Artículos del autor | Miguel Angel Mendo

Recuerdo que, en mi casa, nada más entrar, lo primero que se hacía era encender el televisor. Era lo habitual. Y siempre estaba el bicho ese encendido, un trasto tan descomunal como medio baúl de los grandes en el lugar principal de la casa, es decir, en el sitio de honor antiguamente reservado al fuego del hogar o, en otras civilizaciones y/o épocas, al altar. Digo el “bicho ese” como si ya en aquellas épocas denostase de él, pero no es cierto. Empecé a pasar de la tele cuando ya tenía mis diecisiete o dieciocho años, o sea que me…
La situación es insostenible. Tenemos que hacer algo. Sin ir más lejos, hoy me ha despertado de la siesta un violento incidente que no estoy dispuesto a que se repita: mi cama temblaba con una furia incontrolable. Aterrorizado, he saltado del lecho como si hubiesen conectado mi somier a una corriente de 500 voltios. Lo primero que pensé, indignadísimo, fue que mis nuevos vecinos del piso de arriba habían puesto en marcha una aspiradora atómica o que se habían comprado cuatro lavadoras centrifugadoras de tamaño industrial, o ambas cosas a la vez, y me he levantado dispuesto a subir…
Lo que llamamos política, política real, es lo que define la acepción 8 del diccionario de la RAE: “Actividad de quienes rigen o aspiran a regir los asuntos públicos.” Una actividad que está siendo en la actualidad globalmente cuestionada desde la sospecha (justificada por los múltiples casos de corrupción) de que los que la ejercen entran a formar parte de una especie de clan profesional (enormemente corporativista en el fondo, aunque se esfuercen por ocultarlo) que se interesa más por el beneficio propio o por el beneficio de su partido o entidad que les sostiene que por llevar adelante…
¿Han visto el anuncio de la lotería de navidad de este año? Entre los desesperados sollozos iniciales del cantautor irlandés James Vincent McMorrow, con su tema “Glacier” (“Glacial”) como música de fondo, aparece en primer plano el rostro de la envidia, la desesperación y la derrota. Un hombre (interpretado por un magnífico actor) acaba de conocer por la TV que el gordo ha caído en un número que venden en el bar donde él es cliente habitual, y donde siempre compra un décimo. Pero esta vez (¡ay, la crisis!) no lo ha comprado. Su esposa, comprensiva, incluso amorosa (!) ante…

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies