El mariscal soviético Zhúkov, considerado por muchos como el comandante militar más brillante de la Segunda Guerra Mundial, cuenta en sus memorias que la primera vez que tuvo la certeza de que los aliados iban a ganar la guerra fue mientras inspeccionaba un campo de prisioneros alemanes, capturados tras una ofensiva del ejercito rojo.

Paseando entre ellos le llamó la atención que una enorme cantidad de los prisioneros apenas podían moverse, porque tenían los pies congelados, se acercó a ellos y comprobó que todos los soldados alemanes calzaban botas exactamente de su talla. Como cualquier montañero sabe, para evitar que el pie se congele, cuando se esta expuesto a bajas temperaturas nunca debe calzarse una bota exactamente de tu número, ya que al estar el pie en contacto directo con la bota se enfría mucho más rápidamente. Siempre hay que tratar de dejar algo de espacio para que se forme una capa de aire que actué como aislante. Los soldados soviéticos, habituados al frío, solían calzar tallas un par de números por encima del suyo; así, al haber espacio en sus amplias botas, los rusos podían poner paja o papeles de periódico entre sus pies y el frio cuero, y estos elementos servían para aislar la extremidad del frío y hacían que las congelaciones fuesen mucho menos habituales.

Zhúkov  dice que en ese el momento le perdió todo el respeto al Estado Mayor alemán y supo que podían ganar; les perdió el respeto no solo por cometer un error tan garrafal, sino por no saber enmendarlo a tiempo y preferir dejar morir a sus hombres antes que aceptar que un procedimiento se puede cambiar.

Puede que los Estados Mayores alemanes no hayan cambiado mucho en cuanto a su flexibilidad y que, aunque ahora no manden a la batalla divisiones acorazadas, sino hombres de negro, nos encontremos en el caso de la crisis griega ante una situación en la que ese temor a no cambiar una idea preconcebida –que Grecia ha de cumplir exactamente las condiciones que se pactaron en su día– acabe trayendo indeseables consecuencias. A lo mejor Europa, empujada por la “moralidad” alemana, está dejando morir la Unión Europa simplemente por no ser capaz de aceptar que se puede cambiar un procedimiento que ha resultado ser un fracaso.

Es un tema complicado, en el que todo el mundo tiene su parte de razón; desde el lado de los países acreedores la cosa parece ser muy sencilla. La postura de estos países se puede resumir en: que lo paguen todo, y solo les prestamos más para que puedan seguir pagándolo si hacen (exactamente) las reformas que les pedimos.

Aparentemente es lo más lógico: los griegos lo han roto, pues que lo paguen. Parece una postura de moralidad intachable, pero quizá sea de racionalidad dudosa. No hay más que echar la vista atrás unos cuantos decenios y observar lo que puede pasar por hacer pagar los platos rotos sin tener en cuenta el entorno social o la pobreza que se está generando al hacerlo. Después de la Primera Guerra Mundial se obligó a Alemania a pagar lo que había roto (Europa, básicamente) y a consecuencia de las draconianas condiciones impuestas fue posible el ascenso al poder del nazismo y su Imperio del Mal. Por el contrario, tras la Segunda Guerra Mundial, los alemanes no solo no tuvieron que pagar, sino que fueron receptores de ingentes cantidades de ayuda, dando como resultado la mayor y más boyante economía de Europa solo unos años después, y abriendo la posibilidad a que la mayor parte de esas ayudas fueran devueltas de uno u otro modo.

Pero es que, además, el caso del Rescate Griego es el típico ejemplo de como la economía global es profundamente asimétrica, y siempre se protege a los mismos: una vez más, a los grandes bancos e inversores institucionales.

Porque escuchamos a los representantes de nuestro Gobierno –a los que no interesa nada que los griegos consigan cambiar las condiciones del rescate, ya que sería dar alas a Podemos– y parece que el dinero prestado a Grecia por el contribuyente alemán, español o portugués se ha invertido en pagar los vicios de los griegos.  Lo que es cierto, pero por persona interpuesta, ya que los griegos siguen sumidos en la ruina y a los que se ha salvado con ese rescate no es a los griegos sino a los bancos que, con la intención de obtener un beneficio propio, financiaron en su día esos “vicios”.

En la Unión Monetaria, los países no pueden imprimir su propio dinero, y se han de financiar exclusivamente vía impuestos o a través de la deuda pública. Cuando alguien –un fondo de inversión, un banco o un particular– compra deuda de un país le está prestando dinero a cambio de una retribución, que será tanto mayor cuanto menos “seguro” sea ese país como deudor. En el caso de Europa se toma Alemania como referencia para medir el riego que se corre en esa “apuesta”: si el inversor quiere correr escaso riesgo –y por lo tanto, ganar poco– compra bonos del tesoro alemán, pero si quiere ganar más dinero con su inversión compra bonos de un país menos “fiable”, en este caso Grecia, que por eso tiene que pagar más para financiarse, porque tiene mayor riesgo de impago que Alemania.

El inversor presta su dinero al Estado a cambio de una retribución para obtener una  ganancia, corriendo en contrapartida un riesgo; pero cuando se demostró que el Gobierno Griego, con la inestimable colaboración de Goldman Sachs, había falseado sus cuentas durante años, el dinero que se prestó a Grecia para evitar que dejase de pagar se invirtió en devolver a los bancos (fundamentalmente alemanes y franceses) lo que habían prestado a los griegos para pagar sus despilfarros, una parte muy importante de los cuales son las inmensas inversiones en material militar comprado a Alemania y a Francia, por cierto.

Porque en realidad, a mayor parte de los fondos del rescate no se invierte en mantener el Estado heleno (pagar pensiones, funcionarios, sistema sanitario, etc…) sino que se destina a devolver dinero. En concreto, según los datos recopilados por Yiannis Mouzakis, del ‘think tank’ Macropolis, el 51% de todos los fondos de los rescates se ha destinado a devolver la deuda y otro 19% se invirtió en la recapitalización de sus entidades financieras (sus Bankias).

No obstante, aunque del dinero de los rescates haya llegado muy poco a los ciudadanos griegos, en realidad importa poco cómo se ha llegado a la situación actual. Lo cierto es que los acreedores tienen razón cuando dicen que un país tiene que pagar sus deudas, sobre todo si quiere que alguien le vuelva a dejar dinero, y un Gobierno ha de cumplir sus compromisos, aunque fuese otro ejecutivo el que los firmó.

Y ahora es cuando entra en juego el concepto de flexibilidad del que hablábamos al principio. A veces, la única regla es que no hay reglas, y cuando es evidente que un país como Grecia jamás va a salir del hoyo por sus propios medios si tiene que pagar sus pecados del pasado, a lo mejor se hace necesario flexibilizar las posturas por parte de la famosa troika, porque lo que está en juego en el caso del problema griego es, al fin y a la postre, el concepto de la unidad de Europa.

Si queremos avanzar en un proyecto de unidad europea se hace necesario ampliar el concepto de solidaridad entre las regiones: evidentemente se ha de hacer lo posible para que los griegos devuelvan lo que se les ha prestado, pero no a cualquier precio, no a cara de perro. Hay que darles la oportunidad de reactivar su economía, de crecer, de activar su tejido económico. Si no les dejamos salir del pozo porque “no es justo” que no paguen por sus pecados a lo mejor en las próximas elecciones quien obtiene la mayoría de los votos no es Syriza, sino Amanecer Dorado.

No estoy diciendo con esto que esa ayuda sea incondicional y para siempre, porque tiene sentido que en el caso de una renegociación de los términos de estas ayudas se impongan unos requisitos, para que la economía griega pueda estar en algún momento en condiciones de devolver lo prestado, pero no necesariamente en los términos impuestos por las políticas alemanas. Es cierto que, como le recordaron recientemente al nuevo ministro de finanzas griego, no se pueden hacer promesas electorales a costa de los ciudadanos de otros países, pero también lo es que una democracia, en este caso la griega, tiene que tener la capacidad para elegir el camino a seguir para poder cumplir con los compromisos adquiridos, sobre todo cuando estos compromisos se adquirieron con tres entidades para nada democráticas, como son la Comisión Europea, El Banco Central Europeo, y el FMI.

Evidentemente el problema de la decisión democrática del pueblo griego tiene como contraparte la falta de posibilidad de elección democrática para los ciudadanos de los países acreedores, que somos los que estamos prestando nuestro dinero, pero tampoco se nos pidió nuestra opinión para rescatar al sistema financiero o en el primer rescate a Grecia.

Si Europa ha de convertirse en una realidad política, que es en algo en lo que casi todos parecemos estar de acuerdo, se hace necesaria una mentalidad de ayuda a las regiones más desfavorecidas, más castigadas, sea cual sea la causa última de esa desventaja económica.

¿Cuál sería es el problema de tomar esta actitud ahora?: que lanza el mensaje de que el populismo puede conseguir cosas, dándoles a los partidos que lo manejan un poder que no se concedió a los partidos más “convencionales” cuando eran ellos los que gobernaban Grecia. Por eso en la reunión del Eurogrupo del viernes pasado Grecia ha tenido que capitular.

Durante al menos otros cuatro meses Europa está obligando a los griegos a marchar al ritmo que les impone y con las botas que les vende. Yo no digo que los griegos no tengan que llevar la bota que les hace calzar Alemania, simplemente abogo por que les dejen elegir el número.

24 comentarios

24 Respuestas a “DEUDA GRIEGA”

  1. Colapso2015 dice:

    Unas notas…

    “y a consecuencia de las draconianas condiciones impuestas fue posible el ascenso al poder del nazismo y su Imperio del Mal”

    En un principio yo también creía eso, pero después de ver la vida de metaanfetamina, corrupción sin límites y capitalismo-Estado (capitalismo duro) del multimillonario líder (führer) y compañía no me parece coherente.
    Debemos tener en cuenta que aquel no fue el “siglo de Pericles”, sino el siglo de las ideologías (falsas representaciones de las realidad), cuyo resultado conocemos todos. Y en Alemania, como ahora en España no había representación, un sistema político no representativo.
    Dado la decencia y la moralidad siempre está en la sociedad civil, cualquiera cosa es esperable de esos artificios elitistas, anti-democráticos. Si un representante abandona la sociedad civil (pagado directamente por quien le vota) abandona a sus electores por otro grupo ajeno (pagado por el Estado),…, ya no hay ningún tipo de representación.

    El führer y compañía iniciaron la maquinaria de guerra, –financiada con la deuda externa– (era capitalismo financiero ya viene de viejo*). Claro está en esta historia hay idiota y un darwinista. El idiota es quien presta dinero a individuo para que compre una pistola, y el darwinista con la pistola cancela la deuda.
    Deuda que nunca pagaron,…

    “En la Unión Monetaria, los países no pueden imprimir su propio dinero, y se han de financiar exclusivamente vía impuestos o a través de la deuda pública”

    No todo es cierto.
    http://www.ricardoverges.com/pdf/Alemania.pdf

    El sistema monetario actual es pura basura, premia los fuertes y penaliza los débiles. Y la inflación ahora se transforma, por el momento, (mientras hay orden público) en desigualdad de ingreso y flujo corporativo. Después ya veremos,… si bien nunca en la historia empezó una revolución por la desigualdad.

    *: el primer despunte del capitalismo-financiero, apuntaba maneras con el comercio/tráfico de esclavos global. Si bien, a lo largo de la historia el tráfico de esclavos ha sido un motor del comercio, siglo XVII, se trastoca en capitalismo-fiduciario, con la licuación de lo mobiliario por inmobiliario.

    1. Colapso2015 dice:

      Esto puede llevar a equívoco:

      «con la licuación de lo mobiliario por inmobiliario»

      Lo inmueble por suculentas rentas (móvil-líquido) bajo yugo (impuestos); 4 de agosto de 1789 Asamblea Constituyente francesa; en el caso de los terratenientes. A lo cual podemos añadir la venta de las propiedades de la iglesia y similares movimientos.

    2. SEVERIANO dice:

      los griegos, sobre todo los que tienen dinero, ya están actuando. están sacando el dinero del banco. puede que se de la paradoja que la banca griega quede descapitalizada debido a las políticas de la UE.

  2. Jose Maria Bravo dice:

    Maravilloso articulo Raul Ponce. Dices verdades como puños con pulcritud y elegancia. Es de agradecer el tono, cuestion que define y mucho, el contenido de los articulos.

    Las cosas cuando se dicen de una manera u otra «dicen diferente».

    La Politica del Miedo, en todo, hay que terminarla. A la gente se le vive atemorizando para que no cambie y asi no habra progreso, evolucion, ni verdadera Democracia.

    Un saludo

  3. Julie Pardo (@Julie_PardoZ) dice:

    Raúl, Desde el principio ya elegiste una única solución que has ido sorteando con muchos «…no digo que» para salvaguardar tu hipótesis = síntesis. Es un razonamiento en círculo elaborado en «Ss». El tema está en si es o no cambiar una cultura en base a medidas económicas. Claramente la respuesta es no, o al meno no en poco tiempo y sin mucho sufrimiento.

    Nunca se debió aceptar miembros a una misma velocidad en el euro. De ahí la necesidad de botas de distinto tamaño porque no todos estamos en zona fría ni en zona caliente. De hecho vivimos en diferentes zonas de temperatura siguiendo tu simil. Ni tan siquiera gusta de beber cerveza a la misma temperatura como bien saben los fabricantes de cerveza.

    Dado que los miembros son los que son y parece que no hay más remedio que seguir los ciudadanos europeos debemos converger en algunos aspectos y dejar que los otros aspectos sigan cada uno su destino. Por consiguiente, los partidos que nos representen no pueden ser tan dispares ideologicamente porque nunca convergiríamos en ningún aspecto. El denominado Club Euro no puede tener socios sumisos ni socios arrogantes. El rango es tan amplio que Alemania puede y debe imponerse pero quizás no tanto. Grecia, por otra parte ha elegido a un partido con una ideología tan marcadamente independiente que no comprende que debe adaptarse y no imponer. Son las finanzas versus un 37% de ideólogos de Grecia. El choque está garantizado pero el final de la zona euro no lo está.

  4. Manu Oquendo dice:

    Pues sí que es un asunto complejo. Desde luego para mucho más que unos miles de palabras.
    Con las tesis del autor, como él mismo sugiere, hay amplia oportunidad de discrepancia razonable.

    Por un lado la moral social se ha esfumado por diseño en muchos ámbitos. No nos hemos hecho corruptos cinco estrellas por azar. Hablo de la propia sociedad que sigue votando a partidos hundidos hasta el corvejón en fango. También en el recurso al crédito lo hemos hecho a peor. De generaciones educadas en No Comprar al Fiado como ley moral, hemos pasado a un sistema de Usura institucional. Y nadie lo nota.

    Como si un PIB construido a base de deuda no fuera la Ruina.

    No se puede pedir prestado para comer porque estás engañando a quien te presta. Nunca podrás pagarle.
    Para comer se pide limosna o redistribución, no créditos.

    Es evidente que el prestamista lo sabe pero espera colocar su crédito debidamente titulizado en el fondo de pensiones o de inversión de alguna víctima propiciatoria. De esas que a millones vienen preparando los gobiernos desde hace décadas.

    Europa no se va a romper por culpa de la «rigidez alemana».

    Europa ya está rota y sin sentido pero como estas cosas van lentas nos iremos dando cuenta con el paso de los años y el peso del crédito.

    Y está rota porque la mayoría de la gente normal ya se ha dado cuenta de que no sirve en su estructura actual.

    Una estructura sin mutualización, donde hemos tenido que cerrar nuestras fuentes de empleo industriales para que la industria alemana se recupere y crezca. Simplificando mucho pero rigurosamente cierto.

    Sólo por ello hay que plantarse y decir:

    O Mutualización o Aranceles.
    Y para empezar se terminó el Euro que solo es un instrumento para destruir la base industrial de los países más pobres y con políticos más débiles.
    También con posiciones geoestratégicas y negociadoras muy malas.

    Si con esto no se pasa definitivamente a una UE Mutualizada, con una sola fiscalidad, una fiscalidad competitiva globalmente –lo que significa reducir la actual en un 25%–, una sola redistribución de rentas e idénticos servicios sociales, no tiene sentido seguir dentro. Y de postre un solo idioma oficial. Para poder entendernos los de abajo. Para no estar artificialmente divididos sin posibilidad de comunicarnos. Para que haya………Polis de verdad y no una pamplina.

    El crédito solo ayuda a que la gente no se de cuenta de la gravedad estratégica y estructural de la situación. Anestesiados porque cada semana pedimos prestado prácticamente lo mismo que todo el Presupuesto del Estado en 1978. Cada semana.
    Es cataclísmico. A cámara lenta pero cataclismo.

    Saludos

    1. Jose Maria Bravo dice:

      Estimado Manu:

      Me ha parecido muy interesante tu comentario. Sabes que hoy en dia lo «metafisico» se ha vuelto la deuda. La deuda que tenemos cada uno de nosotros, Como dice Raul Ponce, la deuda que en realidad no nos toca en lo «fisico», que es «un juicio sintetico» inalcanzable.

      Imaginate, uno nunca va al medico pero le debe al Sistema Sanitario una suma «metafisica».El IVA es un ente metafisico pero lo pagamos antes que nos paguen. Los bancos nos venden «deuda». Has oido algo mas metafisico?. Si Aristoteles resucitara por fin la «comprenderia». Quizas escribiria que lo fisico es un ente inalcanzable, impagable y que ademas nos pueden cobrar lo metafisico que tiene un valor con intereses y con primas de riesgo si nos rebelamos fisicamente

      1. Manu Oquendo dice:

        Pues sí, José Mª.

        Hace unos años un profesor italiano, Pierangelo Dacrema, escribió «Il miracolo dei soldi», un análisis de la evolución del concepto de dinero que a fuer de realista transformaba la metafísica en «pura velocitá». La necesaria para hacerse invisible.

        Lo realmente preocupante es que nosotros hemos comenzado a darnos cuenta hace pocos años mientras otros lo están tratando de gestionar desde hace décadas.

        Por eso, creo, ya no es cuestión de remediar o de regenerar, tampoco de revolucionar para que entre el lodo de la riada pesquen los golfos de siempre.

        Tampoco de una gran guerra que los más avisados ya comienzan a percibir como solución plausible incluso con armas nucleares. El 1% de Stiglitz sin duda que sobreviviría. El resto, mayormente, es un problema de deudores insolventes. Un mal ejemplo.

        Para salir adelante necesitamos un siglo y un proceso utópico al estilo de la Ilustración pero esta vez, mejor.
        Una masiva Transición Estructural en paz.

        Por no haber… hasta las utopías nos hemos cargado.

        Saludos

        1. Jose Maria Bravo dice:

          Queriddo Manu

          Has tocado, asi de pasada, el asunto de la guerra y de la paz. Ya señala en el articulo Raul Perez que los gastos militares son asi como apabullantes.

          Hay que recordar que el nacimiento del Estado tuvo como principio la de defenderse del vecino. Hace poco me alarmaba que se sigue «resucitando» por unos y por otros «la frontera» del Islamismo. En fin seguimos en las mismas y por aqui Bolivar ha vuelto a renacer como «anti patriota» español. Lo que se juega con las masas!!!

          Un abrazo

          1. Colapso2015 dice:

            «Hay que recordar que el nacimiento del Estado tuvo como principio la de defenderse del vecino»

            ¿…?
            Depende que denominemos «Estado»*. Pero yo no tengo ni un solo dato que apunte en esa dirección,…
            Si que podría aplicarse al nacionalismo y similares, pero no para defendernos del otro sino para señalar al otro como «el problema» (los bárbaros de Roma) basándonos en ideologías (representaciones parciales o engañosas de la realidad) y mitos.

            La paradoja de esta vida, para yo ser libre (políticamente/socialmente) usted debe ser libre.

            “Más muerde el sueño del pan blanco, que en su trance sus lobos negros.”

            Tal es, que la “moralidad del derecho” (a defender la vida, no matarás, ni dejarás que maten) puede llegar a ser un “derecho vocal” (solo ejercido por aquellos capaces de reclamarlo de forma efectiva), un “derecho nominal” (privilegio, en una tiranía) o un “derecho colectivo” según las dinámicas de grupos (racismo). O incluso puede transmutarse en un “derecho a-vocal” (derecho no reclamado pues el “titular” está muerto y nadie lo reclama, ej: asesinato/homicidio de un “homeless”). Si bien este tema no lo tengo muy claro,…

            La democracia gira principalmente alrededor del –control del poder– en todas sus formas. Público, privado, grupal, individual,…, Y el Estado moderno no deja de ser una forma de poder, en su ámbito, a controlar.

            *Mi opinión (en este momento), No es factible definir por las funciones pues varían, sino por su estructura y dinámica propia de grupos.

            Ley: Resolución pública de un conflicto de intereses.
            Estado: Corporación jerárquica con monopolio del poder, sustentada por terceros obligados con pago de bienes e imperativo de cumplir la ley.
            Estado moderno: Grupo o persona jurídica que asume la condición de un Estado.

  5. felagu dice:

    parece que no has entendido nada de lo que lleva ocurriendo desde el 2008…

  6. Inés dice:

    Hace un tiempo que sigo a estos señores, hablan entre ellos y ofrecen conversaciones inteligentes en un continente que sabe de deudas mil veces más que nosotros.
    Me gustan sus tonos y su conversación pausada e inteligente, aprendo de ellos:
    https://www.youtube.com/watch?v=hm-KtdhKKZU&feature=youtu.be

    Odio que el lenguaje esté en un punto tan inhumano, que se hable de países, regiones, pueblos, espacios naturales, como «laboratorios políticos»… laboratorios donde ensayar genocidios?
    ¿Mi amada Grecia ha pasado a ser un laboratorio?

    Se ha especulado con ella, la única realidad es que la deuda Griega es de los bancos Alemanes.
    Pero que se especule hasta la aniquilación con los seres- humanos y no humanos- es método del impersonal capital, manejado por sujetos, físicos y no metafísicos, conviene no olvidarlo.

    Lo que creo que no debemos hacer con nuestras palabras y menos con nuestros actos, es servir, directa o indirectamente a los de siempre. Nuestras capacidades, talentos o experiencias deben contribuir sin dudarlo al beneficio común y si no lo vamos a poder hacer, al menos que nos quede la ética y la dignidad de que nuestras ideas o nuestros pequeños descubrimientos no sean utilizados ni manipulados.
    Estoy muy de acuerdo en esencia con el Sr Oquendo, en cuanto a Europa. ( me enfado sin embargo cuando quiere a España una y no entiendo como se puede ser tan centralista y después defender la soberanía nacional central, frente a la UE,que en los mapas no es ni será nunca Europa.
    Me hubiera salido del Euro y de la UE antes de entrar.
    Quizás no hubiéramos crecido tan deprisa- mucho mejor- pero no hubiéramos dejado de producir y vender a nuestros mercados de siempre.
    Nosotros y el complejo de mirar al norte, y la verdad es que el norte ya estaba enfermo hace 20 años, sólo tenían el dinero, la verdad es que querían comprarnos, lo se desde que viví en medio de ellos y la verdad es que -casi- lo han conseguido.
    Nos han dado dinero para que desmantelemos nuestros bienes. Y nosotros, ¡no lo olvidemos! lo aceptamos. Cada alcalde, cada consejero y cada ministro ha recibido millones de euros de los bancos-UE ,asesorados y muy bien por los «expertos «, esos que aún nos siguen visitando en las «ferias de educación», como la reciente.
    Mientras tanto dejaban cerrar las empresas y morir las plantas en los campos.
    Inmoral,porque lo que carece de ética está abocado a la desaparición.
    Hay por ahí un comentario que nos llama al redil. Esa palabra tan macabra de la «adaptación» que sólo tiene un significado, la sumisión.

    NO nos adaptaremos, al revés, transformaremos profundamente nuestros propios modos de vivir Decreceremos porque decrecer es lo revolucionario y aprenderemos a vivir porque tenemos que transmitirlo.
    Lo de Grecia es tan sangrante… más de 2000 islas, el tesoro arqueológico mayor del continente, la gente sabia, bilingüe, su costa aún natural, con alguna excepción, su comida la que nosotros ya hemos perdido y su coraje y su corazón el mismo que el nuestro.
    No siento que el pueblo griego deba nada, le debemos mucho, pero hemos perdido la memoria.

    1. Manu Oquendo dice:

      Gran resumen.
      Gracias

  7. Pingback: Bitacoras.com
  8. Miguel G dice:

    Los estados al endeudarse se vuelven frágiles, la deuda causa fragilidad.

    La cruda realidad es que la mala gestión durante décadas del Estado Griego les ha colocado en una situación muy difícil, muy endeudados y con la necesidad de pedir prestado para poder comer, un estado roto y dependiente de la limosna. Están en manos de sus acreedores.

    La solución para que no pase más es dificultar al máximo el crédito y que cada uno viva con lo que genera.

    1. Jose Maria Bravo dice:

      Estimado Colapso2015 como tienes pocos datos, o ninguno como afirmas, sobre el Estado y la Guerra. Te recomiendo que leas a :
      Kant: Sobre la Paz Perpetua, a Lorenz Von Stein y a Otto Bismarck.
      Quizas asi, las afirmaciones pueden tener controversia.

      Muchas gracias

      1. Colapso2015 dice:

        Por lo poco que he leído (13 pag) de lo que usted me recomienda, no veo por ninguna parte la referencia a la prueba (histórica/arqueológica). Más aún, teniendo en cuenta que está imbuido de un racionalismo e idealismo (de época) que en mi opinión tiene poco o nada que ver con la realidad, especialmente referido al contexto parsimonioso del autor. Se entiende si cogemos la definición de Estado de I. (o Emanuel). Kant:
        «la reunión de un a pluralidad de hombres bajo leyes jurídicas»=>»la reunión de un a pluralidad de hombres bajo normas»=>»un grupo bajo normas» => “un grupo dominante”

        El origen del Estado, por los datos que tengo, es ofensivo no defensivo, derivado de una opresión externa. Es decir, un grupo de personas con ciertas normas, un grupo dominante (una banda), invade un territorio en “estado de costumbre” o “estado de naturaleza” (se entiende naturaleza como escasa concentración de personas o capacidades técnicas, siempre se está en la naturaleza) con objetivos de explotación/dominación. Para ello se necesita de una burocracia, y el conjunto de los invasores, la burocracia, las normas y demás en monopolio es lo que constituye la estructura y realidad del Estado. Otra cosa distinta son las derivas culturales sobre la percepción del Estado.
        De esta forma los Estados derivados de culturas politeístas, no se parecen a los erigidos sobre la monoteísta. Sabrá, Dios es la representación trans-humanizada del poder.

        Es decir, del Estado poco o nada bueno podemos esperar dada su -naturaleza opresora-.
        La colonización de América es un ejemplo cercano y claro, pero esto lleva sucediendo desde los acadios, asirios, tracios, dacios, egipcios, griegos, romanos,cartagineses,…, etc.
        Si bien, los primeros datos que tengo relativos a la concentración de personas se refieren a la religión/creencia/espiritualidad, no parece un salto sustancial pasar de congregarse en torno a un lugar de culto (iglesia-ekklesia) morado/rondado por dioses, a congregarse en torno a quien porta la voz/voluntad de los dioses y lo demuestra con su capacidad para dominar. El monarca, …, la república, el imperio,…

        Que el Estado tiene naturaleza opresora y ofensiva lo nota cualquiera que viva en este mundo. Si no lo percibe con claridad dado su contexto puede ver los actuales:
        https://www.youtube.com/watch?v=Ke24YC2Wlq0
        https://www.youtube.com/watch?v=RvvVeSZaobs
        https://www.youtube.com/watch?v=byUrfet3xWA
        https://www.youtube.com/watch?v=6tpAZObNZfI
        https://www.youtube.com/watch?v=SrZSVXbq55g

        En EEUU mueren más de mil personas anualmente a manos de la policía acribillada sin causa, y multiplica por más de 8 la probabilidad de morir a manos de un terrorista*.

        El Estado de la defensa es parte de una cosmovisión fruto de la propaganda. Para cualquier demócrata el Estado y las dinámicas de grupos son el principal elemento a controlar antes siquiera de empezar “a jugar”. Si bien la condición de país democrático puede ser necesaria pero no es suficiente,…

        “Más muerde el sueño del pan blanco, que en su trance sus lobos negros.”

        *:http://www.cato.org/blog/youre-eight-times-more-likely-be-killed-police-officer-terrorist

        1. José Maria Bravo dice:

          Bueno Colapso, gracias por sus alusiones. Ofensivo/Defensivo. En fin como para hacer una alusión poética al asunto
          Recuerdo un verso de Neruda «la palabra es un ala del silencio, el fuego es mitad de frio».
          Si le aburre Kant. Le recomiendo los escritos de Herman Hesse sobre la guerra y la paz. Un saludo

    2. confundes intencionadamente las papabras con los conceptos

      «te vendo deuda» significa que:

      con tu ingreso en el Banco te ceden una parte de los derechos de deuda que esa entidad tiene por la cesion de capital a la persona fisica o juridica deudora,

      el que no entiende es por que no quiere,

      esto tiene poco de metafisico

      1. José Maria Bravo dice:

        Estimado Jesús

        «Intencionadamente»el Estado o su Banco Central emite dinero, valores», para «calentar» la economia. Eso se llama «Deuda Ficticia». Esa es la que circula en los préstamos bancarios.

        No te parece, por lo menos el termino «ficticio», un poco metafísico?

  9. A miguel G: le digo OK, que asi es, no te comas lo que no has generado: si lo haces eres un esclavo de tu acreedor.
    tan sencillo como en tu casa, como en tu vida, la libertad se pierde por la obligación==> «ob ligato»

    30 años gritando esto para nada, el ser humano es gilipollas por naturaleza, tanto individual, grupal, o colectivamente.

    Edia que rompes con esa situacion : valen por tres tus capacidades, cada día es una fiesta, el trabajo lo elijo y es continuacion de mis juegos de niño y etc

    El que quiera que se ria, no le voy a cobrar nada.

  10. jguembe@gmail.com dice:

    Somos tan ignorantes, que no sabemos ni que lo somos, La ventaja que nos lleva el poder en este terreno, es tal que nos convierten en sus esclavos si realmente les interesa, les basta solo con manejar nuestro estúpido y pobre egoísmo.-

    CHINA 450 MILL de esclavos en peores condiciones que en cualquier época en que esa condición era admitida como si tal cosa.-

    Por si alguno de ellos se mosquea, tiene donde suicidarse, pues el banquillo de ese equipo llamado china es de otros 450 mill que están en el campo, en la miseria, preparados para reponer cualquier baja.-

    La distorsion que en en la economía y en la industria produce la producción con coste de mano de obra -O- esto no hace falta decir

    ¿alguien se ha manifestado a favor de los esclavos chinos? o a favor de unos aranceles a poner para luchar contra eso?

    si se ha manifestado gente por un puto perro, al que el Juez, por prudencia mando sacrificar por el caso del ebola.

    ¿Quién está legitimado para protestar? ¡¡¡ los chinos!!!! y tampoco dicen una palabra y nosotros consumimos sus producciones y destruimos nuestra industria por consumir esclavitud,

    Se dice «de lo que se come se cria» al tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies