Oigo que estamos ante las elecciones más vibrantes que se han vivido en nuestra democracia reciente. Asistimos al atractivo espectáculo de contemplar como cuatro candidatos, con posibilidades reales de ser el próximo Presidente de Gobierno, se precipitan desbocados hacia la línea de meta. Existe incertidumbre sobre el resultado. Nunca antes habíamos visto una situación parecida. […]

Nos hemos acostumbrado a que antes de unas elecciones tengamos que pasar por la correspondiente campaña electoral, y ya ni nos lo cuestionamos. Pero es que además parece que los únicos con derecho a opinar sobre cómo deben ser estas campañas son los estrategas electorales de cada partido. Cuando lo cierto es que somos nosotros, los ciudadanos, los propietarios de ese voto que ellos buscan tan afanosamente. Y claro que tendríamos mucho que decir. A fin de cuentas, se supone que las campañas electorales tendrían que servir para que conociéramos a los candidatos y nos enterásemos medianamente bien de…

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies