Es lógico que la política preste mucha atención a la marcha de la economía, porque de ello depende en gran medida que lleguemos a tener los empleos y los ingresos que necesitamos para nuestro vivir cotidiano. Pero los políticos dan un paso más y nos dicen que debemos aspirar a una calidad de vida, cosa que está muy bien. Lo que ya no está tan bien es que hacen una lectura muy parcial de este concepto, sospechosamente parcial. Para ellos la calidad de vida está muy focalizada en cosas como la contaminación del aire que respiramos, la seguridad en…

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies