En esa búsqueda de la felicidad humana, que esconde la ciencia entre sus propósitos no desvelados, a principios del siglo diecinueve se popularizó una tesis que defendía la relación entre la forma del cráneo, la cabeza y los rasgos faciales con el carácter y las señas de la personalidad. Se la conoció como frenología y surgió en Alemania, y hubo de pasar mucho tiempo para ser desconsiderada como teoría válida. Su aparición y auge, así como el entusiasmo que suscitó puso en evidencia la facilidad con la que ciertos prejuicios de tipo racial, tomaban cuerpo dentro del mundo científico. En…
Una de las principales críticas a la escuela, de las muchas que se le pueden hacer, es lo que tiene de predecible. La sucesión pautada de los días, las horas y las asignaturas. La poca variedad de lo que se hace en ellas. La vuelta, curso tras curso, a los mismos temas. Todo contribuye a crear una sensación de monotonía, de tedio, de la que resulta muy difícil salir. Es un hecho, pero también un tópico, que los alumnos no están lo suficientemente motivados. Pero la motivación se entiende mal. No consiste en despertar el interés de un espectador pasivo, ahíto…
De las 25 o 30 horas semanales que se pasan en la escuela primaria, tan solo dos o tres, y a veces menos, se dedican explícitamente a la educación artística. La pintura, la música, la danza, el teatro, e incluso la poesía, no son herramientas habituales en el quehacer didáctico; como pueden serlo el cálculo, la lectura y la escritura. El Arte no es uno de los ejes de la educación sino solo un añadido. El Arte, sin embargo, es uno de los caminos más claros para educar eso que llamamos la sensibilidad. Desde el punto de vista físico, la…
El método artístico

Se piensa en el método científico como una forma certera de obtener conocimiento; aunque en realidad no existe tal método, sino un conglomerado de prácticas y estrategias vertebradas en torno a un esqueleto común: el empleo sistemático de la experimentación, la medida y la razón. La observación controlada y reproducible de los fenómenos, la búsqueda […]

Lo de “Ser o no ser” de W. Shakespeare, fue seguramente un desliz mental o lingüístico del afamado autor teatral inglés en un día no muy inspirado. Nuestro gran Cervantes lo tuvo más claro, se trata de ser “a lo Don Quijote o de ser a lo Sancho Panza”, y hoy situaría al primero en un frenopático y al segundo dirigiendo una promotora inmobiliaria. Si bien es verdad que Don Sancho ofrece una multiplicidad de versiones que lo hacen más versátil, y por tanto mucho más difícil de identificar de entre la multitud. En nuestros días, desde la total contundencia de…
Prácticamente al tiempo que aparecía en las librerías, a mediados de los años 90, el exitoso libro de consejos titulado “Inteligencia emocional” del ya afamado psicólogo americano Daniel Goleman, otro americano, en este caso filósofo, Lou Marinoff sacaba a la luz otro manual de orientaciones al que puso por título “Más Platón y menos Prozac”. A la postre un psicólogo y un filósofo se adentraban con propósitos y estilos muy distintos en el maremágnum que supone el alma y la mente humana, y quienes hayan leído ambas obras deberían entender con claridad las diferencias. Ha sido tema de las religiones…

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies