En los países escandinavos, es bastante común que pasen meses enteros sin que sea necesario utilizar billetes o monedas. La mayoría de los pagos, incluso los más pequeños, se hacen con tarjeta o a través del móvil. Tanto es así que una organización caritativa de Estocolmo ha repartido lectores de tarjeta entre los mendigos, para que puedan vender pañuelos de papel o prensa solidaria, ya que hay cada vez más suecos que no llevan calderilla en sus bolsillos. El empleo del metálico es tan escaso que la mayoría de los bancos han tomado la decisión de no gestionar efectivo en…

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies