FOMENTO DE LA NATALIDAD

Hoy voy a empezar con un reto visual: ¿Qué ves de particular en esta foto?

Te sitúo en el contexto en que fue tomada: corresponde a las celebraciones que siguieron al 8 de mayo de 1945, el “Día de la Victoria en Europa”, el día en el que Alemania se rindió a los aliados y terminó la Segunda Guerra Mundial en el continente.

Supongo que ya te habrás dado cuenta, pero no hay apenas hombres en la foto. Si se observa la imagen con atención solo aparece alguno, de forma aislada, y se trata de gente mayor, casi ancianos. En las fotografías que se tomaron en Londres ese mismo día los hombres jóvenes que aparecen son soldados de permiso o aquellos con profesiones consideradas los bastante importantes para el esfuerzo de guerra como para no arriesgar sus vidas en el frente. Si algo llama la atención en todas las fotos de ese día, salvo las que se sacaron en el frente, es la ausencia casi total de hombres.

En esta foto la gente sonríe, aliviada. Tienen motivos: el horror ha acabado para ellos y Gran Bretaña fue, comparativamente, uno de los países menos dañados por la guerra. Pese a la mitología detrás de la Batalla de Inglaterra y al terror causado por las V2 al final del conflicto, esta vez, como en tantas otras ocasiones a lo largo de la Historia, el hecho de ser una isla alejó a los británicos de la parte más dura de la contienda, y la gente sonríe porque saben que sus maridos, sus padres y sus hermanos van a regresar a casa; pero en muchas partes de Europa no pasó lo mismo: la mayor parte de los soldados alemanes, y de otros países de Eje, pasaron recluidos los años posteriores al conflicto, y muchos de ellos jamás regresaron. Eso sin contar a los miles, millones que cayeron en los distintos frentes durante la guerra.

Una generación de hombres entre 20 y 40 años yacía en el barro de los campos de batalla y en muchas partes de Europa una generación de muchachas estaba condenada a la soltería por la sencilla razón de que la mayor parte de los jóvenes de sus pueblos y ciudades habían muerto. En la Unión Soviética, por ejemplo, había 13 millones más de mujeres que hombres en 1945, y según un censo de 1959 un tercio de las mujeres que habían cumplido 20 años en los años 30 seguían solteras.

Europa era un continente de mujeres y niños: un continente lleno de niños sin padres.

Hoy, 70 años después, Europa es un continente de padres sin niños.

En España el número de hijos por mujer se sitúa en 1,32, por debajo de los 1,57 de la media europea y muy lejos de los 2,01 de Francia o de los 1,93 de Suecia. Con niveles de natalidad tan bajos hay menos nacimientos que defunciones y la población, inevitablemente, envejece.

Y hacen falta niños, más allá de que una sociedad vieja es una sociedad triste, y aunque solo sea por puro egoísmo, porque con robots o sin ellos son los que pagarán las pensiones.
En la mayoría de las ciudades europeas, para encontrar un niño tienes que entrar en un fin de semana en un centro comercial -que es donde los padres de mi generación llevan a sus hijos a pasar el rato- y allí puede que los veas, jugando y dando gritos y saltos, que es lo que hacen los niños…

Pero, como nos descuidemos, puede que de aquí a unos años ni en los centros comerciales veamos niños, entre otras cosas, porque nadie hace nada para ayudar a las familias que los tienen. La única idea que se le ha ocurrido a nuestro Gobierno es hacer una campaña de publicidad alabando las virtudes de la maternidad, y nos gastaremos en ello 1,5 millones de euros, una cantidad ridícula para abordar un tema tan importante, pero que se hace inmensa cuando todos los expertos avisan del efecto cero de la publicidad para fomentar la natalidad.

En Alemania a los que deciden tener un hijo solo falta que Ángela Merkel vaya al hospital a entregarle a la madre un ramo de flores: la madre tiene 42 días de permiso antes del parto, 98 después y un año percibiendo el 67% de su último sueldo. El padre dispone de un año de permiso con un máximo de 1.800 euros al mes. En Francia el tratamiento a las familias a través del denominado “coeficiente familiar” hace que a nivel fiscal sea mucho más fácil tener hijos.

En el año 107 después de Cristo, Trajano, finalizada su campaña en la Dacia, creó los “alimenta”, el primer programa de bienestar del mundo, un programa que alimentaba y cuidaba a niños huérfanos y pobres, con la intención de revertir la caída de los índices de natalidad en el Imperio, que amenazaban con dejar sin legionarios sus legiones. Hoy, como en la Roma de Trajano, pero por distintos motivos, no es fácil encontrar niños en las calles de Madrid. Y aunque todo está inventado, falta voluntad y visión de futuro.

Como nos descuidemos, acabaremos como en la película de Alfonso Cuarón “Hijos de los hombres”, asombrados y maravillados por el llanto de un niño.

Print Friendly, PDF & Email

Sobre Raúl Pérez Ponce

Ingeniero Industrial por la Universidad Politécnica de Madrid y Licenciado en Economía por la UNED. Ha desarrollado su carrera profesional en el ámbito de la Consultoría Estratégica y de Negocio, habiendo trabajado para diversas empresas multinacionales y para la Administración Pública como consultor externo.

, , ,

28 Respuestas a FOMENTO DE LA NATALIDAD

  1. pasmao 12 Julio, 2017 at 9:21 #

    Pues no se Don Raul

    No se si usted se habrá leido el libro de Alejandro Macarrón “Suicidio demográfico de España”, allí viene y ya hace años un estudio muy detallado al respecto.

    Usted habla de ayudas a la natalidad.. francamente depende de que entendamos por eso y si los padres de esas criaturas tendrían alguna intención de construir algo o si son el reservorio del mas proundo nihilismo.

    Disculpeseme y no es racismo ni xenofobia, es no ser imbécil, pero si las ayuda a la natalidad lo son:

    1-la inmigración islámica que simplemente ambiciona vivir del cuento (o sea de un Estado que paguen otros y de unas mujeres, a las que si cualquier españolito tratar la mitad de mal que ellos ya habría sido crucificado ( y bien hecho), pues NO. Bastante problema hay ya cómo para que además lo abonemos y reguemos.

    2- al de oriundos (pese a haber sido nacionalizados) de pasises del Este que no tienen ninguna ligazón emocional ni cultural con España, pues tampoco

    3- lo mismo, aunque si hay mas afinidades culturales, con los/las procedentes de america latina

    Tengo que reconocer que los casos 2 y 3 se ven potenciados por el hecho de las 17 Taifas y el desprecio que desde allí se irradia hacia cualquier idea de un Estado que funcione y preveea en largo plazo, y solo se potencia el nihilismo ombligusita amparado en subvenciones. Y eso a un emigrante bien de Rumanía, o de la Republica Dominicana (por decir dos sitios) recien llegado y que lo único que quiere es confundirse con el paisanaje es algo muy perjudicial (pero si los de la Taifa lo hacen porque yo no voy a hacerlo si he de integrarme), de lo que NO ES RESPONSABLE.

    Francamente para subvencionar la natalidad así pues mejor nos quedamos cómo estamos.

    También hay que reconocer que existe un problema en nosotros, los “cristianos viejos” locales.. y aún no se ha analizado suficientemente el modelo hacia donde vamos.

    Desde luego con las leyes actuales si eres varón (presupongamos buena gente) y te sale rana el matrimonio, como tengas hijos estás arruinado. Moleste a quien moleste oirlo.

    Respecto a las pensiones, yo las ligaría a primar con un extra, a quienes han tenido quienes han tenido hjos que no hayan dado problemas (es decir que no acumulen un historial delictivo de trapicheos y robos) y que además coticen (aunque sea una miseria, que mas se puede hacer) a la SS.

    Siendo flexibles en lo de considerar a alguien cómo hijo, bien porque en realidad es el padrastro/madrastra, abuelo/la/tio/a.. vista la cantidad de familias disfuncionales (por llamarlas de alguna manera, vease Sevilla hace poco y el bebé fallecido tras maltratos) que pululan por ahí. Que sean quienes se responsabilizan de verdad de la crianza (en beneficio de toda la sociedad) los bonificados, si es que queda algo que repartir.

    Por cierto estoy casado con una latinomericana y se de lo que me hablo cuando veo sociedades desintegradas porque los “manes” pasan de todo después de hacer varios niños por aquí y por allá, y cómo esos niños después son carne de explotación o acaban en bandas donde mejor no preguntar a que se dedican.

    un cordial saludo

    PS mi ánimo no es ofender pero no se como contar ciertos problemas mas que obvios, y que si en cierta parte existen es por que la censura de lo políticamente correcto impide hablar sobre ellos.

  2. Insu 12 Julio, 2017 at 10:34 #

    En clase de estrategia nos contaban que cuando necesitas un input puedes fabricarlo o adquirirlo, lo que mejor consideres para tus objetivos y con tu DAFO.
    Concuerdo con pasmao: si queremos más habitantes sin importar su herencia cultural, no hace falta incentivar, solo abrir las fronteras.

  3. Iñaki 12 Julio, 2017 at 17:46 #

    Una solución más simple lleva años proponiéndose. Se llama igualación al alza de los permisos parentales y que estos sean individuales, intransferibles y pagados al 100s%. Para más info consultes la web http://www.igualeseintrasferibles.org o las iniciativas PPIINA.

  4. Paz 13 Julio, 2017 at 9:41 #

    Los incentivos mas potentes son los culturales .
    Las “ayuditas” son bien recibidas pero no creo que nadie tenga hijos por eso.
    Es mas bien los mensajes indirectos que se reciben:
    – si el aborto esta permitido y es gratis, significa que es una cuestion baladi e incluso se puede considerar como un anticonceptivo mas
    – si lo que mola es viajar y disfrutar y consumir, evidentemente los hijos son un “estorbo” y en ultimo caso si queremos hijos nos los compramos tambien
    – da igual el tipo de familia donde se crie un niño, porque al final es tratado como una mascota
    – uno no puede ni quiere ser padre si no es independiente uno mismo y esa faceta no es precisamente fomentada por el Estado, a quien interesa, no el bienestar de sus ciudadanos, sino el voto cautivo por unas monedas que ademas no son suyas

    Yo hice lo que me enseñaron: estudia, trabaja, disfruta y luego ten hijos.
    Al menos yo tenia claro que los niños son un regalo y que si no encontraba un padre para ellos no iba a comprarmelos, porque los niños necesitan un padre, una madre, abuelos, tios, una historia de su origen, para aceptarla o rechazarla, pero unas raices.
    Lo que ocurrio fue que me converti en madre añosa y me di cuenta del error.

    No son necesarias campañas. Con no poner trabas a las personas que quieren trabajar honradamente y crear y criar una familia responsablemente seria suficiente.

    Pero para el poder siempre es mas atractivo “ayudar” a los que no quieren tomar las mejores decisiones a costa de los que si las toman.

  5. Loli 13 Julio, 2017 at 21:53 #

    Justamente después de la 2ª guerra mundial, como había ocurrido después de la 1ª,.. se produjo, un “baby boom” parece que generalizado, donde, curiosamente, nacieron más niños que niñas.

    No se puede decir que en aquellos momentos, como tampoco aún ahora, fuera posible elegir el sexo de los hijos.

    Tampoco he oído, o leído, que este crecimiento de la natalidad, se debiera a la “promiscuidad” de la población después del trauma de la guerra, en tono especialmente despectivo o crítico, ni referirse a las mujeres como “conejas” que “parían” sin control.

    Ese aumento de la natalidad aumentó la población occidental, y la repuso con un mayor número de varones, en compensación natural de lo que habían muerto en la terrible contienda.

    Es curioso que aquéllo se viviese y se describa como una bendición, a pesar de las condiciones de precariedad y destrucción económica que la guerra supuso para los países, y sin embargo, ahora, se contempla como una amenaza, cuando las sociedades, sobre todo las del “primer mundo”, están más que en condiciones de acoger y fomentar una mayor natalidad, venga de donde venga, porque, hasta ahora, por más analogía que se quiera forzar, una mujer jamás podrá convertirse en un “lepórido”, que es la especie animal a la que pertenecen los conejos.

    Charles Darwin, en su obra “El Origen de la Especies”, se refería en esos términos despectivos a las mujeres “irlandesas”….¿curioso también no?.

    Tengo la impresión de que hemos centrado nuestro análisis de la natalidad en las sociedades, en nuestros únicos intereses y bajo los criterios que creemos los protegen.

    Criterios contables, dando más valor al nacimiento de un ternero, que al de un niño.

    Esto solo ya, debería hacernos reflexionar, porque algo falla.

    Además es de notar que en todos nuestros análisis al respecto, parece que las opiniones y estudios que priman son los de economistas y sociólogos, incluso antropólogos pero no se escucha nada, al respecto, de, por ejemplo, biólogos, que son los que podrían poner sobre el tapete el precario o nulo control que tenemos aún en las cuestiones relacionadas con el nacimiento, la natalidad, la fertilidad….los problemas, complicaciones y situaciones indeseadas que se dan, ante las técnicas de control exhaustivo de la natalidad y de la fertilidad.

    Por supuesto, a filósofos, artistas…ni se les tiene en cuenta en ese aspecto.

    Porque igual tenían algo que decir….

    Se nota cuando en una población prima una actitud senil, y falta las risas infantiles…por ejemplo.

    Hay un montón de factores que, conocidos, no trascienden, y factores que no son conocidos, en este tema, y que trascienden aún menos.

    Creo que se potencia, a posta, la falsa creencia de que tenemos el conocimiento y el control completo sobre todo lo referente al nacimiento…(también sobre la muerte)…, sobre la leyes naturales que actúan en la fertilidad y el género de los seres humanos.

    Y desde ahí, hacemos nuestros propios proyectos, diseñamos los tiempos y queremos diseñar los seres que han de nacer y los que no.

    E imponérselo al resto del mundo.

    Sobran ellos…no nosotros.

    Genial.

    Nos estamos pasando….bastante.

  6. Manu Oquendo 14 Julio, 2017 at 18:18 #

    Voy traer varias cosas.

    Ayer un periódico español explicaba que Suecia elimina la subvención a ONG’s provida. Si se oponen al aborto, no tienen dinero público para salvar vidas.

    ¿Igualdad de voz?

    Hace unos días La Gaceta trae una señora Africana ofendida por que la respuesta occidental a su natalidad es financiar abortos. https://gaceta.es/civilizacion/obianuju-ekeocha-planta-cara-imposiciones-abortistas-occidente-20170714-0725/

    Cada día hay algo nuevo por el estilo y proviene de quienes, desde dentro, trabajan para controlar nuestras Instituciones y dictar las políticas destructivas de nuestra cultura que vienen siguiendo nuestros gobiernos y los medios por ellos controlados. Es decir, la inmensa mayoría.

    Todo ello en medio de un declive económico y una destrucción de empleo–comenzando por la rendición de nuestra industria– que hace inviable la formación de familias jóvenes y la crianza sana de nuestros hijos que adoctrinan en sus escuelas desde el año de edad con leyes coladas de rondón y sin publicidad porque “Vienen de Europa”.

    Trump se ha convertido en el ojo del huracán mediático y nunca sale nada positivo sobre él. Hasta tal punto que nos hacen creer que una persona del nivel moral de Hillary Clinton es preferible.

    Hace unos días en Polonia Trump tuvo un discurso interrumpido por aplausos más de treinta veces.

    Es un poco largo y pido disculpas por ello.
    Pero vale la pena leerlo, o escucharlo en los videos al final.

    Cuando lo hagan pregúntense si hay un solo líder en la UE capaz de decir algo remotamente parecido sin leer y sin teleprompter.

    Para abreviar cada Post. Adjunto aquí los vídeos en inglés y en otro post el texto en Español.

    Un discurso omitido por la “Gran” prensa Europea. La que nos miente en todo lo importante.

    En Youtube.
    https://www.youtube.com/watch?v=xYZCtfIPsEQ

    No hay un solo político en nuestros países capaz de decir lo mismo –y sin leerlo–. No lo sienten y trabajan para que continúe la podredumbre moral desde dentro.
    Sin duda Trump es un grave problema para esta gente.

    Un comentario de Tucker más breve.
    https://www.youtube.com/watch?v=fymMHb2Mrjw

  7. Manu Oquendo 14 Julio, 2017 at 18:20 #

    Discurso de Trump en Polonia.

    https://gaceta.es/mundo/discurso-donald-trump-polonia-20170706-2236/

    “Hemos venido a su nación para entregar un mensaje muy importante: América ama Polonia, y América ama al pueblo polaco. (Aplausos.) Gracias.
    Los polacos no sólo han enriquecido mucho esta región, sino que los polaco-americanos también han enriquecido enormemente a los Estados Unidos, y yo estaba realmente orgulloso de tener su apoyo en las elecciones de 2016. (Aplausos.)

    Es un honor profundo estar en esta ciudad, ante este monumento al Levantamiento de Varsovia, y dirigirme a la nación polaca que tantas generaciones han soñado: una Polonia que es segura, fuerte y libre. (Aplausos.)
    El Presidente Duda y su maravillosa Primera Dama, Agata, nos han acogido con la tremenda calidez y amabilidad por la que Polonia es conocida en todo el mundo. Gracias. (Aplausos.) Mi sincero -y quiero decir que sinceramente- agradecimiento a los dos. Y a la Primera Ministra Syzdlo, un agradecimiento muy especial también. (Aplausos.)
    También nos complace que el expresidente Leck Walesa, tan famoso por dirigir el Movimiento de Solidaridad, se haya unido a nosotros también hoy. (Aplausos.) Gracias. Gracias. Gracias.

    En nombre de todos los estadounidenses, permítame también dar las gracias a todo el pueblo polaco por la generosidad que ha mostrado al dar la bienvenida a nuestros soldados a su país. Estos soldados no sólo son valientes defensores de la libertad, sino también símbolos del compromiso de Estados Unidos con su seguridad y con su lugar en una Europa fuerte y democrática.
    Estamos orgullosamente unidos en el escenario por soldados estadounidenses, polacos, británicos y rumanos. Gracias. (Aplausos.) Gracias. Gran trabajo.
    El Presidente Duda y yo acabamos de llegar de una reunión increíblemente exitosa con los líderes que participaron en la Iniciativa Tres Mares. Para los ciudadanos de esta gran región, Estados Unidos está ansioso por expandir nuestra asociación con vosotros. Damos la bienvenida a lazos más fuertes de trabajo y comercio a medida que crecen sus economías. Y estamos comprometidos en asegurar su acceso a fuentes alternativas de energía, para que Polonia y sus vecinos nunca vuelven a ser rehenes de un solo proveedor de energía. (Aplausos.)
    Señor Presidente, le felicito, junto con el Presidente de Croacia, por su liderazgo en esta iniciativa histórica de los Tres Mares. Gracias. (Aplausos.)

    Esta es mi primera visita a Europa Central como Presidente, y estoy encantado de poder estar aquí en este magnífico y hermoso pedazo de tierra. Es hermoso. (Aplausos.) Polonia es el corazón geográfico de Europa, pero lo que es más importante, en el pueblo polaco vemos el alma de Europa. Vuestra nación es grande porque vuestro espíritu es grande y vuestro espíritu es fuerte. (Aplausos.)
    Durante dos siglos, Polonia sufrió ataques constantes y brutales. Pero si bien Polonia pudo ser invadida y ocupada, y sus fronteras incluso borradas del mapa, nunca pudo borrarse de la historia o de vuestros corazones. En esos días oscuros, perdisteis vuestra tierra pero nunca perdisteis vuestro orgullo. (Aplausos.)
    Así es, con verdadera admiración, que puedo decir hoy que desde las granjas y aldeas de vuestro campo hasta las catedrales y plazas de vuestras grandes ciudades, Polonia vive, Polonia prospera y Polonia prevalece. (Aplausos.)
    A pesar de todos los esfuerzos para transformaros, oprimiros o destruiros, vosotros soportasteis y vencisteis. Sois la nación orgullosa de Copérnico -penad en eso- (aplausos)-, de Chopin, de San Juan Pablo II. Polonia es una tierra de grandes héroes. (Aplausos.) Y sois un pueblo que sabe el verdadero valor de lo que defendeis.
    El triunfo del espíritu polaco durante siglos de penurias nos da toda la esperanza de un futuro en el que el bien conquista el mal y la paz logra la victoria sobre la guerra.
    Para los estadounidenses, Polonia ha sido un símbolo de esperanza desde el comienzo de nuestra nación. Héroes polacos y patriotas estadounidenses lucharon juntos en nuestra Guerra de la Independencia y en las muchas guerras que siguieron. Nuestros soldados siguen sirviendo juntos hoy en Afganistán e Irak, combatiendo a los enemigos de toda civilización.
    Por parte de América, nunca hemos renunciado a la libertad y la independencia como el derecho y el destino del pueblo polaco, y nunca, nunca lo haremos. (Aplausos.)
    Nuestros dos países comparten un vínculo especial forjado por historias únicas y personajes nacionales. Es una comunión que sólo existe entre las personas que han luchado y sangrado y han muerto por la libertad. (Aplausos.)
    Los signos de esta amistad están en la capital de nuestra nación. A pocos pasos de la Casa Blanca, hemos levantado estatuas de hombres con nombres como Pułaski y Kościuszko.(Aplausos.) Lo mismo ocurre en Varsovia, donde las señales de la calle llevan el nombre de George Washington, y un monumento se levanta a uno de los más grandes héroes del mundo, Ronald Reagan.(Aplausos.)
    Y aquí estoy hoy no sólo para visitar a un viejo aliado, sino para sostenerlo como ejemplo para otros que buscan la libertad y que desean reunir el coraje y la voluntad para defender nuestra civilización. (Aplausos.) La historia de Polonia es la historia de un pueblo que nunca ha perdido la esperanza, que nunca ha sido roto, y que nunca, nunca ha olvidado quién es. (Aplausos)
    EL PÚBLICO: ¡Donald Trump! ¡Donald Trump! ¡Donald Trump!
    PRESIDENTE TRUMP: Gracias. Muchas gracias. Gracias. Muchas gracias. Un gran honor. Esta es una nación de más de mil años de antigüedad. Sus fronteras fueron borradas por más de un siglo y sólo fueron restauradas hace un siglo.
    En 1920, en el Milagro de Vístula, Polonia detuvo al ejército soviético decidido a la conquista de Europa. (Aplausos.) Luego, 19 años después en 1939, fue invadido nuevamente, esta vez por la Alemania nazi desde el oeste y la Unión Soviética desde el este. Eso es una angustia. Eso es duro.
    Bajo una doble ocupación, el pueblo polaco sufrió males más allá de la descripción: la masacre del bosque de Katyn, las ocupaciones, el Holocausto, el Gueto de Varsovia y el Levantamiento del Ghetto de Varsovia, la destrucción de esta bella capital y la muerte de casi uno de cada cinco polacos. Una población judía vibrante -la más grande de Europa- se redujo a casi nada después de que los nazis sistemáticamente asesinasen a millones de ciudadanos judíos de Polonia, junto con otros innumerables, durante esa brutal ocupación.
    En el verano de 1944, los ejércitos nazis y soviéticos se preparaban para una terrible y sangrienta batalla aquí en Varsovia. En medio de ese infierno en la tierra, los ciudadanos de Polonia se levantaron para defender su patria. Me siento profundamente honrado de haber sido unidos en el escenario hoy por veteranos y héroes del Levantamiento de Varsovia. (Se dirige a ellos y les aplaude. Aplausos entre el público.)
    EL PÚBLICO: Corean “¡Cześć i chwała bohaterom!” (Honor y gloria a los héroes)
    PRESIDENTE TRUMP: Qué gran espíritu. Saludamos su noble sacrificio y nos comprometemos a recordar siempre su lucha por Polonia y por la libertad. Gracias. Gracias. (Aplausos.)
    Este monumento nos recuerda que más de 150.000 polacos murieron durante esa lucha desesperada por derrocar la opresión.
    Desde el otro lado del río, las fuerzas armadas soviéticas se detuvieron y esperaron. Vieron cómo los nazis destruían sin piedad la ciudad, asesinando viciosamente a hombres, mujeres y niños. Trataron de destruir a esta nación para siempre, rompiendo su voluntad para sobrevivir.
    Pero hay un coraje y una fuerza profunda en el carácter polaco que nadie podría destruir. El mártir polaco, Monseñor Michael Kozal, lo dijo bien: “Más horroroso que una derrota de las armas es un colapso del espíritu humano”.
    A través de cuatro décadas de gobierno comunista, Polonia y las otras naciones cautivas de Europa sufrieron una brutal campaña para demoler la libertad, vuestra fe, vuestras leyes, vuestra historia, vuestra identidad -de hecho, la esencia misma de su cultura y su humanidad. Sin embargo, a través de todo esto, nunca perdisteis ese espíritu. (Aplausos.) Vuestros opresores trataron de romperos, pero Polonia no podía romperse. (Aplausos.)
    Y cuando llegó el día 2 de junio de 1979, y un millón de polacos se reunieron alrededor de la plaza de la victoria para su primera misa con su papa polaco, ese día, todos los comunistas de Varsovia debieron saber que su sistema opresivo pronto se derrumbaría. (Aplausos.) Debieron de saberlo en el momento exacto en que el sermón del Papa Juan Pablo II, cuando un millón de hombres, mujeres y niños polacos levantaron de repente sus voces en una sola oración. Un millón de polacos no pidieron riquezas. No pidieron privilegio. En cambio, un millón de polacos cantaron tres palabras sencillas: “Queremos a Dios”. (Aplausos.)
    En esas palabras, el pueblo polaco recordó la promesa de un futuro mejor. Encontraron nuevo coraje para enfrentar a sus opresores, y encontraron las palabras para declarar que Polonia sería Polonia una vez más.
    Mientras estoy aquí hoy frente a esta increíble multitud, esta nación fiel, todavía podemos escuchar los ecos de esas voces a través de la historia. Su mensaje es tan verdadero hoy como siempre. El pueblo de Polonia, el pueblo de América y el pueblo de Europa todavía gritan “Queremos a Dios”. (Aplausos.)
    Juntos, con el Papa Juan Pablo II, los polacos reafirmaron su identidad como nación consagrada a Dios. Y con esa poderosa declaración de quiénes sois, llegasteis a entender qué hacer y cómo vivir. Permanecisteis en solidaridad contra la opresión, contra una policía secreta sin ley, contra un sistema cruel y perverso que empobreció vuestras ciudades y vuestras almas. Y ganasteis. Polonia prevalecía. Polonia prevalecerá siempre. (Aplausos.)
    EL PÚBLICO: ¡Donald Trump! ¡Donald Trump! ¡Donald Trump!
    PRESIDENTE TRUMP: Gracias. Vosotros fuisteis apoyados en esa victoria sobre el comunismo por una fuerte alianza de naciones libres en Occidente que desafió a la tiranía. Ahora, entre los miembros más comprometidos de la Alianza de la OTAN, Polonia ha reanudado su puesto como nación líder de una Europa fuerte, completa y libre.
    Una Polonia fuerte es una bendición para las naciones de Europa, y lo saben. Una Europa fuerte es una bendición para Occidente y para el mundo. (Aplausos.) Cien años después de la entrada de las fuerzas estadounidenses en la Primera Guerra Mundial, el vínculo transatlántico entre los Estados Unidos y Europa es tan fuerte como siempre y tal vez, en muchos aspectos, incluso más fuerte.
    Este continente ya no se enfrenta al espectro del comunismo. Pero hoy estamos en Occidente, y tenemos que decir que hay amenazas graves para nuestra seguridad y nuestro estilo de vida. Veis lo que está sucediendo ahí afuera. Son amenazas. Nos enfrentaremos a ellas. Ganaremos. Pero son amenazas. (Aplausos.)
    EL PÚBLICO: ¡Donald Trump! ¡Donald Trump! ¡Donald Trump!
    PRESIDENTE TRUMP: Nos enfrentamos a otra opresiva ideología, que busca exportar el terrorismo y el extremismo en todo el mundo. América y Europa han sufrido un ataque terrorista tras otro. Vamos a hacer que se detenga. (Aplausos.)
    Durante una reunión histórica en Arabia Saudita, hice un llamamiento a los líderes de más de 50 naciones musulmanas a unirse para expulsar esta amenaza que amenaza a toda la humanidad. Debemos unirnos a estos enemigos compartidos para despojarles de su territorio y su financiación, sus redes y cualquier forma de apoyo ideológico que puedan tener. Si bien siempre acogeremos a nuevos ciudadanos que comparten nuestros valores y amamos a nuestro pueblo, nuestras fronteras estarán siempre cerradas al terrorismo y al extremismo de cualquier tipo. (Aplausos.)
    EL PÚBLICO: ¡Donald Trump! ¡Donald Trump! ¡Donald Trump!
    PRESIDENTE TRUMP: Estamos luchando duramente contra el terrorismo islámico radical, y prevaleceremos. No podemos aceptar a aquellos que rechazan nuestros valores y que usan el odio para justificar la violencia contra los inocentes.
    Hoy, Occidente también se enfrenta a los poderes que buscan poner a prueba nuestra voluntad, socavan nuestra confianza y desafían nuestros intereses. Para enfrentar nuevas formas de agresión, incluyendo la propaganda, los crímenes financieros y la guerra cibernética, debemos adaptar nuestra alianza para competir de manera efectiva en nuevos caminos y en todos los nuevos campos de batalla.
    Instamos a Rusia a poner fin a sus actividades desestabilizadoras en Ucrania y en otros lugares, y a su apoyo a regímenes hostiles, incluida Siria e Irán, y unirse a la comunidad de naciones responsables en nuestra lucha contra los enemigos comunes y en defensa de la civilización misma. (Aplausos.)
    Por último, a ambos lados del Atlántico, nuestros ciudadanos se enfrentan a otro peligro, uno que está firmemente bajo nuestro control. Este peligro es invisible para algunos, pero familiar para los polacos: la constante escala de la burocracia gubernamental que drena la vitalidad y la riqueza de la gente. Occidente se hizo grande no debido al papeleo ya las regulaciones sino porque se permitió a la gente perseguir sus sueños y perseguir sus destinos.
    Los estadounidenses, los polacos y las naciones de Europa valoran la libertad individual y la soberanía. Debemos trabajar juntos para confrontar fuerzas, tanto de dentro como de fuera, del Sur o del Este, que amenazan con el tiempo para socavar estos valores y borrar los lazos de cultura, fe y tradición que nos hacen ser quienes somos. (Aplausos.) Si no se controlan, estas fuerzas socavan nuestro valor, socavan nuestro espíritu y debilitan nuestra voluntad de defendernos a nosotros mismos y a nuestras sociedades.
    Pero así como nuestros adversarios y enemigos del pasado aprendieron aquí en Polonia, sabemos que estas fuerzas también están condenadas al fracaso si queremos que fracasen. Y nosotros, de hecho, queremos que fracasen. (Aplausos.) Están condenados no sólo porque nuestra alianza es fuerte, nuestros países son resistentes y nuestro poder es inigualable. A través de todo eso, tenéis que decir que todo es verdad. Nuestros adversarios, sin embargo, están condenados porque nunca olvidaremos quiénes somos. Y si no olvidamos quiénes son, simplemente no podemos ser vencidos. Los estadounidenses nunca olvidarán. Las naciones de Europa nunca olvidarán. Somos la comunidad más rápida y más grande. No hay nada como nuestra comunidad de naciones. El mundo nunca ha conocido nada parecido a nuestra comunidad de naciones.
    Escribimos sinfonías. Buscamos la innovación. Celebramos a nuestros antiguos héroes, abrazamos nuestras tradiciones y costumbres atemporales, y siempre buscamos explorar y descubrir nuevas fronteras.
    Recompensamos la brillantez. Nos esforzamos por la excelencia, y apreciamos obras de arte inspiradoras que honran a Dios. Valoramos el imperio de la ley y protegemos el derecho a la libertad de palabra y a la libre expresión. (Aplausos.)
    Damos poder a las mujeres como pilares de nuestra sociedad y de nuestro éxito. Ponemos la fe y la familia, no el gobierno y la burocracia, en el centro de nuestras vidas. Y discutimos todo. Lo desafiamos todo. Buscamos saberlo todo para que podamos conocernos mejor. (Aplausos.)
    Y sobre todo, valoramos la dignidad de toda vida humana, protegemos los derechos de cada persona y compartimos la esperanza de que cada alma viva en libertad. Eso es lo que somos. Esos son los lazos inestimables que nos unen como naciones, como aliados y como civilización.
    Lo que tenemos, lo que hemos heredado de nuestro -y lo sabeis mejor que nadie, y lo veis hoy con este increíble grupo de personas-, lo que hemos heredado de nuestros antepasados nunca ha existido hasta este punto antes. Y si no lo preservamos, nunca jamás volverá a existir. Así que no podemos fallar.
    Esta gran comunidad de naciones tiene algo más en común: en cada una de ellas, es el pueblo, no el poderoso, quien siempre ha formado el fundamento de la libertad y la piedra angular de nuestra defensa. La gente ha sido esa fundación aquí en Polonia -como lo fueron aquí en Varsovia-, y fueron la fundación desde muy al comienzo en América.
    Nuestros ciudadanos no ganaron la libertad juntos, no sobrevivieron a los horrores juntos, no enfrentaron el mal juntos, sólo para perder nuestra libertad por una falta de orgullo y de confianza en nuestros valores. No lo hicimos y no lo haremos. Nunca retrocederemos.(Aplausos.)
    EL PÚBLICO: ¡Donald Trump! ¡Donald Trump! ¡Donald Trump!
    PRESIDENTE TRUMP: Mientras conozcamos nuestra historia, sabremos construir nuestro futuro. Los estadounidenses saben que una fuerte alianza de naciones libres, soberanas e independientes es la mejor defensa para nuestras libertades y nuestros intereses. Es por eso que mi administración ha exigido que todos los miembros de la OTAN finalmente cumplan con su plena y justa obligación financiera.
    Como resultado de esta insistencia, miles de millones de dólares han comenzado a inyectarse en la OTAN. De hecho, la gente está sorprendida. Pero miles y miles de millones de dólares más están llegando de países que, en mi opinión, no estarían pagando tan rápido.
    A los que critican nuestra firme postura, quisiera señalar que los Estados Unidos no sólo han demostrado con palabras sino con sus acciones que estamos firmemente a favor del artículo 5, el compromiso de defensa mutua. (Aplausos.)
    Las palabras son fáciles, pero las acciones son lo que importa. Y para vuestra propia protección -y vosotros sabéis esto, todo el mundo sabe esto, todo el mundo tiene que saber esto- Europa debe hacer más. Europa debe demostrar que cree en su futuro invirtiendo su dinero para garantizar ese futuro.
    Es por eso que aplaudimos a Polonia por su decisión de avanzar esta semana al adquirir de los Estados Unidos el sistema de defensa aérea y de misiles Patriot, el mejor en cualquier parte del mundo. (Aplausos.) Esa es también la razón por la que saludamos al pueblo polaco por ser uno de los países de la OTAN que ha alcanzado realmente el punto de referencia para invertir en nuestra defensa común. Gracias. Gracias, Polonia. Debo deciros que el ejemplo que dais es verdaderamente magnífico, y aplaudimos a Polonia. Gracias. (Aplausos.)
    Tenemos que recordar que nuestra defensa no es sólo un compromiso de dinero, es un compromiso de voluntad. Porque como nos recuerda la experiencia polaca, la defensa de Occidente en última instancia, descansa no sólo en los medios, sino también en la voluntad de su pueblo para prevalecer y tener éxito y obtener lo que tiene que tener. La cuestión fundamental de nuestro tiempo es si Occidente tiene la voluntad de sobrevivir. ¿Tenemos la confianza en nuestros valores para defenderlos a cualquier precio? ¿Tenemos suficiente respeto para que nuestros ciudadanos protejan nuestras fronteras? ¿Tenemos el deseo y el coraje de preservar nuestra civilización ante aquellos que la subvertirían y destruirían? (Aplausos.)
    Podemos tener las economías más grandes y las armas más letales en cualquier parte de la Tierra, pero si no tenemos familias fuertes y valores fuertes, entonces seremos débiles y no sobreviviremos. (Aplausos.) Si alguien olvida la importancia crítica de estas cosas, que vayan a un país que nunca lo ha hecho. Que vengan a Polonia. (Aplausos.) Y que vengan aquí, a Varsovia, y aprendan la historia del Levantamiento de Varsovia.
    Cuando lo hagan, deben aprender sobre la avenida de Jerusalén. En agosto de 1944, la avenida Jerusalem era una de las principales carreteras que discurrían hacia el este y el oeste a través de esta ciudad, tal como es hoy. El control de esa vía era crucial para ambas partes en la batalla por Varsovia. El ejército alemán lo quería como su ruta más directa para mover tropas y formar un frente muy fuerte. Y para el Ejército Nacional polaco, la capacidad de pasar al norte y al sur a través de esa calle era fundamental para mantener el centro de la ciudad, y el Levantamiento mismo, y evitar ser dividido y destruido.
    Todas las noches, los polacos ponían sacos de arena en medio de un fuego de ametralladora -y era un fuego horrendo- para proteger un paso estrecho por la avenida Jerusalén. Todos los días, las fuerzas enemigas los derribaban una y otra vez. Entonces los polacos cavaron una zanja. Finalmente, construyeron una barricada. Y los valientes luchadores polacos comenzaron a fluir a través de la Avenida de Jerusalén. Ese estrecho pasadizo, de apenas unos metros de ancho, era el frágil eslabón que mantenía viva el Levantamiento.
    Entre sus muros, un flujo constante de ciudadanos y luchadores por la libertad hacían sus peligrosas, simplemente peligrosas, carreras. Corrieron por esa calle, corrieron a través de esa calle, corrieron bajo esa calle -todo para defender esta ciudad. “El lado lejano estaba a varios metros de distancia”, recordó una joven polaca llamada Greta. Esa mortalidad y esa vida eran muy importantes para ella. De hecho, dijo, “El sector mortalmente peligroso de la calle estaba empapado en la sangre. Era la sangre de los mensajeros, de las chicas de enlace y de los mensajeros.”
    Los francotiradores nazis disparaban contra cualquiera que cruzase. A cualquiera que se cruzase, les disparaban. Sus soldados quemaron todos los edificios de la calle, y usaron a los polacos como escudos humanos para sus tanques en su esfuerzo por capturar la avenida Jerusalén. El enemigo nunca cesó su asalto incesante en ese pequeño puesto de civilización. Y los polacos nunca cesaron su defensa.
    El paso de la Avenida de Jerusalén requería protección constante, reparación y refuerzo, pero la voluntad de sus defensores no vaciló, ni siquiera ante la muerte. Y hasta los últimos días del Levantamiento, el frágil cruce nunca, nunca fracasó. Nunca se olvidó, nunca. Fue mantenido abierto por el pueblo polaco.
    Los recuerdos de los que perecieron en el Levantamiento de Varsovia gritan a través de las décadas, y pocos son más claros que los recuerdos de los que murieron para construir y defender el cruce de la Avenida Jerusalén. Esos héroes nos recuerdan que Occidente fue salvado con la sangre de los patriotas; que cada generación debe levantarse y desempeñar su papel en su defensa – (aplausos) – y que cada pie de tierra, y cada pulgada de civilización, vale la pena defenderlo con su vida.
    Nuestra propia lucha por Occidente no comienza en el campo de batalla: comienza con nuestras mentes, nuestras voluntades y nuestras almas. Hoy en día, los lazos que unen nuestra civilización no son menos vitales y no exigen menos defensa que el desnudo terreno en el que la esperanza de Polonia descansó en su totalidad. Nuestra libertad, nuestra civilización y nuestra supervivencia dependen de estos vínculos de historia, cultura y memoria.
    Y hoy como siempre, Polonia está en nuestro corazón, y su gente está en esa lucha.(Aplausos.) Así como Polonia no podía romperse, declaro hoy que el mundo oirá que Occidente jamás será quebrantado. Nuestros valores prevalecerán. Nuestro pueblo prosperará. Y nuestra civilización triunfará. (Aplausos.)
    EL PÚBLICO: ¡Donald Trump! ¡Donald Trump! ¡Donald Trump!
    PRESIDENTE TRUMP: Gracias. Así que, juntos, luchemos como los polacos: por la familia, por la libertad, por el país y por Dios.
    Gracias. Dios os bendiga. Dios bendiga al pueblo polaco. Dios bendiga a nuestros aliados. Y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América.

    Gracias. Dios os bendiga. Muchas gracias. (Aplausos.)”

    • pasmao 15 Julio, 2017 at 14:59 #

      Excelente discurso Manu, pena que haya partes que sean una absoluta mentira y otras que son medio verdad.

      Todo lo que nos cuenta Trump sobre el tema del terrorismo islámico o es mentira o está truado de ellas, sobre todo desde el momento en que ha admitido el discurso Obamista-Clintoniano, bendiciendo a paises cómo Arabia Saudita y contraponiéndolos a la Rusia de Putin.

      En lo que a Polonia respecta ha obviado un tema muy importante y es Katyn. Y eso que a priori tenía su morbo porque implicaba directamente a soviéticos y nazis, pero si lo de Katyn “funcionó” fue precisamente porque occidente tragó con la mentira porque le convenía.

      Muy parecido por cierto con lo que ocurre ahora en Oriente Medio (un Katyn II en toda regla)

      Obviamente en el país de los ciegos (nuestro stablishment) el tuerto (Trump) es el rey.

      Pero no hay que tener un master en geoestrategia para saber exactamente que ha ido a hacer Trump a Polonia. Y no es a defender nuestros intereses, aunque si nostros no queremos defenderlos (por diotas)¿por qué debería de hacerlo él?

      Un cordial saludo

      • pasmao 15 Julio, 2017 at 19:25 #

        Repasando el discurso he visto que si nombra a Katyn, pero tan de pasada y de manera tan anécodótica que se me ha pasado.

        Y si hay un punto de inflexión fundamental en la historia Polaca del XX es Katyn. Bien podía haberle dedicado la 1/4 parte de lo que comenta acerca de la avenida Jerusalén.

        Pero no lo ha hecho. Y es porque lo que peor de lo que pasó en Katyn es cómo esos USA, UK .. que ahora se complacen en esa celebración por la compra de juguetes bélicos made in USA (si hubieran sido made in Germay o France probablemente se habría ahorrado el paseo hasta allí) escondieron lo que pasó allí durante años.

        Si lo que nos quiere vender Trump es que si le compramos mas juguetes, él se encargará de que el terrorismo islámico deje de ser una preocupación lo llevamos claro

        Otro cordial saludo

  8. Loli 15 Julio, 2017 at 8:13 #

    Curioso..

    También Fidel Castro se caracterizaba por sus discursos de horas y horas…hablando, y parece que también sin leer, ante una multitud entregada…

    No sé si en la transcripción de los mismos, en los medios de comunicación únicos y permitidos del régimen, también se apuntillaban los aplausos, vítores…etc…de la agotada población..

    Aunque intuyo que sí..

    Siempre son un poco exagerados en estas cosas, y tendentes a la megalomanía, esos líderes que parecen admirar la figura de los antiguos “sátrapas” y quieren emularlos.

    Ay….esa relación ambigüa de admiración y recelo que existe entre los actuales dirigentes de las naciones “más poderosas” del mundo actual.

    Podemos temer muchas cosas de esa “megalomanía”, pero una de las peores es….el agotamiento de sus interminables discursos.

    Eso sí que puede resultar una terrible “arma de destrucción masiva”….la gente empieza a sentirse “mareada”, no es capaz de mantener bien la atención a las “dos horas” de la inmisericorde “conferencia”, las actitudes se realizan por mimetismo…..y el agotamiento se apodera de cuerpos y mentes hasta la extenuación.

    Por favor….El sr. Manu Oquendo nos remitió, amablemente, al link correspondiente, si queríamos leer el “discurso del sr. Trump”, a sabiendas de su extensión.

    Ud. Sr. EB, sin ánimo de ofender, parece querer aturdirnos sin piedad, colgando el link entero en un foro….que de verdad es para comentar el artículo de cabecera….no para utilizar ese artículo y al autor del mismo como una excusa para colocarse ud. de “protagonista principal”…despreciando e importándole un bledo una mínima actitud de cortesía tanto al articulista, como al resto de comentaristas….

    Con haber hecho lo que el Sr. Manu, hubiera sido suficiente.

    O ¿es que quería asegurarse de lo leyéramos?.

    ¿Por qué ese afán tan “didáctico”, hacia un foro donde desprecia a la mayoría de sus participantes?.

    Pues ¡menos mal que solo somos el “patio de recreo” para Ud., y no nos dedica mucho tiempo!…., porque de verdad….puede acabar con nosotros…por “agotamiento letal”.

    • EB 16 Julio, 2017 at 18:26 #

      Loli, para su tranquilidad fue Manu quien colgó el link de todo el discurso. Espero que se recupere pronto.

      • Loli 17 Julio, 2017 at 1:45 #

        Pues sí…es verdad….lamento profundamente el error de confundirle con Ud.

        Yo me recupero pronto, no se apure Sr. EB, también lo hace el Sr. Manu Oquendo, estoy segura, comentarista al que respeto y admiro, pero que, con ese mismo respeto, le reitero mi opinión al respecto de la transcripción entera del link.

        Por lo demás, también mantengo las analogías que realizo en el comentario.

        Vuelvo a pedir disculpas por el error, producto de la falta de atención.

  9. Alicia 15 Julio, 2017 at 14:36 #

    Hola, Manu.
    Te diré. Es muy habitual que esté de acuerdo contigo, pero en este caso concreto del discurso de Trump no comparto en casi nada tu opinión favorable.
    No negaré que encuentro en él frases sensatas; pero también es cierto, creo, que entre tanta palabrería reiterativa es lógico que se cuele algún retazo de buen sentido.
    La sensación que me queda después de habérmelo tragado enterito es que, sobre el papel, me lo imagino como esos impresos a multicopista que llevan un texto que siempre es el mismo y, de vez en cuando, espacios en blanco para que se rellenen a criterio o necesidades o intereses de quien los cumplimenta.
    Un discurso prácticamente idéntico lo puede pronunciar en cualquier otro país ― que visite en “son de paz” y con el que quiera mantener (y eso es sensato) buenas relaciones diplomáticas o comerciales o de la índole que sea menester ― con tan sólo cambiar algunos nombres propios y menciones a circunstancias concretas que formen parte relevante de su historia.
    Me ha parecido, de verdad, tan vacío que considero que no se ha perdido gran cosa si no ha sido ampliamente divulgado por la prensa europea.
    Dices, entiendo que refiriéndote a políticos de nuestros países, “Sin duda Trump es un grave problema para esta gente”. Y, sí, puede ser preocupante para ellos, pero también puede serlo para las entendederas de gente común, habida cuenta de determinadas ideas suyas no poco peculiares, y de su radicalismo excesivo en varios aspectos.
    Pero, ya sabes, Manu. Aun con ocasionales discrepancias – ya te lo he escrito alguna vez – te quiero.

  10. Manu Oquendo 15 Julio, 2017 at 20:46 #

    The point is well taken-

    Saludos cordiales.

  11. Manu Oquendo 17 Julio, 2017 at 20:49 #

    Buenas noches:
    Es fácil sacarle punta al discurso de Trump. A casi cualquier discurso.

    Si lo he traído les garantizo que no ha sido porque su contenido me parezca un admirable prototipo del género.

    Lo he traído porque alguien está empeñado en ofrecer una imagen distorsionada de Trump, ocultando hasta sus éxitos. Esto sí es relevante. Es relevante que nuestros medios nos oculten información y nos mientan. Ya está bien.

    Lo que está sucediendo mediáticamente es un excelente ejemplo de cómo nuestros Mass Media se ocupan de ocultar y distorsionar información relevante. Son como los postes repetidores de los menores deseos del Deep Power. De cualquiera que lo parezca.

    El discurso causó entusiasmo en Polonia que es un país importante, en Europa y en los EEUU, por muchas cosas.

    Por otra parte, según El País de hoy, España es el país europeo más preocupado por el ·”Negocio” del Cambio climático.

    También somos, junto a Luxemburgo, el país más europeísta de Europa.
    Sorprendente en ambos casos.

    Mucho más que Polonia que se está planteando cosas como no entrar en el Euro porque ya conoció el Régimen Soviético y encuentra demasiadas cosas parecidas en la UE a pesar de toda la retórica del Buen Rollito, de lo Rosa y de lo del Arcoíris a los altares y a las escuelas.

    Es decir, nosotros somos probablemente poco reflexivos y nuestros gobiernos toman decisiones como mínimo “curiosas” que se aceptan emocionalmente y sin pensar en sus consecuencias.

    Otra cosa que seguro que les ha llamado la atención del discurso es que en Polonia entusiasme que alguien les hable de su historia como nación y que nuestros líderes sean incapaces de defender lo propio. Esto es bochornoso.

    Eso era todo.
    Un saludo afectuoso.

    • pasmao 18 Julio, 2017 at 19:29 #

      En efecto Manu

      Hay todo un rosario de “noticias” que se ocultan y desaparacen, y en relación con los presidentes USA también.

      Simplemente recordar la visita de Obama a China donde tuvo que bajar por la esaclera de emergencia del Air Force One, porque los chinos pasaban de ponerle escalerilla, finguer o lo que fuera menester y donde los escoltas del Servicio Secreto acabaron a bofetadas con la policía china.

      Si se supo algo fue debido a medios judeomasónicos chinos, rusos o iraníes. Pero no abrió muchos telediarios en los llamados paises ¿libres?.

      La verdad es la verdad, la diga Agamenon o su porquero.

      Los polacos tienen derecho a amar a su nación/patria, pero si se quieren engañar a si mismos, otra vez Katyn, pues adelante. Los polacos sólo quieren toda la parte posible de los fondos de cohesión de la UE, que no les pongan rstricciones mediambientales por quemar carbón a saco (ya les gustaría a los de Andorra/Teruel poder hacer lo mismo), e ir de enfant terribles ante Rusia con el apoyo del primo zumosol de la de la NATO detrás.

      Y si de paso se pueden apropiar del copyright de caballo de Troya en al UE que ya no pueden tener los de UK por lo del brexit ni le cuento.

      Y hacen bien, pero si los demás no estamos en eso que no se quejen.

      Casi ningún país de la Uropa del Este debió entrar en la UE. Ni los de las Repúblicas Bálticas, ni Polonia, ni Bulgaria, ni Rumanía, ni Eslovaquia, un buentratado preferencial y punto. Y sólo muy en el largo plazo y después de verificar que no iban a tirar por la calle de enmedio, a la UK manera, Chequia y Eslovaquia (mejor unidos) y Hungría.

      Como tampoco las Malta, Chipre, Islas Feroe..que eso parece poco mas o menos que una UEFA de serie B.

      Ni por renta, ni por historia estaban capacitados. Ellos fueron los primeros en romper la primera UE que hubo, el Imperio Austríaco de mediados XIX y las maneras y querencias continuan.

      Bastante costó digerir a la exRDA, y aún no se ha acabdo la digestión, como para en vez de comernos una vaca comernos un diplodocus.

      Entraron porque:

      1/En Uropa nuestras élites son idiotas, y con tal de sumar economías de escala ..

      2/Contaron con el apoyo entusiasta de USA y UK (esa que se queja ahora del fontanero polaco) por que así fastidiaban a Rusia.Que luego fuera a volverse contra ellos, sobre todo UK, da la medida de su clarividencia.

      3/Contaron con el apoyo entusiasta de Alemania porque se hacía la ilusión de recuperar territorios ancestrales y además sacarlos adelante con fondos de cohesión del rest, que al mismo tiempo quitaba a esos parásitos del Sur. Además se recentraba Uropa. Berlín como capital de Uropa con mucho territorio hacia su Este y no sólo hacia el Sur y el Mediterraneo.

      Después hemos visto como se las gastan y cómo les asoma la patita totalitaria, donde estar contra la UE es sólo la excusa fácil para no apencar con el resto y hacerse los locos si se trata de ir todos juntos. Y siempre para beneficio de esa NATO que realmente no se muy bien para que sirve.

      ¿para que sirve la NATO?

      Para que España tenga desprotegidas Ceuta y Melilla, donde se une peligro islámico y amenza exterior?

      Para que todo el follón de Oriente Medio esté en manos de bomberos pirómanos amigos de la propia NATO y que además nos eamos capaces de contener ese terrorismo islámico e inmigración islamica, nuestro mayor enemigo exterior en décadas (propiciados por la propia NATO)?

      Pues para eso mejor apagamos y nos vamos. Y si los polacos quieren comprar armas para defenderse de Putin cuando nuestra amenza mas clara (la de ellos también) está hacia el Sur y no hacia el Este, son muy libres de hacerlo.

      Pero que se ahorren discursos patrióticos.

      Así entendí la visita de Trump, visto el discurso y sus precedentes.

      Un muy cordial saludo

  12. Manu Oquendo 20 Julio, 2017 at 11:41 #

    Hablando de Polonia.

    Resulta que hoy la prensa de la “progresía” marcusiana USA en España (El País) nos anuncia en portada que la UE podría retirar el voto a Polonia porque pretende su gobierno que la judicatura dependa del poder político. Es decir, exactamente igual que depende en la UE y en España, por citar dos ejemplos.

    Por otra parte es bien sabido en la judicatura que los grandes tribunales de justicia europeos están en manos del lobby masón y del lobby homosexual y, a mucha distancia, asociados menores. Ambos colectivos, poco carentes de inteligencia, hace mucho que llegaron a dos conclusiones.

    1. Si no te organizas como lobby –oficial, sumergido o al 50/50– no cuentas.
    2. Hacerlo no es tan fácil pero tampoco es muy difícil. En compensación es altamente rentable en términos de Poder.

    Supongo que todos, –especialmente D, Isaac Salama–, recuerdan la jugada del gobierno de Rodríguez Zapatero para la reversión del caso Parot para lo cual el gobierno cambió al magistrado español (Ilmo. J.B.B) por otro perfectamente equipado ideológicamente para recoger con la toga “el polvo del camino” y explicar el asunto a los otros jueces del tribunal que puso en la calle a criminales reincidentes por conveniencias políticas.

    Por si fuera poco la UE mantiene silenciosamente en los estados bálticos ciudadanos sin derechos civiles europeos a los cuales tienen pleno derecho. Los allí nacidos pero de lengua rusa que son muchos y se les trata como a los negros en la Georgia de los años 30. Pero no importa la UE es guai,

    De remate recordar que la ciudadanía de 28 países europeos suspende nuestro sistema judicial con un 4.6 sobre 10. No sorprende porque la gente es más perspicaz de lo que algunos sátrapas quisieran.

    De España, mejor no hablemos. Todos los órganos de gobierno de la Justicia están en manos del Poder Político. Incluso en las Autonomías por medios subrepticios y de dependencia administrativa.

    Aquí la conferencia de M. Alaya.
    https://www.youtube.com/watch?v=d6PYc52j9kQ
    Aquí un resumen
    http://hayderecho.com/2017/06/23/ataque-a-la-independencia-del-poder-judicial-las-verdades-del-barquero-resumen-de-la-conferencia-de-mercedes-alaya-en-el-ateneo-de-madrid/

    Por tanto ¿cuál es el Problema?

    Muy sencillo, si los polacos hacen lo mismo que hace la UE o España –pero lo hacen con transparencia– resulta que la Masonería, el lobby homosexual y algún otro lo tendrían mucho más crudo.

    Y hasta ahí podríamos llegar.

    No olvidemos que Polonia y otros países de la órbita soviética llegaron a la UE conociendo perfectamente el sistema y no están dispuestos a pasar por lo mismo bajo otro nombre.

    Saludos

  13. Mjose 18 Agosto, 2017 at 6:42 #

    Este tema me afecta muy de cerca, pues soy madre de familia numerosa y siempre tengo que escuchar que el Estado no tiene que ayudar en nada, si quieres hijos allá tú… Cosas así, y la verdad es que las supuestas ayudas a los padres y madres de familia numerosa en España son una completa mentira. Pero completa falsedad, y lo dices y como si no te oyeran.

  14. Mjose 18 Agosto, 2017 at 7:30 #

    Pero la no ayuda a la natalidad en España es sólo hacia los españoles. Por ejemplo, yo voy a un colegio donde entre el 50-60% , dependiendo del curso, son magrebies. Bien caro lo pagamos, y te quieres cambiar y no hay forma porque las opciones que nos da el Ayuntamiento es enviarnos a otros colegios aun peores.

    Es un colegio concertado pequeño, y por esta causa tengo una relación muy intensa con las madres marroquíes. Ellas sí tienen ayudas, pero no son ayudas generales para la población, sino que las gestiona Servicios Sociales de forma individualizada, pero a los españoles nunca nos las conceden. Estas ayudas personales consisten en muchas cosas, desde alquiler social, cheques para material escolar, comedor escolar ( pero no la beca de comedor convencional), pagos diversos… De ahí que los musulmanes en España siempre tengan tres hijos, porque hablan entre ellas y también les asesoran las de Trabajo Social para que tengan los tres hijos de familia numerosa y obtengan los beneficios máximos.
    Cuando se quedan embarazadas de un cuarto hijo o más van a que en el hospital público les practiquen el aborto, porque ya no aumentan los beneficios. Debo decir que no hablo de oídas, sino que es porque muchas de ellas me lo han contado, incluso tengo amistad con algunas madres marroquíes y se han ofrecido a acompañarme a hacer solicitudes de cosas públicas y me han informado con buena voluntad, porque creen que nosotras en España tenemos los mismos derechos. Pero cuando vamos a solicitar algo, colegios, ayudas, información…las españolas vemos que para nosotras, de familia numerosa o no, en nuestro país no hay nada , excepto malas maneras.

    Y las exigencias escolares en todo también son mucho más altas para los niños y padres y madres españolas, por ejemplo, con la entrega de deberes, que nosotras sí estamos obligadas o te riñen y ponen negativos a nuestros hijos, y si eres extranjero no pasa nada por no hacerlos.

    En los colegios el trato desigual en perjuicio de los españoles es criminal, y no me estoy refiriendo sólo a que los niños y niñas inmigrantes les pongan notazas y los aprueben todo y les pasen de curso casi sin saber leer ni escribir, o aunque asistan poco a clase. Esto ya lo habla cualquiera, porque clama al cielo. Me estoy refiriendo a cosas peores, pero como serían constitutivas de delito no las puedo decir aquí. Sucede que la gente tenemos mucho miedo a hablar porque aun podemos salir escaldados, pero es que una llega ya a un estado de desesperación y frustración que todo te da igual.

    En estas condiciones y viendo el futuro y las presiones diarias, de verdad que a veces me pregunto si hice bien o no teniendo hijos, no por mí, que es lo mejor que he hecho, son lo más mío, mío, mío que he tenido, me lo pregunto por su futuro.

    • Alicia 18 Agosto, 2017 at 11:44 #

      Es que en estos tiempos tan democráticos en que se nos llena la boca de derechos y de libertad lo cierto es que los derechos, de nosotros, los de aquí, los occidentales, cada vez son menos y la libertad una palabra vacía de sentido. La verdad es que hay un miedo del que no se habla, pero que está presente en todos los actos de nuestras vidas.
      ¿Por qué se mima tanto a los magrebíes? Pues porque se les tiene miedo. Los habrá de toda índole y condición, como en cualquier otra etnia, pero de ellos hay una sensación más o menos latente de que “si se enfadan” pueden ser peligrosos.
      La mamarrachada de tanto proteccionismo para con ellos pienso que es un intento estúpido de “hacernos querer”.
      Pero ni nos quieren ni van a querernos nunca sino que, muy al contrario, toda su finalidad es ir poco a poco minando nuestros principios y nuestras creencias y nuestra escala de valores.
      Ya se empezaron a hacer mal las cosas cuando antes de la crisis se los recibía con los brazos abiertos porque se los veía como mano de obra barata, sin que nadie pareciese pararse a pensar que a la larga y al amparo de su “desvalimiento” se harían fuertes.
      En Cataluña, por ejemplo. El nacionalismo imbécil prefería moros mejor que sudamericanos porque los sudamericanos hablan español, pero los moros aprenderían catalán. Pues ahí los tienen, hablando catalán y haciendo atentados en ese idioma universal tan facilito y que se entiende tan estupendamente con tan sólo contar víctimas.
      A lo mejor soy xenófoba, pero qué se le va a hacer. A fin de cuentas si a ellos se los tolera por qué no a mí que no tengo la menor intención de hacer daño a nadie.
      Lo que si me gustaría, eso sí, es que no hubieran venido nunca a Europa. Y al transitar por las calles de las ciudades no encontrar otros extranjeros que turistas, a ser posible ricos, de los que no dan problemas, dejan beneficio y causan muy poquito perjuicio.
      Si me hubieran dicho hace unos años que añoraría los tiempos del franquismo me hubiera echado las manos a la cabeza.
      Hoy me las hecho de ver lo memos y lo ingenuos y lo buenistas que hemos sido; y de la que se nos viene encima.
      Y si es cierto, como usted dice, que el cuarto hijo lo abortan porque ya no les resulta rentable, razón de más para aborrecerlas.

      • Juan Teruel 18 Agosto, 2017 at 12:46 #

        Con todo el respeto: ¡qué conclusiones tan bárbaras sacas Alicia!

        • Alicia 19 Agosto, 2017 at 14:43 #

          ¿Bárbaras?
          Ayer, en la plaza de Cataluña, a continuación (o antes) del minuto de silencio, todos gritando ¡No tenemos miedo! Bueno, en catalán, claro; pero es que no hablo idiomas y no sé repetirlo tal cual.
          ¿Como que no tenemos miedo?
          Tenemos mucho miedo. Todos, Europa entera tiene miedo.
          Y, eso de que no van a poder con nosotros…
          Cada vez que hay un muerto están pudiendo con nosotros.
          Y nosotros mimándolos.
          Es alucinante.

      • pasmao 19 Agosto, 2017 at 13:48 #

        MJose y Alicia

        Cuanta razón tienen. Razón derivada de su experiencia diaria, no de lo que les cuentan o les dicen terceros.

        un fuerte abrazo

  15. Mjose 18 Agosto, 2017 at 20:41 #

    Pues mire, miedo sí los tenemos cuando en un lugar se hacen mayoría, porque se empiezan a subir y a ponerse agresivos y problemáticos.
    Las instituciones y maestros no les tienen miedo, de hecho son bastante sumisas cuando van solas. Los maridos nunca se ocupan de nada, las gestiones las hacen ellas. Pero maestros e
    instituciones debe ser que tienen la cartilla bien leída y debe ser que les dicen de aplicar la “discriminación positiva” (también en las bonificaciones para el fomento de empleo existen, de ahí que todo inmigrante que quiera pueda encontrar empleo, aunque suelen preferir las ayudas). Y claro, la discriminación negativa es para los españoles.

    De todas formas, no se puede disculpar a los maestros y funcionarios por este trato de favor descarado, porque estoy segura que el Estado no les pide que hagan tanto. Lo de las notas te duele, en colegios y en institutos, porque todas las madres moras te hablan de los dieces y éxitos que sacan sus hijas, porque como en sus países las musulmanas son ceros a la izquierda aquí en España les ponen notas muy altas, superiores a las de los varones de sus países.

    Es un comportamiento institucional generalizado, y además las musulmanas no paran de cacarear en voz bien alta las notas altas de sus hijas e hijos y las españolas no decimos nada, porque ahí no podemos demostrar nada y sería además acusar a los maestros indirectamente. Pero todas lo sabemos, y en el parque hablamos con libertad, porque todas sufrimos el problema del doble rasero en las aulas.

    Yo escribo desde la provincia de Alicante, aunque en Murcia me consta que es igual o peor, así que será igual en toda España.

    Sí, a mí también me sorprendió que después de tener el tercer hijo se practicaran abortos, en hospitales públicos, y con la conciencia clara de que tres son por los beneficios materiales. Pero no te lo cuentan con vergüenza, es con naturalidad, pues yo también tengo tres hijos, y mi nivel económico es escaso, y para “ayudarme” con información si me volvía a quedar embarazada y si yo también quisiera dar “solución “. También me han ayudado con información de buena voluntad, que bien nos ocultan las instituciones, pero cuando vamos las españolas el resultado nunca es exitoso.

    De todas formas, lo de las creencias en el islam de los musulmanes yo me he dado cuenta que es selectivo. No creo que Mahoma aprobase los embarazos por interés ni los abortos, y no creo tampoco que aprobará los negocios liberales que ejercen los maridos en su propia casa, de venta de eso que no puedo decir, mientras cobran el paro que no para, y otros conceptos, ella y él, por cuatro días que tuvieron un empleo.

    • Alicia 19 Agosto, 2017 at 14:50 #

      A usted en realidad sólo le preocupa que no le dan las ayudas que a ellos. Me da la impresión de que si se las dieran el resto del problema que tenemos en todo el mundo occidental la tendría totalmente sin cuidado.
      Pasa con todo. A usted y a una gran mayoría de personas. Sólo les quita el sueño el “qué hay de lo mío”.
      Con esas miras tan cortas no es de extrañar de vayamos de cabeza al desastre.

      • Loli 19 Agosto, 2017 at 18:25 #

        A Mjose puede que le preocupe “lo suyo”, cómo sacar adelante y proporcionar una vida digna y el acceso a una educación de sus retoños.

        Realiza una reflexión que plasma a modo de “queja”, sí, pero que procura, así deduzco de su comentario, intentar no arremeter contra quien no tiene culpa, y reconocer amistades y ayuda por parte de quienes parece que a otros comentaristas, tienen estereotipados y proyectados todas sus “fobias”.

        A ti, Alicia, como a mí, también, finalmente, queremos hablar y plasmar lo nuestro, ya sea desde la necesidad de justificar el miedo a perder privilegios que sabemos no tienen los méritos que pretendemos adjudicarles, o por el empecinamiento de que nuestras “ideaciones”, prevalezcan.

        Pero, este blog se autodenomina “Otras Políticas”.

        Y, aunque sea desde la sostificación, la preparación intelectual, el bagaje cultural de muchos de los comentaristas, desgraciadamente, se termina utilizando esa preparación en defender a “capa y espada”, el modelo que se pretende hacer evolucionar.

        No queremos que cambie nada….utilizamos, finalmente, nuestra preparación, para justificar ideas “bárbaras”…..

        Y las plasmamos sin “rubor”….¿esto es algo nuevo, ilusionante, innovador, creativo….buscamos cambiar?.

        Esto es….triste…..muy triste.

        Adios

  16. "Otros comentaristas" 19 Agosto, 2017 at 22:22 #

    No, Loli. No son fobias a lo loco ni miedo a perder no sé qué privilegios.
    Pero no me voy a meter en explicaciones porque he comprobado a lo largo del tiempo que, como le escuché decir a un cubano en una conversación telefónica, “usted y yo hablamos el mismo idioma pero no nos entendemos”.
    Lamento profundamente, eso sí, haberte entristecido.
    Pero es que yo no soy tan buena como tú. Es más, no soy ni siquiera buena ¿O es que no lo sabes?
    Firmado: Alicia

  17. Mjose 19 Agosto, 2017 at 22:23 #

    Yo respondí a este artículo porqué habla sobre la natalidad, no de política ni de ideología, y a al ser yo madre de familia numerosa me creí con derecho a escribir para explicar mi pequeña experiencia y analizar, a pequeña escala, porque los musulmanes crían más que los demás inmigrantes y que los españoles. Y al ser este un tema del que tengo mucha información,
    pues quise compartirlo aquí.

    Mire, Yo soy una ama de casa con tres hijos que vivo de alquiler en un barrio obrero, que a final de mes nos suele quedar para pasarlo entre 5-10 €. Como a mucha gente de mi entorno. Así que tiene usted razón, lo que más me preocupa es mi vida diaria y salir adelante. Y me preocupan mucho las injusticias y desigualdades que vivo diariamente yo, mi entorno y los españoles en general. Y esos impuestos que nos comen, y la bolsa de la compra sigue subiendo, y al final ese dinero va a manos negras que lo toman limpiamente y no veo que revierta en hacer un país mejor, sino casa vez peor.

    Yo no puedo opinar con experiencia de Ángela Merkel, ni las normativas europeas socio-politicas, ni de las españolas, y no crea, tengo mi opinión también. Pero realmente no tengo conocimientos sólidos sobre macropolitica, y aunque los hubiera tenido, me hubiera centrado en la cuestión de la natalidad y la familia, que es el título de esta página.

    Si lee con tranquilidad, sin centrarse en los detalles ni los modos de vida anti-integradores de los musulmanes, y sin sorprenderse de que el Islam es la religión de la hipocresía, esto los que mejor lo saben son los propios musulmanes y todos los que convivimos con ellos. Por supuesto que la religión islámica es simplemente una excusa política para hacer daño a occidente y que los islámicos viven en la inmoralidad. ¿Pero a estas alturas alguien lo duda?

    Leyendo mi comentario anterior subyace una denuncia muy grave y que nos afecta a todos. Mi denuncia principal es hacia las instituciones y autoridades españolas, que con una misma ley, teóricamente igual para todos, favorecen, protegen, promocionan, privilegian… a los inmigrantes. ¿Por qué?

    Y que esa función recae sobre cualquier funcionario de baja estopa: maestros, trabajadoras sociales, seguridad social, Inem…. La institución pública que elija. Eso sin mencionar las bonificaciones (ayudas económicas o deducciones fiscales) a la empresa privada para la contratación de inmigrantes. En un país como España, que somos millones de españoles parados y lo eramos mucho antes de la famosa crisis.

    Es algo mucho más grave que las ayudas, por desgracia, es quitar el presente y el futuro a las poblaciones autóctonas, a los españoles, para ponérselo en las manos a poblaciones foránea, dañinas y salvajadas, enemigos declarados que vienen aquí a vivir mantenidos y que no merecen nada de lo que se les da. ¿Pero también tengo que explicar algo tan obvio?

    Pero el trabajo sucio sobre todo lo está realizando esa gente de a pie, española, esa señora buenista funcionaria, ese joven que quiere ser un buen chico o chica moderno, aprobado e integrado, ese juez que aplica la ley a la carta según quien sea el delincuente, esa gente que teme la clara censura de su hermano cuando le lanza la palabra “racista”, “xenofobo”, “fascista”, “facha”… Y con el ataque, se logra el silencio.

    Y ante tanta adversidad… Sí, no me queda otra cosa más que “ir de mis asuntos a mi vida”, por no alarmar y decir ” sálvese quien pueda”.

Deja un comentario