REVÁLIDAS

12 septiembre, 2012 /Enrique Sánchez Ludeña
Aunque no es el único, el Despotismo ilustrado es el intento más conocido de dictadura benevolente; es decir, de uso del poder con la intención o el pretexto de conseguir el bienestar de los súbditos que lo padecen. Una mezcla muy conveniente de los principios de la Ilustración y su gran herramienta, la razón, con los privilegios de las monarquías absolutas. Federico II de Prusia, Catalina la Grande, José II de Austria, Carlos III de España, el Marqués de Pombal y el propio Napoleón hicieron efectiva la práctica de implantar la modernización, el buen hacer y la felicidad de los…
Ante la envergadura que va tomando esta crisis, en la que parece que nuestro modo de vida amenaza con desmoronarse, la gente señala a los políticos como los principales culpables de semejante desaguisado. Ellos, se dice, son los que han gestionado el país y son, por tanto, los responsables de no haber previsto lo que se nos venía encima, de no haberlo evitado y, lo que es peor, de no tener ni idea de cómo sacarnos de este lío monumental. Da igual si estaban en la oposición o gobernando, porque esto se ha venido gestando desde hace mucho…
“¡To er mundo e güeno!”, soltaban de cuando en cuando en Andalucía ante la Guardia Civil para disculpar a los más desfavorecidos que se encaramaban a barandillas y farolas cuando llegaban los pasos que más fervor despertaban en la Semana Santa. Buena disculpa esa que se habían buscado para tratar de evitar la multa o sanción correspondiente, por una acción que puede resultar hasta simpática si le añadimos el típico gracejo andaluz. Y así, como si no pasara nada, hemos saltado de una situación puntual a toda una filosofía de vida. Si el niño le pega una buena patada al abuelo,…
Para Montesquieu, la justicia sólo es la boca que dice la ley, por lo que es un poder vacío. Montesquieu concebía leyes perfectas, que el juez, como autómata, sólo debía aplicar a cada caso. No podía estar más equivocado. En el mundo real, el juez decide lo que dicen leyes sumamente imperfectas. Además, el juez es el último garante de que se cumpla la ley; es decir, es la última resistencia para evitar que se abra paso una tiranía de los poderes fácticos. En este blog hemos hablado de la importancia de la independencia de quienes supervisan la actuación…
Puestos a medir la calidad de nuestra democracia el mejor indicador sería probablemente la participación de los ciudadanos en la vida política. La teoría al uso dice que los partidos son el cauce natural de esa participación; sin embargo los bajos niveles de afiliación demuestran que eso no es así. En las pasadas elecciones, 35.779.208 personas tenían derecho a voto y, de ellas, 24.590.557 lo ejercieron. Buscando por aquí y por allá parece que la suma de los afiliados a todos los partidos en España asciende, en números redondos, a 1.300.000: un 4% de los electores. Algo falla en nuestro…
Querido mío: Te voy a dejar. Sé que te doy una muy mala noticia, y no quiero con ello ni hacerte ningún daño, aunque sé que es imposible, ni hacerte sentir mal de manera alguna, pero no puedo estar ni un minuto más contigo. Me has visto los últimos meses como se me estaba agriando mi carácter, y nos has hecho otra cosa que echármelo en cara, sin cambiar ni un ápice tu manera de comportarte conmigo y con los demás. Lo hemos hablado mil veces, unas con calma y tranquilidad, las menos, otras a gritos y chillándonos los dos como energúmenos,…
Canto medianamente bien, sé bailar y no dibujo mal del todo. También sé cocinar, planchar y colocar un enchufe. Puedo arreglar una moto y defenderme con el ordenador cuando se viene abajo. Monto en bici, patino y escalo. De cuando en cuando armo un mueble o pinto la casa. Pero soy un fracaso escolar. El fracaso solo se concibe cuando se compara con algo que se considera como éxito. Lo que en esta sociedad es un fracaso en otra podría no serlo, incluso podría ser un triunfo. Más que de fracaso, debería hablarse de inadaptación, de no ajustarse a la…
Una de las consecuencias de la crisis que estamos viviendo en España es la pérdida de confianza de los ciudadanos en las instituciones que nos gobiernan. A ello contribuye, y mucho, la imagen de impotencia que ofrece un Gobierno con mayoría absoluta vapuleado a diario por los mercados, ante la impasible mirada de sus socios europeos, unido a una sucesión interminable de noticias escandalosas sobre muchas de nuestras instituciones más señeras y, para remate, esa inacabable cascada de medidas reduciendo el poder adquisitivo de los ciudadanos. Normalmente, si el malestar crece y crece, el Gobierno de turno paga…
¿BIENESTAR?

No hay comunicador que lo cuestione, ni dirigente que no esté dispuesto a pronunciarlo en cuanto pueda. Se ha convertido en un sello que resume convincentemente un propósito hacia el bien común, y que salvaguarda a quien lo maneja de sospecha alguna ante los demás. Basta mencionarlo para despejar las dudas y que una digna […]

Qué duda cabe de que esta crisis, además de números, de déficits y de curvas de deuda, nos habla de ideologías y de modelos que subyacen tras toda esa oscura maquinaria numérica que hace las delicias de los analistas económicos. Es como si hubiera un tiempo para todo. Ahora estamos en el tiempo de recurrir desesperadamente a los economistas en busca de respuestas. Economistas como Paul Krugman son, contando con el respaldo de los medios de comunicación para los que trabajan, capaces con sus artículos de desestabilizar mercados y crear grandes corrientes de opinión. En el pasado fueron…

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies