes aquí les trae.
    Algo así como si la democracia es en verdad el mejor sistema político y cómo podría mejorarse.

    Sin duda, después de este largo introito, algunos de ustedes habrán intuido cual fue mi posterior conclusión.

    ¿Acaso podríamos dejar de forma honrada y honesta la elección del mejor o la idoneidad de cualquier sistema del que dependa nuestro bienestar en manos de todos?
    ¿Acaso dejamos en manos de nuestros niños o bebes u otras personas incapaces de distinguir esa idoneidad el bienestar de todos?
    ¿Acaso no delimitamos en forma de mayoría de edad, entre otras, esa capacidad para saber que quienes eligen sobre el bienestar de todos lo hacen de forma apropiada o con unos mínimos garantistas?

    ¿Es eso suficiente?

    ¿Le preguntaríamos a una persona que cumpliese estos requisitos mínimos por la calidad y composición de los materiales para fabricar un puente?

    Nadie con la suficiente honradez diría que eso sería adecuado.
    Nadie con la suficiente honradez pensando en el bienestar de los demás dejaría que eso ocurriera.
    Nadie dejaría que su hijo recién nacido votase al tun tun sobre una de las opciones posibles pues no se trata del derecho a decidir, si no del derecho a ser bien conducido.
    Por eso no dejamos que los recién nacidos voten. Por eso establecemos una mayoría de edad como un mínimo garante.
    No dejamos que nuestros recién nacidos voten porque entendemos de forma inmediata que no tienen las suficientes capacidades para elegir lo mejor para todos.
    Él mismo, al crecer cuatro o cinco años y en su honradez de niño, si le preguntáramos a quién votaría para conseguir el bienestar de toda la sociedad, diría que no lo sabe y si eligiera a alguien, cualquier adulto al contestar de forma honrada podría decir que lo hace en base a criterios que nada tienen que ver con el verdadero fin del voto.

    Así vemos y podemos entender fácilmente que la mayoría de edad no garantiza de ninguna forma que el votante sea una persona capacitada y conocedora de las distintas opciones para conseguir que el mejor dirija el destino de todos o simplemente que la mejor opción política sea la finalmente elegida.

    ¿Quienes entonces son las personas mas adecuadas para elegir al más adecuado dirigente?
    ¿Acaso no son los mejores entre los mejores los que paulatinamente van eligiendo al mejor?
    Los más responsables y adecuados ciudadanos son los que primero eligen. Los más implicados y mejores parlamentarios son los que eligen finalmente a sus dirigentes.

    ¿No sería acaso adecuado y honrado por todos los capacitados delegar la potestad de voto en los mejores, más implicados y más responsables de entre todos?
    Parece ser que sí que así lo hacemos.

    ¿Por qué pues no dejamos que realmente sean ellos quien lo hagan?
    ¿Por qué de forma honesta no dejamos que voten solamente aquellos que demuestren que están capacitados y saben o conocen cuales son las distintas opciones de la elección?

    Es así que finalmente, en aquel momento en el que me detuve a pensar sobre todas estas cosas, llegué a la conclusión de que sería quizás necesario avanzar en democracia para conseguir el mejor gobierno y que la forma de avanzar para conseguir al mejor en cada momento debería ser que quienes opten al voto sean realmente conocedores de lo que votan y no lo hagan de forma semejante a la que un niño pueda hacerlo.

    Quizás la forma de llegar a esta nueva fórmula de voto sería exigir mediante un pequeño cuestionario que las personas votantes son conocedoras de las distintas opciones a elegir así como de las cualidades o características de cada una de ellas.

    ¿Habrían más votantes?¿Habrían menos?

    Pues no lo sé, pues en mi propuesta eliminaba el actual límite de edad para el voto, siendo que la verdadera voluntad y las ganas de conocimiento o implicación de los votantes determinaran finalmente ese derecho a voto.

    Así sabríamos al menos que quienes votan lo hacen con conocimiento y de forma implicada en la causa para conseguir un mejor gobierno, los posibles electos sabrían que no podrían engañar con simples argucias o falacias a los votantes o que sus bienintencionadas propuestas no son finalmente contraproducentes o erróneas para el conjunto de la sociedad y el total de la población sabría que quienes se encargan de todos estos menesteres son personas todas ellas capacitadas para ello: Para elegir al mejor o la mejor opción de gobierno.

    Todo esto no es la panacea pero sin duda sería una forma de comenzar a saber que las cosas se intentan hacer cada vez mejor.

    Añadiría, que en mi primaria intención para conseguir todo esto y evitar posteriores y jerárquicos beneficios de los implicados, me permitía plantear la idea de la necesidad de separar por completo al poder económico, la riqueza del conjunto de la sociedad, de dirigentes, posibles votantes y no votantes.
    Así la riqueza de toda la sociedad estaría separada por completo de todos nosotros perteneciendo a todos nosotros.

    ¿De qué forma?
    Siendo esta sencillamente dirigida de forma autónoma por un nuevo grupo de personas adecuadas para tal fin.
    Algo así como “Pagad pues a César lo que es de César, y a Dios, lo que es de Dios”.
    Siendo “César” la riqueza de la sociedad, y “Dios”, el honrado e idóneo dirigente.

    Un saludo a todos.

  18. José María dice:

    La democracia es el menos malo de los sistemas, y Giovanni Sartori siempre afirma en sus obras que la democracia es el sistema que permite el control de las minorías frente a la mayoría gubernamental. Lo que hace falta es modernizar las instituciones, abrir cauces de participación y de rendición de cuentas. Hace falta suprimir instituciones obsoletas como las diputaciones provinciales, fusionar municipios pequeños como el resto de Europa, despolitizar la justicia, mejorar la normativa electoral para que haya listas abiertas y la circunscripción electoral sea la autonómica. La democracia hay que perfeccionarla para que no se atrofie.

  19. Miquel dice:

    Hola , veo en su escrito, un titulo que no se aviene con su contenido, no viene a cuento este ataque contra los catalanes, si hay un pueblo que mejor sabe ejercer la democracia y que no se deja manipular es Catalunya, yo naci en Barcelona y vivi 58 años alli, me marche harto del mal gobierno y los malos políticos de Madrid.
    Quiza catalunya dado su alto nivel cultural es menos manipulable, que el resto de españa que politicamente siempre va por detras en las tendencias politicas.
    Los catalanes damos y quitamos poder a nuestros politicos democraticamente en las urnas y no hay quien nos engañe, esto les duele a los politicos españoles que manipulan a todos menos a Catalanes y Vascos.
    quiza por trabajar en estamentos oficiales centralistas no conoce bien el pueblo de Catalunya , el mas solidario y democratico y libre.
    Un detalle , quien hace independentistas es el gobierno central de Madrid, con sus hechos y sus declaraciones, la independencia irreversible de catalunya la han provocado los gobiernos españoles, lamentablemente.
    Un afectuoso saludo, espero haber aclarado su concepto erroneo sobre los catalanes.

    1. Loli dice:

      A mí no me ha quedado claro que el artículo mantenga ninún concepto que emita un juicio de valor sobre la población catalana… y mucho menos que ésta sea negativa.

      Pero a raíz de su comentario, estimado sr. Miquel, lo lamento mucho, pero sí que se deduce, claramente ,una carencia cultural, que no es menor, tratándose de la lengua por más población mundial hablada, y escrita, después del chino.

      Me refiero a su manifiesto desconocimiento de la gramática (al menos desde el punto de vista ortográfico, que no es baladí), de la lengua española, o castellana, si así lo prefiere, que para el caso es lo mismo, y no que deja de expresar una importante incultura en un aspecto fundamental, a mi entender, para la comunicación, el estudio, la investigación…..

      Se mire, por donde se mire,….así no se puede aspirar a un reconocimiento cultural fuera de unos pequeños límite territoriales, donde se le impone, desde ese supuesto ejercicio democrático, a toda una población, el desconocimiento de una lengua de dimensiones tan universales y globales, y en la que se han redactado y se han mirado grandes obras y avances en todos los campos: científico, literario, humanístico, artístico. Avances globales, que no hubieran sido posibles si, las miras de esas obras hubieran estado sesgadas o limitadas a pedacitos territoriales, lingüísticos, geográficos….o incluso psicológicos.

      Si eso es cultura….con todos mis respetos….en algo les están engañando.

    2. Alicia dice:

      Al comentario de Miquel:
      “Si hay un pueblo que mejor sabe ejercer la democracia y que no se deja manipular es Cataluña”.
      ¿Lo dice usted de verdad, o es una broma?
      ¿La culpa de que usted se marchase es achacable al mal gobierno y a los malos políticos de Madrid?
      ¿Nada que reprochar a sus propios gobernantes?
      ¿Es Cataluña menos manipulable que el resto de España?
      Debe de ser otra broma.
      ¿A los catalanes no hay quien los engañe?
      Los engañan sus propios gobernantes.
      ¿Es el pueblo de Cataluña , el mas solidario y democrático y libre?
      Otra broma.
      “Quien hace independentistas es el gobierno central de Madrid”.
      Que tiene que ser, sin duda, otra broma.
      Y es que, Miquel, qué bromista es usted.
      O, que también puede ser, qué manipulado y equivocado está.

    3. Sedente dice:

      Hola Miquel.

      Con todos mis respetos le diré que yo vivo en Barcelona hace poco menos de cincuenta años y que, por cosas del destino o los cruces de caminos, he sido testigo directo y partícipe de la manipulación que ha sufrido la gente que vive en esta región por el poder trasferido en cuestiones de enseñanza a políticos catalanes.

      Le digo que he sido testigo directo y además adolescente partícipe de cómo se trasformaba una lengua o dialecto que había ido perdiendo popularidad de forma natural y contaba única y exclusivamente con un pequeño diccionario, en una lengua con una propia enciclopedia catalana como la que tiene hoy en día.
      Ésto se hizo creándola de forma artificial con filólogos de la lengua catalana repartidos estratégicamente por escuelas que se encargaron, en un periodo realmente corto (de meses, calculo que en el 1981-82), de trasformar un librito que cabía en el bolsillo de un tejano en un “tocho” comparable al que la Real Academia Española puede publicar.

      Una vez hecho ésto, la batalla política para tratar de tú a tú al estado español estaba servida.

      No hay nada como trasformar artificialmente una lengua o dialecto que tendía a su desaparición natural en una lengua comparable en términos de número de vocablos a la española.
      Así todas las generaciones posteriores instruidas en el engaño y falsedad de una lengua trasformada de forma artificial y, como se ha visto posteriormente, para intereses políticos.

      Por eso me gustaría hacerle ver, con todos mis respetos como digo y por utilizar el término que usted mismo ha empleado, hasta qué punto hay “engaño”.

    4. eduard dice:

      Muy bien yo pienso lo mismo , yo tambien soy catalan

  20. Juan Teruel dice:

    Está bien eso de que cataluña es un pueblo que no se deja manipular. ¿A ofrecido usted un solo dato al respecto? ¿O es esa otra afirmación al estilo del mesianismo excluyente a la que nos tienen acostumbrados?

    Respecto a lo engaños, a los que dice usted que todos los catalanes están especialmente inmunizados, debe ser cierto menos en un 3% o más.

    Y ya que se ha puesto usted a ello, diganos eso de que es el “más solidario, democrático y libre”, porque tiene tela que hable de solidaridad cuando no han tenido inconveniente en ir conseguiendo de las arcas de todos a cuenta del apoyo a los gobiernos en minoría sin ningun escrúpulo de territorios bastante más necesitados. También tiene tela cuando habla de libertad cuando los que han intentado hacer sus proyectos culturales, intelectuales y artísticos, se han marchado por el permanente boicot del catalanismo más rancio.

    Conozco muy bien al pueblo de cataluña, y como en todos lados han de todo, y no es ni uniforme como la pinta usted, no todos echan la culpa a los demás como también hacen algunos que ponen en su boca el criterio del resto. Bonita lección de democracia.

    Todo es cuestión de una mala y larga digestión. Espero con ello sacarle de su error.

  21. Simplicio dice:

    Estimados
    Un debate interesante, que admite muchos ángulos.
    Un primer punto es que tal vez antes de preguntarnos como elegir a los mejores, deberíamos preguntarnos si es necesario, tal vez deberíamos gastar mas energía en decidir que hacer, en lugar de gastarla en elegir a quienes decidan por nosotros.
    La Democracia Directa parece entonces la panacea, pero nos chocamos con un gran problema, a la mayoría de la gente no le interesa la cosa pública, prefiere delegar, y la delegación ya vimos que genera entre otros muchos males corrupción, parece un problema sin solución.
    Para complicarlo mas aún, decidir todo entre todos tiene sus riesgos, varios aquí proponen diversas formas de voto calificado, una idea muy antigua, podemos excluir a los iletrados, a los tontos y porque no ya que estamos a los pobres, a los negros, a los judíos, a los homosexuales y ya que estamos damos un pasito mas y nos libramos de las mujeres.
    Suena conocido no? En la medida en que todos sufrimos los resultados es claro que todos debemos tener el derecho de decidir. Lo que si es aceptable es que no sea una obligación, es decir que quienes no se interesen se autoexcluyan.
    No recuerdo que nadie me haya preguntado si deseo ser representado, no recuerdo haber firmado nunca una cesión de derechos a favor de representantes, de hecho me obligan a votar por ellos y solo me libro de esa carga votando anulado una y otra vez, única forma de expresar mi disconformidad.
    Sucede que “LA DEMOCRACIA” no es otra cosa que la democracia representativa, se asume que la representación es su forma “normal” mientras que la directa es algo de los antiguos griegos y de anarquistas trasnochados.
    Creo que es hora de exigir la revisión de ese contrato nunca firmado, exijo mi derecho a autorepresentarme. Eso no va en detrimento de quienes quieren seguir siendo representados, allá ellos, yo desconozco ese contrato y exijo su inmediata suspensión, con la correspondiente devolución de mi derecho a decidir.
    Se preguntarán ahora… ¿y como se hace eso? Bueno, eso habrá que debatirlo, y en todo caso requerirá de reformas constitucionales. Un método sería que todos los que así pensamos firmemos una declaración jurada de adhesión a una alternativa, que supondría abstenernos de votar en las elecciones e integrarnos a una Asamblea Virtual de ciudadanos, cuyo voto valdría la cuotaparte de los representantes que no están.
    Me explico mejor, digamos que en cierto país cada diputado representa 50000 votantes, asumamos que 150000 se suman a este sistema, bueno, hay 3 diputados menos (que además son 3 sueldos menos) y su voto es el voto de esa Asamblea.
    Cuantos mas ciudadanos exijan la devolución de su soberanía, mas directo será el sistema, sin afectar a aquellos que quieran seguir siendo representados.
    Gracias por su consideración.

  22. Jesus dice:

    Lamentablemente encontrar personas de quien aprender sobre estos temas es muy difícil (yo no conozco a nadie), y en internet hay poca información. Supongo que tendré que leer filosofía y contentarme con esa visión.

  23. bladimir dice:

    Es bueno el artículo Manuel,
    pones el dedo valientemente en la
    Llaga.

  24. jose luis dice:

    NO SE SI LA PREGUNTA ES ACERTADA,SERIA MEJOR PREGUNTAR…..¿A QUE CONSIDERAN UN SISTEMA DEMOCRATICO, CUALES SON LAS PAUTAS Y DERECHOS DEL CIUDADANO Y SUS LIBERTADES? O ¿POR QUE CONSIDERAN QUE NUESTROS PAISES SE PUEDEN CONSIDERAR DENTRO DEL ESQUEMA DEMOCRATICO Y SI DE VERDAD CUMPLEN CON LOS PLANTEAMIENTOS DE JUSTICIA SOCIAL PARA TODOS? ¿ESO ES DEMOCRACIA O DECISIÒN (IMPOSICIÒN) A LA POPULACION DE UN PAIS A TENER ESOS DERECHOS SIN IMPORTAR COMO SE LLAMA ESA IDEOLOGIA O PLANTEAMIENTO TECNICO ? (como lo fue la Libia de Gadafi por ejemplo simple y cercano),SON O FUERON MAS JUSTOS LOS LLAMADOS DEMÒCRATAS OCCIDENTALES QUE INVADIERON ESE PAIS PARA SEGUN ELLOS (como siempre declaran) LLEVAR LA DEMOCRACIA ,DESTRUIR EL SOISTEMA SOCIAL Y DERECHOS….¿QUE HAN APORTADO EN LA ACTUALIDAD Y COMO VIVEN LOS LIBIOS QUE NO HAN ESCAPADO DE SU PAIS EN COMPARACIÒN CON SU VIDA EN ÈPOCA DE LA “DICTADURA” DE GADAFI? ¿QUE ES MAS DEMOCRATICO?

  25. Sergio Podadera dice:

    El problema de la democracia no es la democracia en sí (que yo defiendo absolutamente por ser el más justo en términos de representación de todos los ciudadanos), sino el que tiene cualquier sistema político: está ejercido por seres humanos, como es lógico y natural, y éstos son capaces de lo mejor y de lo peor, pueden obrar bien y mal, pueden acertar o equivocarse.

    Queremos que la democracia resuelva problemas, pero la democracia no resuelve nada. Sólo ofrece el marco más participativo para ello. Son nuestros VALORES y nuestro BUEN CRITERIO lo que debemos fortalecer. No es cierto lo que decía Rousseau: el ser humano es buenísimo por naturaleza, pero está bajo un mal sistema que lo “malea”. No. El mal y el error son connaturales al hombre. Ningún sistema político va a resolvernos eso (aunque haya sistemas mejores o peores, más o menos justos), como tampoco ningún nuevo partido va a acabar con la corrupción o va a estar completamente exento de las miserias humanas (envidias, codicia, autoritarismo…).

    No es que la democracia sea un mal sistema o que no funcione, es que depositamos en ella unas expectativas irreales, que a su vez se deben a una exagerada fe en la capacidad del ser humano (de todos y cada uno de ellos) para ejercer su libertad de forma siempre responsable, generosa y moralmente correcta. Es preferible que una decisión sea tomada por todos los ciudadanos o la mayoría de ellos, en vez de por unos pocos, pero resulta muy ingenuo creer que por tal motivo la decisión será necesariamente buena. Las minorías pueden equivocarse (llevadas por el autoritarismo), pero las mayorías también (movidas por la inercia y el borreguismo). Es la condición humana. Sólo hace falta asistir a las muy democráticas y asamblearias reuniones de tu comunidad de vecinos para verla en todo su esplendor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *