¿Mi cuerpo es mío? No, es del Estado

Estamos sometidos a tal bombardeo de noticias que no nos da tiempo a asimilarlas. Es lógico que así vayamos perdiendo sensibilidad, capacidad de asombro y, sobre todo, capacidad para reaccionar ante algunas de esas noticias que, en circunstancias normales, nos escandalizarían. De este modo, vamos teniendo más tragaderas y vamos siendo más sumisos. Algo de […]

Vivo en España, y aquí está de rabiosa actualidad el tema de la independencia de Cataluña, que, para los que nos leen desde fuera, es una región del nordeste de la Península Ibérica con una lengua propia que, si se habla despacito, entiende tanto un castellano parlante como los que hablan francés. Prometo que no quería hablar de ello: estoy literalmente hasta las narices de un asunto, que pareciéndome gravísimo, me deja un regusto a tomadura de pelo en la que todas las partes implicadas juegan con fuego –y ya se sabe: cuando juegas con fuego o te quemas o…

En la rotonda

10 septiembre, 2017 /Carlos Peiró Ripoll
Uno de los propósitos explícitos de la investigación científica es, sin duda, vencer las limitaciones que la Naturaleza nos impone. Y se refiere no solo a la exterior a nosotros, en forma de las características inherentes al planeta Tierra, sino también a la que tiene que ver con nuestra naturaleza como seres humanos vivos. En concreto, la lucha contra las enfermedades, las carencias y los déficits, y los traumas, devenidos tanto por factores biológicos como por el ejercicio de vivir. Esta lucha ante los contratiempos y avatares de la Naturaleza está plagada de éxitos y fracasos, si bien los avances…
¿Somos libres de decidir en nuestras democracias?

Desde que, en 1776, la Declaración de Independencia de los Estados Unidos estableciera la libertad y la igualdad como principios rectores de su ordenamiento constitucional y, unos años después, en 1789, la Revolución francesa recogiese esos dos principios, junto con el de la fraternidad, en su Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, […]

Pocos animales reúnen en sí mismos tantos atributos negativos como la cabra (Capra aegagrus hircus). Porque se puede ser un cabrón, estar como una cabra, resultar ser un chivato, o ser el chivo expiatorio de un colectivo. Y en lo gráfico, también encontramos referencias negativas, pues se le identificará con el demonio, que es poco menos que el peor de lo peor en el judaísmo hebreo y en el cristianismo ortodoxo, al igual que se le ha pintado con frecuencia en cuadros y estampas representativas del Aquelarre pagano.

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies