LA INDEPENDENCIA DE CATALUÑA, UNA CUESTIÓN DE DIGNIDAD

Cuando se escucha a los nacionalistas catalanes justificar la independencia de Cataluña, la palabra que más repiten es “dignidad”. Oriol Junqueras, líder de Esquerra Republicana y aspirante a “padre” de la nueva patria, dijo algo así como que aunque España fuese el país más simpático y democrático del mundo, seguiría reclamando la independencia de Cataluña por una cuestión de “dignidad”. Abundan los artículos que justifican la reivindicación independentista en el trato indigno que los sucesivos Gobiernos de Madrid habrían dado a Cataluña.

La dignidad tiene que ver con la cuestión subjetiva de sentirse maltratado por alguien. Pero esa sensación se cultiva con razones, que pueden tener o no una base sólida. Ante el nivel de tensión que está alcanzando la cuestión catalana, conviene hacer un análisis frío de las razones por las que una parte de los catalanes ha sido conducida hacia esa desafección del resto de España.

La primera de las supuestas razones tendría que ver con la recentralización de competencias que se habría ido produciendo, contrariando la voluntad de autogobierno de Cataluña. Este argumento no aguanta una crítica mínimamente seria. Cualquier examen objetivo de la evolución de la jurisprudencia constitucional, llegará a la conclusión de que el Tribunal Constitucional (TC) no ha hecho más que estirar como un chicle los títulos competenciales de las Comunidades y paralelamente restringir los del Estado.

Se pueden poner muchos ejemplos pero basta citar los más emblemáticos, que supusieron un punto de inflexión en la configuración de nuestra forma de Estado, inclinándola hacia la de un Estado federal.

El primero es el de la justicia. La Constitución decía que el Estado tenía competencia exclusiva sobre la “administración de justicia”, en una voluntad clara del pueblo soberano (incluido el de Cataluña) que había votado mayoritariamente la Constitución, de que el poder judicial quedara fuera del proceso descentralizador. Sin embargo, algunos Estatutos (el catalán y el vasco) atribuían competencias a la Comunidad sobre la justicia. Para no declarar la inconstitucionalidad de lo que evidentemente lo era, el TC se inventó la distinción entre administración de justicia en sentido estricto que solo incluía el Consejo General del Poder Judicial y los jueces y la “administración de la administración de justicia” en la que quedaban todos los medios personales y materiales a disposición de los jueces; esto es, la importante oficina judicial. Ante esta jurisprudencia imaginativa pero absurda, prácticamente todas las Comunidades asumieron competencias sobre lo que debía haber quedado centralizado.

Otro ejemplo: la Constitución decía que la legislación del Estado era supletoria cuando no hubiera norma autonómica, es decir, a falta de esta se aplicaba la del Estado. En virtud de esta cláusula el Estado dictó leyes de urbanismo que se aplicaban solo en aquellas Comunidades que no habían legislado sobre la materia. El TC en una aberrante sentencia dijo que la cláusula de supletoriedad no habilitaba al Estado para dictar nueva legislación, lo que obligó a las Comunidades que no habían mostrado interés en el urbanismo a dictar normas propias a toda prisa. Hoy el urbanismo es un guirigay donde es imposible poner algo de orden.

Tercer ejemplo y quizás el más importante: las subvenciones. El Estado otorgaba subvenciones en materias en las que tenía alguna competencia. El TC dijo que el Estado no tenía un poder subvencional general y que podía destinar fondos públicos para subvenciones pero debía “territorializarlos” por Comunidades, debiendo ser estas las que los distribuyeran entre los beneficiarios por ellas elegidos. En el país de las subvenciones, no hace falta extenderse mucho para explicar el poder que otorga seleccionar a los destinatarios del maná del dinero público: la posibilidad de premiar a los alineados con el Gobierno de turno; y en una Comunidad con rodillo nacionalista como Cataluña escoger a los que comulguen con el credo y castigar a los disidentes.

Hay muchos más; por ejemplo, donde la Constitución decía que la legislación del Estado prevalecía frente a la de las Comunidades (art. 149.3 CE), el TC dijo que pelillos a la mar, no habiéndose aplicado nunca este principio. La Constitución atribuía al Estado la facultad de armonizar la legislación de las Comunidades Autónomas cuando así lo exigiera el interés general (art. 150.3 CE). El TC liquidó esta importante facultad con la famosa sentencia de la LOAPA, que declaró la inconstitucionalidad de la ley orgánica de armonización del proceso autonómico dictada por el Gobierno socialista de Felipe Gonzalez cuando ya empezaba a percibirse que el sistema autonómico se salía de madre. Después de esa sentencia nadie se ha atrevido a volver a dictar una ley de armonización y así nos va. Dos principios estructurales del Estado autonómico totalmente inservibles.

En fin, en estos años de jurisprudencia, el TC ha mostrado un respeto escrupuloso a lo autonómico y especialmente a Cataluña y al País Vasco. En esa jurisprudencia ha tenido una influencia decisiva el exmagistrado del TC Carles Viver Pi Sunyer, que, en sus 9 años en el cargo, puso toda su inteligencia al servicio de la causa catalana, allanando el camino que hoy transita el separatismo. No en vano desde el inicio de proceso separatista en 2014, Carles Viver ha tenido un puesto relevante en los órganos de transición nacional catalana, siendo uno de sus impulsores intelectuales.

El segundo de los agravios que alimentan la “indignación” tiene que ver con la supuesta “mutilación” por el TC de la reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña aprobada en 2006. Ante el recurso de Diputados del PP contra el nuevo Estatuto, el nacionalismo catalán trató de presionar al TC con el eslogan de que lo que han aprobado los ciudadanos de Cataluña en referéndum no puede declararse inconstitucional. Esta era una idiotez que, sin embargo, no fue contestada por el Gobierno de Zapatero, dado que había apoyado el Estatuto y le interesaba un argumento que debilitaba a la oposición del PP que lo había recurrido. Un estatuto no es ni más ni menos que una ley orgánica aprobada por las Cortes Generales y sometida, como todas las demás leyes, a la Constitución, por mucho que en el procedimiento de aprobación se hubiera sometido a referéndum en la respectiva Comunidad.

Pues bien, a pesar de la evidente inconstitucionalidad de la mayor parte del Estatuto, el TC en su Sentencia 31/2010 siguió manteniendo el mayor de los respetos a Cataluña y convalidó casi todos los artículos del Estatuto, declarando únicamente la inconstitucionalidad de unos cuantos que no tenían un pase, como por ejemplo, el que preveía un Consejo del Poder Judicial catalán.

Es decir, sólo una lectura interesadamente distorsionada de la realidad puede llevar a defender que se haya dado un trato “indigno” a Cataluña que justifique el abismo al que nos quieren arrastrar.

El tercer agravio que repiten los separatistas es el referido a la financiación. Aunque Borrell -catalán, ex Ministro socialista y ex Presidente del Parlamento europeo- ha desmontado públicamente el mito de que Cataluña tiene un déficit fiscal insólito, como se explica en los artículos que os enlazo, los independentistas no cejan en su empeño de tornar mentiras en verdades mediante su repetición machacona.

La pregunta verdaderamente relevante es, si los argumentos del separatismo no aguantan una mínima crítica racional, ¿por qué parecen estar ganando la partida? La Constitución y las leyes se podrán imponer hasta el momento en que un 60 o un 70% de la población catalana se declare en rebeldía. Entonces habremos perdido la batalla.

Una pausa: ¿cómo le ganó Trump la partida a Clinton con menos de la mitad de recursos que ella? Clinton hizo una campaña tradicional basada en los medios de toda la vida, como el New York Times. Trump acudió a un genio en redes sociales para que le hiciera Presidente por mucho menos dinero. Su campaña fue más eficaz y llegó más a la gente. Por eso entre otras cosas andan los medios convencionales tan cabreados con Trump.

Si la independencia de Cataluña puede tener efectos cataclísmicos, con una factura difícil de calcular, ¿no sería razonable establecer un presupuesto para los próximos 10 o 20 años orientado a desmontar las mentiras del nacionalismo y a implantar un relato más cercano a la realidad? Contando con los mejores profesionales para elaborar y trasladar un mensaje que exponga las mentiras del separatismo y seduzca a la mayoría de la sociedad catalana, inundando las redes sociales. Vivimos un momento histórico que exige lo mejor de cada uno para evitar la catástrofe. Los separatistas pretenden llevar a Cataluña al abismo. Estamos a tiempo de evitarlo. Pero hay que ponerse a ello con todos los medios y toda la inteligencia.

Print Friendly, PDF & Email

Sobre Isaac Salama Salama

Licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Pontificia Comillas (ICADE, E-3). En 1996 ingresa en el cuerpo de Abogados del Estado y, desde entonces, ha desempeñado diversos puestos como Abogado del Estado: la Delegación del Gobierno de Madrid, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, el Tribunal Constitucional, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y los diversos Comités de Naciones Unidas para la protección de los derechos humanos. En el período 2000-2004 formó parte del gabinete del Presidente del Gobierno. En situación de excedencia voluntaria desde octubre de 2013.

, , ,

59 Respuestas a LA INDEPENDENCIA DE CATALUÑA, UNA CUESTIÓN DE DIGNIDAD

  1. Josep Maria Turuguet Salgado 20 septiembre, 2017 at 18:46 #

    Imaginen ustedes que dentro de 100 años la población china en España ha aumentado y muchos alcaldes de origen chino y partidos chinófilos empiezan a decretar leyes a ustedes les “limitan la dignidad”. El mandarín lo sabe todo el mundo (estamos en el siglo XXII) y se declara lengua oficial del estado (después de hacer una nueva constitución). Como las lenguas no tienen derechos, el castellano ya se hablará en casa. No pasa nada, todo es democrático. En fin, todas las comparaciones tienen sus límites, lo sé. Sólo se trata de que miren las cosas con ojos ajenos. Se ven distinto, se lo aseguro.
    Todo el mundo sabe que la Constitución, que está muy bien en general, tiene un artículo 2 que no tenía alternativa. La gente en realidad votó “Otra guerra no, por Dios!”. Pero Catalunya, cuya relación con Castilla les ha dado a ustedes y a nosotros siempre más disgustos que alegrías (a todos) siempre ha sido obligatoria, con cañones, con tanques o con leyes eternas. ¿Ustedes creen realmente que aunque los 47 diputados catalanes quisieran promover el cambio de la Constitución por medios “legales” conseguirían convencer a 234 del resto de España que ya viven bien con esa “autonomía” bien aherrojada desde hace 500 años (Rajoy cuenta bien los años pero no el rótulo) sin nunca alternativa. Sencillamente, España es un abrazo del oso de Castilla. Pero claro, ustedes temen las “consecuencias cataclísmicas”. Por cierto, ¿cuándo tuvo lugar la Reforma Agraria española que los países liberales han acostumbrado para ponerse al día? Un presidente catalán tuvo que cuadrarse para llevarla a cabo y sólo consiguió acabar entre barrotes. ¿Tendrá algo que ver con eso que Andalucía tenga un desempleo crónico superior al 30 %? ¿O que Extremadura lo solucione haciendo funcionarios a un tercio de la población?
    Perdone pero Borrell “no ha desmontado nada”. Él utiliza el método carga-beneficio que no tiene muchos partidarios por ahí fuera y nos imputa todos los gastos que deciden hacer en Madrid. El tema no es de 1000 o 2000 millones como pretende caricaturizar Borrell que está cómodo en su ambiente y sólo engatusa a los incautos. El tema es de autonomía en la decisión del gasto. Nosotros tomaríamos decisiones muy diferentes que producirían “otro gasto”. Y si emprendieran un esfuerzo serio para “desmontar las mentiras del nacionalismo” no se sorprendan si las desmontadas fueran las del nacionalismo castellano-español.
    Y por favor, cuando hablen de nosotros, no se refieran a los separatistas con ese tono de estar hablando de invertebrados de su terrario particular.

    • boli 29 septiembre, 2017 at 17:39 #

      Si, es una pena que no les dejen votar a los tribales catalánicos los del vecindario territorial llamado espanya/ espanha, etc

      Lo de pensar con el cerebelo para argumentar sofismas y poco mas, proporciona una fuente asombrosa de emociones a la feligresía, pero antes o después el vecino – tan tribal e irracional como sus adversarios – reacciona.

      El principio de acción y reacción es además de una ley física un fenómeno inscrito en los genes de los seres humanos..
      Han roto ustedes ( los indepes o separatistas) las reglas básicas del juego y han abandonado al fin el juego, dejando tirads las cartas sobre la mesa.
      Se acabó el juego de la puta y la Ramoneta.

      Esta mañana me he dado un paseo por madritt y no me sorprendió la floración de tantas banderas en ventanas y balcones.
      No pasará mucho tiempo para que los clérigos políticos y sus acólitos de pago a cuenta de sus oligarquias y del dinero público afanado, nos inunden de soflamas para inflamar pasiones hasta conseguir que sus respectivos feligreses paguen el pato, como la historia nos enseña.

      Son todos ustedes ridículos si no fueran tragitontos.

      Menos mal que los humoristas “el roto y forges ” y otro muchos nos han hecho reír a su costa.

  2. Josep Maria Turuguet Salgado 20 septiembre, 2017 at 19:13 #

    Ah, y usted habla de fallos del TC de época PSOE o de cuando Aznar hablaba catalán en la intimidad (que pronto dejó de tenerla). Pero en cuanto el PP se convirtió en el partido alfa de España y maniobró groseramente para formar el TC a su gusto, se jodió el Perú. No se trata de que nos rían gracias o no, se trata de que todos los tratos se cumplan. Y no. Yo recuerdo que el AVE Barcelona-Valencia y Barcelona-Francia debía estar el año 2004 (ya tardando). Si a usted le encanta que el estado central (básicamente Madrid o el eje Madrid-Sevilla) tenga todas las competencias o que las duplique para no ser menos con el gasto consiguiente, allá usted. Nosotros sólo queremos algo tan sencillo como irnos y actuar en Europa y el mundo con nuestra propia manera. Y no es sólo Rajoy quien nos ayuda a conseguir el 60 o 70 que usted dice. El tono de su artículo es tan típico que aquí todo el mundo se lo toma a broma.

    • Isaac Salama Salama 25 septiembre, 2017 at 17:33 #

      Estimado Josep,
      Muchas gracias por su comentario y disculpe que no haya podido contestarle antes.
      Empezando por el final, le aclaro que la jurisprudencia constitucional que se cita en el artículo es de ayer y de hoy. No ha cambiado una coma. Créame. Tengo el vicio profesional de leerme todas las sentencias del TC.
      Normalmente se cita la Sentencia del Estatuto de 2006 como principal agravio hacia Cataluña. Le recuerdo que esta sentencia se deliberó desde 2006 hasta el 28 de junio de 2010 en que se dictó. En ese tiempo, de gobierno de Zapatero, en el TC había una mayoría “progresista”, una presidenta “progresista” y un magistrado propuesto por el catalanismo, Eugeni Gay. Por tanto la capacidad de influencia del PP en la decisión no fue muy alta. Si progresistas y un magistrado catalanista se pusieron de acuerdo en la sentencia ¿no sería que efectivamente el Estatuto debía interpretarse como lo hizo la sentencia para poder encajar en la Constitución?
      Me alegra su referencia a Vargas Llosa con lo de “se jodió el Perú”. Le invito a leer lo que este autor está escribiendo continuamente sobre los nacionalismos. En cualquier caso, debo recordarle que en estos años de democracia, si ha habido partidos influyentes en España, han sido sin duda los nacionalistas, que, gracias al sistema electoral, han tenido una representación estrictamente proporcional en un sistema que para los demás partidos era mayoritario. Me viene bien la cita de Aznar hablando catalán en la intimidad que señala usted, para poner de manifiesto que los gobiernos en minoría -que han sido los más frecuentes- hubieran hecho cualquier cosa para contentar a la minoría catalana. Por tanto, si se jodió el Perú miren ustedes, sobre todo, a los partidos nacionalistas que les han gobernado durante todos estos años.
      Por otro lado, me sorprenden los argumentos tan endebles que da para justificar la independencia. Esperaba que me hablara de graves situaciones de opresión de una mayoría racial sobre otra minoría o de graves vulneraciones de derechos humanos. En el Derecho surgido después de la Segunda Guerra Mundial y desde luego en el del siglo XXI, estas son las únicas razones que se consideran suficientes para acudir a algo tan absolutamente traumático como una secesión de una parte de un Estado democrático. ¿Realmente cree que justifica esa salvajada el que se haya retrasado el compromiso del AVE a Barcelona o a donde sea?
      En cualquier caso sus argumentos para la independencia parecen de dos tipos. Los primeros económicos. En estos dice usted que el tema no es la cuantía y desde luego que se equivoca cuando las razones que invoca son puramente económicas. Junqueras ha venido diciendo que España roba anualmente 16.000 millones. La propia Generalidad le ha corregido diciendo que sólo contribuye algo más de 2000 millones a la solidaridad interterritorial. Siendo este el ahorro, el coste de la independencia está por calcular, teniendo en cuenta que Cataluña está desde 2010 fuera de los mercados financieros, que el bono catalán tiene una prima de riesgo parecida al griego y que en el escenario de independencia unilateral que se está barajando quedaría durante bastantes años fuera de la Unión Europea. ¿Me quiere decir cómo sobrevivirían Caixabank o el Banco Sabadell fuera del Mecanismo Único de Supervisión o del Mecanismo Único de Resolución?
      El segundo de sus “argumentos” es el que resulta del ejemplo con que comienza. Le digo con todo el respeto que el ejemplo es reflejo de un nacionalismo racial o supremacista. Se lo agradezco dado que, como mi admirado E. Gellner –le recomiento la lectura de “Naciones y nacionalismos”-, creo que todo nacionalismo tiene una parte importante de racismo y por eso creo que es una ideología a combatir y que espero la humanidad de los años y siglos venideros pueda desembarazarse de ella. En su ejemplo, el chino (pero podría ser el negro o el judío) contaminan la pureza de la raza originaria que se siente amenazada por quien viene a trabajar (normalmente por un salario ínfimo) a una sociedad de acogida. En su ejemplo, los chinos podrían ser los extremeños o andaluces, pero, por qué no, también los catalanes que se sienten igualmente españoles.
      Podría estar de acuerdo con usted en lo absurdo que es que Madrid, Cataluña, Baleares y Valencia lleven 40 años subvencionando a Extremadura y Andalucía. En un replanteamiento serio del sistema de financiación autonómica creo que Cataluña encontraría más apoyos de los que piensa.
      Me gustaría recordarle que los padres del nacionalismo catalán, fuertemente impactados por el desastre histórico del 98, contemplaban ese nacionalismo como solución a los problemas de España. Era un nacionalismo que quería una autodeterminación interna y que deseaba liderar la regeneración del Estado español. Cambó en su discurso en el Congreso el 8 de noviembre de 1907 afirmó: “el separatismo en los pueblos es como el suicidio en los individuos: es un acto de desesperación, casi de irresponsabilidad”.
      Aunque España es muy de eso, espero que no vayamos hacia ese suicidio colectivo.
      Saludos cordiales.

      • Loli 26 septiembre, 2017 at 7:34 #

        Tengo la sensación de que de la actual situación de Cataluña, de la terrible disyuntiva a la que se está sometiendo a la población catalana…., y al resto del territorio español…., no es ajeno ninguno de los grandes…y pequeños…grupos políticos que han decido y gobernado el Estado Español en las últimas décadas.

        También tengo la sensación de que al “Govern”, le anima más el horizonte de una mayor montante económico sobre el que dominar y gestionar, que la “emotiva independencia de la patria catalana”.

        No en vano, la antigua “Convergencia” ha tenido la necesidad de aliarse y abrazar, aunque sea de forma estratégica, las “ideas más extremistas” de la CUP, y hacer como si se creyera que un eventual escenario independiente, sería la fórmula maravillosa para crear un “país modelo” hecho a medida de lo que su pobladores “demandasen”.

        El PDeCat está formado por los mismos que tuvieron que disolver el Partido de Convergencia ante la imposibilidad de que los escándalos de corrupción y el 3%….algo más que una situación de corrupción puntual…, llegase a desprestigiar tanto a la clase alta de la burguesía catalana, que no les permitiese ningún calado entre sus votantes, a pesar del adoctrinamiento masivo al que se ha sometido a los habitantes de Cataluña, y a sus generaciones futuras, a través de la Educación.

        Pienso, además, de que el PDeCat ha aceptado las propuestas extremas de independencia, solo de cara a esa galería popular, pues respecto al apoyo, en ese proceso de hacer del territorio catalán su propio cortijo, creo que no tenían el menor temor a que se pudiese quebrar, pues para ello han tenido siempre el apoyo y la complicidad de los diferentes gobiernos del Estado, que no les ha importado mirar a otro lado, lanzar a toda una población en manos de una oligarquía económica, transfiriendo competencias vitales para el desarrollo social y cultural de un pueblo, y mirando para otro lado, si no directamente permitiendo, una situación de “cohechos” y “extorsiones”, que han permitido financiar a esa misma oligarquía en sus aspiraciones de dominar un territorio, y tener una población sumisa y creída …

        Vislumbro un horizonte, en ese sentido, donde una transferencia de competencias como la Hacienda Pública, el Control de los Impuestos, podría ser determinante para enfriar la apuesta “independentista” del PDeCAT, intentar desembarazarse de sus incómodos compañeros de “viaje” (CUP), y llamar a la población movilizada por ese “mundo aparte y maravilloso” que iban a construir, a volver a sus casas, a trabajar y estudiar en catalán, y a mirar su geografía y a sus dirigentes, como si nada más allá hubiese en el resto del mundo a lo que mereciera la pena acceder.

        Décadas de educación y adoctrinamiento consentido por Estado Central, lo van a permitir.

        http://www.elmundo.es/espana/2017/09/26/59c91dbf468aebe2658b4590.html

        • pasmao 26 septiembre, 2017 at 19:10 #

          Apreciada Loli

          PDeCat, CiU no existen. Ahora NO. Y me parece que han desaparecido por completo por lo menos para 10 años.

          Han sido engullidos por su incompetencia.

          Desde Moncloa hacen cómo si existieran porque es el único asidero que les queda a la hora de fingir una negociación únicamente encaminada a salvar los intereses de PPSOE en las otras 15 Taifas.

          Si mañana se hicieran unas elecciones nacionales no sacaban ni tres escaños, a lo sumo uno o dos por Barcelona.

          Y si se hiceran locales (Taifa) no llegaban ni a 10. Y eso después de poner a la Vanguardia, RAC1, y TV3 con toda la potencia de fuego posible a su favor.

          Mas la que le darían los medios “nacionales” estilo RTVE, y las privadas habituales, + SER y COPE.

          Lo mas positivo que nos ha traido toda esta milonga del proces es la desaparición del PSC y de CiU.

          un muy cordial saludo

      • Juan Teruel 26 septiembre, 2017 at 15:29 #

        Admirable, clarividente y contundente respuesta de Isaac a los desvarios elucubradores de nuestro nacionalista catalán particular del blog, que como es habitual por esos lares, cree que los demás somos tontitos.

        ¡Y lo de comparar la situación de Cataluña, con la de los chinos inmigrantes que se hacen con el control de España! ¡Y además a conciencia de la barbaridad! ¿Porqué no prueba de guionista de los Simpsons?

        Enhorabuena al articulista y su respuesta.

        Saludos a todos.

    • sara 2 octubre, 2017 at 15:33 #

      la primera línea de ferrocarril en la Península Ibérica, con 28 km, el 28 de octubre de 1848 de Barcelona a Mataró, como concesionario D. José Mª Roca, que es abierta al público el 1 de noviembre de 1848

  3. pasmao 21 septiembre, 2017 at 1:48 #

    Don Isaac es usted un bendito, pero lo que pasa no tiene NADA que ver con dignidades o indignidades variadas.

    Todo ese problema que usted tan bien ha descrito no tiene su razón en Barcelona/Cataluña, tiene su razón en éste modelo delirante de concepción territorial que nuestra Cosntitución parió y PPSOE alimentó.

    Por resumirlo, la “dignidad” separatista catalana se alimenta de que las otras 16 dignidades se sientan también muy doloridas.

    Los problemas separatistas vasco y catalán no existirían si el PPSOE no necesitara aliementar la misma ficción narcisista en las otras 15 Taifas, i res mes.

    Incluso con esta Costitución mal diseñada, si PPSOE que han sumado hasta hace tres telediarios 300 culiparlates de los 350 no lo hubiran querido así.

    No ofende quien quiere si no quien puede, y si toda esa pandilla de botarates X17 se sienten tan ofendidos es porque viven muy bien de ello.

    Por cierto, no es algo de ahora, llevan casi 200 años así.

    un cordial saludo

    PS
    Por cierto, con la mayoría absoluta en el Senado seguimos teniendo los pinganillos.

    • O,farrill 29 septiembre, 2017 at 23:21 #

      No puedo estar más de acuerdo con los comentarios de nuestro amigo “pasmao” que dice además las cosas con claridad contundente. Yo he dejado por algún sitio unas cuantas preguntas del mismo estilo, pero nadie quiere buscar respuestas. El problema está en la propia Constitución, por mucho que nos pueda doler. Si a eso añadimos que, como dice hoy el propio BOE, firmado por Puigdemont y refrendado por el jefe del estado “Cataluña es una NACION LIDER”; que la TV nacional se olvida de que el “castellano” (debería decirse el “español”) es la lengua oficial del Estado y los significados y contenidos de los muchísimos “acuerdos” (sin transparencia) que se han forjado y se forjan para el mantenimiento del “status quo” de cada uno desde las preautonomías hasta nuestros días (hay ejemplos que no voy a citar), nos damos cuenta de que todo es un puro disparate jurídico donde la “legitimidad” se trata de confundir con la “legalidad” y viceversa desde nuestra aún incipiente (nos cuesta) democracia. La C.E. proclama la libertad de expresión como derecho fundamental (por ejemplo) y aparece una ley llamada “mordaza” que la cuestiona. Todos son iguales ante la ley y siempre hay quienes gozan de privilegios de un tipo u otro (aforamientos de todo tipo, inviolabilidad, etc.etc.) Me gusta tirar de “hemeroteca” para tratar de explicarme de donde vienen los lodos de hoy: “autodeterminación: una palabra envenenada (Tribuna 21.1.1990)”; en el XXVIII congreso del PSOE se cambió por “autogobierno” (160 votos frente a 71 por la autodeterminación). Se ha estado jugando con fuego y ahora espero que no se provoque un incendio. Mientras tanto, las Cortes Españolas que son las que tienen la competencia de autorizar los estatutos (y por tanto el autogobierno) están mirando a otro lado. Ese es el verdadero foro para dirimir estas cuestiones desde el punto de vista político y los expedientes administrativos o las imputaciones penales el tratamiento de las conductas de los empleados públicos, cualquiera que sea su cargo o función.

  4. Lucas Montes 21 septiembre, 2017 at 10:27 #

    Uno ve a los manifestantes portanto carteles: “Votem per ser lliures” y no puede menos que pensar (pensemos, es gratis) en cómo se ha llegado tan lejos con tan poco raciocinio. La libertad, como el amor o la justicia, son palabras diferentes de otras como encina o arrendajo o silla. Las primeras viven en las mentes de los que las piensan y pronuncian (las otras designan elementos de nuestra realidad física), de manera que son construcciones de cada vida y son diferentes según los individuos. Es de críos pensar que se vota para ser libres porque se es libre aquí o allá, da lo mismo, si uno pone los medios y aprende a serlo. Por cierto, aunque nuestra vida esté bastante condicionada por ello, Cataluña también es una ficción/emoción, como España o Europa, que vive en nuestras mentes (en las de algunos). Ya basta de infantilizar a la población, de soltar botes de humo para que el foco se desvíe de los desmanes y la deshonestidad de los políticos catalanes y españoles. Estamos muy hartos de tantos incompetentes como andan por la política. Lo último que queremos es que utilicen la calle y la buena voluntad ignorante de tantos para conseguir un mártir, porque ese día se acabará el mundo para una persona o tal vez una familia.

  5. Luis 21 septiembre, 2017 at 12:06 #

    No parece muy creíble un discurso en que se plantea un prejuicio real de Cataluña hacia España, que justifique la desconexión de ambos territorios, y que se justifique por una desafección o menosprecio que, según dicen, sienten los catalanes y que les llega desde el resto de los españoles. “Tú no me quieres, pues me voy”.

    Si existiera ese prejuicio real, ese orgullo catalán herido, habría que preguntar a la historia que hechos lo ocasionaron y porque se mantienen abiertas esas heridas. No creo que los manidos episodios de principios del XVIII puedan ser la clave del problema.

    Deberíamos, por tanto, hablar más de prejuicios ficticios, creados a conveniencia de intereses. La lengua, la cultura, las identidades de un pueblo creadas por relatos en que se le ensalza como pueblo innovador, trabajador y amante de la libertad, son solo munición apropiada con que alimentar la pompa que recubre esos prejuicios ficticios.

    La historia, la sociología,… la inteligencia nos ha enseñado como detrás de todas esas medio verdades medio mentiras siempre llegamos a un deseo sumamente primario: el poder y, detrás, el dinero, la “pasta”.

    El problema catalán parece tener mucho de conflicto entre ricos y pobres. La burguesía catalana ha dejado de ser realmente burguesía en cuanto a élite culta, innovadora e impulsora de desarrollo. Pero, claro, no quiere perder los privilegios del pasado y, además, parecen tener mucho miedo al futuro.

    Los políticos son la cabeza de puente de esa clase privilegiada. El PDeCAT es normal que este ahí, pero, en el caso de los partidos que se dicen de izquierda es insólito que puedan vivir en la permanente contradicción de una búsqueda ideológica de igualdad entre los hombres (y por extensión, los pueblos) y un separatismo que conlleve nuevas distinciones y agrupaciones. Dentro de esa mitificada izquierda nada se ha difundido la conocida y buena relación que ERC tuvo con Hitler. Quizá ello explicaría su comportamiento en todo este proceso de intento de separación territorial.

    Por todo lo comentado parece que más que orgullo herido se debería hablar de soberbia en superlativo. Prueba de ello la ignorancia que encierra la insistente argumentación “derecho a decidir” para justificar los propósitos separatistas. El verbo “decidir” es transitivo; no se puede “decidir” en abstracto, se “decide” algo. Es, por tanto, un derecho que no existe. Una perversión lingüística que encubre otra de naturaleza política y, podría decirse, que hasta ética.

  6. Alicia 21 septiembre, 2017 at 15:13 #

    Anoche mismo se veían en los informativos multitudes de separatistas enarbolando sus banderas estrelladas defendiendo el referéndum y gritando y proclamando que quieren la independencia.
    Yo por lo menos no he visto nunca una multitud semejante – de catalanes, o de residentes en Cataluña – enarbolando banderas españolas gritando y proclamando que no quieren ese referéndum y que lo que sí quieren es seguir siendo españoles.
    ¿No resulta sorprendente y bastante vergonzoso?
    ¿Se merecen los supuestamente no separatistas – pero muy modosos y bien calladitos – que tanto se luche por salvarlos de la panda de dictadores que si se salen con la suya les pondrián la bota en el cuello?
    A la vista de las imágenes cabe sospechar que si llega a celebrarse el referéndum saldría el sí por mayoría.
    Les estaría muy bien empleado.

    • pasmao 21 septiembre, 2017 at 16:51 #

      Alicia

      Siento decirlo pero se equivoca.

      Quienes han reclamado alguna vez, lo único que han conseguido es que quienes tenían que defenderlos/ampararlos (gobierno central, jueces, policía) les hayan dejado tirados, y en tierra hostil.

      Te puedo asegurar que si mañana mismo cualquiera que estuviera harto de la situación la liara parda sería linchado públicamente sin que nadie, los primeros los medios, moviera un dedo.

      Lo de Cataluña ocurre porque así ha convenido en las otras 16 Taifas.

      Nada de lo que ocurre allí tiene sentido y sólo se entiende porque justifica que otros hagan lo mismo en otras Taifas.

      España es simplemente un reparto de territorio entre bandas mafiosas que tienen su monopolio de saqueo a los ciudadanos. Y lo que estamos viendo es mas una guerra de mafias por territorios que otra cosa.

      Si siendo generosos, para con los defensores de los modelos descentralizados, en España hubiera un 20% de ciudadanos que pensamos que lo mejor es un modelo centralizado, no necesariamente en Madrid, que estamos ene l XXI, (yo creo que somos muchos mas de ese 20%), ¿donde están los 70 escaños que nos correspoderían para poder decirlo bien claro?.

      Y por favor, no me hable de Democracia.

      Democracia exige previamente separación de Poderes, lo que aquñi no existe ni se la espera.

      Y de los happenings esos que llaman elecciones ¿de verdad se cree que el Lunes ese, después de cada elección, a las 5:39 tienen el 99,15% de los votos escrutados con todos los escaños adudicados, pero no pueden darnos una semana después los resultados mesa a mesa, provincia a provincia, con las actas, para que los comparemos?

      un cordial saludo

  7. Gabriel 21 septiembre, 2017 at 16:26 #

    Esto es un sin Dios;
    Después de leer los argumentos que se esgrimen en este blog, sigo sin comprender.

    Tirando de B.O.E y otras fuentes, descubro, que España tiene reconocido el derecho de autodeterminación, firmado por el rey emérito Juan Carlos I en el B.O.E el 4-Abril-1977

    Me gustaría que se profundizara más en el porqué de este cajón desastre que tiene preocupado a más de uno. Sinceramente, me trae sin cuidado que los catalanes se vayan o se queden, Europa ha cambiado de fronteras en el pasado cada 2×3.

    Creo que este artículo, se queda en la superficie y no serpentea en profundidad de a quien o a quienes les conviene que España se fracture.

    Y como no, tirando de hemeroteca, leo en el periódico La Vanguardia, del 17-Agosto-2016, que el multi multi multi multi multi multi millonario George Soros, apoyó el proceso independentista Catalán poniendo encima de la mesa una buena cantidad de dinero.

    Dos fuerzas enfrentadas a nivel global por el control de todo y todos, los unos y los otros, los del compás y los de Azpeitia.
    El que manda y tiene el poder del dinero dice, que importa que signo político gobierna una nación, lo importante es nuestro plan.

    Es decir, que esa cabeza invisible que controla, hace que nos pongamos de uñas, bando contra bando, unos contra otros, es su único interés, lo demás le importa un comino.

    Saludos

    • O,farrill 25 septiembre, 2017 at 13:36 #

      Muy buen comentario el de Gabriel. ¿Porqué no se quiere profundizar en las raíces de lo que está ocurriendo? Año 1988: Pujol dice que sólo acepta la figura del monarca como jefe de estado con el que negociar de estado a estado. Suresnes y sus actas: defensa del derecho de autodeterminación por el PSOE (no se referían sólo al de Naciones Unidas). ¿Quien apoyó Suresnes? ¿Quien buscaba beneficios en la sustitución de los “viejos” socialistas por los “nuevos” socialistas? Por cierto uno de ellos fue jefe de la “antes” denostada OTAN. ¿De donde venían los fondos para el “clan de la tortilla”? A nivel europeo ¿quien impulsa la fragmentación de los estados? Hay un dicho: “divide y vencerás”. ¿A quien no le ha interesado una UE consolidada?
      Educación ¿porqué no está entre las competencias autonómicas de la C.E.? Puede ser porque se hubiera acordado anteriormente ¿porqué motivos?….. Muchas, demasiadas preguntas sin respuesta. Si no hay respuestas no puede haber información verdadera…. Un saludo.

  8. Inés 21 septiembre, 2017 at 17:33 #

    https://www.youtube.com/watch?v=y8guF4lV5js

  9. Carlos López 23 septiembre, 2017 at 13:06 #

    Muy buen artículo. Es lo que llamaría reestructuración cognitiva, desmontar engaños, las falsas ofensas.

    Ese es el camino, creo yo.

    El nacionalismo es cuestión de emociones
    http://pajobvios.blogspot.fr/2017/09/la-faceta-emocional-del-nacionalismo.html

    • pasmao 23 septiembre, 2017 at 17:53 #

      Apreciado Pablo, he echado un vistazo a su linkk, pinta muy interesante.

      El principal problema es que no creo que se haya llegado a la problemática actual por casualidad.

      Hay enormes intereses para que la distorsión de la realidad que se vive en Cataluña continue. De la misma manera que a todos los que viven de las dietas les motiva que la anorexia crezca.

      Una terrible distorsión ocurrió precisamente en Uropa en 1934.. y desembocó en la II GM. El pueblo alemán sólo reaccionó cuando:
      1- perdió la guerrá
      2- le tocó tragarse los Juicios de Nüremberg (trago muy amargo)

      Fue un aterrizaje radical en la realidad, un acabarse esa disonancia de golpe, un electroschok .. completamente necesario.

      En España hacen falta unos Juicios de Nüremberg contra nuestros nazionalistas. En Vascongadas estamos cómo estamos porque no ha habido unos Juicios de Nüremberg a pesar de la derrota de ETA. Allí se deberían de haber hecho en Azcoitia.

      En Cataluña dudo de si deberían de ser en Monterrat o en la deep Gerona.

      Pero primero hay que ganar la guerra, y con los enormes intereses que hay en juego. Entre otros la justificación conceptual de que existan los otros 15 desastres, difícil lo veo.

      Y sí. En Alemania hubo muchos alemanes que murieron y padecieron por culpa del nazismo. Y no se les hizo caso en su momento. Después fue tarde.

      Un cordial saludo

  10. EB 25 septiembre, 2017 at 12:36 #

    Hola Isaac, no me extraña que usted aproveche las referencias de algunos catalanes sobre la dignidad para su análisis de la independencia. Pero bien sabemos que las referencias a la moral y las emociones nada ayudan a entender lo que está pasando, aunque sirven para entretenernos. En ambos bandos esas referencias permiten hacer mucho ruido para beneficio propio, aprovechando que al 90 por ciento de la población de Cataluña, al 99 por ciento del resto de España y al 99,99999 por ciento del resto del mundo, poco o nada le interesa si Cataluña será algún día independiente o no. Sí, algunos dirán que casi todos estamos equivocados en ignorar la amenaza que esa independencia significa para nuestro bienestar y felicidad. Pero le puedo apostar lo que usted quiera que si hubiera independencia, nada serio pasaría ni en Cataluña ni el resto del mundo. En Cataluña los mismos politicos horribles que hoy día luchan por el poder seguirán en su lucha eterna. En el resto del mundo algo tan pequeño como Cataluña no sería extrañado aunque desapareciera.

    Por supuesto, para los políticos catalanes y para los políticos españoles la cuestión es importante porque condiciona sus estrategias de acceso y goce del poder. Y por supuesto también lo es para quienes se ganan la vida al servicio de esos políticos. Y también para quienes nos gusta entender qué pasa con la política porque pensamos que es una fuente de conflicto y por lo tanto de violencia que podrían volverse una calamidad para nuestro bienestar y felicidad. Estuve en Buenos Aires la semana pasada y hablando con viejos y nuevos conocidos me queda claro que quienes quieren entender la relación de la política con la economía deben centrarse en la probabilidad de esa calamidad –después de todo, si uno repasa la historia argentina es la única lección importante. Para entender esa relación es importante insistir en que la vigencia del Estado de Derecho depende de la política –sí, mientras no entendamos que en las democracias constitucionales la política tampoco está sujeta a principios y normas jurídicas, nos seguiremos engañando a nosotros mismos.

  11. José María Bravo 25 septiembre, 2017 at 12:55 #

    Estimado Isaac: sinceramente es de agradecer artículos como el suyo. Ponderados y estudiados.

    El problema constitucional es difícil de encarar, no sólo en España, en toda Europa.

    Europa es multicultural, es de alguna manera su idea misma. Lo que , quizás, es un error general es creer que la historia la escriben los vencedores. La historia la viven los vencidos. Creo que ante esta situación, ya repetida en muchas ocasiones. Hace falta una verdadera reflexión, como lo hace usted, aunque comparta su reflexión no quiere decir que yo crea que este problema se deba solucionar desde El Centro. Yo creo, más bien, que se debe allanar el camino del Federalismo

    Cordialmente, JMBB

    • EB 25 septiembre, 2017 at 15:02 #

      Usted tiene razón. En toda Europa –y yo agregaría en todo el mundo– hay un problema constitucional. Este problema es resultado directo de la persistencia de graves dificultades para controlar la política como actividad humana dirigida al acceso y al goce del poder coercitivo legítimo del estado-nación. No importa nuestra larga historia, todavía estamos enfrentados a las dificultades de ese control. Mientras tanto, muchos se dedican a la política porque parece ser una vía fácil para la gran vida, pero precisamente esa apariencia es la que genera una fuerte competencia que siempre amenaza con violencia –¡si lo sabrán los españoles! Y como lo prueba la elección de ayer en Alemania hoy la Unión Europea no existe (aunque muchos todavía saquean sus fondos) y la probabilidad de que en los próximos años haya una nueva UE es casi cero (es lindo ver cuánto esto le duele a los tontos de El País).

      Olvídese del federalismo porque sólo ha sido posible en una etapa de la historia de algunas regiones luego de largas guerras. Hoy el federalismo requeriría dividir el mundo en por lo menos mil estados-nación y dejar que se formen libremente ligas de algunos estados-nación, pero nunca ocurrirá. Le recomiendo que lea las pocas investigaciones teóricas sobre el tamaño óptimo del estado-nación y las muchas sobre la historia de los estados-nación en Europa y América.

  12. EB 29 septiembre, 2017 at 20:19 #

    Hola Isaac, le agradeceré me explique una contradicción que además me parece una muestra fuerte de hipocresía. Como muchos españoles, El País apoya fuerte a la UE a pesar de su fracaso y estos días lo sigue haciendo con la publicación de notas sobre lo que Macron y Merkel harían para salvar a la UE. Por otro lado, y también como muchos españoles, El País denuncia y ataca la independencia de Cataluña. Es decir, por un lado se está dispuesto a ceder –sin consultar al pueblo en que reside la soberanía– más poder a la UE, y por otro se rechaza ceder poder a Cataluña. La UE ya ha probado ser algo inútil y en gran medida porque es el medio que un grupo de políticos encontró en su momento para su proyecto de poder que contaba con poco respaldo popular en España y varios otros países europeos. Por más asco que me puedan dar los políticos catalanes no les encuentro diferencia con otros políticos españoles y europeos. Por favor, explíqueme por qué algunos políticos españoles están dispuestos a ceder poder a la UE y simultáneamente no ceder poder a Cataluña. ¿Qué esperan obtener de la UE y qué temen perder por Cataluña?

  13. EB 1 octubre, 2017 at 12:56 #

    Hola Isaac, y por fin llegó el 1-0. Mucho circo, demasiados payasos falsos. Pero así es la política hoy día. Ahora la violencia no es el primer recurso, aunque tampoco es el último. Antes el circo pronto se transformaba en campo de batalla, pero hoy no aunque cada bando intente que el otro le de excusa para recurrir a la violencia. Sí, España es un circo de viejos que cuando insultan causan risa –ya no hay jóvenes sumisos que puedan dar la pelea por los viejos. ETA fue el último que lo intentó pero su origen se remonta a los años 60 donde todavía quedaban algunos viejos disfrazados de líderes que podían convencer a los jóvenes a sacrificarse por ellos (en América Latina fue un problema muy extendido gracias a la Unión Soviética y a Fidel y al Che, esos asesinos que todavía tanto aman algunos viejos, socialistas carcamanes, que escriben en El País y otras basuras). Pero el mundo cambió en los últimos 40 años y ya no hay idiotas jóvenes dispuestos a sacrificar algo por esos viejos (sí hoy un viejo quiere poder tiene que contratar mercenarios pero son caros y sólo Soros y algunos otros ricos se pueden dar el lujo de hacerlo).

    Sí, el circo hoy quedará en circo. La única duda es si el Barsa podrá jugar su partido, en particular luego que los canarios anunciaran que fueron sobornados para lucir banderas españolas en sus camisetas. Ahora los políticos de los partidos españoles viejos tendrán que discutir que dulces y zanahorias les darán a sus colegas catalanes para decir que aquí no ha pasado nada. Sí, a veces las negociaciones son duras porque hay que dedicar demasiado tiempo para que las partes se conozcan y no ceder más de lo estrictamente necesario. Por esto mismo, podemos ignorar los miles de escritos con argumentos tontos que se han escrito los últimos años.

    • boli 1 octubre, 2017 at 17:03 #

      No es por personalizar, pero de su comentario intuyo que E B no es un “viejo”, aunque se induce de su comentario que por sus carencias racionales y analíticas y sus expresiones sesgadas y tribales, es digno de figurar en un museo arqueológico o bien en un catálogo de soflamas pueriles.

      ¡Ah! me olvidaba, ¿ con quien juega en barxa ?

      • EB 2 octubre, 2017 at 12:19 #

        Que suerte que el Barsa pudo jugar y ganar. Pero más allá del fútbol le agradezco que considere que no soy viejo –mis nietos piensan lo contrario, en particular los que ya están en la universidad. Respecto a carencias, me jacto de ser muy racional y muy analítico y por eso mismo siempre he intentado contener mis emociones y mis juicios sobre personas, aunque esto no implique reconocer a quiénes han sido asesinos (viviendo años en China y recorriendo el mundo por décadas –siempre por trabajo– he aprendido mucho sobre asesinos que deben ser condenados por la historia). Cada vez que visito el viejo museo de ciencias naturales de La Plata –uno de los mejores décadas atrás y donde jugaba cuando chico– recuerdo a los muchos que con su esfuerzo constante fueron ejemplo en mi formación. Sí lamento que la ignorancia de muchos sobre ciencias sociales –algo tan común en este blog– todavía no permita un diálogo serio sobre lo que ocurre en el mundo y en particular sobre política.

        Por eso en lugar de personalizar desde su profunda ignorancia sobre quienes escriben comentarios, le sugiero que presente ideas que valga la pena comentar. En particular, si usted tiene una teoría sobre la política distinta a mi teoría, le agradeceré que la detalle así la puedo comentar y la puedo relacionar con el tema específico del post de Isaac.

  14. Manu Oquendo 1 octubre, 2017 at 19:57 #

    Está terminando el 1º de Octubre en la Tarraconensis. Es decir, comienza la segunda parte que muchos españoles temen que, nuevamente sea la de la rendición y el peaje a los golpistas por aquello de la pereza y la tranquilidad.

    Es pues un buen momento para saber qué problema tenemos entre manos.

    En primer lugar hay que entender el “problema”. Veamos su naturaleza.

    Tenemos una parte del territorio en la que no se respetan ni libertades básicas ni derechos ciudadanos.

    Acabamos de verlo estos días. En Cataluña el Estado de Derecho no existe y los que lo destrozan campan por sus respetos. Grave problema porque si esto lo ve un judío con memoria histórica de Alemania en los años 30 –ojo con las abuelas judías– sabrá que el escenario salvo matices en la forma de violencia es idéntico.

    No se sorprenda nadie de que los grandes bancos de Inversión se estén preguntando cosas. En sus Consejos de Administración está el mayor repositorio de memoria histórica de Europa que existe en el mundo. Y no es una memoria agradable.

    ¿Qué es lo que vemos incluso sin mirar? Vemos cosas como estas.

    1. Director de Instituto cesado el jueves por pedir que se le entregase por escrito –como es su derecho– una orden que suponía la comisión de un delito. Esto sucedió en el Colegio Alemán de San Sebastián a los pocos días del Golpe de Hitler en el 33. Aquí sucede antes.

    2. Madre explicando las lágrimas de su hija de 10 años para que no escribiese en español –lengua mayoritaria de los hogares de Cataluña– una nota al colegio para explicar una ausencia de la niña. Piénsenlo despacio porque tiene tela.

    3. Un colegio de Gerona que sugiere a los padres de una niña que solo habla tres idiomas, uno de ellos el español, que si van a insistir en que la niña reciba parte de sus clases en español, como es su derecho, deberían ir pensando en cambiarla de colegio. Esto sucede al lado de Ampurias así que imaginen el cinismo del Colegio.

    Estos casos multiplicados por millones han sucedido durante los últimos treinta y cinco años. Y no hemos querido saber que estaba pasando.

    Hoy todavía es mayoritaria la población hispanoparlante que vive sometida a esta violencia y a este abuso institucional.
    Pero hay más.

    Dentro de la naturaleza del problema resulta que tenemos allí un régimen que replica la Ley Habilitante de 1933 llevada a cabo por el “Nationalsozialistische Deutsche Arbeiter Partei”. Busquen Ley Habilitante 1933 en la red y verán el perfecto paralelismo.

    Excepto que Puigdemont y Junqueras lo ejecutan peor que Hitler porque ni se molestan en producir una Ley Habilitante como hizo Adolfo.

    Esta misma gente se pone de perfil cuando impulsa una red criminal que vive y espera seguir viviendo del daño colectivo . El líder de Esquerra , Junqueras, se esconde cuando sus tres altos cargos encargados de la ejecución de los planes de sedición son detenidos. Puigdemont, ya conocedor de su miseria rechazada hasta por su propio partido, aspira al martirologio.

    Nadie da la cara y, en definitiva,. se esconden tras los escudos humanos de sus propios hijos.

    Otros dirigentes llevan años amenazando y vigilando a los disidentes y ni siquiera se reprimen de hacerlo en público. Todos ellos lo han hecho.
    Esto es parte del escenario de antes de ayer, de hoy y de mañana.
    Continuaré más tarde pero creo que es necesario pensar con tranquilidad y no dejarnos llevar por el momento.

    En estas condiciones pregunto

    ¿Qué debe de hacer un gobernante democrático cuya responsabilidad sea cumplir y hacer cumplir las leyes?
    ¿Restablecer la virtud?
    ¿Pactar con los opresores?
    ¿Hacer como que no vemos que enfrente hay no solo una ideología Totalitaria sino una Organización Criminal?

    De la respuesta a estas preguntas depende casi todo.
    Un cordial saludo.

    • Inés 1 octubre, 2017 at 20:26 #

      Sólo le falta la porra Sr oquendo, claro, sabe que las palabras pueden ser usadas como armas pero sólo en manos de los cómplices. Anda y vaya allí -usted que ni es Catalán ni de ninguna patria que no sean sus negocios…
      Mire, hay una foto que hará historia, el de una bella mujer ofreciéndole una flor al policía que amenazaba con pisotearla.
      ( y esto administradores del blog, censurádmelo) porque una no puede con tanta mentira, y porque hay en éste blog al que acudo para ver lo que dicen algunos de los que no piensan como yo- pues escribir en artículos de amigos es mucho más fácil, ante el fascismo declarado de algunas de las comentaristas de este blog a las que jamás censuráis, digan las barbaridades que digan sus mentes revueltas- cenduradme- pues Isaac Salamá Salamá y los que escriben y después se van al ruedo a ver matar a toros, y otros que escriben sobre la supremacía de un hombre nuevo, nuevo dios y nueva raza de los demás hombres y que vino de planetas muertos etc etc…lástima de firmas bellas en el medio de toda la sinrazón, pero que nos escriben una de cal y dos de arena- y lloro por mis hermanos, lloro por los que siguen atrapados y de los que todo el mundo se ha olvidado, pero no lloro por los cómplices que votaron a los fascistas y con ello contribuyeron a rompernos, todo por la pasta. Lloro porque las palabras sin sentido y con odio hacen mucho daño y porque jamás seremos unos pueblos juntos que nos demos la mano y el abrazo, porque pocos de los que aquí se sientan han leido a Galeano en el microrelato “el Mundo” de su Libro de los Abrazos. Porque ya reuímos de los abrazos, nos da vergúenza el abrazo y el díálogo, y nos encanta la lucha..
      Han hecho posible una lobotomía de todas las zonas femeninas del cerebro. Me encanta que aún no hayan descubierto el sistema nervioso de las arbolillas, pues a ellas jamás podrán quitarle sus memorias.
      Ya digo, no me lo publiquéis, que en el fondo yo no tengo nada contra el Sr Oquendo- aunque odie a su amado Adam Smith – ni tampoco contra nadie que no sienta como yo .
      Que vergüenza atacar a gentes- abducidas o no es irrelevante- con el poder de los que – ya desde niños- se apuntaron a empujar a los otros sólo porque se creían que la fuerza bruta es un poder, cuando es sólo otra manifestación del miedo, como miedo son las palabras desesperadas de algunos que se consideran intelectuales.
      Esto se queda aquí sólo para que lo lea Silicon Valley y las Agencias de Seguridad globalizadas que tenemos por doquier

      • boli 1 octubre, 2017 at 23:27 #

        Señora. Estoy totalmente de acuerdo con usted que tomarse en serio una votación convocada por un gobierno regional que incumplió su propia legislación y se ilegalizó a si mismo es tan estúpido e infantil como la propia votación .
        Según pasa el tiempo estas sociedades modernas, esimismadas y miedosas se infantilizan aún mas. Comienzan siendo suavemente gregarios e involucionan hacia la xenofobia y la exclusión de ” los otros “.
        No me refiero al “govern ” catalónico, ni al brexit, ni a escocia ni tampoco al partido que nació con la pégida en Dresden y quedó de segundo en Berlin-este.

        Lo dije en otro comentario aqui. Se empieza con miedo y se continua homogeneizando sociedades para hablar en nombre de un territoro (patria ) para acabar mandando a los respectivos feligreses a ostiarse con los de los vecinos y antagonistas.

        A mi no me gustan los toros, Ni siquiera los embolaos catalónicos ni las peleas de perros o gallos pero esa actividad no se la adjudico – como hace usted – a otro pueblo que segun sus creencias patrióticas es no solo su enemigo y opresor sino que cree que es tan homogéneo como sueña que es el de su aldea patriotica imaginaria.

        • Inés 2 octubre, 2017 at 0:22 #

          Matria – jamás me he imaginado ninguna patria. La matria está aquí y no es imaginaria. No es homogénea es pluriversa, aunque no se haya respetado que no se publicara el comentario, …y en cuanto al maltrato animal: es mundial, y es un reflejo.

          • boli 2 octubre, 2017 at 8:33 #

            Ya me imaginaba que su xenofobia se extendia al género , o sexo si lo prefiere. Tiene usted/usteda una bipolaridad maniquea considerable. Cuide y riegue sus prejuicias religiosas y culturales.

            Relea ” Las venas abiertas de América Latina “, maravillosa libra del gran poeta oriental (uruguayo para usteda) Eduarda Galeana donde se narra como unos pueblos y pueblas cultas y civilizadas ( aunque hubiera alguna que otra fiesta o sacrificia canibal) son exterminados por invasores procedentes de la degenerada europa.

            Con creyentes y feligresas llenas de romanticismo ñoño están ahítas las tumbas de Flandes y otros lugares.

      • Manu Oquendo 2 octubre, 2017 at 0:35 #

        Estimada Inés.

        No me gustan los toros como espectáculo. No soy de ciudad, conozco bien el monte, la montaña y la dehesa. Me he criado viendo de cerca a estos hermosos seres y nunca he podido ser cazador porque los conozco desde niño.
        Para colmo, con la edad, mi contacto con el Creador tiene lugar con frecuencia a través de la mirada profunda de algunos animales. La experiencia es estremecedora y la criatura lo sabe.

        Algún día me gustaría pedirle que me explicase su post. Lo he leído un par de veces y no sé qué puede haberle resultado molesto, impropio o incierto.

        Los tres casos que cito son reales. Es decir, han sucedido. Dos son públicos, el tercero es de gente de mi familia política. Qué le voy a hacer. Tengo familia en la Tarraconensis, desde Cambrils a Figueres.

        En los tres casos me ha dolido el padecimiento injusto de esas personas. De las dos niñas –avergonzadas por el sistema educativo de ser lo que son– y de un hombre maltratado con grave injusticia por las mismas instituciones que deberían defenderlo.

        El resto de mis consideraciones creo que también son ciertas y las preguntas del final, no son retóricas. Son preguntas que cualquier persona responsable puede y hasta debe hacerse.

        Por ello su post me deja perplejo porque no lo entiendo y sin embargo estoy seguro que usted debe tener razones para él que sí me gustaría entender.

        Un muy cordial saludo, estimada Inés.

        PS. Las preguntas que me hacía al final son estas.

        “En estas condiciones pregunto:

        ¿Qué debe de hacer un gobernante democrático cuya responsabilidad sea cumplir y hacer cumplir las leyes?
        ¿Restablecer la virtud?
        ¿Pactar con los opresores?
        ¿Hacer como que no vemos que enfrente hay no solo una ideología Totalitaria sino una Organización Criminal?”

        Las acabo de repasar y creo que siguen siendo muy procedentes.

        • Alicia 2 octubre, 2017 at 9:28 #

          Manu ¡Qué razón tienes en toda esta linea de comentarios!
          Ayer era indignante y deprimente ver la televisión. Las urnas, opacas (y de contenido opaco) trasportadas en bolsas de basura, cayendo al suelo y viéndose que ya estaban llenas de papeletas. Gente votando en tres y cuatro colegios (fotos de los votantes mostrándose orgullosos papeleta en mano en cada uno de los sitios en los que votaron). Los mozos de escuadra no cumpliendo qué la fiscalía les había ordenado. Y en fin una sarta de despropósitos y Puigdemont leyendo (sin despeinarse, tal vez porque nunca va peinado) el recuento de votos que todo el mundo pudo ver que se metían a puñaos en las urnas. Falsedades en cuanto al número de heridos.
          Cómo sería la cosa que incluso hubo un mozo que, avergonzado, presentó su renuncia a seguir perteneciendo al cuerpo.
          Total. Que todo un desastre.
          Paro no pasa nada. Ni cárcel para Puigdemont y su pandilla. Ni artículo 155. Por mucho menos – a fin de cuentas una cuestión de pelas – Granados o Gregorio González fueron a la cárcel.
          En qué o a qué estará esperando el gobierno central para parar los pies a semejante panda. Aunque quizás es que no quiera parárselos pero no nos explican por qué.

        • pasmao 2 octubre, 2017 at 10:41 #

          Apreciado Manu

          Inteligentes y oportunas preguntas.

          En mi post previo abogo por un juicio a lo Nüremberg, si se recompone la situación, porque lo de Mariano&partners hoy (me resisto a llamarlo Gobierno) es lo mas parecido al incendio del Reichstag hace unos 80 años.

          Y lo hago por algo, precisamente por lo que usted ha comentado en sus posts, aunque algunos me llamen exagerado.

          Recuerdo a los catalanes separatistas lo que les sobrevino a los cultisimos húngaros, checos, eslovacos, etc.. después de la primera guerra mundial cuando mandaron a freir espárragos la legalidad del archiduque.

          Y muchos en esos paises son tan brutos que aún no lo han entendido. Las ganas de revancha les trajeron a los nazis primero y a los comunistas después. Y siguen en sus trece, y así les va y les irá.

          Lo de Nüremberg y sus juicios sirvió por lo menos para que lo que quedaba al otro lado del muro se pudiera descontaminar, aunque sólo en parte.

          un cordial saludo

    • boli 1 octubre, 2017 at 22:35 #

      En mi opinión el problema básico es la modificación de la pésima ley electoral por un lado. Con copiar en todo o en parte a la Republica Oriental del Uruguay, a la de Alemania o mas cerca a la Republica De Portugal.

      Tampoco estaría nada mal sustituir unos medios de comunicación sesgados y de pésima calidad por algo que informara y educara con un mínimo de decencia.

      Tal vez no sea mucho pedir que nuestros representantes políticos fueran un poco menos mediocres que el populacho y las oligarquías endogamicas que los cooptan.

      • Alicia 2 octubre, 2017 at 11:45 #

        Boli. En referencia a su comentario de más arriba (boli 2 octubre, 2017 at 8:33 #)

        Me da la impresión de que usted es natural del continente americano. Si no lo fuera mi reflexión serviría de todos modos.

        Se va usted a los extremos a la hora de catalogar buenos y malos, que de todo habría tanto entre “los invasores procedentes de la degenerada Europa” como entre los invadidos.

        En el caso de que usted sea – según mi impresión, ya le digo – nativo del continente americano no estaría de más que considerase la posibilidad de que entre los invasores hubiera algún ancestro de usted mismo.

        Nadie somos una raza pura. Las migraciones que por distintas razones han agitado el mundo desde que echó a rodar no permiten tener la seguridad de que por nuestras venas no corra alguna gota de sangre de aquellos a quienes detestamos.

        En otros comentarios de usted hay otras que sí comparto. Quizá porque tampoco en el pensar las ideas o ideologías son puras y sin mezcla ni matices. Pero esta aseveración suya a que me estoy refiriendo no puedo compartirla. Ni puedo callarme.

        • Alicia 2 octubre, 2017 at 11:47 #

          Quería escribir “otras opiniones”.

        • boli 2 octubre, 2017 at 13:52 #

          Querida Alicia, la faltan a usted perspicacia y sentido del humor.
          Me Inspira usted ternura, aunque le aconsejaría el chiste de hoy de”el roto” en vez de el de forges.
          No ha usted rebatido ni contrastado mis comentarios. Funciona Usted como un bot (robot) al que hubieran programado con los memes, pautas o prejuicios de un mallorquín no ” chueta” o “xueta”, como guste. Que de pontifices de ortografías y otras menudencias está el planeta tierra – Gaia si prefiere – lleno.

          Aprecie usted su patrimonio genético y su descendencia reiterada de los mercaderes fenicios tan duchos en el trato comercial y el intercambio, que su aun famoso y sempiterno presi j. pujol calificó como el juego de ” la puta y la Ramoneta ” Eso tan clásico de tirar lapiedra y esconder la mano.

          Yo por mi parte soy pobre. Mi madre me parió durante una gripe a lossietemeses y la pundit o experta de mi abuela materna ( que solo tuvo una hija ) afirmó solemnemente ” iste neno non se cría ” ¿Capisci.?, ¿ Non sí?

          • Alicia 2 octubre, 2017 at 14:22 #

            Creo que no sé responder (dentro de los límites de la corrección) a tanto sarcasmo.
            Podría responder, y no me quedaría corta. Pero no estoy programada (recuerde que, usted lo ha dicho, soy un robot) lo bastante bien como para no elegir, libremente, el mantenerme dentro de los límites de la corrección.

  15. EB 2 octubre, 2017 at 13:41 #

    Hola Isaac, como podía esperarse hubo algo de violencia, poca en comparación con todas las experiencias históricas. Pero lo importante –en particular para quienes dicen defender el Estado de Derecho– es la cobardía de quienes estuvieron reclamando hacer cumplir la ley y hoy se lamentan de que para hacerla cumplir haya que haber usado la fuerza y que el uso de la fuerza haya generado daños a la integridad física de algunas personas (no importa cuantos porque la mentira es herramienta de ambas partes). Los próximos días dejarán en evidencia toda la podredumbre de los políticos de ambos bandos, pero en particular de aquellos que se consideran moralmente superiores al resto, es decir, de los socialistas cómplices de tantos crímenes en todo el mundo (incluyendo Uruguay). No importa el disfraz que usen, los socialistas no tienen nada que ofrecer para un futuro mejor y por eso sólo viven de volver a escribir el pasado, limpiando toda la miseria y los crímenes que cometieron –esto es cierto en España y en todo el mundo. Ojalá otros políticos –por malos que sean nunca se comparan con los socialistas– reconozcan pronto que su única salida sigue siendo negociar una salida con algún privilegio menor para Cataluña (lo que yo llamo dulces y zanahorias), pero mucho me temo que los socialistas catalanes (no los del PSOE sino los que se declaran en favor de la independencia) harán lo que siempre han hecho, es decir, estirar el elástico hasta que se rompa y entonces se darán cuenta de que son una minoría despreciable para el resto de la sociedad y se dedicarán a saquear lo que puedan antes de desaparecer (quizás el botín les sirva para irse a vivir a Venezuela o a Uruguay).

    • boli 2 octubre, 2017 at 14:02 #

      gracias por su comentario tan sutil y luminoso.

      La frase de “una imagen vale mas que mil palabras” no se aplica al famoso acto reflejo del perro de Pavlov tambien conocido como “o can do raxoy “.

      Animo, conseguirá plaza pagada de autónomo de troll antes de un semestre. Patrocinado por la fundación franco tal vez. Felicidades anticipadas.

  16. Alicia 2 octubre, 2017 at 14:42 #

    A quien pueda interesar. Hace ya unos meses que late no sé qué tensión, acritud y hostilidades en comentarios del blog.
    Que quien más quien menos nos tiramos – no me excluyo, aunque un poco sí – al cuello de quien no es de nuestra opinión.

  17. EB 2 octubre, 2017 at 15:14 #

    En mis años de profesor universitario en Chile, cuando se cuestionaba lo que decía sobre conflictos sociales me gustaba hacer dos preguntas sobre el lema patrio de Chile –esto es, Por la Razón o la Fuerza (ver entrada en Wikipedia). La primera se refería a qué otras motivaciones quedaban excluidas de la acción gubernamental, y en particular bajo qué condiciones podía afirmarse que las emociones quedaban excluidas y en caso de no haber sido posible su exclusión qué consecuencias tenía o debería tener su inclusión. La segunda se refería a si las dos alternativas –la razón y la fuerza– eran efectivamente sustitutos o en la práctica terminaban siendo complementarias (cualquiera que haya estudiado Economía sabe bien la importancia de distinguir entre sustitutos y complementos).

    La primera pregunta todavía sigue siendo muy difícil de contestar, aunque a mi juicio es algo que todo historiador de la política y el gobierno de cualquier estado-nación no puede ignorar. Sì, pensar que la fe y las emociones no han jugado un papel importante en la competencia política y la acción de gobierno es un error. Los sucesos de ayer en Cataluña nos recuerdan que quizás sean más importantes que la razón y la fuerza. Pero, guste o no, todavía no hemos encontrado formas fáciles de incluirlos en el análisis y juzgar su importancia relativa. Quizás nuestra ignorancia se deba, aunque sea parcialmente, a que los políticos y los gobernantes –vía sus cómplices y siervos– meten mucho ruido con sus mentiras e hipocresía, algo en que los socialistas se destacan por sobre el promedio del resto.

    La segunda pregunta es más fácil de analizar porque podemos distinguir situaciones en que sí son sustitutos y otras en que sí son complementarios. Pero contrariamente a lo que algunos piensan, la sustitución es más probable en una etapa temprana del conflicto. El caso de la relación entre sucesivos gobiernos de EEUU y la dinastía criminal de Corea del Norte es ilustrativa de que uno debe agotar primero la razón en busca de un acuerdo y luego ir introduciendo la amenaza de la fuerza si es que ese acuerdo no llega, hasta que en algún momento la razón deja de ser tal y se transforma en extorsión –si no haces lo que quiero, te destruyo (en todo caso debe recordarse que la dinastía coreana ha sobrevivido gracias a extorsionar a otros países). Como es fácil darse cuenta, los protagonistas de ese conflicto deben ser muy prudentes en la implementación de sus estrategias porque un paso en falso puede precipitar el uso irreversible de la fuerza. Por suerte, y en comparación con el caso mencionado, se puede decir que en Cataluña el único paso irreversible será la fuga de los “líderes” de la independencia, algo que estoy seguro muchos desean que ocurra pronto (bajo otras condiciones, uno hubiera recomendado a Rajoy que ofreciera varios millones de euros a los “líderes” para que se retiraran a algún paraíso socialista, pero estas condiciones no se dan y habrá que esperar su fuga luego de saquear fondos públicos).

    • EB 2 octubre, 2017 at 23:36 #

      No me extraña que Sánchez presione a Rajoy para negociar inmediatamente con los “líderes” de la independencia. El pobre Sánchez tiene que salvar su candidatura –marcada por su ambición sin fundamento alguno– y para eso necesita marcar un gol, en este caso que alguien le de mérito por una negociación que salve a esos “líderes”. En realidad, Rajoy no tiene que apurarse ya que los “líderes” irán a la mesa de negociación por propia voluntad ya que no importa cuánto clamen y declaren la Independencia de Cataluña porque nada cambia en la práctica. Rajoy debe mostrarles que él controla la situación y que no les dará nada, de nada, mientras sigan pataleando como los infantes que son.

      Por supuesto, el indignado Sánchez con toda la “patota” socialista se siente triste por “el uso de la fuerza”. Bien sabemos, sin embargo, que los socialistas son hipócritas de la peor clase: el día que un socialista denuncie honestamente a grandes criminales que llegaron al poder con la bandera del socialismo quizás podamos tomarlos en serio. Peor, ya nadie duda que para un buen socialista, el recurso a la violencia si no es el primero, es el segundo, y jamás uno debe creer cuando dicen que renunciaron a la violencia.

      ¿Qué hará Sánchez si los “líderes” promueven acciones callejeras que pueden degenerar en un nuevo uso de la fuerza, quizás con mayor intensidad? Yo apuesto que intentará justificarlos porque entre los muchos problemas de Sánchez, uno serio es que no tiene influencia alguna sobre esos “líderes”.

  18. Manu Oquendo 2 octubre, 2017 at 20:41 #

    Desde el ángulo de la Estrategia y del Relato.

    Un grave error estratégico es, precisamente, pensar que el Nacionalismo que tenemos en Cataluña y País Vasco es compatible con un sistema democrático en una sociedad de ciudadanos libres e iguales. Por mucho que Urkullu esté ahora agazapado mientras progresa la captura de Navarra.
    Las ideologías Identitarias no son democráticas porque no respetan identidades alternativas.
    Fueron la muerte de la vieja Europa y vuelven a representar la misma amenaza.

    Confundirse en esto es un error por parte de las autoridades y de los partidos constitucionales españoles. Un error que muestra graves dosis de autoengaño y de “desconocimiento del adversario” que resulta ser un error fatal.

    No cabe ahora culpar al gobierno de Rajoy en mayor medida que a Rodríguez Zapatero, Aznar o Felipe González. Probablemente su responsabilidad es menor porque fueron los anteriores –y muy especialmente Rodríguez Zapatero– quienes fueron desarmando al Estado español y a España en un ejercicio de dejadez estratégica.

    Hay componentes del Pensamiento Estratégico que es imperativo tener mínimamente engrasados y cultivados para poder plantear cualquier contienda en la política, en la confrontación empresarial, en la militar, en la deportiva, etc.

    No voy a aburrir sobre esto pero nadie que se plantee Dirigir nada –importante y con alguna autonomía– puede darse el lujo de no dedicar mucho tiempo al análisis, decisión y ejecución de su estrategia concreta.

    Uno de los libros de referencia en las Escuelas de Estado Mayor y en las de Gestión Empresarial de todos los grandes países es precisamente el “SunTzu” chino, de 2,500 años de antigüedad y en pleno uso especialmente desde que el General Giap dio una lección terrible a nada menos que la primera potencia militar mundial.

    ¿Qué dice este librito?: Traigo dos que nos vienen a cuento.

    1. La “Guerra” es el asunto más importante para el Estado. No puede ser ignorada porque de ella siempre depende la supervivencia o la aniquilación”. ¿O no es así hoy 2 de Octubre de 2017?

    2. La “Guerra” se estructura en cinco factores que deben ser cuidadosamente tenidos en cuenta y comparados para precisar las fuerzas respectivas antes de cualquier contienda.
    Y cuál dirían ustedes que es el primero de ellos para el “Sun Tzu”. Pues miren por dónde es………..la Virtud.

    Pregunto, ¿como es posible que ante un régimen totalitario que prodiga a diario ejemplos de conducta Inmoral como los antes citados tenga hoy el Estado dificultad para establecer sin duda su preeminencia moral ? (Nota 1 para quienes no los recuerden)

    Muy sencillo: ¿En las oposiciones a Registrador o Abogado del Estado hay un tema con estas materias? ; Me temo que no. Ni teórico ni práctico.

    Lo más difícil del pensamiento estratégico junto al esfuerzo que exige es la calidad de la ejecución.

    Saludos

    Nota 1,

    El régimen vigente en Cataluña nos regala cada día casos sangrantes tan inmorales como estos que siguen y que No Se Usan contra él.

    Ahora bien, cuando el Estado usa su privilegio coactivo, su razón de ser, contra el crimen…………sus enemigos sí que lo usan. Tienen pensamiento estratégico.

    Comuniquemos.

    1. Director de Instituto cesado el jueves por pedir que se le entregase por escrito –como es su derecho– una orden que suponía la comisión de un delito. Esto sucedió en el Colegio Alemán de San Sebastián a los pocos días del Golpe de Hitler en el 33. Aquí sucede antes.

    2. Madre explicando en la radio las lágrimas de su hija de 10 años para que no escribiese en español –lengua mayoritaria de los hogares de Cataluña– una nota al colegio para explicar una ausencia de la niña.
    ¿Alguien que sepa algo de psicología y de psicopatías puede negar este grave maltrato institucional a los niños en violación de todo?

    3. Un colegio de Gerona que sugiere a los padres de una niña que habla tres idiomas, uno de ellos el español, que si van a insistir en que la niña reciba parte de sus clases en español, como es su derecho, deberían ir pensando en cambiarla de colegio. Esto sucede al lado de Ampurias así que imaginen el cinismo del Colegio.

    ¿Qué legitimidad moral, qué Virtud tiene una ideología que necesita hacer lo anterior para vivir?

  19. EB 3 octubre, 2017 at 12:31 #

    Hola Isaac, los miles de artículos y comentarios sobre Cataluña en todo el mundo nos recuerdan lo difícil que se ha vuelto confiar en lo que leemos y escuchamos. Hoy tenemos acceso fácil a lo que otros quieren decir públicamente pero no hay regla alguna que nos permita evaluar sus afirmaciones y negaciones. Podemos reírnos de la falta de lógica y de la falta de evidencia en apoyo de afirmaciones y negaciones, pero igual hay muchos que se las ingenian para hablar y escribir bien –es decir, para dejarnos con dudas suficientes para no rechazar lo que dicen. No debe, sin embargo, confundirse la falta de rechazo con aceptación y mucho menos con certificación de verdad.

    La confianza supone aceptación porque lo que buscamos es que la próxima vez que el autor de alguna afirmación o negación nos diga algo, estemos predispuestos a tomarlo en serio, por lo menos hasta que se pruebe lo contrario. La disposición de muchos a hablar y escribir sobre todo tipo de temas no favorece la confianza, más bien lo contrario porque ninguno de nosotros sabe siquiera lo poco que se sabe sobre cada tema –y como digo siempre, usamos mal lo poco que sabemos, no solo en nuestras decisiones sino también en nuestras comunicaciones.

    Sí, hemos perdido la confianza en lo que dicen los políticos y sus cómplices. Más exactamente, hemos perdido la poca confianza que teníamos en ellos. Las consecuencias de esa pérdida todavía están por verse, pero no diría que necesariamente serán negativas. Nuestra capacidad para entender lo que está pasando entre tanto ruido nos permitirá salir adelante y por suerte la gran masa de quienes viven ajenos a ese ruido –no excluidos como sostienen los socialistas– pronto se darán cuenta de que hay medios para controlar a los políticos y sus cómplices (yo apuesto a que en 100 años Trump será recordado no porque haya hecho algo tangible importante sino porque dejó en evidencia la necesidad y la posibilidad de ese control en el nuevo mundo del siglo 21).

  20. Alicia 3 octubre, 2017 at 13:14 #

    https://www.youtube.com/watch?v=0S19dt7JWQs

  21. O,farrill 3 octubre, 2017 at 13:41 #

    Para no repetir argumentos y comentarios, remito al blog “Hay Derecho” donde también se debate con fuerza este mismo tema. Un cordial saludo.

    • EB 3 octubre, 2017 at 15:26 #

      Hola O’farrill, he leído la serie de posts a que usted se refiere y no he encontrado un solo post que diga algo rescatable. Me causaron risa porque sus autores usan argumentos pseudo-jurídicos para referirse a cuestiones políticas y económicas. En particular, el post de ayer escrito por todos los editores me pareció una vergüenza y como siempre perdieron la oportunidad de decir algo que valga la pena discutir (sí, aprovecho el título de ese post). Por favor, deme una sola idea de todos esos posts que a usted le parezca que merece ser discutida.

      • O,farrill 3 octubre, 2017 at 20:27 #

        Estimado EB: cuando he hecho referencia al blog “Hay Derecho” es sólo para no repetir por mi parte comentario o argumento ya expresados en otro lugar. En todo caso no me planteo el juzgar los comentarios de los demás. Hay que tener en cuenta que su especialidad es el Derecho y, sobre este punto, hay mucho que hablar.
        Sobre las muchas torpezas que desde la Transición Política se han venido cometiendo en la organización del Estado en España, sólo hace falta tirar de hemeroteca (yo suelo releer las revistas de la época que me recuerdan lo que fueron los pactos preautonómicos, el sistema electoral injusto y la forma en que los principales partidos actuaron). Conocí de cerca todo lo que iba gestándose que era un disparate. En una reunión sobare el asunto ya me dijeron: “Estás intentado utilizar criterios racionales en algo que es profundamente irracional, por lo tanto estás creando disfunciones….” Ahora vemos donde están de verdad las “disfunciones”. En un texto constitucional que necesita con urgencia ser renovado y actualizado para que esté vivo y respondiendo a la convivencia social de estos momentos. Un saludo.

  22. Alicia 3 octubre, 2017 at 21:09 #

    Usted está en desacuerdo con todo y con todos. Pero, cosa buena, se rie mucho.

  23. Manu Oquendo 4 octubre, 2017 at 10:46 #

    Qué gran elegancia la de Rajoy permitiendo que el Rey ponga los puntos sobre las íes.

    Un genio, un “sportsman”, un gentleman de “a Ponte-vedra”.

    Capaz de reprimir su fogosidad guerrera cuando las cosas se ponen feas, capaz de mantener la calma cuando el viento huracanado del sudoeste se ceba en los acantilados occidentales de la Isla de Ons. Épico.

    Un Shakespeare nos haría falta para inmortalizar al personaje. ¿Quizás nuestro querido O’Farriil podría incluirlo en uno de sus próximos dramas?

    • O,farrill 4 octubre, 2017 at 12:57 #

      Muchas gracias por la sugerencia Manu. Más parece una farsa de enredo lo que sucede. Sería para reir si no fuera porque hay una fractura social que alcanza no solo a los habitantes de Cataluña, sino que se ha extendido al resto de España. El fracaso del “espíritu del 78” ha tomado forma en todo lo que está ocurriendo. Por eso creo necesario reaccionar cuanto antes y empezar a construir alternativas. Una segunda transición es necesaria y para ello hay que hacer una refundación constituyente con otras reglas del juego que no estén amañadas. Lo he dejado escrito en otro comentario por su orden lógico y cronológico. Es sólo una simple sugerencia desde un cuidadano normal que desconfía por instinto de los mitos que se le intentan colar. Nuestra admirada C.E., lo he dicho muchas veces, tuvo su vigencia y hasta su sentido, pero también nacía lastrada: “Una constitución para andar por casa” decía ya en el año 1978 la revista “Cambio 16”, añadiendo: “Si de una Constitución se espera claridad, precisión, economía y operatividad de normas y principios, el proyecto actual puede convertirse en ejemplo de todo lo contrario….” Tú y yo hemos visto y comprobado cuanto hay de verdad en tales afirmaciones, pero parece que todavía otros muchos no se han tomado la molestia de hacerlo (eso ya es un indicio) y prefieren aferrarse a ella con uñas y dientes.
      Un saludo.

  24. Juan Teruel 4 octubre, 2017 at 12:52 #

    Sí, así es nuestro presidente, amable con los corruptos y los golpistas. Todo un caballero, sino fuera porque es un ¡gallina!

  25. O,farrill 4 octubre, 2017 at 13:15 #

    A pesar de todo, creo que aún hay tiempo de desmontar la operación por muy difícil que nos lo hayan puesto.
    1.- El Estado puede cesar (aunque sea cautelarmente) a los verdaderos responsables y dejarse de andar por los cargos medios de simples “mandados” y, en virtud del artº 155 intervenir la administración catalana para poner orden en el desaguisado institucional existente. Pero tiene que hacerlo antes de que se produzca la declaración.
    2.- Alternativamente el Jefe del Estado puede pedir la dimisión del presidente del gobierno (ya se hizo con Arias Navarro y con Suárez) y encargar al siguiente la reforma de la ley electoral con igualdad de voto para todos, listas abiertas y sin privilegios para las formaciones de siempre. Esto permitiría la renovación de la contaminada “clase política”.
    3.- Recuperación de la titularidad de las competencias por el Estado. Otra cosa es la gestión de las mismas descentralizada en mayor o menor medida. Hay que tener en cuenta las cedidas a la UE. Entre ellas la Función Pública que es uno de los semilleros mayores de “adhesiones incondicionales” como hemos visto en el caso de Cataluña.
    4.- Separación real de poderes para que se controlen mutuamente y ejerzan cada uno sus funciones sin interferencias partidarias, “lobbysticas” o interesadas.
    Hay más cosas que hacer, pero como se dice, no hay más remedio que “abrir el melón de la Constitución”. Por cierto, no entiendo porqué los que lo dicen la equiparan a esta fruta.
    Un saludo.

    • pasmao 4 octubre, 2017 at 18:14 #

      Apreciado O,farrill

      no es necesario que lo hagan antes del DUI o DIU (ya no me aclaro), aunque si conveniente.

      A Gil y Gil le aplicaron el 155 en Marbella. Y punto. Ya pudo cedir antes lo que quisiiera que en cuanto hubo una gestora impuesta por el gobierno central y el en la trena el asunto se finiquitó.

      Y no hay mucha diferencia entre Gil y Gil y Puig de Mont.

      Solo nos falta la Borjk esa cómo la Pantoja para completar el retablo.

      Lo único necesrio son ganas, bemoles, hay otros adjetivos mas “ostentóreos” pero me los ahorro.

      Sobre el Rey..

      El verdadero miedo de la clase olítica no es al DUI es a la reaccion popular de la Sr Marisa y de Don Elías, supongo que se me entiende.

      Porque cómo prenda eso, se acaba la España de los 17 reinos de la Srta Pepis y Doña Leonor se quedará de Princesa de Asturias forever.

      Su Majestad que es inteligente, o tiene alguien inteligente que le aconseja bien, le ha dicho que si los 350 ladrones renuevan cada 4 años de mentiras, él (El Rey) y los suyos (famila Real, Institución Monarquica) lo tienen mas dificil porque el corto plazo no está en sus atribuciones. Así que o se pone las pilas o se las ponen.

      Un cordial saludo

  26. O,farrill 4 octubre, 2017 at 17:26 #

    Acabo de conocer unas declaraciones del Sr. Guerra en defensa de la Constitución y del orden constitucional. Como San Pablo parece caído del caballo tras su anterior personalidad: “…..casi nadie entendió los esfuerzos de los socialistas por evitar al país la Constitución más reaccionaria de Europa…..” (El socialismo de nuestro tiempo/ Cambio 16 nº 329, pág. 25) coincidiendo así con el Sr. Peces Barba que se retiró al parecer por eso de la ponencia constitucional. Por cierto, en el mismo número de la revista, hay un comunicado de CDC titulado “Sí a las nacionalidades” en el que afirman entre otras cosas: “Por tanto CDC no sólo no aceptará la supresión del término “nacionalidades”, sino que su eventual desaparición obligaría a una reconsideración de su postura de consenso solidario adoptada hasta la fecha ante el texto constitucional….” (pág.3).
    Mientras sigamos adorando bobaliconamente y difundiendo mediáticamente lo que dicen estos supuestos “estadistas” calificados a sí mismos como “jarrones chinos” (bastante caros) no seremos capaces de remontar la situación. Ellos produjeron en su día los muchos desaguisados políticos y administrativos que ha sufrido España. Que no vengan ahora dando lecciones. “Hay que ser socialista antes que marxista” decía Felipe González, pero nunca explicó -y sigue sin explicarse- en qué consiste ese socialismo a la carta que les hizo primero imponer las autonomías (el único partido que se opuso y pidió la regulación estricta de las mismas fié AP) junto a los demás; ser republicanos y no aceptar la monarquía primero y pasar después a ser el “soporte” más útil para ella después; estar contra la OTAN “que responde a planteamientos pasados de la guerra fría” a la integración en dicha organización y llevar a uno de los suyos al frente de la misma (supongo que para controlarla mejor). Eso sí, han sabido siempre el impacto telegénico para la construcción de “carisma”. Un saludo

Deja un comentario