Marx consideraba que la sociedad capitalista nacida de la Revolución Industrial conduciría inexorablemente al aumento de la riqueza, la acumulación, la concentración y la centralización de un capital cada vez mayor en un número de manos cada vez menor. Esto llevaría a la destrucción de la clase media y a la polarización entre una pequeña burguesía gobernante y una vasta y explotada clase trabajadora, que habría de adquirir cada vez más conciencia de clase y unidad.

La creciente tensión entre capitalistas y obreros inevitablemente supondría una revolución social que daría lugar al socialismo, entendido por Marx como una sociedad sin clases. Y es que, para el marxismo, todo gobierno de clase es necesariamente una dictadura, una tiranía; por lo que la verdadera democracia solo puede alcanzarse mediante el establecimiento de una sociedad sin clases y a través de la exclusión de la dictadura capitalista.

La revolución social podía desarrollarse, bien mediante métodos graduales y democráticos, bien violentamente o bien, alternativamente, en forma gradual y violenta. Dependiendo, nos dice el marxismo, de la resistencia que ofrezca la burguesía. Todo se coloca al servicio del resultado.

Como sabemos, el garrafal error, entre otros muchos, del marxismo fue suponer que la revolución social conduciría naturalmente a una sociedad sin clases, cuando, siguiendo el hilo de su razonamiento, lo más probable era que aquellos que, tras la victoria de la revolución, llegasen a detentar el poder pasasen a formar la nueva clase gobernante de la nueva sociedad, como una nueva aristocracia o burocracia. Para ocultar este hecho, como razonó Popper, lo más útil sería que esos jefes revolucionarios trataran de mantener al máximo posible la apariencia de la pureza de la ideología revolucionaria, sacando partido de los sentimientos que la nutren y justificando su abuso de poder en el temor a movimientos contrarrevolucionarios, que revirtieran el sueño de una verdadera democracia sin clases.

Como hemos apuntado en otros artículos, en las sociedades occidentales nos encontramos hoy con una situación que, salvando las distancias, recuerda a lo que denunció el marxismo tradicional, con la reducción de la clase media y la polarización entre un número de personas cada vez menor que acumulan cada vez más renta y una clase baja descontenta y con escasas expectativas de mejorar.

En España, ese descontento se ha unido a la debilidad de unos partidos tradicionales ahogados por casos de corrupción, lo que ha determinado que la coalición Unidos Podemos aspire, según las encuestas, a obtener un espectacular resultado en las próximas elecciones generales del 26 de junio. Ciertamente, Unidos Podemos conforma una amalgama difícilmente etiquetable, si bien da la sensación de que su liderazgo ideológico ha bebido de las fuentes del marxismo clásico. Obviamente no proponen una revolución social, pero, de algún modo, siguen el ideario de que la pureza del fin justifica los medios.

Esto explica el acertado camaleonismo del líder de la coalición y la ambigüedad con la que esta trata de ocultar sus verdaderas intenciones. Me podéis decir que eso mismo podría afirmarse de los partidos tradicionales: todos recordamos a Rajoy en 2011 prometiendo bajadas impuestos y haciendo todo lo contrario nada más llegar al poder. Pero el líder podemita lo lleva al extremo, calificándose un día de socialdemócrata y otro de patriota según convenga, poniéndose o quitándose la corbata según la imagen que quiera transmitir… Y da cierto miedo como, cada vez que se relaja, desprende un aroma reconocible y así defiende las bondades de un régimen como el venezolano o justifica la restricción de libertades tan básicas como la de prensa, proponiendo medios de comunicación exclusivamente públicos y controlados por el poder.

Podemos se presenta como partido nuevo, que, en cierto modo, habría encarnado ese impulso ciudadano del 15M. Está repleto de jóvenes politólogos que han dedicado tiempo y esfuerzo a planificar el mensaje. Y, sin embargo, lo demoledor es que no han conseguido dar con algo nuevo. Lo que nos proponen es una vuelta a las viejas recetas marxistas, de aumentar lo público como remedio a la crisis. Resulta relativamente sencillo justificar que tal remedio va a ser catastrófico, sobre todo para las clases a las que dice defender.

Unidos Podemos propone un incremento del gasto público de 60.000 millones de € (cuando España tiene un déficit excesivo y debe reducir 10.000 millones en el próximo año); pero, al mismo tiempo, mantiene su intención de hacer una auditoría y, en su caso, una reestructuración de la deuda pública. Es decir, esto es como si una persona endeudada hasta las cejas pretendiera acudir a los satánicos mercados para que le presten una ingente cantidad de dinero barato, diciéndoles antes que no se preocupen que no piensa devolver lo que debe. El mundo al revés.

Para hacer frente a ese descomunal incremento del gasto, Unidos Podemos propone subir prácticamente todos los impuestos, ahogando literalmente a la economía productiva. Obviamente, la subida de impuestos no va a afectar ni a las grandes empresas ni a los grandes patrimonios. Guste o no, vivimos en un mundo en el que rige la libertad de circulación de capitales. El gran capital puede domiciliarse y pagar impuestos donde mejor le traten. Las grandes empresas pueden moverse libremente por la Unión Europea, domiciliarse donde tengan un mejor régimen fiscal y, desde ahí, vender sus bienes y prestar sus servicios en toda la Unión. El Derecho Comunitario expresamente tiene declarado que es legítimo que las empresas busquen beneficios fiscales, domiciliándose en cualquier lugar de la Unión.

Por tanto, el aumento del gasto público y el consiguiente incremento de la presión fiscal terminarán de estrangular al pequeño empresario y a la menguante clase media, que, no lo olvidemos, sigue siendo quien sostiene el empleo en nuestro país.

Además, el incremento del gasto público restringirá el capital al que pueden acceder los empresarios privados, por el conocido efecto crowding out: al haber una mayor demanda de crédito por parte del sector público y no aumentar la oferta, el sector privado tendrá acceso a una porción menor de la tarta y será progresivamente expulsado del mercado.

Si a esta disminución de su capacidad de endeudamiento unimos el brutal aumento de la imposición, la consecuencia fácilmente previsible será el cierre de empresas, la reducción de las que subsistan y, en todo caso, la destrucción de puestos de trabajo. Una maravilla, vamos.

Las viejas recetas podemitas pretenden sustituir esta destrucción del sector privado por un sector público más poderoso. Más funcionarios, banca nacionalizada y empresas energéticas públicas. Pero claro, si cada vez hay menos vacas que ordeñar ¿de dónde va a sacar Iglesias tanta leche para nutrir ese súper Estado? No hay respuesta.

En fin, el camino que nos propone seguir Unidos Podemos ya sabemos a dónde nos lleva. Lo hemos visto recientemente en Grecia que tuvo que implantar incluso un corralito. Lo vemos todos los días en la situación de Venezuela. Los países del Este de Europa, que  sufrieron en sus carnes el experimento comunista, abominan de cualquier cosa que suene, aunque sea remotamente, al viejo marxismo.

Resulta llamativo que los nuevos políticos, solo alcancen a ofrecernos recetas caducas.

En cualquier caso, si no queremos enterarnos, ¡allá nosotros!

11 comentarios

11 Respuestas a “Nuevos partidos, viejas partidas”

  1. Alicia dice:

    Y sin embargo hay mucha gente que está encantada, o véanse los últimos sondeos pronosticando de qué forma tan escandalosa aumenta la intención de voto para los podemitas.

    Parece al primer golpe de vista que quienes tienen intención de votarlos tiene que ser forzosamente gente inculta y estúpida que se han creído “estos son los nuestros” y que le van a dar todo regalado. Piensan que no tendrás que pagar sus hipotecas, ni sus alquileres, porque ahí estará el estado para protegerlos de los asquerosos capitalistas.
    Además, piensan también, gozarán de total y absoluta libertad para desde su zafiedad y con métodos del todo brutales agredir verbal y físicamente ― no hay más que ver cualquier informativo para ver sus modos, o escuchar a Iglesias emocionado porque un policía recibe una paliza ― a todo el que no sea tan patán como ellos.

    Las mujeres tendrán “derecho” a, tras practicar todo el sexo ― lo que el cuerpo (que mi cuerpecito tiene también sus apetencias) me pide escribir es “joder a mansalva y a diestro y siniestro” pero no quiero ponerme grosera ― que les venga en gana, abortar felices y contentas y, encima, gratis; gratis que significa si no estoy yo tonta “a cuenta del estado”, de manera que yo, antiabortista acérrima, estaré aportando la parte que me corresponda y contribuyendo (en contra de mi voluntad, pero cuánto puede importar mi voluntad si estaré siendo una repugnante retrógrada) al asesinato.

    Vivir sin tener que trabajar porque para qué si el estado se lo va a regalar todo, y sólo a ellos que para eso son “de los suyos”.

    Vivir pudiendo vengarse de cualquiera, y por las razones más peregrinas, por puras antipatías o rencillas personales, alegando tan sólo que es que es un cretino capitalista y merece ser linchado.

    Vivir sin ninguna responsabilidad moral porque la responsabilidad y la moralidad habrán desaparecido sin dejar el menor rastro.

    ¿Qué más puede desear el populacho?

    Pero lo más sorprendente es que entre los más de seis millones de votantes que se espera (con los pelos de punta) que les den su apoyo y ponerlos a las puertas del poder ― si como dicen las encuestas quedan muy poquito por detrás del PP ― hay muchas personas no ya de un nivel cultural sino de unas clases más o menos acomodadas que, aunque nada más fuera mirándolo desde un punto de vista meramente económico, tienen mucho que perder.

    No sé qué motivos pueden moverlos, pero la que se nos viene encima es espeluznante.

    Y como con el nuevo orden de cosas espacios como este blog desaparecerán ― ¡¡¡expropiese!!! ― conviene irse despidiendo.

    Besos… a casi todos.

  2. Inés dice:

    Viejos partidos que se tornan criminales.
    Cada uno votará en conciencia, o eso se espera.

    Dicen los maestros budistas que no hay que juzgar a nadie porque cada uno es a lo que ha llegado su nivel de conciencia.

    Sin embargo, y enlazando con el anterior artículo de fidelizaciones, que mostraba exactamente lo que supone la fidelización desde el punto de vista psicológico y social y lo que ello conlleva no sólo para el sujeto individual, sino para las sociedades de las que forma parte,
    aquí, se da un punto de vista del autor, bastante personal. ( Con todo el derecho, faltaría más y la libertad de expresión que espero jamás terminemos de perder del todo)

    Pero en algún sitio tenemos que poner las líneas rojas o dicho al revés, quizás lo que tendríamos que marcar siquiera serían los puntos comunes mínimos, donde la mayoría de las personas estaríamos de acuerdo o podríamos ponernos de acuerdo.

    Creo que sólo con dos ya se descartan la mayoría de las opciones políticas que tenemos:

    El escándalo, la miseria humana la hipocresía que supone para los antiabortistas, para los que aman, como yo, la vida y los valores éticos-, con referencia al comercio del sexo , a los valores y a tantas cosas que hemos compartido aquí y sin embargo, nuestros hermanos, nuestros vecinos, nuestros hijos, los nuestros, los millones de nuestra especie que tenemos encerrados, muertos de hambre y de miedo, esos que nuestro gobierno y otros gobiernos tienen mandato de no acoger, de no auxiliar , en nombre de quien? cuando toda la gente común de todos los países, los que los tienen cerca, los que hemos ido allí y estamos poniendo todas las fuerzas del mundo en querer acoger, en nuestros balcones está escrito, en nuestros ayuntamientos nos juntamos , hacemos dramatizaciones , nos ponemos en su piel…
    Pero NO. No acabamos de ponernos, hay una mitad de España que volverá a votar al PP a pesar de sus robos, de su comercio de armas, de su misa de mañana y alterne de noche pagado con los impuestos públicos.

    1.- No a la guerra, no al confinamiento de los que huyen de ella, Si a la vida
    2.- No al uso de venenos de todo tipo y al envenenamiento con uranio de centrales opsoletas que llegan a los ríos donde se puede medir el hidrógeno del agua, convertido en tritio ( Y ya tiene que haber escape, pues todo el mundo sabe que lo único que clama la fuerza de la radiación, diluyéndola , todos los isótopos, es el agua..
    Pues en el Tajo ( Tejo, a 300 Km de la Central, por ejemplo, ) sólo una formación política tiene eso en su programa ( lo que ni siquiera garantiza que lo vayan a cumplir pero al menos lo tienen).
    Francia tiene un porrón de nucleares, al ladito y nosotros también algunas.. y a Alemania le llegaron las leucemias desde lo de Chernóbil y en los Institutos de Inmunología estaban todos asustadísimos.
    Y es un hecho, una amenaza que no sólo se queda en el presente, sino que se queda y se transmite. Todo por lo mismo, por la guerra.

    De los refugiados, nadie se esta enterando ni de la mitad, porque no sale en los Mass Media.. salen de vez en cuando, aderezada aún como si de países remotos se tratara, y los tenemos a la vuelta de la esquina, no hace falta irse de misiones y no nos dejan ayudarles.

    Pero aún dicen algunos, esos que se pasaron la vida ayudando a los pobres: los grandes asesores de políticas para pobres. Dicen que no, que aquí no hay pobres, que hay que ir mucho más abajo en el grado de pobreza, para considerarlos pobres, vamos que todavía no se les cae la piel a tiras.
    No hay democracia. Jamás pensé que nos tocaría vivir esto, pero es real.
    Entonces Sr Salama hay que mirarlo y que vivirlo. Y después puede decir a quien no votamos, de acuerdo. Pero dígame si es que lo sabe, como profesional de la Justicia que es ¿quién cambiará las leyes que ya nos han sentenciado por muchos años?

    http://www.eldiario.es/theguardian/traumas-psicologicos-cubrir-crisis-refugiados_0_527048298.html

    ( Es The Guardian quien publica. El diario.es sólo traduce) (prueba para el punto 1)

    http://navalmoraldigital.com/2016/05/25/tajo-almaraz-rio-espana-mas-tritio-aguas.html y

    http://blogs.20minutos.es/la-energia-como-derecho/2016/06/17/la-energia-nuclear-en-los-programas-de-los-partidos/
    ( prueba para el nº 2)

    Si me lo permite, Sr Salama le expondría aquí, tal y como he hecho, mi intención de voto. Y en algo estamos muy de acuerdo, mucho. Lo se.
    Queremos “Otras Políticas” y no tenemos miedo a los vendedores de humo.

    1. Estimada Inés,
      Gracias por su comentario. En él plantea demasiadas cuestiones, todas ellas muy complejas que se alejan del limitado objetivo del artículo como lo he expuesto en la respuesta al Sr. Montes. El tema de los refugiados, por ejemplo, merece en sí mismo un gran debate, ya que Europa está mostrando una cara irreconocible. Lo mismo ocurre con el resto de cuestiones que plantea.
      Debo decirle que no creo en la afirmación extrema de que no hay democracia, simplemente que vivimos en una manifestación democrática sumamente imperfecta y que debe evolucionar hacia formas más auténticas. Para ello, siempre es bueno el respetuoso debate de ideas, aunque expongan puntos de vista divergentes con los nuestros.
      Saludos.

    2. Inés dice:

      Gracias, Sr. Salama, por responder. Nadie debería exigir una respuesta al autor de un artículo que es soberano..Sr Montes..no esperaba respuesta alguna, por tanto le agradezco de nuevo.
      A ver, si hablamos de economía, realmente no hay ninguna formación política que se atreva a hablar en realidad del decrecimiento indispensable que habría que aplicar para que la caída fuera menos violenta.
      No vende, no sacaría ni un voto. El capitalismo es devastador por naturaleza y los socialismos están descafeinados el comunismo no se ha adaptado a los tiempos…

      Quisiera decirle que no muchos aún, pero sumando y en puntos muy distintos, personas de la calle, incluso algún ex -relator de la ONU, que dimitió, algunas, pocas, pero algunas Universidades, y la gente común, estamos dando pasos para vivir de otra manera y esta vivencia, sobretodo, nos aporta alegría.
      Olivier de Shutter tiene una conferencia memorable aquí, https://www.youtube.com/watch?v=FrW0XIJxO2U
      sobre lo que se incluiría en un programa serio de Gobierno para todos. Pluriverso y respetuoso. En el que descartemos de una vez palabras tan manipuladas como desarrollo sostenible o capitalismo verde, pues son antagónicas per se.

      Estas son las políticas a las que algunos nos apuntamos:

      http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Documentos/Entrevista_a_Vandana_Shiva_Semillas_de_Verdad

      y junto con ustedes y otras muchas reflexiones conjuntas que empiezan a plantarse en distintos foros, pues eso, que lo que hace falta es sembrar ..porque algunas cosas van creciendo si se las riega.

      Todo está relacionado. Y por eso, la escasez de energía “petrolera”- la imposibilidad de generar el mismo nivel de despilfarro aunque sumáramos todas las otras energías juntas-; los ciclos de los nutrientes esenciales, para nosotros y para toda la vida- el fósforo el nitrógeno el carbono, que están rotos porque no dejamos que la tierra se regenere-.. todo ésto induce a más química, a más expolio, a menos salud, a más comercio con la salud.. y claro que la ciencia y los que se autodenominan expertos lo saben desde hace décadas.
      Hace décadas también se puso en marcha la geoingeniería y el control del clima, como creo también conocen algunos autores de este blog. Hce décadas que nos cuentan y la gente ya tiene billete a Marte y es así como esta nave nuestra tan generosa y amorosa va a la deriva pues ya “chocamos con los icebers ”
      Si no estamos dispuestos – y esto es economía tan sencilla como la que aprendimos de nuestras familias- a moderarnos muchísimo,y obviamente mucho más los que más contaminamos, los que más expoliamos, los que hemos alcanzado ese nivel de “bienestar ” adicto y enraizado en un profundo vacío existencial, entonces expoliamos al que sea, árbol o niño y asoma el gran fantasma ( que nunca se fue) de que somos muchos y algunos sobran.
      Estos temas tan de ética básica, se leen sin pudor en revistas científicas. Que hay que controlar, y eso es lo que están haciendo, controlándonos.
      Lo de la deuda que han contraido los bancos de su País y el mío- economía- es la trampa que ya le hicimos nosotros a nuestros hermanos americanos, la vieja trampa, te endeudo y así te hago dependiente.
      Un reflejo de las relaciones de poder y sumisión etc que se dan a otros niveles.
      Si lo que expuse le parece complicado y radical, es porque no forma parte del ruido del debate manido electoralista del tú más o que viene el lobo. Gobiernos que apoyan políticas de muerte, las madres NO. Gobiernos que apoyan políticas de devastación de la Madre, las madres no. Y creáme que necesitamos a los padres a nuestro lado, ahora más que nunca.

  3. Lucas Montes dice:

    Discúlpenme, pero el tono y el nivel de este artículo no es digno del blog donde se ha publicado (es mi opinión y también tengo derecho a expresarla). El Sr Salama y Alicia muestran una visceralidad indigna de este foro.
    Por favor, conteste a Inés, reflexione sobre la hondura de ese: “No hay democracia” (porque aquí no hay más que comisionistas a intermediarios del poder económico).
    Ah, y explíqueme como se puede escribir “En fin, el camino que nos propone seguir Unidos Podemos ya sabemos a dónde nos lleva”, con alusiones a Grecia etc. Porque yo no lo sé, porque esto no es Grecia, porque yo espero a alguien que traiga un poco de decencia, porque la podredumbre que el PP ha llevado a la política es insostenible. Hay demasiados gusanos en esta manzana que se llama España. Por favor, no hagan campaña los responsables de “Otras políticas”, ya somos mayores de edad y tenemos criterio.
    Ah, créame, no soy podemita.

    1. Estimado Sr. Montes,
      Es cierto que en un país tan tribal como este puede parecer extraño que en un blog de política se analice y critique el programa económico de uno de los partidos que tiene opciones de gobernar. Pero en otros países esto resulta bastante habitual y la gente se lo suele tomar con ánimo más sereno.
      Estaré encantado de debatir sobre argumentos referidos al programa económico de Podemos y a porqué me parece su propuesta económica una tomadura de pelo que nos podría conducir situaciones poco deseables.
      Desde este blog he criticado en varios artículos la podredumbre a que nos ha llevado la corrupción de los viejos partidos; pero no le quepa duda de que cuanto más Estado y más intervencionismo haya más corrupción habrá.
      Podemos se presentó como heredero intelectual de un movimiento ciudadano ilusionante como fue el 15M y me resulta decepcionante que finalmente aquello quede en las propuestas de siempre de más Estado, más gasto, más impuestos.
      Por supuesto, es una opinión subjetiva (como todas) y ciertamente susceptible de crítica.
      Muchas gracias por sus siempre interesantes comentarios.
      Saludos.

  4. Rosae dice:

    Yo creo que la “Política” no es exactamente “Economía”;
    Y, desde luego Qué tendrán que ver los asuntos sexuales- con la “política”?-…
    Qué tendrá que ver?- es que la “política” es algo “orgasmico”?- porque no veo Relación ninguna..
    y, las alusiones a lo sexual de las personas, algo tan “privado e íntimo”, quien es nadie para decir nada?-..

    Si alguien piensa que esto se queda en Podemos y..la “vieja trova”..que no será así…
    que las ideologías se han quedado chicas y, la conciencia humana ampliada y esto No Hay Quien Lo Pare..
    Que se tendrán que cumplir los DDHH de la mejor y más factible manera, a la par que se implantará “ecología y cuidado animal”..rentas básicas Vs “robótica”..etc;
    Qué se va “Despacio” El Camino Es “largo”// Y…a ver si resulta que con tanta estridencia y platillo, resulta que gana PACMA?-…
    Porque opciones, hay muchas, variadas..incluida la de no-votar;
    Somos libres de vivir, hacer..y, votar o no!!- o, alguien lo pone en Duda?–
    Perdón erratas/ no puedo revisar lo escrito.

  5. Omega dice:

    Una nota.

    1 Grecia esta en la quiebra por dos partidos tradicionales
    2 Desde que Europa impuso su programa economico en Grecia(2012?), la economia griega se ha deteroriado dramaticamente
    3) Syriza propuso a Europa un plan alternativo para intentar mejorar la economia. Europa rechazo el plan alternativo y castigo a Grecia con unas medidas mas extremas como el recorte de las pensiones mencionado en este articulo.
    Fue Europa la q impuso los recortes a las pensiones y no Syriza.

    Este articulo esta dan datos falsos en lo que parece un intento de desprestigiar a Unidos Podemos.

    1. Estimado Omega,
      Le comento que en el artículo no se hace una sola mención a las pensiones o a los recortes de las mismas que hubiera hecho el Gobierno griego o cualquier otro.
      Estaría encantado de que nos dijera qué datos falsos se dan en el artículo y, en su caso, no tendré inconveniente en corregirlos.
      Es cierto que Grecia estaba en quiebra porque los partidos tradicionales falsearon las cuentas; pero también lo es que las recetas de Syriza, desconociendo la realidad de las cosas y enfrentándose a sus acreedores, agravaron la situación hasta verse obligado a establecer un corralito.
      Saludos.

  6. Pedro Perez dice:

    Yo, como otros muchos puedo entender que exista una irritación enorme contra un bipartidismo que nos ha dejado una estela de corrupción y de desencanto, además de una situación económica poco agradable para muchas personas, entiendo que esto todo unido a la falta de un futuro claro lleve a muchos, sobre todo jóvenes a tratar de romper un viejo sistema y crear uno nuevo, !Pero¡ me entristece y preocupa que esos mismos jóvenes se entreguen a los cántico de sirena de estos nuevos “mesías” sin preguntarse ¿Y como dice que lo va hacer?, ¿Esto se puede?, ¿No será un charlatán mas que lo que quiere es “vendernos la moto”?, ¿Dónde están gobernando han solucionado algo?.
    Que no se pregunten esas y otras cuestiones me entristece, porque me indica que la masa que los sigue no analiza, no piensa, solo sabe seguir el camino que le manda un “amado líder” sin cuestionarse y eso es deprimente porque nos indica que hoy es este Iglesias y mañana puede ser otro pero NO PIENSAN, sólo siguen el sonido de la flauta sin analizar si está bien o mal, si es posible o no.

  7. Loli dice:

    Si es muy posible que la promesas electorales, sobre todo en cuanto a políticas económicas y también sociales, por parte de partidos emergentes, son poco creíbles, máxime cuando esa misma política no depende del Estado Español, sino que viene marcada por la UE, no es menos cierto, tengo la sensación, de que los partidos más expertos, los del bipartidismo, y en concreto el que actualmente gestiona el país, tampoco ha tenido un interés especial en hacer una labor pedagógica a la vez que imponía una dinámica importante de “recortes”.

    Quiero decir, que parece como sí, a ningún grupo político, le importara, o le interesara de verdad preparar a las personas para su verdadero cometido en una democracia: asumir ese funcionamiento social y subir su nivel.

    Seguramente, plantear la realidad en la que nos movemos, y aquellos barreras que van a limitar la puesta en marcha de los planes políticos, y que no van a mirar el signo político que sea más votado, es decir, que todos los grupos y por “ende” la sociedad a la que van a gestionar, tendrán las “manos atadas”, por los dictados desde Bruselas, que no pueden ser obviados, porque de sus préstamos, sus créditos, son los que han permitido el mantenimiento de esos servicios que parecen definen el “Estado del bienestar”, el realizar un trabajo dirigido a enseñar esta realidad a las gentes, significaría menos votos, y desplazamientos de poder en instituciones donde su gestión, se ha hecho cuasi generacional.

    Ningún partido tiene el coraje suficiente de emprender esta labor, y creo que poniendo parches a través de esas políticas de “espionaje”, “sacar los trapos sucios”, “conspiraciones…”, etc., en la que parece aposentarse buena parte de las energías y de los esfuerzos de los grupos políticos ya asentados, para no perder la posibilidad de tener el poder, en alguna legislatura, aunque no tenga que dudar de que en general piensen que lo hacen por servicio al país, porque estén convencidos de que sus políticas son las mejores para ello, la realidad es que mantienen una situación de incultura política, de dependencia general del Estado, de miedo a la más mínima posibilidad de desasistencia en cualquier orden de la vida, por parte del Tutelaje Público, que, francamente, pueden ser capaces de mantenerlo económicamente cogido con pinzas, pero llamar a este modelo, así planteado Democracia…., es ser un tanto optimista.

    Mientras los componentes de esta sociedad,no seamos capaces de crecer y de cambiar, de contrastar y de ir reconociendo aquello que es necesario de lo que no es, de discernir….de superar las doctrinas y de creer en nuestras capacidades para buscar una nueva forma de relación con las cosas…. y mientras a ningún partido político se le ocurra anteponer ese trabajo pedagógico, a su deseos de poder y de gestión, pues posiblemente seguiremos moviéndonos en un modelo social, que aspira a ser democrático, sí…pero aún le queda.

    Puesta así las cosas, ….no veo mucho donde elegir…ni donde ilusionarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies