Este fue el eslogan principal de la generación hippie, que sucedió a la de la guerra mundial y la postguerra. Era toda una declaración de intenciones, tras la barbarie, quizás la mayor de la historia de la humanidad, que resumía el credo principal de los jóvenes que la representaban. Ese brevísimo mensaje ha calado con profundidad en las conciencias del colectivo social, hasta el punto de que, desde entonces, el pensamiento antibelicista y antimilitarista está ampliamente generalizado entre la población occidental. Ese movimiento fue en realidad el intento de digestión de unos sucesos terribles que afectaron a cientos de millones…
En España muchos miramos con reprobación a los nacionalismos vasco y catalán. Les reprochamos que quieran construir sus señas de identidad mediante la confrontación y separación con las que nos configuran al conjunto del país; y, sobre todo, nos irrita su egoísmo e insolidaridad, porque entendemos que quieren quedarse para ellos su mayor riqueza, desentendiéndose del resto del Estado español. Pero, más allá de los aspectos puramente económicos y de los culturales, da la impresión de que estos procesos hacia la independencia a veces incluyen, como trasfondo, un contencioso entre un nacionalismo presentado como “liberador” y hasta…
Te doy unas pistas: Seguro que está sobradamente estudiada y analizada por los expertos e investigadores. No cabe duda de que es el pilar central de nuestra civilización. Sobre ella se asienta el resto de parámetros de todo el mundo occidental. Su práctica es ancestral y de una antigüedad milenaria. Tiene que ver con el sedentarismo y la cultura cerealera. Los intentos por cambiarla han sido siempre infructuosos. Está tan asentada en nuestra forma de pensar, que se antoja imposible su desaparición, e incluso su modificación. No, no se trata del huevo o la gallina. Es la propiedad privada. Desde el niño que en el parque le niega…
El representante de De Beers, la empresa que comercializa la mayor parte de los diamantes del mundo, saca un pañuelo blanco de su cartera de piel, un pañuelo que esconde un puñado de gemas, y lo deposita sobre la mesa. Luego desata el nudo con que están unidas las puntas del pañuelo y descubre los tesoros que esconde, formándose un pequeño montón con diamantes muy distintos, de diferentes volúmenes y calidades. Las piedras preciosas de tamaño respetable, alta pureza y fácil talla, son las más preciadas, pero los diamantes pequeños o impuros tienen, como mucho, uso industrial y son…

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies