Indultos

Trump muere matando; matando a la Justicia. El indulto al padre de su yerno -¡Vaya familia!- a contratistas condenados por la masacre de civiles en Iraq, y a otra veintena de corruptos, da una idea de la ausencia de ética y del enorme poder de un Jefe de Estado que no da explicaciones por sus actos.

Putin se asegura la inviolabilidad ante cualquier acusación futura de abuso de poder o de crímenes instigados por él o por sus secuaces.

Juan Carlos I se sintió a salvo para cometer sus tropelías, con la connivencia de los medios y de todas las instituciones del Estado.

Aquí el Gobierno pretende indultar –despreciando informes legales en contra- a quienes se saltaron la Ley proclamando unilateralmente la República catalana,

tras haber declarado repetidamente su intención de volver a hacerlo. Y no sólo desprecian el indulto –pero, oh cinismo, permiten que alguien lo pida en su nombre-, que implica la asunción del delito y, de ser aprobado, el perdón de la pena, sino que exigen la amnistía, que supone el perdón del delito. Con el indulto sales de la cárcel, pero sigues teniendo un pasado de delincuente; si te amnistían, pelillos a la mar, no has cometido actos censurables.

Ha habido otros indultos cuestionados, como los dos tercios de la pena que concedió el presidente Aznar a la cúpula socialista del Ministerio del Interior, condenados por el saqueo de los fondos reservados y la creación de los Gal, aunque Felipe González, presidente del Gobierno durante los hechos, exigía el indulto total.

En los máximos niveles del sistema judicial –Fiscalía, CGPJ, Tribunal Supremo, Tribunal Constitucional- muchos de sus miembros responden básicamente ante los políticos, que son quienes mayoritariamente los nombran y los ascienden. Por eso, todos los partidos pugnan por colocar en lo más altos cargos a gentes de su cuerda, para asegurarse en lo posible una futura impunidad, ya que todos ellos saben que en un momento u otro han burlado la Ley, generalmente por dinero.

Pueden darse casos de honesta rebeldía frente a presiones políticas de jueces que desempeñan su labor bajo el foco mediático, pero dependiendo del color del Gobierno, sus carreras se verán congeladas o catapultadas. Y no escasean los ejemplos en los que un juez demora años la instrucción de una causa por motivos ideológicos o por prevaricación, que viene a ser lo mismo, facilitando que algunos delitos prescriban antes de ser juzgados.

Mueve a perplejidad que asociaciones y miembros de la Judicatura se alineen en bandos “progresistas” o “conservadores”, como si las leyes pudieran interpretarse en función de la ideología, en cuyo caso, están contaminadas, dejan margen al engaño, y un golpe de Estado queda convertido por arte de birlibirloque en mera “ensoñación” de los perpetradores.

Se ha repetido que una justicia lenta no es justicia porque una espada de Damocles pende sobre el que espera juicio y veredicto, condicionando su vida.  

Un ciudadano roba alimentos, y tras varios años, se le comunica que debe ingresar en prisión, para penar por su hambre. Si hubiera sido un banquero, le habrían aplicado la doctrina Botín o González, y habría quedado libre.

El Gobierno actual es un yonqui de los decretos; un entusiasta de la promulgación de nuevas leyes con aplicación retroactiva; de la modificación interesada de aquéllas que implican delitos de rebelión o sedición, acompañadas o no de violencia, de malversación de caudales públicos, etcétera.

Los políticos, y en especial los integrantes del Ejecutivo, tratan de invadir todas las áreas y competencias del Estado, en la senda de la escalofriante predicción que hiciera Alfonso Guerra, cuando dijo sin pestañear tras ganar los socialistas sus primeras elecciones: “Montesquieu ha muerto”, es decir, la separación de poderes: Ejecutivo, Legislativo, Judicial, base inexcusable de un sistema democrático.

Parece ser que es a lo que venían, y el tiempo lo ha confirmado. ¿De qué nos extrañamos?

22 comentarios

22 Respuestas a “Indultos”

  1. O'farrill dice:

    El «poder» consiste en eso. En imponer los intereses o hasta las preferencias personales a los demás. El aura que otorga el indulto enlaza con la concepción del antiguo poder absoluto de los monarcas. Ser divinizado por el otorgamiento de la gracia o el perdón.
    Dicho esto, agradezco a la autora las diferentes referencias a quienes han usado o abusado de tal poder.
    En unos casos, los que son cabeza de repúblicas, pueden hacerlo porque está en su cargo. En los casos en que se pretende ser un sistema democrático, tal poder se delega institucionalmente en el órgano jurisdiccional que tiene la responsabilidad de administrar Justicia. Es más, ni el propio ministerio de Justicia debería intervenir en el procedimiento, ya que no se trata de una cuestión administrativa, sino moral, jurídica y constitucional de reinserción social.
    En un mundo donde las instituciones han sido colonizadas en sus cúpulas (a veces en toda su estructura), donde los ejecutivos aplican una especie de «cesarismo» (Spengler) divino colocándose en la cúpula del Estado y obviando incluso a la propia Jefatura del Estado, cualquier cosa es posible porque… ¿de quién dependen los órganos jurisdiccionales….? Pues eso.
    Termino con la alusión inicial a Trump que -según la autora- «muere matando, matando a la Justicia» simplemente por haber pedido investigar los numerosos indicios de fraude electoral existentes. Algo en que el propio Partido Demócrata debería haber sido el primer interesado. Hay que recordar que el Partido Demócrata estuvo quince meses intentando invalidar la victoria de Trump en los tribunales sin resultado. Que ante el «hemos perdido la batalla del relato» de la Sra. Clinton, ha habido toda una campaña de difamación y desprestigio suficientemente «engrasada» durante todos estos años, que ha impuesto el «relato» único conveniente. Incluso con organizaciones de violentas manifestaciones y saqueos en numerosas ciudades…. pero no se investiga las manos que mecen esas cunas. Igual que no se investiga la «okupación» del Capitolio, facilitada por los propios servicios de seguridad.
    Es hora de discernir la verdad de lo que oculta el poder y sus marionetas.
    Un saludo.

  2. Sedente dice:

    Sigo muy deprimido y desilusionado con todo. Tener un espíritu crítico no ayuda.
    A veces, es necesario conocer las debilidades humanas y haberse dejado llevar por ellas, para saber si estas pertenecen al lugar bueno de las cosas o al lugar malo.

    En cierta ocasión, en la que creí estar enamorado, me llevé una de esas grandes decepciones que la vida te hace ver.
    Caminaba junto a ella por la calle, en nuestra primera y única cita. Durante nuestro paseo, nos cruzamos con alguien que dio un traspié y estuvo a punto de darse de bruces contra el suelo.

    Mi acompañante ni parpadeó, ni hizo ademán para socorrer a aquella persona que se caía delante de nosotros.
    No hizo gesto alguno.

    Era imposible que no lo hubiese visto, ni se hubiera dado cuenta de aquello.
    Siguió caminando altivamente.
    Aquella altivez, que al principio me había parecido un signo de elegancia y distinción, me comenzó a parecer una absoluta mezquindad.
    Una altiva y pecaminosa soberbia llena de arrogancia que dejaba al descubierto un menosprecio absoluto por el fatal destino de alguien que se caía delante suyo.

    Nunca más, a partir de aquel momento, pude pensar igual sobre aquella persona.
    El enamoramiento se diluyó como la cálida respiración desaparece en una gélida mañana de invierno.

    Todos estos, a los que tanto se les reverencia por parte de algunos, llegan a pensarse que en verdad son dignos de tal sumisión.
    Comienzan a creerse que están por encima de los demás y que ellos no cagan, ni mean. Comienzan a pensar, también, que su estatus les proporciona un halo de «intocabilidad».

    Es cuando comienzan entonces a utilizar el poder que se les ha dado para ayudar a los demás, para ayudarse a ellos mismos y a su más cercano entorno.
    Llegado el caso, solo se ayudarán a ellos mismos y entregarían a la hoguera a quien fuera, antes de sacrificarse por ningún otro.

    Este es el poder muy mal entendido.
    Muy, pero que muy mal entendido.

    Eso no es poder.
    A eso se le llama, burda y llanamente, maldad.

  3. Manu Oquendo dice:

    Me alegra que la autora publique aquí. Bienvenida.
    Ya me gustaría ver sus entrevistas a Asimov y a Castaneda. Son dos de mis autores favoritos de juventud y los releo cada diez o quince años. Miller me parece mucho menos interesante.

    Suscribo por otra parte lo que dice O’Farrill en referencia a Trump y entiendo el comentario de la Sra. Fort como una mera cita de un caso de indulto que no le ha parecido correcto.
    Hoy, los gestos del propio Sistema de Poder que se erige victorioso ahora en los EEUU son todo un reconocimiento de que se siente culpable. No veo diferencia entre el despliegue militar para celebrar la proclamación de Biden «en privado» –mientras su Guardia Nacional duerme en el suelo– y las mismas defensas de Maduro o Lukashenko. Un acto oral fallido, un «freudian slip» monumental que da la medida de la realidad siniestra de aquella noche electoral seguida de una censura stalinista de las comunicaciones de más de 75 millones de votantes de Trump y que se extiende por todo el globo.
    Está así demostrada la existencia de un poder absoluto por encima de cualquier gobierno y de cualquier democracia que hoy ya son solo meros instrumentos del Poder Real que entre, desinformaciones y silencio, son la principalísima fuente de falsedades, «fakes» y, como acabamos de saber, camiones de votos.
    Ver el seguidismo de casi todos nuestros medios de información y opinión es tristísimo. Supongo que también lo es para cualquier periodista profesional.
    Vienen tiempos muy malos y no tenemos muchas opciones.
    Saludos y bienvenida de nuevo, Dña. Carmen.

  4. Sedente dice:

    Parece que últimamente estoy siendo el que disiente.

    Me parece una auténtica provocación la defensa y ensalzamiento que se está haciendo en estos últimos días y de forma reiterada de un personaje tan vulgar, mediocre, machista, xenófobo, arrogante y un sin fin de calificaciones negativas más que no me apetece ahora escribir.

    Para que no quede ninguna duda, discrepo y disiento profundamente de las opiniones favorables que se están escribiendo sobre el todavía presidente de EE. UU.

    Solamente con la forma tan despectiva que ha tenido y tiene para referirse a las mujeres y de su trato hacia ellas, es suficiente para DISCERNIR que esa persona no es digna, ni posee virtud alguna para dirigir a los demás.

    Un auténtico zafio que no mostró más que mediocridad en sus negocios para especular y engañar a los demás sobre el verdadero precio de las cosas y que debido a su desbocada arrogancia supo descolocar a sus rivales y engañar, nuevamente, a sus partidarios.

    Un buen dirigente debe ser aquel que dirige de forma adecuada.

    Dirigir, conducir, guiar a los que contigo van, no solo consiste en llevarles a buen destino, sino que exige que demuestre prudencia y buen hacer durante el trayecto.
    El buen dirigente, un guía bien valorado, es aquel que cuida de las personas que con él van y cuida y respeta a las personas con las que se cruza.
    Un buen dirigente, un buen conductor, no solo cuida de los pasajeros, sino que cuida de los viandantes y del entorno por donde va.

    Ninguna de esas premisas se han dado en el sujeto que últimamente tanto ensalzan algunos.

    Vendedor de armas y futura muerte, eso es lo que ha hecho en su ruta mundial. Vendiendo futura muerte. Engañando al personal con falsas seguridades.

    En un artículo reciente de este blog: https://www.otraspoliticas.com/educacion/admirar-al-personaje/, se trataba de cosas semejantes o que considero van al hilo de esta.

    Al que guía a los demás, no solo se le conoce por lo que hace, sino por quienes le siguen.
    Los que siguen al guía te pueden dar mucha más información sobre el guía que el propio guía y sus hechos.

    Es cierto que en todas partes hay gente que se deja engañar o que sencillamente no ve con claridad y se deja llevar por el tumulto, pero aquellos que arrastran y sub-arrastran a todos esos, esos posibles despistados, ofrecen con claridad una nítida imagen de qué y cuáles son sus intenciones.
    ¿Quién sigue a ese tipo?
    Principalmente gente a la que le gusta llevar y tener armas y se cree superior a los demás.
    Dime qué siembras y te diré qué recoges.

    Vuelvo a insistir sobre el concepto poder que se otorga a un dirigente.

    El poder que se le otorga a un dirigente es el de ayudar y guiar adecuadamente a los demás, no se le da el poder para imponer nada a nadie ni para sacar rédito personal de ello.
    Y si esto es al revés de como digo y creo como correcto, es que el Mundo ha perdido por completo su Norte, aunque eso es algo que intento hacerles ver desde hace ya bastantes años.

    Sí, es verdad. Como dice la autora: «¿De qué nos extrañamos?»
    ¿De qué me extraño?

  5. O'farrill dice:

    Estimado Sedente: tomo el guante de su discrepancia que respeto, pero que me parece formar parte del «relato» de los que usted llamaría «malos». Con independencia de lo que «nos han contado» sobre el todavía presidente de EE.UU. y su «mal perder, no voy a insistir en que únicamente ha pretendido algo a lo que no él, sino también el pueblo americano, tiene derecho: a la verdad de lo ocurrido. Es más, diría que la democracia lo reclama para que el candidato Biden (y el pueblo americano) pueda estar satisfecho de su país.
    Ayer creo que hubo un debate en la TV sobre el tema entre el Sr. García Margallo y el el Sr. Errejón, donde el primero se basó en datos concretos sobre la economía en la etapa Trump frente a los dislates políticos de su oponente.
    En cuanto al tráfico de armas y la industria que lo sustenta, hay que recordar que Eisenhoower ya advirtió sobre donde estaban los «malos». Los que debían crear conflictos bélicos por todo el mundo (para defender la democracia, decían) que necesitaran de sus productos. Hasta el premio Nobel de la Paz se daba a quien mantenía tales conflictos y representaba a los autollamados «demócratas» (los ricos de la costa Este).
    Por eso el discernimiento debe partir de conocer no sólo lo que nos cuentan, sino de comprobarlo y saber con qué intenciones lo hacen.
    Un cordial saludo.

  6. Ligur dice:

    Subscribo los comentarios de O’Farrill y Manu respecto al robo manifiesto de la presidencia a
    Trump. Es decir, la nueva “inquisición” tecnológica ya no se esconde, va a todo trapo y ha hecho
    todo lo imposible para derrocar al presidente republicano con malas artes y muchas mentiras.

    Existen medios de comunicación españoles y extranjeros que no se pliegan al globalismo ni a sus
    emporios tecnológicos, dando así otra visión muy diferente de lo que ha ocurrido y ocurre en el
    mundo, en particular en EE.UU y el consabido robo presidencial.

    Ya no existen las derechas ni las izquierdas, existen el globalismo y el antiglobalismo.
    Existen los que nos oponemos al sistema cruel que nos quieren imponer desde Davos – “No tendrás
    nada y serás felíz” – ¿os suena? . La dictadura perfecta con apariencia de democracia para crear
    esclavos descerebrados y sumisos.

    Saludos

  7. Sedente dice:

    Pido disculpas por adelantado por la extensión de mi comentario, pero no es para menos.

    Por comenzar al hilo de lo que comenta el artículo, parece ser que en estos últimos días, el personaje en cuestión, intenta o ha decretado 94 indultos.
    No sé si esto forma parte de una «Justicia Last Minute» o algo parecido que la mayoría de mortales desconozcamos, pero me parece una manipulación desmedida de lo que se supone que tiene que ser la Justicia de Derecho en cualquier país. No porque quizás no se merezcan el perdón o hayan proclamado todos a una que se arrepienten de sus delitos y los «por qués» que les hayan llevado a tal situación, sino por el manifiesto descaro de otorgar estos perdones a pocos días de ser relevado de la presidencia.
    Claramente se está preparando una cadena de posteriores favores pendientes para su futura vida como expresidente.
    No hay más ciego que el que no quiere ver. Y como muy bien dice la autora, «muere matando a la Justicia».

    El asunto demandas y elecciones.
    Me parece que rondan el número de 60 las demandas desestimadas por falta de pruebas sobre el presunto fraude sobre las elecciones en EE. UU. Es lo mismo que decir: Todas.
    Leí este dato hace unos días y aunque intento recuperarlo, no lo consigo, si alguien tiene más suerte y quiere añadirlo, podremos verificarlo.
    Aun así, si usted conoce alguna demanda sobre este asunto que haya prosperado o que haya aportado pruebas sobre el fraude, sería interesante que lo aportara.

    Por lo que parece, si no fuera así, se hubiera sabido de alguna forma y por algún medio, pero ninguna prueba de fraude veraz ha sido encontrada. La justicia en EE. UU. creo que tiene la suficiente independencia en el total de sus muchos y variados juzgados, es suficientemente independiente y con garantías como para que alguna de estas demandas, incluyendo presiones y amiguismos varios por uno u otro lado, hubiera prosperado si fuera veraz, y además se conocería por agarrarse como a clavo ardiendo el todavía presidente.
    Pero todo esto no es así. No hay prueba alguna. Ninguna demanda ha prosperado. Cero.

    En diferentes estados se han contabilizado los votos varias veces y en algunos casos se han encontrado votos en contra de lo esperado, quitándole así más volumen auditivo a los gritos de fraude.

    Insisto, si todo esto no es así, si resulta que miles de votos han sido defraudados, duplicados, escondidos o manipulados indebidamente para decantar en alguna dirección no veraz esas elecciones, háganoslo saber.
    Parece ser que nadie lo ha conseguido.

    No basta con decir que ha habido fraude y tenemos derecho a saber. Ya lo saben, lo que ocurre es que no lo admiten, que es muy diferente.

    En cuanto al debate sobre la economía. ¿Qué quiere que le diga?
    Un país al que le sobra el dinero no es difícil de espolear como para que genere el suficiente entusiasmo entre sus habitantes. EE. UU. ronda márgenes de paro ridículos y cualquier profesión y trabajo es susceptible de generar el suficiente dinero como para poder vivir y además bastante bien. Paseador de perros, con eso vive gente de forma digna. Por ejemplo, una persona que pasea 11 perros cinco veces a la semana a $20 por paseo ganará $1.100 a la semana, aunque existen datos que hablan de 60 $ la hora. Ya ve.
    El mensaje «America first» le fue suficiente para generar esa inercia, pero no sirve para ser digno de representar a una de las primeras potencias en el Mundo.
    Por no hablar de que el dólar de EE. UU. es moneda de cambio mundial, lo que puede generar balances «inesperadamente afortunados» en cualquier bolsa mundial, generando desapercibidos o poco demostrables en su razón beneficios para las arcas estadounidenses.

    El «America first» es un mensaje egoísta y mezquino. No hay galantería alguna en ello, no sé como decirle.
    El Mundo no es ellos, aunque alguno de ellos así lo crean y ser líder de la primera o segunda potencia mundial requiere no solo ser líder de esa potencia sino ser líder y ejemplo para el resto del planeta. Sus repercusiones no solo afectan al interior de sus fronteras, sino que se esparcen por el resto del mundo pues tienen intereses en todas partes.
    ¿Verdad que no hablamos a menudo de Surinam? Pues eso.

    Su falta de tacto, ética, comprensión, empatía y toda buena relación con el resto del Mundo le invalida por completo en ese capítulo.
    Todavía recuerdo una video de una reunión con representantes mundiales o europeos, en la que él se presentó intentando avasallar a los presentes con su cuerpo para salir en el centro de toda foto, tapando y apartando a unos y otros como un auténtico maleducado sin respeto alguno por ninguna persona que no fuera él mismo. Denigrante y todo un descrédito para un auténtico líder.

    Veo que hace oídos sordos sobre mi mención a sus comentarios machistas salidos de su propia garganta reiteradamente u otros escritos por él, en forma de tuit. No me extraña, es indefendible.
    Al igual que el resto, pero bueno.
    Denigrar de esa forma a la mitad de la población mundial no es moco de pavo.
    No existe en esa conducta eximente alguno.No existe nocturnidad, ni borrachera, ni parloteo insustancial con amigos, ni nada parecido. Por el contrario, a plena luz del día y a viva voz o a nivel mundial en forma de tuit.

    Las armas y su comercio, ya puede venir Eisenhower, el señor Nobel o la mismísima Rita a hablarme de ello que muy agradablemente le diré lo que pienso sobre ellas. Usted, creo que ha podido leer parte de mi opinión.

    Un arma no sirve para otra cosa que para matar. Ese es su fin. No planta tomates ni hace ni sirve para ninguna otra cosa que matar. Si le parece que comerciar y enriquecerse con la muerte, en cualquiera de sus variantes, es adecuado, debo decirle que ese es un proceder vergonzoso para cualquier ser humano y que debería ser corregido de inmediato.

    ¿Le parece que no se ha derramado ya bastante sangre sobre la tierra que pisamos durante nuestra entera Historia? ¿Quiere seguir?

    Pero no se preocupe, el planeta está suficientemente sembrado de esos instrumentos de muerte como para generar unas cuantas guerras o la entera desaparición de la raza humana. Exquisito y muy plausible. Una herencia perfecta para las futuras generaciones ¿no le parece?, claro que no.
    Este señor se ha dedicado, aun así a vender más y a cada una de sus acciones ha generado nuevo récord de ventas de armas en su país. Todo un logro digno de un «buen líder» si le parece.

    Todo esto a grandes rasgos y sin hablar de sus continuos desplantes a la prensa o de sus acusaciones mentirosas de «fake news» a los periodistas que simplemente le preguntaban o el querer enviarles de vuelta a su país porque veía unos ojos rasgados en alguien que le preguntaba.
    Todo esto sin mencionar su negacionismo en cuanto a la pandemia que ha hecho que EE. UU. sea el país que lidera todas las estadísticas de muerte de ciudadanos. Su posterior incitación a inyectarse desinfectante para vencer al virus que llevó a personas a la muerte, mientras sus responsables sanitarios sudaban la gota gorda a su lado al oírle y un sin fín de diarios desatinos.
    Todo esto sin mencionar el baile de despidos y contrataciones de los más altos cargos institucionales que duraban incluso horas en su cargo por el mero hecho de contradecirle u oponerse a medidas tan insólitas y desacertadas como todo lo anteriormente dicho.

    Naturalmente que le sigue gente. Hay quienes siguen y piensan todavía que la Tierra es plana, ¿Cómo no van a seguir a alguien que parece tener éxito?

    Qué ceguera.

  8. Manu Oquendo dice:

    Muy estimado Sedente, entiendo su perspectiva, –que no comparto en esta ocasión– y le sugiero que esperemos unos meses para ir elaborando nuestra opinión sobre lo que estamos comentando que no tiene nada que ver con si tenemos o no tenemos simpatía al presidente ahora saliente.

    Que ha habido fraude masivo en determinados estados me parece bastante evidente basado en lo que vi aquella madrugada y al día siguiente. Algo que cientos de millones de ciudadanos vieron en directo en todo el mundo. De hecho más de 100 millones de americanos así lo creen.
    ¿Podemos pensar que son todos retrasados mentales y no son capaces de discernir lo que ven a pesar del bloqueo de noticias y las censuras de todo tipo que se han producido?
    No creo que esté usted muy confortable viendo cómo se despliega un estado global totalitario que es lo que nos está sucediendo.

    De ello tengo convencimiento moral y desde luego no guardo ninguna simpatía por Trump, ni por sus maneras, ni por muchas de sus acciones ni por buena parte de su política en relación a Europa.
    De ello creo haber dejado algún rastro en este blog, al hablar, por ejemplo, de sus políticas coloniales en relación con nosotros y con el proyecto alemán Nord Stream 2. Mucho menos con lo que han hecho con Arabia Saudí en el genocidio de Yemen ni con los asesinatos de adversarios extranjeros sin mediar tribunal alguno. O la última humillante jugarreta que nos ha hecho con la cuestión del Sahara.

    También me ha parecido muy mal la detención en Canadá de la directora Financiera de Huawei y qué decir con el calvario de Assange iniciado por San Obama y Santa Hillary. Aquí la Santa en directo https://www.youtube.com/watch?v=mlz3-OzcExI y si quiere saber de Joe Biden pregunte a cualquier Ucraniano qué hacía su hijo en Consejos de Admon. de Compañías de Fracking ucranianas mientras financiábamos el golpe de Maidan y los asesinatos de la plaza o los quemados vivos en Odessa.

    En fin, por volver a la cuestión.

    La madrugada de las elecciones USA estuve viendo el panel de resultados en varios canales americanos, un país en el que he vivido y trabajado durante años y que siempre consideré admirable en muchos aspectos comenzando por sus actitudes morales y sus valores cívicos.

    Los Siete estados pendientes de finalizar el conteo favorables a Biden estaban en azul claro y los favorables a Trump de color rosa también claro.
    Tomé nota de la situación en estos estados y me puse a trabajar en mis cosas.

    Esta es la nota que tomé en una cartulina amarilla. De momento la guardo como reliquia.

    Biden, ya con el recuento cerrado en casi todos los estados, tenía 238 votos electorales y Trump, 213 votos. Esta diferencia se explicaba sobradamente por California y Nueva York que ya habían cerrado hacía horas.

    Entonces había solo 2 Estados todavía pendientes de finalizar el recuento a favor de Biden: Nevada donde Biden ganaba por 49.2% a Trump con un 48.6% y Wisconsin donde Biden con un 49.4% lideraba sobre Trump con un 49.1%. Delegados de estos estados 10+6. La diferencia horaria con la Costa Este –dato nada banal– es de 3 horas Nevada y 4 horas Alaska que si no recuerdo mal daba 3 votos para Trump que ganaba allí por mucho..

    A su vez Trump lideraba en los siguientes 5 estados de la costa Este y Central. El resto del país ya había cerrado todo el recuento.

    Michigan: Trump 49,9% Biden 48,5%.
    Pensilvania: Trump 55,8% Biden 43.1%
    North Carolina: Trump 50.1 Biden 48.7%
    Georgia: Trump: 50.5% Biden 48.3%
    Alaska: Trump: 63% Biden 33%

    Los delegados de estos cuatro estados de la Costa Este y Central suman 70 (16+20+15+16+ Alaska 3) y lo llamativo es que a las 2 de la Madrugada, hora española, seguían contando muy despacito, como esperando acontecimientos. Todo el resto del país había terminado y ellos a su Tran-Tran.

    El consenso de los comentaristas en aquel momento era una victoria de Trump por unos 283 vs 254.

    Una hora después alguien alertó desde la TV de un bloque de votos por correo recién llegados, como «out of nowhere» y todos a favor de Biden, en uno de los estados del midwest Michigan o Wisconsin, no recuerdo ahora.

    Por cierto, en estas elecciones la gran mayoría del voto fue por correo y días antes de la votación presencial ya estaban registrados en los centros de votación entre noventa y cien millones de votos. La inmensa mayoría de este voto ya estaba por tanto incluida en los resultados anteriores en todo el país lo cual cualquiera «de ciencias» sabe que, salvo anomalías, no será un factor diferencial.

    Por tanto la cuestión no puede ser el «sesgo del voto por correo» porque, fuera la que fuera, ya estaba abrumadoramente recogida en los datos cerrados. Mi sensación fue que algo se puso en marcha durante el Recuento en estos estados de la Costa Este a partir de las 5 am hora española.

    Unos dos días después de aquella sensación de la madrugada electoral leo que un funcionario de correos de uno de los estados del Mid West pendientes sale a la luz diciendo ante Veritas (en USA un grave delito si se comprueba que su declaración es falsa) que su supervisor les dio órdenes de poner el sello del día 2 a cajas de votos por correo encontradas después del final legal del voto. Esa misma persona –que comenzó pidiendo anonimato pero ya con su nombre en prensa– dice que en otras oficinas de correos de su estado los supervisores ponían ellos mismos la fecha necesaria para que el voto que iba a ser entregado fuera legal.

    En un condado de Michigan 6,000 votos fueron mal procesados y en vez de asignarse a Trump se asignaron por el software a Biden. Esto se revirtió porque la mesa lo descubrió y se atribuyó a un «glitch» del software de tabulación que, solo en Michigan, usan 47 condados más. Estos no han sido verificados ni probablemente puedan serlo.
    https://www.rt.com/usa/505967-michigan-antrim-county-error-trump-biden/

    Y eso que la prensa europea y la mayor parte de la americana no publica estas cosas y las grandes redes sociales tampoco.

    Esto parece del color de la tinta del calamar. Y pensar que hacemos la guerra a otros porque «no son demócratas».

    Quizás sea mejor para el prestigio de las democracias que esto se resuelva en los tribunales pero por lo que vemos tampoco se atreven tal es la fuerza que está detrás de esto.

    En mi opinión el sistema ha perdido su estatura moral y va a ser interesante ver cómo se les dice nada ahora a Lukashenko, Maduro, etc.

    Maduro, de hecho, está encantado porque la ciudadanía occidental ha dejado de creer en su sistema político y en su sistema judicial.
    De hecho la UE dejó de encuestar sobre esto cuando Eurostat encontró en 2013 que los 28 países suspendían a ambos sistemas. El Político y el Judicial.
    No creo que tengamos el menor motivo para alegrase de lo que viene sucediendo. Es grave e irá a peor.

    Saludos

    1. Sedente dice:

      Me parece muy acertada la propuesta de esperar a ver acontecimientos sobre si esto se resuelve y de qué forma en los próximos meses.

      Por aclarar alguna cosa añado algo más.

      Aparte de todos esos datos que dice Usted que guarda y que recuerda, yo también recuerdo que la llegada de los votos por correo se sabía de antemano y que ya se estaba dando batalla sobre ellos sembrando dudas meses antes del día de la votación.
      Que todo eso era debido a la insostenible situación que se estaba viviendo en muchas ciudades de EE. UU. y de las que tampoco hemos tenido detallada información por aquí. Me refiero a las continuadas batallas campales que durante semanas y meses salpicaron medio país. Los repetidos casos de abuso de autoridad por parte de la policía con un celo desmedido en contra de personas de color, activaron meses antes de las elecciones, toda esa cadena de protestas y el movimiento «Black lives matter» sumiendo al país en un ambiente de insoportable tensión en muchas de sus ciudades.

      Muchos aquí piensan que aquello fue cosa de dos noches, pero la verdad es que aquellas protestas tuvieron lugar noche tras noche durante muchas semanas y en muchas ciudades.
      Los votos por correo tenían todos los visos de ser votos ya totalmente decididos por estar echados al buzón en momentos realmente tensionados.

      El que tenía que apaciguar las aguas durante aquellos días, no solo no lo hizo, sino que azotaba todavía más la candela para que prendiese llama no se sabe a razón de qué. Otra incógnita del proceder de un tipo que, en mi opinión, nunca debería haber llegado a gobernar EE. UU. Recuerde también cómo se desarrollaban los debates pre-presidenciales allí, que más bien se parecían a una agitada noche de excesos verbales de las que se montan en nuestra tele 5 aquí.
      En mi opinión nunca dio la talla suficiente para llegar a ese cargo. Muy chabacano.

      Yo también he pisado aquel país en mejores circunstancias que las actuales, y en mi fugaz aunque considero que productivo viaje, pude comprobar cosas de las que Usted comenta, pero ahora, se lo digo sinceramente, me daría miedo ir allí casi tanto como a una zona de conflicto.

      Ya he expresado anteriormente sobre el «dime lo que siembras y te diré que recoges» y allí se llevan sembrando demasiadas tensiones desde hace mucho tiempo.

      Pero insisto, ¿Ninguna de esas cosas que dice ha prosperado en ningún juzgado? ¿Los mejores bufetes de abogados con miles de letrados, se han puesto a ello y no lo han conseguido?
      ¿Tantos todos?
      No sé. Me parece que eso solo hace que empeorar la última parte de su comentario y con la que coincido plenamente en su análisis, pero por eso, y a su vez, debería coincidir conmigo en que este señor y su mandato, no ha sido nada adecuado para EE. UU. ni para el resto del Mundo.

      Muy mal ejemplo en todo y para todos. Virtud ninguna. Lo siento.

      Todo esto no significa que sea un defensor del entrante. Vuelve a tener razón en que las cosas pueden empeorar, ya lo hemos visto aquí, pero esperemos, por el bien de todos, que eso no suceda y se aclaren y calmen las cosas, no parece que la actitud sea la contraria.

      Saludos.

  9. Manuel Bautista dice:

    No suelo disponer de tiempo para entrar en los debates de este blog tanto como me gustaría, pero este que se ha suscitado entre varios de los comentaristas más habituales acerca del supuesto fraude electoral que ha dado la victoria a Joe Biden en las recientes elecciones de EEUU me impulsa a hacerlo.

    Sinceramente yo, como le pasa a Sedente, no veo el fraude por ningún lado.

    Es verdad que he seguido la evolución de los resultados y del recuento de votos a través de los medios de comunicación españoles, eso sí: de todo el espectro ideológico, desde El País y eldiario.es hasta el ABC y El Mundo, pasando por El Confidencial y La Vanguardia. En ninguno de ellos he visto que dieran la más mínima credibilidad a las denuncias de Trump.

    Pero, más allá de la opinión de estos medios, lo que más me ha convencido es, como señala Sedente, el rechazo de todos los tribunales de justicia estadounidenses a las denuncias interpuestas por los abogados de Trump. Hasta llegar al Tribunal Supremo, donde ninguno de los tres jueces propuestos por Trump le ha dado la razón. Y eso que ya tienen su puesto asegurado hasta el fin de sus vidas. Pues ninguno le ha dado la razón.

    Me digo a mí mismo: cuando tantos millones de ciudadanos estadounidenses creen que ha habido trampa, algún fundamento deben de tener. Pero, por más que lo busco no veo argumentos concretos que avalen esa tesis.

    Lo único que veo, y más después del asalto a la Cámara de Representantes, es que Trump es un personaje que tiene una incapacidad patológica (y peligrosa) para aceptar su derrota.

    Cuando hablamos del papel que han jugado las grandes tecnológicas, yo estoy convencido de que, sobre todo, Facebook, lo ha jugado. Pero, teniendo en cuenta el escándalo protagonizado por la empresa Cambridge Analitycs, con la activa (e ilegal) colaboración de Facebook, manipulando a decenas de miles de indecisos en las elecciones de 2016 a favor del entonces candidato Trump, me quedan pocas dudas de que en estas elecciones también habrá habido empresas que hayan hecho lo mismo. Seguramente, unas a favor de Trump y otras a favor de Biden.

    Pero, de ahí a decir que la derrota de Trump sea debida a estas grandes tecnológicas… sinceramente, no lo comparto. No me parece creíble. Hoy por hoy no creo que tengan esa capacidad.

    Me parece mucho más creíble atribuir a la gestión del Covid que ha hecho Trump el que unos cuantos millones de votantes hayan decidido votar, o cambiar el sentido de su voto, para quitarle de en medio.

    Un cordial saludo a todos.

  10. Manu Oquendo dice:

    Buenas noches, Manuel.

    Una precisión, el TS de los EEUU no ha entrado a estudiar esta cuestión porque algunos jueces estimaron que corresponde a la legislación estatal de los estados concernidos. Hay quien piensa lo contrario pero, lo que es, es. No lo han admitido a trámite.
    Un papelón para el TS dado el grado de enfrentamiento civil que ambos bandos han atizado. Recordemos que el BLM y la Antifa llevan un año aterrorizando las ciudades creando una psicosis de gravísima confrontación civil y cultural.

    Lo que de todo este grave asunto se desprende es, precisamente, el bajón de credibilidad y de legitimidad otorgada por la gran mayoría de la población al sistema político. Legitimidad otorgada es un concepto de Ciencia Política que no responde a criterios formales como serían datos electorales de calidad, sino informales; y que viene a decir que todos los regímenes se sostienen porque una mayoría muy cualificada de la población está razonablemente de acuerdo con él y con sus resultados y por ello otorga tácita y libremente su legitimidad.
    El problema es que cuando la gran mayoría deja de apoyarlo, con o si elecciones, el régimen, antes o después termina cayendo. Esta es la situación hoy.
    Uno de los tratadistas que lo han expuesto durante el Siglo XX fue Guglielmo Ferrero, exiliado de la Italia de Missolini y profesor en la U. de Ginebra en los primeros años 40. «Poder, los genios invisibles de la ciudad» 1942. Hay Reediciones en librerías.

    Lo que no tiene muchas dudas es que 75 Millones de votantes y probablemente sus familias, hoy se sienten estafados. El país está dividido al 50% y esto no tiene buen arreglo. Desde luego el espectáculo de miles de soldados durante esta «Inauguration» y sin público, con la Capital del Imperio en estado de sitio de facto, es tremendo. ¿Qué dirá Lukashenko que solo necesitó una o dos compañías para protegerse?

    Nosotros, Europa, estamos al mismo tiempo ante un riesgo y una oportunidad pero esto es otro asunto.

    En relación al Millón de personas de la manifestación y al asesinato a sangre fría de una ex militar de la fuerza aérea partidaria de Trump –una ejecución es el término usado– es un muy mal presagio de lo que allí pasó porque ni fue la policía –que dejó entrar sin oposición a los alborotadores– ni es lógico que fueran sus compañeros de manifestación.

    Aquí un video que habla en español de esta cuestión. César Vidal que ha sido bloqueado por YouTube –todos le conocemos desde hace más de 25 años nadie le puede acusar de mentir o dar información falsa.

    https://www.youtube.com/watch?v=Qh033Wdcjr8&t=12s

    El caso es que no creo que podamos discutir sobre la existencia o no de un poder totalitario y globalizador muy activo y bien organizado por encima de los gobiernos que, como hemos visto en España, les rinden respetuosa pleitesía nada más entrar en Moncloa.

    Repito lo dicho, los que vivimos en tiempo de Franco reconocemos el percal y ya está aquí.

    Un saludo cordial a todos.

    1. Sedente dice:

      La distinta vara para medir las distintas cuestiones que acontecen es realmente vergonzosa.
      Ya no sé cómo calificarlo.
      Es un total descrédito el mantener y utilizar las mentiras para engañar a los demás y a sus conciencias.

      Hago alusión al vídeo que adjunta sobre un personaje muy instruido, pero que queda como notorio cegato o redomado mentiroso al referirse, por varias veces y a partir del minuto 3:15 de ese video que enlaza, como una entrada «totalmente pacífica» el «asalto al Capitolio». Asaltar: Acometer impetuosamente una plaza o fortaleza para entrar en ella escalando las defensas.

      Naturalmente, aunque ya había visto ese triste incidente antes, he ido a buscarlo para comprobarlo.
      A partir de ahí, he dejado de tener todo interés en el video que enlaza.

      Aquí, en este otro video, está el triste hacer que lleva a la muerte a esa persona por un disparo y el cómo se desarrolló ese momento incluyendo el «asalto».

      https://www.youtube.com/watch?v=5e_5yITRMl4

      Si aporrear las puertas, romper cristales, derribar barricadas e intentar entrar saltando por el hueco destrozado y abierto por los golpes en la vidriera de una puerta o asaltando el lugar, es una entrada «totalmente pacífica» y este señor no miente y tergiversa y manipula la información que vierte como si fuera un alguien digno a seguir y poseyese la verdad, no sé ya qué es todo esto.

      Por favor, les pido que dejen de intentar manipular conciencias con mentiras a los que no se tomen la molestia de verificarlas.
      Es un total descrédito, ¿O es que no lo ven?

      ¿Si mienten unos es mentira, pero si mienten otros es verdad?
      ¿Pero esto qué es?

    2. Manuel Bautista dice:

      Estimado Manu,

      Como bien dices el Tribunal Supremo de EEUU no ha aceptado a trámite las denuncias sobre este tema. No obstante, supongo que, en este tribunal, como en tantos otros, sus miembros podrán hacer votos particulares, y lo que a mí me ha llamado la atención es que siendo clara mayoría los miembros propuestos por el partido Republicano y, en particular, tres directamente por Trump, ninguno de ellos haya sido “sensible” a sus argumentos y presiones, aunque sea para dejar constancia de su posición en el correspondiente voto particular. Han optado, todos, por no aceptar a trámite las denuncias, con lo que ello implicaba de distanciamiento de la postura de Trump.

      Por otra parte, están ahí el montón de denuncias (60 o más) que han llegado a los tribunales de muchos estados y que ninguna ha prosperado. Y supongo que en muchos de esos tribunales habría jueces simpatizantes de Trump, que si hubieran visto la más mínima verosimilitud a esas denuncias, le habrían dado curso y habrían intentado que tuvieran éxito.

      Es decir, lo normal, lo lógico, es que si de verdad hubiera habido alguna evidencia de fraude electoral, nos encontraríamos con un porcentaje de jueces admitiendo esa evidencia. Si eso ha sucedido y no ha llegado a más, supongo que no será porque haya existido una confabulación en el sistema judicial para impedirlo, sino que sencillamente no habrán visto evidencias mínimamente creíbles.

      Esto es lo que a mí me lleva a descartar por completo que haya habido un fraude en estas elecciones.

      Otra cosa es lo que comentas, Manu, sobre la enorme polarización que divide a la población de EEUU. Y que, efectivamente, es un grave problema que puede ir a más y tener consecuencias imprevisibles y nefastas para todos. Desconozco cómo se ha llegado hasta este punto.
      Desde luego, la elección de Obama, por el simple hecho de ser negro, exacerbó los ánimos de mucha gente. Pero, me da la impresión de que la polarización ya venía de antes. No hay más que leerse las memorias de Obama que acaba de publicar para comprender que las posturas entre los congresistas y senadores demócratas y republicanos eran prácticamente irreconciliables en casi todos los temas, por principio.

      Tampoco hay que echar en saco roto el papel de los supermillonarios donantes y su influencia en la radicalización de ambos partidos, pero sobre todo en el Republicano.

      En cualquier caso, es cierto que las democracias tienen un problema estructural a la hora de conciliar el papel de las élites gobernantes, muy cortoplacistas, con unos problemas globales (y globalizados) que requieren soluciones a largo plazo, y con una ciudadanía incapaz de entender qué pasa y por qué, y muy irritada por el declive que está experimentando Occidente y sus propias expectativas de vida.

      Un cordial saludo.

  11. Manu Oquendo dice:

    Mi impresión,–queridos todos, querido Manuel–, es que estamos en una gran batalla por el Control Social, que las democracias se nos van muriendo y que nos equivocamos si adoptamos la postura de tildar de malo a Trump y, en consecuencia –los enemigos de mi enemigo…- sus oponentes son mis amigos cuando la situación real en absoluto es esa.

    Entre otras cosas porque como ya he dicho en posts anteriores, Trump nos ha tratado mal. Nos ha tratado como en privado decía Brzezinski que en paz descanse: Vasallos que no deben salirse de sus rieles. «Vassal states».

    Cada uno hemos visto y dicho lo que hemos dejado escrito y el tiempo dirá. Hay igualmente muchas cosas que ni siquiera hemos visto y no estamos en situación de cambiar los hechos. De hecho solo hemos visto lo que alguien nos ha querido enseñar.

    En la opinión de mucha gente, –incluyendo cada juzgado de cada condado en el que procesalmente hubo de presentarse cada querella–el peso relativo de cada incidente allí denunciado no fue suficiente –no podía serlo– para revertir la situación que comienza a manifestarse a partir de la 1:30 am hora española. En mi opinión, hubo un fraude en determinados estados elegidos de antemano por presentar circunstancias favorables y muy profesionalmente coordinado y ejecutado. Quizás ninguno lleguemos a saberlo y, naturalmente, soy muy consciente de que mi perspectiva hoy no es compartida por mucha gente pero sí lo es por otros.

    No pasa nada por ello, es lo normal, pero seamos todos conscientes de que lo que tenemos entre manos son las opiniones discrepantes no de cinco o diez personas sino las de cientos de millones. Lo cuantitativo cambia lo cualitativo que decía Mao en su Libro Rojo.

    Nuestro apreciado articulista Isaac Salama sabe perfectamente lo que puede pasar con los tribunales en circunstancias políticamente cargadas y manipuladas mediáticamente y de hecho ha dado conferencias estupendas y ejemplarizantes sobre la materia.

    Lo relevante para nosotros, españoles y europeos, es que lo sucedido tiene consecuencias en un momento civilizatorio muy crítico porque, por primera vez en 50 años se ha caído del pedestal la primacía moral del Imperio. Y se ha caído en dos cuestiones fundamentales: Sistema Político e Independencia Judicial que, como estamos viendo, salían mal paradas en la UE pero ahora salen aún peor paradas en los EEUU. Como he dicho, gran riesgo y gran oportunidad.

    De nuevo esto no es solo una opinión personal.
    Mientras nosotros lo debatíamos lo acaba de publicar tal cual el «European Council of Foreign Relations». Aquí… https://ecfr.eu/publication/the-crisis-of-american-power-how-europeans-see-bidens-america/

    Justamente en el segundo párrafo del resumen dice lo siguiente, la traducción es mía y adjunto original. «Las actitudes de los europeos hacia los EEUU han sufrido un cambio muy importante (masivo). Los principales estados europeos piensan ahora que el sistema político de EEUU está roto y que Europa no puede simplemente confiar en Estados Unidos para su defensa»

    El original: «Europeans’ attitudes towards the United States have undergone a massive change. Majorities in key member states now think the US political system is broken, and that Europe cannot just rely on the US to defend it»

    Esto lo dice un organismo creado para garantizar la continuidad de la relación con el Imperio y todos sabemos que el lenguaje de la diplomacia es un pálido reflejo de la realidad.

    Saludos cordiales

  12. Ligur dice:

    No me extraña Manuel que citando esas fuentes, hayas satisfecho la curiosidad de conocer lo concerniente al susodicho tema americano. Todos los medios que has citado, son fuente de desinformación, así como los medios televisivos.

    Y vaya por delante que Trump no es un personaje que me guste ni hubiera votado.
    Tampoco a Biden, de conocida y dudosa reputación, el manoseador que dispara a toda la que se menea. El que respaldó los negocios sucios de su hijo con China. ¿Y Kamala?, su vicepresidenta de la casta Bramán. Que miedo y que peligro.

    Pero lo que más me exaspera, fue el asesinato a sangre fría de una mujer ex-militar seguidora de Trump, que pudimos ver todos en directo, en el mal llamado asalto para derrocar a la democracia americana en el Capitolio. Cuando fueron los mismos policías, los que levantaron las barreras y casi les invitaran a entrar.
    Curioso que se detuvieran a activistas de los Black Lives Matter. Vamos, que estaban infiltrados para montar la fiesta. Una actuación muy podemizada.

    El enlace que ha dejado Manu de Cesar Vidal, lo veo muy acertado y se debería escuchar, por lo menos, para conocer otra opinión distinta a la de los voceros que estamos acostumbrados a oír (y a creer).
    Ya he visto que hay por ahí a un tal JBL (no tengo el gusto) que va colocando graciosos titulillos a los que disentimos de la oficialidad, que solo con oír el nombre de Cesar Vidal, le entran sarpullidos y su cabeza da vueltas cual niña del exorcista y se tiene que ir a la playa a desintoxicar y serenar
    Nux Vómica JBL e Hypericum P. le vendrán muy bien, es un consejo que le doy gratis y con afecto. Saludos Saludos Saludos JBL.

    Tampoco se la patología psicológica de Trump para realizar el diagnóstico de “incapacidad peligrosa” como dices, cuando en sus cuatro años de gobernanza no ha disparado un solo tiro, al contrario que el Zapatero negro; por méritos desconocidos recibió el Nobel de la Paz, paradojas de la vida. Que disparó muchas balas, la monto parda en Ucrania, la primavera árabe.
    Bombardeando: Afganistán, Libia, Somalia, Pakistán, Yemen, Irak y Siria.
    -“Ni siquiera Franklin D. Roosevelt, el presidente que encabezó el esfuerzo militar estadounidense de la Segunda Guerra Mundial, pasó tanto tiempo en guerra.” – BBC.

    Y en cuanto a la intervención de las tecnológicas, visto lo visto y leído, no me extraña que aquí se nieguen los enjuagues que estas han realizado para llevar a cabo sus fines partidísticos a favor del ganador.

    Y a Sedente, tranquilo y mucho ánimo, un desengaño amoroso lo hemos tenido muchos.
    Le deseo Paz y Bien.

    Saludos cordiales

    1. Enrique Sánchez Ludeña dice:

      Estimado Ligur

      Afirma en su comentario que todas los medios que se citan, así como las televisiones son fuentes de desinformación. Pero, partiendo de la base de que toda información es interesada, ¿por qué tenemos que dar menos credibilidad a estos medios que a otros, más dudosos, que se pueden encontrar en Internet?

      Sería interesante que usted, al aportar sus comentarios, incluyera también las fuentes de las que se nutre; para que, con intención de tener un pensamiento crítico, los demás podamos formarnos una opinión.

      1. pasmao dice:

        Apreciados Don Enrique, Don Manuel, MANU, Sedente…

        Por lo visto el tema era los indultos (que curioso que lo que separe esa palabra de «insultos» sea una sola letra, o no tan curioso; en mi opinión en general son insulto a la Justicia). El problema es hasta que punto la Justicia se corrompido tanto que los indultos, esa transgresión del Poder Ejecutivo sobre el Judicial, no llaman ni la atención.

        Sólo que visto el panorama los indultos no iban a poder evitar el que se hablara de ese elefante en la habitación, que visto cómo comenzó la discusión yo temía que la cosa fuera a mal; algo que por suerte no ha pasado.

        Hay una parte sobre la que quiero entrar y son los medios.

        Que si los medios dicen tal o si dicen pascual.

        Por lo visto hay un informe/estudio de Oxford donde se habla de la confianza que tenemos los de abajo en los medios de comunicación. Me parece que de los países desarrollados (aún se nos incluye ahí; milagro, milagro) somos de los que peor opinión tiene de ellos. Parce ser que por arriba están las Finlandias, Noruegas.. y rostros con los USA y alguno mas la cerramos. Con sólo un 35% o similar que confían en ellos (mucho me parece a mi).

        La pregunta es cómo ha evolucionado ese % desde los años 80, por ejemplo.

        Y si tiene algo que ver que la mayoría de lo que se publica viene de refritos de 4 agencias que tienen el oligopolio del 80% o mas de lo que se publica.

        Y si tiene aún mas que ver que ya no dependen de sus lectores, si no de quienes les colocan su publicidad (IBEX o Estado) y de sus accionistas (que dependen del BOE o BOEs diversos y que suelen pertenecer a oligopolios de Banca, Telecomunicaciones o Energía).

        Y si por ello una persona que reside en USA y que monta un chiringuito por libre al final tiene tanta o mas influencia que ellos.

        Cuando veo aquí, que personas a las que sin tener el gusto de conocer en persona, por la manera de expresarse, la información que aportan, etc.. se ve a la legua que no son unos chisgarabís y que gustan de saberse bien informados. Personas a las que supongo que hace 30 años leían los medios que Don Manuel ha comentado con mucha menos prevención que ahora, mientras dan pábulo a Cesar Vidal; será por algo.

        Un muy cordial saludo

        PS Imaginen cómo andaré de conspiranoico que ayer intenté entrar en la esta página y al no serme posible, daba error no se qué, ya me temí lo peor. Si no nos reímos de nosotros mismos para que lo demás.

  13. Sedente dice:

    Llego a casa después de ver a pacientes, ya queridos, y a mis compañeros de trabajo, cada uno con sus vidas, en una clínica.
    Me preparo un pequeño piscolabis para matar el hambre hasta la hora de comer.
    Enciendo el ordenador, les leo,… y me han entrado unas repentinas y extrañas ganas de cantar!!!

    Pero no cualquier canción.

    Por favor, que suene la música…

    Cabalgando haciaaa el oeeeste,
    Mi caballo tropezóóó…
    En la …

    La mente humana es realmente sorprendente. ¿No les parece?

    ———–

    Bueno, yo que sé. Como se dice, mejor quitar un poco de hierro al asunto.

    Saludos.

  14. Ligur dice:

    Estimado Enrique;
    Por supuesto que en internet se ofrecen muchísimos datos falsos que dan lugar al equívoco y confusión, creo que una mínima parte de esa información, es susceptible de ser “fiable”. Cuando dije que los medios que Manuel había citado son desinformadores, es porque la gran mayoría han ido a por el partido republicano Trumpista desde el principio.

    Ninguno de ellos concedió el beneficio de la duda, ni el intento como periodistas de investigar exhaustivamente lo que Trump mascullaba sobre lo que podía suceder en los recuentos. Habría sido interesante esa investigación periodística para destapar la mentira de Trump o para saber si decía verdad. Como bien dices, toda información es muy interesada.
    Pudimos ver el primer encuentro Biden-Trump antes de las elecciones, como el moderador de la Fox News (periódico republicano por excelencia) fue a por Trump sin compasión. Ese fue el preludio de como podía terminar la cosa.

    Es sabido que los gobiernos de turno inyectan dinero a los medios de comunicación y así comprar voluntades. Acordémonos en España el año pasado, los 15M. que enchufaron a las televisiones de turno para que transmitieran al publico lo que ellos querían que se contase y silenciaran o calificaran de fake la opinión no amiga. Amén de los batallones de troll que asolan las tecnológicas, yendo a la caza del disidente que osa pensar y opinar distinto. Amén del infame ministerio de la verdad y de la intoxicante Newtrola (Soros).
    Lo mismo ocurre con la prensa, si caes en desgracia, te retiran la publicidad y estos medios tienen que subsistir a base de donaciones en Patreon, una auténtica gracia.

    En definitiva, creo que los medios importantes de comunicación de un país junto con las tecnológicas, aunados por el globalismo feroz que se nos viene encima, serian capaces de derrocar gobiernos, que en el caso de E.U.,de momento no se sabrá si fue cierto o no.

    Saludos a todos

  15. O´farrill dice:

    Parece que la primera frase del artículo, ha desviado la atención del tema principal: los indultos como medida de gracia justificada en la reinserción de los condenados. Una lástima. (ahora
    Por otra parte llama la atención la polarización del debate con respecto a la «personalidad» del ya ex presidente Trump, no sobre sus actos de gobierno. Simpatías o antipatías basadas en lo que nos cuentan desde los medios de supuesta información (los «cuentos» de León Felipe). Olvidan la historia que hay detrás de la política americana donde -por ejemplo- desde 1928 a 1972 (al menos) «todas las elecciones presidenciales las ha ganado un miembro del CFR (Consejo de Relaciones Exteriores), financiado por las fundaciones Carnegie y Rockefeller», uno de cuyos fundadores fue Edward Mandell House, asesor del entonces presidente Woodrow Wilson (conocido por su ideología marxista), cuyo compromiso desde el primer momento (1921), fue «crear un gobierno mundial único basado en un sistema de financiación centralizado….» El propio alcalde de N.York F. Hylan dijo: «La amenaza de nuestra república es el gobierno invisible que, cual pulpo gigante extiende sus largos tentáculos por nuestra ciudad, nuestro estado y nuestro país». «Organización tapadera» les llama el historiador Arthur Schelinger. De hecho «los miembros parecen ocupar casi todos los cargos del gabinete de la Casa Blanca». La columnista Edith K. Roosevelt dice: «la mayoría de la gente ignora la existencia de esta mafia legitimada». James Warburg ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado en 1950: «Tendremos un gobierno mundial les guste o no, por la fuerza o consentido». Quincy Weigth en 1941: «Un gobierno común para todo el mundo que limitaría la soberanía nacional y la independencia de cada país». George Wallace (1960/70): «no hay ni un gramo de diferencia entre los demócratas y republicanos, según se asciende en la pirámide política…»
    Lester Milbrath: «El CFR, aunque no esté financiado por el gobierno, colabora tan estrechamente con él, que resulta difícil distinguir unas operaciones de otras….» Como vemos la opción mundialista o globalista viene de lejos. Ha sido una larga y hábil tarea de sustitución del poder político democrático por el económico-corporativo. Otra cosa es la aceptación resignada de lo que ocurre con la pérdida de libertades inherentes a las personas para pasar a la «nueva normalidad» diseñada para la robotización mental y física de los humanos. Al final, hay que elegir (Benedetti).
    En cuanto al sistema electoral, el propio padre de J.F.Kennedy se jactaba de haber votado a su hijo cuatro veces en las mismas elecciones». Manu aporta datos concretos…..
    En fin podría seguir pero parece que los supuestos «conspiranoicos» son los que conocen el tema más de cerca: un poder influyente sobre gobiernos títere convertidos en sus servidores,

  16. Manu Oquendo dice:

    No creo que nadie de quienes escriben artículos o comentamos en este foro tenga intereses distintos de los demás y por ello no deja de sorprender que, de vez en cuando, se susciten diferencias de opinión sobre el núcleo de las cuestiones.

    En este caso –y al socaire del artículo de Dña. Carmen sobre la práctica del indulto con el cual todos estábamos de acuerdo– la cuestión ha derivado hacia las actuales relaciones entre Poder y Súbditos tras el catalizador de las últimas elecciones de los EEUU que ha provocado las reacciones de la sociedad americana y la de buena parte de los estados vasallos del imperio. También por el muy sesgado comportamiento de los medios hacia el anterior presidente.
    Nadie se sobresalte por el uso de la palabra vasallo pero es la que usaba en su obra –en el original en inglés– uno de los personajes más influyentes en la geopolítica norte-americana de los últimos 50 años. El ilustre ejecutivo e intelectual Zbigniew Brzezinski recientemente fallecido.

    Esta mañana me ha llegado un enlace de interés para todos nosotros proveniente de Edelman Corp, una compañía que sigue la evolución de los niveles de confianza de la ciudadanía en diversas instituciones y en todo el mundo. Es largo, casi sesenta páginas, pero trae más datos que texto.

    No he tenido tiempo de repasarlo en detalle pero, así por encima, confirma una estrepitosa caída de la CONFIANZA de las ciudadanías occidentales en sus gobiernos y en sus medios. https://www.edelman.com/sites/g/files/aatuss191/files/2021-01/2021-edelman-trust-barometer.pdf

    Al leerlo verán que tiene un cierto sesgo favorable a sus clientes (Instituciones, Medios y ONGs y Empresas) pero aún así lo que pinta es un cuadro más preocupante que el que emerge de las lecturas del artículo de Dña Carmen y de los comentarios.

    Por ejemplo.
    1. Nivel de confianza en las fuentes de información en baja importante.
    2. Las Empresas son percibidas como más competentes y éticas que Gobiernos, Medios de Comunicación y –sorpresa relativa– las ONGs.
    3. Récord de desconfianza en los todos los Medios. Cerca del 70% de la población
    4. Récord de desconfianza en que los liderazgos sociales son capaces y éticos. La mayoría cree que mienten y que siembran desinformación.
    Etc, etc. Para archivar y leer despacio.

    Un saludo cordial a todos.

  17. Manu Oquendo dice:

    Me gustaría aportar un hecho posterior a la elección.
    Es bien sabido que Time Magazine es y ha sido uno de los principales baluartes anti Trump por lo que no resulta nada sospechoso al respecto.
    En el número de la semana pasada publica parte de los detalles sobre la existencia de la conspiración para descabalgar a Trump. Se titula» The Secret History of the Shadow Campaign That Saved the 2020 Election» es decir, la historia secreta de la Campaña en la Sombra que «salvó» la elección del 2020.
    https://time.com/5936036/secret-2020-election-campaign/
    Creo que hay traducciones adecuadas on line por ejemplo Traductor Google que ofrece una razonable calidad y con mucha rapidez. Simplemente un cut & paste.
    Es una historia de una parte de la parte visible de un iceberg invisible y presentada bajo la luz de haber sido necesaria para «salvar» la democracia. Un mal menor cuyos efectos veremos.
    Saludos

Responder a Ligur Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies