Aunque todo aquel que haya estudiado algo de matemáticas sabe que encontrar un contraejemplo invalida de forma inmediata cualquier regla, lo cierto es que, en muchos de los ámbitos a los que nos dedicamos, el castizo dicho de “la excepción confirma la regla” es de casi (“casi”: ¡cómo no!) obligado cumplimiento. Por poner un ejemplo: […]

Mucho se ha hablado de las consecuencias sociales, económicas y políticas de la crisis que empezó a finales de 2007 y de la que parece que todavía no acabamos de salir. Y ya vamos para nueve años. Ni siquiera la hambruna que, en el Génesis, José predijo a través de los sueños del faraón duró tanto: 7 años de vacas gordas y 7 de vacas flacas. En cualquier caso, lo que parece claro es que, con crisis o sin ella, el modelo económico en el que vivimos desde el siglo XVIII produce un porcentaje de población marginado. En el país…
Es una de esas preguntas del millón. Seguramente habrá infinidad de libros y artículos sobre ello, pero seguimos sin tener una respuesta definitiva. Probablemente porque no haya una que valga para todos estos países, vista la diversidad de situaciones en las que se encuentran. Aunque el tema es muy complejo, y por supuesto yo no estoy en condiciones de ofrecer la respuesta, no me resisto a aprovechar un interesante libro que acabo de leer para darle alguna vuelta a esta cuestión. El libro se titula “La Globalización de la pobreza” y el autor, Erik S. Reinert, es un economista…

SI YO FUERA RICA

30 noviembre, 2014 /Bárbara Alpuente
Cuando muere un rico, en las redes sociales aparecen todo tipo de comentarios y chascarrillos ausentes de un mínimo de compasión. Me temo que es lógico que en los tiempos que corren el odio a los ricos se esté multiplicando. No por el simple hecho de ser ricos, sino porque la riqueza de unos se asocia inevitablemente a la pobreza de otros. Y me cuesta pensar que esto no funcione casi siempre así. Tengo un amigo que diferencia sabiamente entre los pobres que no han querido ser ricos y los pobres que no han podido ser ricos. El pobre que…
Hay una sensación bastante generalizada de que la salida de la crisis en España sería real y definitiva si, además de recuperar el crecimiento económico y la creación de empleo, se llevara a cabo una profunda regeneración democrática. Una regeneración que nos permitiese lograr avances sustanciales en aspectos como, por ejemplo,  la independencia entre el Poder Judicial, el Parlamento y el Gobierno; el funcionamiento de los partidos en términos de democracia interna, transparencia y conexión con la sociedad; la eliminación de la corrupción de la vida pública; o la eficacia, profesionalidad y buen funcionamiento de las instituciones. No cabe duda…

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies