Además de ingenieros, programadores, informáticos y técnicos de todo tipo, en Silicon Valley ahora trabajan guionistas y poetas. Su objetivo es conseguir que las máquinas que se relacionan con los humanos, conversando con ellos, se expresen como lo hacen las personas y no como las expendedoras de tabaco. Al hablar se respira, se entona, se carraspea y se enfatiza; no solo interviene lo que decimos sino cómo lo estamos diciendo. El hablante, además, tiene dejes, se apoya en muletillas y comete imperfecciones. Aunque lo que transmitamos sea una información lineal  o un razonamiento lógico, siempre viene acompañado de algún tipo…
Si lo que buscas es que se tomen en serio tu trabajo puede que llevar una interrogación en tu nombre no sea la mejor idea para dotar de credibilidad a tus sesudas investigaciones, y tampoco ayuda que el tema del estudio que te ha hecho famoso sea tratar de responder a qué pasaría en el caso de una invasión zombi. Robert Smith? es un profesor de matemáticas de la universidad de Ottawa; no estoy preguntando y no es un error tipográfico: este señor se llama así. La interrogación forma parte del nombre y el implicado dice que la incluyó cansado…

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies