La salud es lo que importa

Vaya por delante mi respeto a todos los profesionales de la salud que tienen y demuestran cada día su vocación de servicio a los pacientes, a pesar de tener que ajustarse al “sistema establecido” donde, el juramento de Hipócrates parece haberse olvidado: “Aplicaré todas las medidas necesarias para el beneficio del enfermo, buscando el equilibrio […]

En los tiempos que corren el mantenimiento del Estado de Bienestar se ha convertido en la seña de identidad política para mucha gente. Se da por sentado que su diseño actual es básicamente correcto y que lo único que hay que hacer es preservarlo. Sin embargo, tiene fallos o carencias muy graves. Tomemos como ejemplo el caso de la salud. En España hay un elevado grado de satisfacción con el sistema de atención hospitalaria, pero el cuidado de la salud implica muchas más cosas. Hace un par de meses, por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud (OMS)…

¡SALUD!

12 diciembre, 2012 /Carlos Peiró Ripoll
Cuando una mañana conecté con uno de esos programas sobre salud de la radio, estaban hablando de la importancia del riñón. Tras escuchar atentamente las indicaciones del facultativo, me convencí de que debía beber mucha más agua de lo que lo hacía, reducir sustancialmente el uso de la sal en las comidas y evitar comer proteínas en exceso. Cambié el dial, y otro médico estaba hablando del corazón y la circulación. Seguí sus orientaciones y empecé a hacer un poco de deporte todas las tardes, dejé de consumir alcohol y todas las semanas iba a vigilar mi tensión arterial….
¿BIENESTAR?

No hay comunicador que lo cuestione, ni dirigente que no esté dispuesto a pronunciarlo en cuanto pueda. Se ha convertido en un sello que resume convincentemente un propósito hacia el bien común, y que salvaguarda a quien lo maneja de sospecha alguna ante los demás. Basta mencionarlo para despejar las dudas y que una digna […]

ENFERMA

1 agosto, 2012 /Carlos Peiró Ripoll
Últimamente, me sentía preocupada, me decían que estaba abstraída y me sentía sola. Mi expresión, al mirarme al espejo, denotaba infelicidad y malestar. Inquieta, echaba de menos esa alegría que llegué a creer que era innata, y cuando me llamaban para salir a los fiestones de mis amigos, los largos fines de semana, no tenía ni un ápice de ganas de quedar con ellos. Soy la sociedad, y he decidido ir al médico para contarle lo que me pasa, por si pudiera haber algún remedio, pero sobre todo para que me diga por qué estoy sintiendo todo esto: “Doctor, me siento…

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies