SARS-CoV-2 (yellow)

Estamos sin duda en uno de los momentos históricos que suponen un mayor desafío para la humanidad. La pandemia causada por el SARS-Cov-2, un tipo de coronavirus cuya patología llamamos Covid-19, ha abierto la caja de pandora en casi cualquier ámbito en el que miremos. Pero si de algo se habla, si ahora mismo hay un santo grial en el que nos hacen depositar nuestras esperanzas, es sin duda La Vacuna.

Lo primero que hay que decir es que no tiene ningún sentido hablar de “la vacuna” sino de las vacunas, en concreto se han aprobado ya 120 proyectos de vacunas, alrededor de 15 ya están en fase clínica (con personas). En este sentido de aportar soluciones, se les ha pedido a los científicos certezas inmediatas para superar el escollo lo antes posible. El problema es que la ciencia no funciona así, pero más grave aún es que desde los medios se usan los datos científicos como verdades mesiánicas adaptadas a la ideología de turno. Sin entrar de lleno en este debate, realmente interesante, analicemos que nos dice la ciencia (datos) sobre el problema de esta vacuna, y más en concreto el temor que ha suscitado el que, mediante su aplicación por determinados sectores, especialmente la fundación Gates, puedan ejercer un control sobre un número enorme de individuos.

Antes de empezar el debate, como científico que soy, me gustaría exponer lo que considero una buena y una mala praxis científico-mediática. Los científicos estamos para aportar conocimiento, es decir trabajos que revelen datos que nos ayuden a entender una problemática en un contexto concreto, pero no somos predicadores de verdades absolutas. Por tanto, no se debe confundir los datos con las opiniones, algo que veo muy a menudo cuando los científicos dan su opinión personal en los medios y después ésta se utiliza como verdad arrojadiza con carácter fundamentalmente político. Una vez dicho esto voy a intentar plantear cuestiones y debates que no están para nada resueltos y que piden a gritos una revisión concienzuda y pormenorizada.

¿Es posible manipular nuestra genética por medio de una vacuna?

No. A día de hoy la ingeniería genética no nos permite modificar la genética de un individuo adulto, porque tendríamos que modificar una por una los 1012 (billón) de células que nos componen. Por tanto, a este nivel parece que lo más pernicioso de una vacuna sería la toxicidad o una reacción anafiláctica desmedida que comprometa nuestra salud. No estamos ni cerca de manipular la voluntad de los seres humanos desde una modificación genética dirigida, porque no sabemos ni cómo habría que proceder siquiera para cambiarla en un sentido u en otro. Hay otros que temen que lo que pueda provocar una vacuna sea infertilidad, de hacerlo sería por un mecanismo químico. En este caso creo que un incremento desmedido de la infertilidad se podría correlacionar con la aplicación de una vacuna concreta porque quedaría registrado y sería más o menos fácil de trazar. Es decir que si tal fuera la intención se les pillaría tarde o temprano.

¿Podrían inyectarnos un chip con la vacuna?

Estamos un poco lejos tecnológicamente de desarrollar nano-chips que puedan ser introducidos por el calibre de una aguja típica de vacunación (1,0-1,5mm). Esto no lo digo yo sino un experto en la materia Jordi Díaz-Marcos, experto en nanotecnología de la Universidad de Barcelona (UB). Por lo tanto, la idea del 5G para controlarnos, aún está más cerca de la ciencia ficción que de la realidad, pero es un debate que debe estar presente cuando la tecnología lo permita, pues en muchos de los casos la ciencia ficción no es más que adelantarnos al futuro de nuestro desarrollo tecnológico.

¿Entonces podemos estar tranquilos del todo con la aplicación una vacuna?

No. Desde mi punto de vista no valen las posturas híper polarizadas de todas la vacunas son buenas o lo contrario. Lo que sí sabemos ya es que varios de los voluntarios de la vacuna producida por la farmacéutica Moderna están desarrollando síntomas adversos. Esto es lógico si tenemos en cuenta que el periodo de realización de una vacuna segura oscila entre 5 y 15 años. Muchas compañías están entrando a este campo sin tener mucha experiencia, más animadas por el lucro que por el beneficio social. Por tanto hay que exigir que la vacuna que se saque al mercado cause más beneficios que estragos. También es importante resaltar de qué manera se va a gestionar el acceso a las vacunas, es decir ¿va a haber acceso a un mercado libre para que cada individuo decida cuál quiere aplicarse? ¿Va a venir dada por la seguridad social? Una vez más aquí se abre un debate político del liberalismo versus control del Estado.

¿Debemos vacunarnos todos?

Este es otro punto clave, quiénes deben vacunarse y quiénes no tienen por qué hacerlo. Algunos dicen que todos, ¿tiene esto sentido? ¿Es tan grave el virus para toda la población cómo para hacerlo? ¿Será más segura la vacuna que el problema de desarrollar covid-19? Es decir cualquier vacuna aprobada para su comercialización deberá provocar daños en niveles muy por debajo de los porcentajes de afectación del virus.  Y todo esto sin tener en cuenta que hay otra apuesta grande en el desarrollo de fármacos que nos ayuden a resolver la infección. El problema es delicado entre otras cosas porque este coronavirus afecta a la población de manera asimétrica en función de la edad, sectores laborales y comorbilidades como la diabetes o la obesidad. Por lo tanto es un tema que debe someterse a un profundo debate.

¿Por qué se está haciendo tanto énfasis en la administración de una vacuna?

Esta es una cuestión compleja. Desde un punto de vista epidemiológico estar vacunados nos facilitaría obtener eso que se llama inmunidad de rebaño y evitar brotes desmedidos. ¿Pero estamos seguros de que con la vacuna los vayamos a evitar? Pues de momento no, son todo suposiciones, no sabemos la duración de esa inmunidad, si los anticuerpos son la manera fundamental de eliminar el virus o si éste mutará lo suficiente como para no parecerse a aquel que nos suministren en la vacuna y por tanto su acción no sea efectiva a medio plazo.

¿Todas las medidas de control y calidad son o han sido las adecuadas?

En absoluto. Ante una situación de la gravedad de esta pandemia lo lógico, desde mi punto de vista, sería formar un comité investigador internacional independiente para que vaya a Wuhan y estudie la génesis del problema, sin embargo en este punto claramente se está produciendo una relajación preocupante. Es cuanto menos llamativa la indolencia con la que un organismo como la OMS ha tratado el origen epidemiológico del problema. No se han exigido estudios con investigadores que no pertenezcan al régimen chino, y no podemos olvidar que en Wuhan hay un laboratorio que trabajaba con una variante de coronavirus con un 95% de parentesco genético a la variante actual. ¿Por qué no se les exige nada mientras les compramos cantidad de elementos para gestionar la pandemia? Es verdad que no podemos atribuirles una generación deliberada de este virus sin pruebas contundentes, entre otras cosas porque es muy difícil distinguir un virus artificial de uno natural, salvo si viéramos alguna modificación estrambótica que por cierto este coronavirus no tiene. Pero tampoco disponemos de pruebas fehacientes que documenten como el virus se ha generado de forma natural. Esto se analiza mediante estudios genéticos que trazan cómo el virus actual se ha podido generar a partir de mezclar su genética con otros coronavirus que infectan animales como el pangolín, murciélago o civeta. El problema es que hay “eslabones perdidos”, es decir, no se han encontrado otros coronavirus en ningún animal que contengan los pedazos de genética nueva que tiene el SARS-CoV-2. Ahora bien si la pregunta fuera ¿tenemos tecnología para crear virus artificiales? La respuesta es sencilla, porque es prácticamente la misma que la que empleamos para crear virus atenuados para las vacunas.

Volvamos a la OMS, ¿Por qué esta organización lejos de apretarle las tuercas a China parece alabar su gestión? Entre medias de esto Bill Gates aparece como un elemento de soporte de la gestión, tanto de la OMS como del gobierno chino, ¿Por qué? De todos los proyectos de vacunas lanzados (120) la fundación Gates quiere apoyar 7. La fundación ha sido criticada por la prestigiosa revista médica Lancet por la falta de transparencia del dinero invertido y la toma de decisiones. Pero, claro, la fundación dona una cantidad importante de dinero a la OMS, ¿A quién se debe la OMS, a quién rinde cuentas? Desde  luego el gobierno de EE.UU principal aportador de capital de la OMS ha interrumpido las ayudas al estar en pleno desacuerdo con la gestión de China. Pero sin irnos tan lejos, ¡¡lo que desde luego es difícil de entender es que el gobierno español haya invertido 29,5 millones de euros para investigación en España para la Covid-19 y, por otro lado, haya donado 125 millones de euros a Global Citizen, fondo de respuesta a la Covid-19 de la OMS. Unos de los predicadores de la causa son Bill y Melinda Gates cuya fundación privada cuenta con la mayor cantidad de activos del mundo, valorados en 2005 en 34.900 millones de dólares. Semejante donativo con la que está cayendo en España no me parece baladí y creo que debe ser objeto de debate en un momento de precariedad tan acentuada con respecto a la investigación científica. ¿Por qué se diezma la investigación nacional y se apoya a una organización con aportaciones multimillonarias? ¿Qué beneficio saca España? ¿Alguien siquiera se ha dignado a explicar el propósito de semejante donación de capital público?

Cada una de estas cuestiones abre planteamientos profundos que no podemos eludir ni pasar por alto pero creo que ya le compete desarrollarlo al resto de ponentes de este blog. Como resumen diría que si bien los medios tecnológicos no parecen aún suficientes para dominarnos modificando ad hoc nuestra biología, la falta de transparencia y el sometimiento jurídico y moral que se puede llegar a ejercer sobre los individuos por esta pandemia requiere un debate exhaustivo. La ciencia debe iluminarnos aportando conocimiento y soluciones para facilitar la vida de los seres humanos. Pero la implantación de una vacuna no es ciencia, la ciencia en este sentido solo trabaja en pos de generar las mejores soluciones biológico-médicas y así dar herramientas de entendimiento, pero nunca de sometimiento, para que las personas y los estados decidan responsablemente el riesgo-beneficio de cada decisión.

13 comentarios

13 Respuestas a “La vacuna contra el coronavirus, ¿un malware inyectable?”

  1. O'farrill dice:

    Magnífico artículo muy esclarecedor que debería difundirse en la sociedad perdida en su ignorancia. Estupenda la alusión a lo que es la Ciencia (en realidad un debate permanente sobre hechos interpretados desde la experiencia, conocimientos y honestidad de cada uno). Pero sin olvidar la faceta de que tal interpretación se haga al servicio de intereses particulares. Difícil discernimiento para gentes que siguen creyendo en la medicina como un elemento de consumo (cuanta más mejor) sin tener en cuenta los «daños colaterales» de su abuso.
    La «vacuna» contra el Covid 19 se ve en general como una nueva religión o creencia que, además de librar de contagios, nos lleve de nuevo al mundo utópico que nos presentan: todo placer, ninguna responsabilidad individual o personal (eso sí, dentro de lo que marque el poder). Esa es la peor de las pandemias: la pérdida de valores, principios, conocimientos y actividades que dan sentido a la vida. Ahí la única vacuna está en nosotros mismos, en la reacción individual ante la manipulación o las imposiciones arbitrarias….
    Un saludo.

  2. pasmao dice:

    Buenas tardes Dr Zhivago

    Que deba usted de escribir un artículo cómo éste con pseudónimo da la medida de donde y cómo estamos.

    Siga con su pseudónimo, igual que sigo yo con el mío, vistos las épocas inquisitoriales en que vivimos lo veo de lo mas prudente. Yo soy lego en la materia, aunque leo y procuro aplicar mi sentido común. Si meto la pata de manera clamorosa en algo de lo que comente le ruego su indulgencia y si es posible, su aclaración.

    Respecto al artículo en si, muchas gracias por aclararnos dudas que por distópicas se habían colado en las teorías conspiranoicas al uso. A veces me pregunto si esas derivas tan exageradas en las conspiraonoias no se promoverán a ex profeso para que, debidamente resaltadas, desacreditar otras que tienen mucha mas base argumental. Que son sobre las que usted incide.

    Un aspecto sobre el que ya pregunté en otro de los post fue acerca de los TETS.

    Visto el largo y tortuoso camino que nos espera en la búsqueda de la vacuna (conviene recordar que ni a la Malaria y ni al SIDA se le han encontrado vacuna, pese a bastos esfuerzos desde años.. ) y a que no debemos esperanzarnos siquiera con encontrarla, nos quedan dos muletas con las que bandearnos contra esta enfermedad.

    1/ El conocimiento de la enfermedad per se. Y de los tratamientos terapéuticos derivadas.

    Parece que de lo que nos contaron los chinos en Febrero a lo que sabemos ahora, en muchos aspectos, la enfermedad se parece cómo un huevo a una castaña. Realmente los médicos chinos fueron tan «incapaces» o es que se ahorraron ciertos detalles (sobre la enfermedad, no sobre el virus) molestos.
    ¿que hizo/ha hecho la OMS al respecto? (¿alguien se ha dignado a preguntarlo?)
    ¿cuantos se habrían podido salvar si se hubieran tenido mas datos cuando la enfermedad se difundió a occidente?
    ¿cómo es que después de mes y medio en Italia se supiera mucho mas de ella que después de 3-4 meses en China?

    Tenemos también, al respecto, el problema autóctono, el de España. No sólo no financiando investigaciones propias y si ajenas, si no impidiendo las propias. O si no cómo es posible entender que no se hicieran autopsias.

    ¿Había miedo, a que se descubriese, que pudiera poner en duda teorías oficiales?
    ¿Es que no había capacidad investigadora? Lo dudo. No seremos punteros, pero no somos tan malos
    ¿Es que no había recursos y los pocos se tenían que dedicar sólo a combatir vía Hospitales y UCIs..? Tampoco me lo creo. Muchos habrían investigado hasta casi gratis. De hecho es lo habitual aquí.

    ¿Que hacen/hacían todos esos investigadores del CSIC que tanto se manifiestan por otras cosas no exigiendo, también durante el pico pandemia, que no exigían que se investigase la enfermedad/bicho que nos estaba causando mas de mil fallecidos día?
    ¿Tanto miedo tenían a que si se manifestaban perdieran toda opción a una beca «publica» para investigar en el futuro cualquier otra cosa? Por ejemplo la catalanidad de Cervantes o de Santa Teresa

    A nivel internacional lo que si he observado es que numerosos científicos si se han atrevido a expresar sus dudas sobre muchas cosas, derivadas de investigaciones propias, y que en muchos casos han sido enviados a galeras; cuando no directamente censurados. En vez de debatirse de manera clara que es lo que hacía sus planteamientos tan poco acertados. Pero por lo menos han podido abrir la boca. En España ni mú. Y eso si que es sintomático.

    2/ Los TEST

    Ya lo comenté en mi post.

    Comenté que así como la búsqueda de una vacuna era un proceso largo y complejo, y no necesariamente con final feliz, pero con mucho medio de comunicación y político opinando aquí y allá; la búsqueda de unos TEST fiables, baratos y rápidos no parecía preocupar (y ocupar) a nadie.

    Pareciera que si hubiera esos TEST y el personal además se los pudiera hacer de manera anónima, los gobiernos y autoridades globales (sanitarias o no) perderían una gran parte de su poder, al poderse evaluar de manera mucho mas precisa la localización y difusión del virus.

    Y convertirse en técnico y exclusivamente técnico, lo que es un problema político mas que sanitario (así lo han querido nuestros próceres).

    – Unos test que ahondaran en la detección de los asintomáticos.
    – Unos test que fueran fiables.
    – Unos test que fueran rápidos, que dieran el resultado en horas.
    – Unos test que fueran baratos.

    Con eso y un conocimiento mucho mas exhaustivo de quienes están en los grupos de riesgo, un perfil mucho mas claro (ADN incluido); así cómo de protocolos médicos mucho mas actualizados en base a un consenso debatido en libertad, y no bajo el punto de mira de a autoridades sanitarias que sólo han demostrado su incompetencia y que están mas interesadas en tapar que en curar. Protocolos que posiblemente incluyeran medicamentos antiguos con patentes ya caducadas y de libre y barata producción (algo que incomodaría a muchos).

    Con todo eso… la espera a las vacunas, si llegan, no se convertiría en la excusa para que terceras partes impongan soluciones van a la par de filosofías políticas totalitarias mas que sospechosas. Y sobre las que tengo la seguridad que luego, de haber vacuna, no habría vuelta atrás.

    En fin Doctor, podría extenderme mucho mas pero no quiero que mi post sea aún mas insufrible. Me parece que mis inquietudes están bien claras.

    Un cordial saludo

  3. Ligur dice:

    Muy buena exposición Dr. Zhivago, felicitaciones;
    Recuerdo hace ya unos decenios, (no se si el Dr. Zhivago llegó a conocerlo) había en el mercado un producto muy afamado que se utilizaba (groso modo) para elevar las defensas del organismo. Mucha gente lo consumió, tanto es así, que hospitales y la seguridad social llegaron a prescribir. La gente con cánceres mejoraba e incluso llegó a curar. Los efectos secundarios de la temida quimioterapia se minimizaban o no llegaban a producirse. Las enfermedades osteoarticulares mejoraban sensiblemente etc.

    Lo bueno de este producto es que no tenía ningún efecto secundario …. lo malo, es que los costos de producción era mínimos así como las ganancias.
    Me estoy refiriendo al Bio-Bac, que en el 2002 y en la llamada operación “brujo”, este producto desapareció del mercado sin dejar rastro. Y todo por que el hijo del inventor se negó a vender la patente a una farmaceútica americana.
    Y ya se sabe, si no es para mi que tengo el poder, te vas a jod …, te van a detener y cerrar tu laboratorio como así sucedió. Con el paso del tiempo, se demostró que el tal Bio-bac era inocuo, beneficioso y el hijo del inventor salió indemne de la encerrona en la que el Partido Popular le metió por querer beneficiar a la americana.
    Este producto, habría servido para aminorar y detener esta pandemia. No para eliminar al SARS-Cov-2 de la faz de la tierra, si no, para que la gente estuviera asintomática y no sufriera sus efectos.

    La ciencia que me gustaría, es la que se habría lanzado a estudiar, comprobar, analizar lo que no conoce pero intuye que existe. La ciencia que me gustaría es la que sabiendo que existe la memoria del agua y que la homeopatía tiene mucho o todo que ver con ella, se lanzase a tumba abierta y ver cual es la relación de la depresión y la planta Hypericum en una dilución homeopática a la 200ch. O la arritmia cardíaca y la Lachesis M. 200ch.
    J. Benveniste lo demostró y también paso al olvido.

    Por que una intensidad de 791 Hz. Trata y normaliza la glándula tiroides. Por que con unos simples imanes de 1500 gauus y colocados sobre zonas anatómicas precisas, se puede desactivar cualquier virus. Por que una inflamación articular dolorosa se puede desinflamar con la luz de una linterna que emita el color rojo o azul.

    La ciencia que me gustaría, es la que investigase por que se puede tratar a distancia todo lo que existe en este espacio-tiempo solo a través de una muestra biológica del ser a tratar (y no es vudú)
    Por desgracia, esa ciencia que me gustaría que existiese no existe porque una gran cantidad de científicos, actúan como la gran mayoría de los periodistas españoles que pasan de denunciar las atrocidades acaecidas en esta pandemia por parte de este gobierno que nos desiste, solo por recibir ayudas y emolumentos tapándolos así la boca.
    Está claro que lo que no produce dividendos pasa a vía muerta.

    Y por supuesto que existen científicos de talla, coraje y comprometidos con la humanidad, seguro que el Dr. Zhivago está entre ellos. Científicos que aúnan la ciencia, la espiritualidad y por que no, el arte.
    De la futura vacuna me fío muy poco, esperemos, veamos y sigamos la dirección del dinero y los personajes que dirigen este cotarro.

    A seguir cuidándose, esto solo ha comenzado y no tiene visos de terminar, por ahora.

  4. Sedente dice:

    Buenos días.

    Hace tiempo, al principio de todo esto, ya mostré mi gran preocupación sobre la incongruencia de convertir el salvar vidas en un negocio.
    Eso es lo que tenemos.
    Parece que nadie se quiere dar cuenta o se reconoce brevemente para luego seguir en el error, pero hemos dejado nuestras vidas en manos del dinero.
    Hay grandes defensores de esta causa, se crean armas y se hacen guerras para defender el dinero y sus intereses.

    Somos una sociedad totalmente corrupta. Un mundo corrupto entregado al «becerro de oro» por completo.

    Pero aunque esto se reconozca como verdadero, como digo, seguimos igual, en una normalidad escalofriantemente inhumana.

    Dentro de cinco minutos o menos, seguiremos pensando en el dinero y en tener más y más. Los números en los que se basa nuestro sistema monetario no entienden de sentimientos ni de nada relacionado con las personas. Los números en los que se basa el dinero son una terrible y cruel apisonadora. La historia de nuestra Historia lo certifica.

    Es una lástima que aunque el artículo trata un montón de temas, y lo agradezco, nada se diga sobre el estudio y fabricación de algún medicamento paliativo.

    Como ejemplo, el asunto de la utilización de un fármaco ideado para otra enfermedad (ébola), junto con el hecho de que la empresa de turno tenga que sacar rédito de aquellos estudios realizados, más la compra de toda su producción para un uso supuestamente beneficioso única y exclusivamente para personas nacidas en una zona del Mundo y con solo alta capacidad monetaria, es muy preocupante.
    Si a todo esto sumamos que el precio estipulado para un tratamiento está basado en lo que se supone que ahorra en gasto sanitario, y así se cifra en 2.000 €, en lugar de un porcentaje razonable de ganancia sobre el gasto productivo que es de menos de 6 €, según algunas informaciones, entonces vemos cómo en verdad todo nuestro modo de vida está basado en el dinero. En un lucro desmedido, abusivo, irracional, criminal e inhumano.

    Insisto, ¿Qué esperar si para hablar de una vacuna o supuesta cura para salvar vidas tenemos que hablar de dinero?
    En seguida lo defenderán algunos por algún motivo u otro, ya les digo que hay grandes defensores para la causa monetaria.
    Lo necesitamos, es necesario, es nuestra forma de vida, es…es…es…

    Es la ciénaga en la que estamos sumergidos.

    Por cierto y si es que no lo han hecho, un vistazo por medio de google maps a la ciudad de Wuhan con más de once millones de habitantes, es muy indicativo de esa ciénaga.
    Ciudad situada en una muy sinuosa zona del río Yangtze con decenas de lagos y lagunas sin igual. Me pregunto qué sistemas de filtrado de aguas residuales y qué alimentación o qué aguas toman allí.

    Siento decirlo pero vamos muy mal.

    Felicidades por el artículo y saludos.

  5. Manu Oquendo dice:

    Sobre esta pandemia hay todavía muchas preguntas que no he conseguido ver formuladas, en detalle y con seriedad, entre los mass media dominantes.

    Por ejemplo, una discusión acerca de las estrategias correctas –o menos erróneas– para enfrentarse al proceso infeccioso. A lo que parece los peores resultados en mortalidad relativa han tenido lugar en España, Italia, Francia, Bélgica e Inglaterra. Los mejores en países como Corea del Sur, Formosa o Nueva Zelanda. No he seguido el caso de Japón pero posiblemente esté en la lista de los buenos al igual que nuestro vecino Portugal o Alemania.

    Esto permite vislumbrar dos estrategias posibles, quizás tres:

    1. El ataque TEMPRANO focalizado en la búsqueda de Infecciosos y sus contactos. Podría ser este el caso de los asiáticos citados. Supone una infraestructura socio-preventiva capaz de concentrar rápidamente recursos en los sintomáticos detectados o en todos los contagiados. En este último caso habría que disponer de pruebas más o menos fiables para toda la población y varias veces en un año.

    2. La defensa TARDÍA. Caso de todos los países europeos citados. Optan por versiones de confinamiento de diverso grado –la más dura España y las más «soft» Portugal o Dinamarca. Esta estrategia es obligada cuando no se dispone de tests, medios preventivos protectivos no capacidad de UCI’s hospitalarias suficientes para un proceso infeccioso masivo.
    Esta estrategia termina siendo totalmente dependiente de la aparición de una vacuna y condena a la población a un daño económico muy fuerte durante un período de tiempo superior a lo que tarde en estar disponible una vacuna eficaz. Es decir, de 18 meses a 15 años según diversas fuentes.

    3. La Preventiva/Agresiva.
    Es decir, tests periódicos constantes a toda la población durante el tiempo necesario para reducir a cero los contagios interiores. Exigiría igualmente bloquear entrada de viajeros del exterior sin certificados en los dos últimos días. Algo que Europa no ha querido hacer y sigue sin hacer siguiendo en cambio criterios de Connivencia Demagógica.
    Una alternativa sería añadir a esta estrategia el confinamiento de los segmentos de riesgo alto –mayores y crónicos sensibles– dejando que el resto de la población viva y trabaje normalmente. Parece ser el caso de Corea del Sur.

    Porque en realidad lo que parece es que esto no ha hecho más que empezar y que ahora lo que toca es un larguísimo periodo de infección progresiva controlada –en línea con capacidades hospitalarias para críticos– hasta alcanzar lo que los veterinarios conocen tan bien, el «Efecto Rebaño».

    Lo que es evidente es que España, Italia, Francia y UK más algún otro han elegido la ESTRATEGIA del PERDEDOR. Los asiáticos, en general, la estrategia del ganador. El caso de Portugal y Alemania es bien interesante por sus excelentes resultados en el contexto de Europa.

    Es muy posible que mi análisis no sea correcto y por ello agradecería que alguien más informado indique fuentes de estudios estratégicos para afrontar este y otros casos o que explique la situación desde la perspectiva estratégica.

    Ya hemos comentado en varias ocasiones acerca de la desastrosa discapacidad intelectual de muchos liderazgos europeos. Un grave problema que salta a la vista simplemente escuchándoles.
    El caso del gobierno de España es paradigmático pero no es el único y apunta a un grave problema de nuestras sociedades: Bajo nivel de inteligencia y en regresión. Están especializados en «figurar» para el voto emocional con resultados consistentemente malos para la población.
    Incapaces de producir progreso precisamente quienes han usurpado el término. Los autodenominados «progresistas» que realmente son «retardistas» acendraos y con talante totalitario.

    Sin embargo es sabido que los jóvenes Chinos, Coreanos y Japoneses tienen un coeficiente intelectual un 8% superior a los nuestros ( Atlántico Norte) y quizás parte de lo que sucede está relacionado con una sociedad y unas generaciones de políticos también en regresión intelectual (ya demostrado en Noruega, por ejemplo).

    Datos: «National IQs calculated and validated for 108 nations». Publicado por Richard Lynn y Gerhard Meisenberg

    Saludos cordiales y la bienvenida de rigor al Dr. Zhivago. Espero de corazón –nunca mejor dicho– que disfrute de mejor salud que el personaje de la novela.

  6. JBL dice:

    Gracias por el artículo, Dr. Zhivago. Por su visión y lo que enseña.

    Sr. Ligur: ¿Homeopatía, memoria del agua, electromagnetismo, curación a distancia…? ¿Acaso cree que la ciencia cierra los ojos ante esas cosas, que no investiga ni busca pruebas? Sí que lo hace y no las encuentra, muchas de esas terapias son simples deseos y creencias.

    Parece que el hombre, infeliz y que además tiene la carga de la muerte inevitable de la que no puede escapar, siente la necesidad de inventar algo para pasar a otro nivel o mundo superior, algo que está fuera o por encima y que le permita trascender. De esa invención nacen las religiones y este tipo de creencias.

    Saludos cordiales

    1. Ligur dice:

      Sr. JBL;
      Primeramente le diría que no hay que despreciar lo que se ignora.
      Que la ciencia sea incapaz de corroborar un hecho, no significa que el hecho en si no exista. De momento y por desgracia, no se puede explicar todo con métodos científicos, simplemente, porque no lo conocen o han investigado poco o porque no interesa.

      Un experimentador, solo con su presencia (a distancia) incide en el experimento y resultados, simplemente con mirar lo que investiga a través del microscopio. Piense en ello.
      En un futuro, seguro que la Ciencia, hará hallazgos maravillosos que sorprenderán al mundo y muchos de esos descubrimientos, al mundo causará gran estupor al ver las barbaridades que los modernos de hoy, estamos haciendo a la propia humanidad, por ejemplo el aborto.
      Y digo que esto llegará de manos de los verdaderos Científicos por que en este mundo como en todos hay mucha “morraya”. La supeditación a los poderes que deciden que un descubrimiento en cuestión, sea realmente científico y válido o no lo sea.

      Por supuesto que los humanos tenemos la necesidad de querer vivir en esta vida otro nivel de experiencia superior. Esto es, por que sabemos que existe, lo soñamos cada noche y por eso nos despertamos al día siguiente con el compromiso de vivir y seguir buscando. Eso es lo trascendente y maravilloso.
      No tengo que inventarme una terapia o método de curación imposible por que los que mencioné existen, como también se que existen otros que desconozco.
      Lo dije antes, si el invento descubierto, por muy bueno y eficaz que fuere, no proporciona suculentos dividendos, no sirve.

      Y con respecto a la muerte, claro que la tememos, ¿Ud. no?
      Una vez, alguien dijo: el hombre camina hacia el Finisterre de espadas en vez de caminar hacia él, de frente, encarando la muerte.

      Saludos de Corazón que es lo mismo, que Saludos Cordiales
      Cuidaros

  7. R. Estévez dice:

    El artículo, en su última parte, aporta datos muy interesantes de las aportaciones de la Fundación de Bill y Melinda Gates a diversos proyectos de vacunas y a la OMS en cuya ayuda corren en cuanto Trump comenzó a amenazar con dejar dicha organización. Algo que se consumará en la próxima presidencia USA de la cual Trump podría no participar si pierde las elecciones como pretenden, entre otros, la izquierda post marxiasta y la masonería globales. La vigente ortodoxia cultural, por resumirlo.

    Igualmente creo que para la mayoría era desconocida la ingente aportación del Gobierno de Sánchez-Iglesias (bolivarianos del mundo uníos) especialistas en llenar las arcas de aquellos cuyos comentarios u opiniones pueden serles beneficiosos por acción u omisión. Más de 120 millones de Euros cuando ni mascarillas tenían los sanitarios españoles y sus batas eran bolsas de plástico. Vaya, vaya.

    A ver si lo entiendo: ¿Este gobierno regala 125 millones a una organización sospechosa de corrupción como la OMS en plena cuarentena cuando los ERTES ni se podían pagar y mientras se cobraban a traición las cotizaciones de empresas y autónomos cerrados y en la ruina mientras Francia y Trump les devolvían el dinero?

    ¿Por esto decía Sánchez que la OMS nos felicitaba?
    ¿No es esto indicio descarado de Corrupción?

    Vuelve a tener así mucho interés el vídeo que comentamos en el foro hace algunas semanas de una Intervención en el Parlamento Italiano denunciando a los Gates nada menos que de genocidio deliberado y silenciado por la inmensa mayoría de los Mass Media.

    El silencio es tremendo y al artículo muy de agradecer.

    Aquí la intervención con subtítulos en el Parlamento Italiano. https://www.youtube.com/watch?v=pdL6IXPsNMI

    Saludos

  8. Sedente dice:

    Vuelvo a escribir con el ánimo de hacer recapacitar sobre algunos asuntos.

    A menudo asisto con cierta perplejidad a debates en los que se ataca sistemáticamente el proceder o las actuaciones de la fundación Gates. Que por qué invierte en las vacunas o en la OMS, que si el video del parlamento italiano denuncia multitud de estrategias para esquilmar y controlar maléficamente a la población mundial y una larga lista que ni sé ni tengo mucho interés en averiguar, la verdad.

    Yo no quiero defenderlo ni convertirme en su abogado porque no estoy en su cabeza ni sé lo que realmente piensa o cuales son sus verdaderos intereses, solo quiero decir que un señor que dedica parte de su fortuna a invertir dinero en investigación para las vacunas no me parece ni más ni menos sospechoso que cualquiera que lo haga.
    ¿Acaso no queremos que se investigue y se inviertan recursos en ello? ¿Si lo hiciera una gran fortuna o país de otra parte del planeta ocurriría lo mismo?
    ¿Todos son maléficos? ¿Dónde comienzan los buenos o al menos los que no tienen intereses maléficos? ¿Acaso no parece que unos y otros estén por todas partes o en ninguna?

    A priori, una persona que invierte parte de su dinero y preocupación en investigar cómo fabricar y distribuir retretes por las zonas más pobres y con mayores problemas de salubridad de aguas del mundo no parece una gran amenaza, no sé, quizá me equivoco.
    Si la fundación Gates estuviera invirtiendo en la creación de armas de destrucción masiva o en un láser paralizante parecería más sospechoso, pero eso no es lo que parece que hace.
    ¿Es todo una estrategia de circunvalación para aun así dominar el mundo con intereses maléficos? Pues si fuera así, el crear retretes para despistar en la verdadera dominación del mundo parece digno del guion para una tercera película de Austin Powers, el Dr. Maligno y su mini Mi.

    Bueno, ya les digo que no sé si realmente es un pérfido elemento de toda la ecuación, pero a mí no me lo parece demasiado.
    ¿Pueden haber intereses intermedios de personas que a raíz de su dinero e inversiones quieran obtener tajada en cualquiera de sus facetas? Eso no lo dudo ni por un momento.

    Por otro lado están todas las demás grandes fortunas del planeta. ¿Qué hacen? ¿En qué invierten y qué les preocupa?¿Y todos los demás?¿Qué hacemos?

    Aquí, sin ir más lejos, tenemos a una de esas grandes fortunas, familia Ortega e Inditex. Hace tiempo invirtió en la donación de alta tecnología para hospitales y distintos sectores se le echaron encima por hacerlo, por lo que parece que en todas partes cuecen habas.

    Pero lo que quiero hacer ver es que mientras en otros lugares, algunos de esos grandes capitales invierten en sectores a los que por un motivo u otro se dedican, aquí nadie dice nada – llevo desde el principio de la pandemia esperando alguna voz que lo diga -, sobre por qué en el lugar que tiene uno de los mayores grupos textiles de diseño y distribución de prendas de ropa del mundo hemos tenido los problemas que hemos tenido con los EPI,s. Ya sé que no se dedican en particular a eso pero algunas pequeñas y medianas empresas cambiaron su forma de trabajar para ayudar en lo que fuese, incluso personas cosían en sus casas mascarillas.

    Aquí no tenemos grandes farmacéuticas, ni laboratorios, ni multitud de científicos con ingentes presupuestos en I+D, aquí tenemos a una de las grandes creadoras y distribuidoras de prendas de ropa del mundo.

    ¿Cómo es que no tenemos EPI,s incluso con tallaje y de diseño para los sanitarios o para los equipos de limpieza de los hospitales con los mejores tejidos posibles?
    Nuestro problema debería ser que hay carencia de tallas XS o XLL o incluso de determinado color, pero no que no tengamos algo en lo que somos punteros. ¿Acaso solo pueden comprar algodón o seda?¿No pueden comprar tejido de EPIs?

    ¿Qué diríamos si tuviéramos el mayor grupo de investigadores del mundo y estos estuvieran dedicados en crear una vacuna para parecer más elegante en lugar de una vacuna contra la Covid?

    Es todo de risa si no fuese porque es todo lo contrario.

    Que tengan un buen día.

  9. Ligur dice:

    A toro pasado y aunque tengo muchas y serias dudas sobre las vacunas, no quería dejar de comentar la figura del descubridor de la vacuna contra la polio. Albert Bruce, médico – virólogo, polaco de origen judío. Este Científico se negó a patentar su descubrimiento, “es un regalo a todos los niños del mundo”, dijo, como así fue.
    Un ejemplo a seguir en estos tiempos, donde el dinero está por encima de la humanidad y sus padecimientos.

    La talla de este hombre y su actitud, dista mucho de otros hombrecillos llamados científicos que se venden trabajando para el mejor postor; multinacionales, farmacéuticas, gobiernos. Cómplices en definitiva.

    Y si es posible, me gustaría que el Dr. Zhivago, comentara la diferencia de una vacuna como la de la polio en la década de los 50, que resulto decisiva y que salvo a millones de niños y las vacunas actuales.

    Muchas gracias

    1. O'farrill dice:

      Amigo Ligur: acabo de ver el vídeo de presentación de esta organización que aclara bastante el asunto. Es una lástima que no tenga los foros de audiencia que merecería ya que me parece mucho más fiable que las «comisiones de expertos» oficiales (que además, parece que no existían). Otro engaño (o fraude en el Código Penal) en el que se han basado las chapuceras medidas sanitarias. Y cómo se siguen por los demás gobiernos sea cual sea su «tinte» (faldo) ideológico. Un saludo.

  10. Ligur dice:

    Dice el Dr. Zhivago que aún no no existe la tecnología suficiente que sea capaz de crear nano-robots para introducirlos en el cuerpo de una persona.
    Estuve mirando por ahí y he encontrado, que en Malasia en el año 2007 desarrollaron el micro-chip más pequeño del mundo, cuyo tamaño es de 0,7 x 0,7 ml.
    Teniendo en cuenta que los nanos a los que se refiere el Dr. Z. Necesitarian una aguja para su implantación de 1,0-1,5mm, estos, a los que me refiero de tecnología japonesa sobrepasan las expectativas.

    Si esta web que aporto dice la verdad, si creo que la tecnología 5G y otras, pudieran estar más cerca de lo que pensamos para realizar algún tipo de control.
    De todas formas, las altas y sofisticadas tecnologías no están en manos de cualquiera, solo en manos de la élite. Acordaos de internet, toda la tecnología la tenían los militares y hasta que la pudimos utilizar los de a pié, pasaron unos años.

    Saludos

    https://www.eluniverso.com/2007/02/25/0001/1064/456E60D51DFF4529B0A42C7A60E8447B.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies