Todo el mundo está de acuerdo. Esta crisis tiene tal dimensión y está gangrenando de tal manera el tejido social e institucional que urge encontrar una salida como sea. Pero, como no es cosa de lanzarnos precipitadamente por la escalera de incendios para acabar en un callejón sin salida, hay que pensar a más largo plazo y tener una visión estratégica de hacia dónde nos dirigimos. No solo salir por salir.

En Europa estamos aplicando la receta alemana. En parte porque Alemania es la primera economía del continente y su principal locomotora, pero también porque es el modelo de éxito que los demás querrían copiar. Hace unos años aplicó una serie de reformas que, según dicen, han situado su economía en una posición envidiable. Sus empresas son muy competitivas, exportan cada vez más y gracias a eso su PIB sigue creciendo. La conclusión, pues, parece obvia: los demás tendríamos que hacer reformas similares para ser competitivos, exportar más de lo que importamos, vendiendo productos de alta tecnología para que nuestras empresas puedan pagar sueldos altos que permitan financiar el Estado de Bienestar. El objetivo, por tanto, es que Europa se haga alemana. ¿Es realista esto?

Para empezar, la mayoría de las exportaciones de los países europeos se dirigen hacia los otros países de la Unión Europea. Esto ya plantea un primer problema, porque no es posible que todos vendamos a nuestros vecinos más de lo que les compramos. Si unos, como Alemania, son exportadores netos es porque otros somos importadores. El éxito de Alemania se basa en el “fracaso” de otros. Y este círculo vicioso solo puede romperse si los europeos pudiésemos reorientar la mayoría de nuestras exportaciones hacia el resto del mundo. En realidad hacia China, India, Rusia, Brasil y alguno más, ya que son los países que tienen suficiente tamaño en sus economías, junto con ritmos elevados de crecimiento, como para necesitar comprar la cantidad de productos y servicios que Europa necesitaría exportar.

Veamos, por ejemplo, el caso de China. Es evidente que están decididos a producir por sí mismos los bienes de alta tecnología que, hasta hace poco, parecían reservados a los países más desarrollados. Y casi con toda seguridad no pasará mucho tiempo para que nos los vendan a nosotros a precios inferiores a los nuestros, forzándonos de paso a que los bajemos. En algunos sectores esto ya es una realidad. Desde luego es probable que, en los años venideros, los países emergentes hagan crecer mucho el volumen del comercio mundial y, con ello, favorezcan un cierto crecimiento de las exportaciones europeas. Pero es muy discutible que, en la dura competencia que caracteriza la globalización del comercio, Europa pueda consolidar en el futuro un saldo, entre sus exportaciones e importaciones a estos países, tan favorable como para que podamos seguir manteniendo nuestro alto nivel de vida.

A las dificultades de Europa para seguir creciendo a base de aumentar la superioridad competitiva de sus productos en el mercado mundial, se añade otro problema más peliagudo: su deterioro demográfico.

Los grandes países europeos están envejeciendo y perdiendo población. En España hemos pasado de una edad media de 33 años en 1975 a 42 en 2010, y se estima que entre 2010 y 2020 el número de personas con edades entre los 25 y 35 años se irá reduciendo cada año un 3%, en promedio, frente al año anterior. Para tener el mismo número de personas, por debajo de los 34 años, que había en España en 1977, necesitaríamos más de 9 millones de residentes adicionales. Eso equivale al 60% de la población actual en esas edades. Con un cálculo similar en Alemania tendrían que “añadir” unos 20 millones de personas con menos de 40 años. Y es que, en la mayor parte de Europa, ya estamos en un 30-40% por debajo de la tasa de reemplazo de la población.

Como, además, la esperanza de vida al nacer sigue creciendo, la población europea es cada vez más vieja. En España, en 1975 solo un 10,4% de la población tenía 65 años o más, mientras que a finales de 2010 ese porcentaje ya es del 17% (se acercaría al 19% sin los inmigrantes). En Alemania e Italia ese porcentaje supera ya el 20%.

Por eso en Europa lo vamos a tener muy difícil para mantener unas pensiones y una sanidad al alcance de todos. El sistema público de pensiones, como todos sabemos, está diseñado de forma “piramidal”: el trabajador actual paga la pensión del jubilado actual, no la suya propia. Hacen falta, por tanto, más trabajadores que jubilados para que esto se sostenga. ¡Pues ahí lo llevamos crudo! Si en 1970 había casi 6 personas en edad de trabajar por cada jubilado, en 2011 son 3 y pico. Eso hace que el gasto se dispare por las pensiones. Pero es que, además, también se dispara el gasto en atención sanitaria. Se estima que un español con menos de 65 años requiere un gasto medio anual de 2.192 euros por este concepto; entre 65 y 79 años requiere 8.570, y entre 80 y 94 años, 14.966 euros.

Con estas perspectivas demográficas va a ser muy difícil sostener esto en el futuro. Mediante las recetas económicas habituales solo se ve una opción: que los trabajadores europeos ganen sueldos tan elevados que puedan pagar muchos más impuestos, de tal manera que, aunque sean menos los que trabajen, la recaudación fiscal sea suficiente para que se puedan seguir financiando las pensiones y la sanidad de los, cada vez más, jubilados. Sin embargo, ya hemos visto que eso solo sería posible si les ganásemos por goleada a los chinos y demás emergentes en la batalla de la competitividad y de las exportaciones. Cosa que no parece muy realista.

Por tanto, la burbuja más peligrosa que tiene ante sí Europa es la de la insostenibilidad de su Estado de Bienestar. Frente a ello, todo el mundo coincide en que hay que llevar a cabo las reformas necesarias para ganar competitividad y exportar mucho más. También es evidente que hay que fomentar en serio la natalidad y atraer a muchos más inmigrantes; aunque, inexplicablemente, de eso se habla mucho menos. Además, parece inevitable que habrá que recortar los gastos de nuestro Estado de Bienestar hasta los niveles que podamos financiar en el futuro.

Suponiendo que hemos sido capaces de hacer bien estos deberes, hay quienes creen que el problema estaría resuelto. Otros, en cambio, creemos que aún así habrá amplios sectores de la población europea cuyos niveles adquisitivos disminuirán significativamente. Es difícil saber quiénes acertarán en sus pronósticos pero, en cualquier caso, lo más razonable es que ante esta perspectiva todos empezáramos a pensar qué cosas debemos cambiar para que esos sectores de la sociedad, quizás la mayoría, sientan que sus vidas son atractivas y merecen la pena ser vividas, aún con bastante menos dinero que ahora.

Quizás haya llegado el momento de reflexionar en serio sobre cómo reducir la excesiva dependencia que tenemos del crecimiento económico y en cómo potenciar otros valores más ligados a eso que, de un modo inevitablemente impreciso y subjetivo, asociamos con la felicidad.

 (Este artículo se publicó por primera vez el 4 de Julio de 2012)

56 comentarios

56 Respuestas a “LA BURBUJA MÁS PELIGROSA DE EUROPA NO ES FINANCIERA”

  1. Emiliano dice:

    Mi opinión:

    En dos ocasiones has pedido “realismo” en tu comentario, y me temo que el realismo está fuera de lugar. Normalmente lo que se considera realista es “lo que ya hay”, y tratar de seguir otro camino distinto se suele considerar “no realista”. Como en este caso, la forma de salir de la crisis, y además con la vista puesta en lo que viene detrás, tendrá que ser innovadora, será mejor que dejemos a un lado el realismo y utilicemos todo el potencial de nuestra imaginación.

    También estoy en desacuerdo con tu idea de que “no es cosa de lanzarnos precipitadamente por la escalera de incendios”. Si yo veo que los debates nos estancan, preferiré la huída hacia adelante sin rumbo previo, para luego ir realizando alianzas y acuerdos sobre la marcha. Lo que está en juego es tan gordo, que no vale la pena tener miedo.

    Creo que el futuro de Europa sólo puede estar ligado al Conocimiento. No tenemos otra cosa. Y hay que darse prisa, realizar un enorme esfuerzo en I+D, formación y educación desde ya (no podemos esperar a futuras generaciones, hay que utilizar lo que tenemos ahora mismo y mejorarlo). De aquí saldrán nuestras exportaciones.

    Hay que reducir importaciones. Consumir local. Un buen grado de autarquía. Conseguir la independencia energética: eso significa que el Estado ha de ser más fuerte que las compañías del petróleo y del gas (y lo ideal: más fuerte que cualquier cártel de multinacionales).

    Aunque hay que hacerlo, reducir las importaciones chinas o ponerles aranceles traerá complicaciones. Si la balanza de pagos llegara a ser negativa para esa potencia, supongo que podría tomar medidas, incluida la guerra. Habrá que compensar este peligro.

    Respecto al envejecimiento de la población, y teniendo en cuenta que los planes privados de pensiones no podrán cumplirse, por el mismo motivo que los estatales, y como estoy a favor de reducir la población mundial, y no de aumentar la natalidad, lo lógico es tirar de inmigración. Como sé bien que este fenómeno genera fricciones, deberíamos anticiparnos y preocuparnos mucho de crear mecanismos de integración que funcionen. Que el inmigrante considere atractivos los valores europeos, para lo cual sería necesario que esos valores fueran reales: un auténtico modelo para la Humanidad. Que los europeos del futuro, sean del color que sean, defiendan estos valores.

    1. Jma dice:

      tratando de ser breve,sin duda no expresare en el texto lo necesario para generar debate.
      da la impresion en el redactor que la burbuja es un tema demografico y en opinador mas o menos lo mismo por obviar el comentario de la “reduccion ” de la poblacion mundial.
      las escaleras de incendios son el mejor invento del hombre moderno,salvo que si vds ,se dan cuenta ,siempre falta un peldaño o esta muy alejado del suelo.
      es ahí donde esta el debate.
      Y como es mi primer y modesto comentario lo dejo aquí.

      1. Manuel Bautista dice:

        LO que he tratado de exponer es que estamos sumergidos en una burbuja que es fruto de tres variables: un gasto en pensiones+sanidad creciente que requiere más y más gasto, y por tanto más y más impuestos (o ahorros privados, si se privatiza); una creciente dificultad para competir con los países emergentes y por tanto aumentar de modo sostenido nuestras exportaciones (que es lo que quizás nos podría permitir tener sueldos elevados); y una demografía ruinosa que hara que 15 ó 20 años toque entre muchos menos europeos que trabajen el sostenimiento de nuestro Estado de Bienestar.

        Esto, JMA, tiene toda la pinta de que nos acaba estallando “en las narices”, porque el problema ya se está haciendo notar, aunque la crisis lo tape y haga parecer que nuestro problema es que ¡nos sobran jóvenes (y menos jóvenes) desempleados! Eso ahora es la cruda verdad, pero el mar de fondo es lo otro.

    2. Roberto dice:

      Hola: pienso q los europeos deben hacer una profunda cura de humildad, pues a lo largo de la historia han demostrado una soberbia injustificada q ha generado incontables padecimientos al resto de la humanidad. Recuerden q han sido los europeos los que han colonizado prácticamente a todo el mundo, sometiendo a sus habitantes a condiciones de vida increíblemente crueles. Recuerden q invadieron África y se comportaron como auténticos depredadores expoliando los recursos naturales y esclavizando (cuando no asesinando) a los aborigenes. Este comportamiento se mantuvo hasta fechas tan recientes como 1967, cuando por ejemplo Inglaterra “otorgó” la libertad a Ghana, obviamente después de haberla expoliado hasta la médula y no sin antes asegurarse de que “sus” empresas retuviesen el control de la mayor parte de los recursos valiosos de ese hermoso país. Lo mismo han hecho todos los países europeos en todos los continentes. Se suele decir que eso lo han hecho los poderosos y q el pueblo europeo no es totalmente responsable de dichas acciones, pero la realidad es que cuando los colonos europeos, la mayor parte de ellos pertenecientes a clases medias y bajas en sus naciones de origen, se desplazaron a “colonizar” territorios en los 5 continentes, actuaron de semejante forma, esclavizando a los aborigenes y enriqueciéndose a su costa. Al parecer la especie humana es bastante incapaz de convivir de forma armoniosa entre si y con su entorno, de modo q la actuación de los europeos no es muy diferente a lo q han hecho otras naciones, pero si es diferente la magnitud del daño causado: ninguna otra región del mundo ha causado tanta destrucción al resto de la especie humana como la perpetrada por los europeos.
      Por ello empecé diciendo q pienso q europa necesita una cura de humildad, reconociendo q sus tan publicitados valores europeos son apreciados principalmente por ellos mismos, mientras q el resto del mundo subdesarrollado los considera sencillamente un conjunto de blancos explotadores q han logrado su bienestar a costa del sufrimiento de los pueblos sometidos.
      Pienso q hablar de valores europeos es como oir a un pederasta hablar de valores morales.
      Desde mi punto de vista, pienso q lo correcto sería que los europeos hablen de valores humanos, reconozcan explícitamente q los han incumplido sistemáticamente, pidan perdón por las atrocidades cometidas, comprométanse a no repetirlas, y habrán empezado a recorrer el camino correcto.
      Mientras sigan con su actitud soberbia hablando de valores europeos, no habrán reconocido el verdadero problema y por ende no acertarán en el tratamiento correcto.
      Saludos desde Perú, tierra donde antiguamente hubo una gran civilización q fué concienzudamente destruída por los europeos civilizados, de los cuales me averguenzo ser descendiente.

      1. ERNESTO dice:

        Estoy de acuerdo en lo último de lo que hablas, Roberto. Hace unos quince años, un día hablaba con un buen amigo argentino. Empezó a decir lo mismo que tú pero con más concreción, “los españoles hicisteis”, “los españoles en Argentina tal”, y venga, y dale, y toma. Como es un buen amigo y le tengo cariño intenté dejar el tema a un lado, hasta que nos llamo, a todos los españoles, generalizando y porque sí (tal y como tú haces con los europeos) “hijos de…” por lo que él decía que habíamos hecho: yo, que no soy nada patriota ni nacionalista, (ideologías absurdas que basan su existencia en el desprecio por el vecino), ya no pude por más de decirle: “mira, los españoles no, los que violaron, mataron, esclavizaron, torturaron, expoliaron y maltrataron a la Argentina y a la mitad del continente americano fueron, TU PADRE, TU ABUELO, TU BISABUELO Y TU TATARABUELO. Los míos estaban en Castilla, regando la huerta con su sudor”. Se quedó pálido y ya no supo que contestar, porque una cosa es culpar al resto del mundo de mis males, y otra muy distinta que te dejen claro que, de la gran mayoría de tus malos, tienes tú la culpa. Indudablemente, no fueron sólo sus abuelos los que perpetraron todas aquellas barbaridades en medio mundo, fueron los abuelos y ascendientos de varios cientos de miles de europeos, entre los que incluyo sin ningún genero de dudas, a los tuyos, Roberto.
        Por ello, Roberto, haces muy bien en avergonzarte de ser descendiente de la gentuza que se dedicó a maltratar al Perú, para ya que nos pides coherencia a los europeos, deberías comenzar a practicarla y pedir disculpas en nombre de tu familia, explotadora y genocida, y que dejes a un lado, tal y como nos aconsejas, la actitud soberbia y de posesión de la verdad que, según tú, parece ser que tenemos los europeos. Antes de darnos lecciones, empieza a tomarlas, que “el movimiento, se demuestra andando”.
        En cuanto a la comparación que haces de todos nosotros con pederastas, bueno, creo que no vale la pena contestarte. Mejor repasa el artículo y a lo mejor, si la bilis nacionalista y xenófoba deja de cegarte, descubrirás que nadie a hablado de valores europeos, salvo tú, que has cogido la puntita del folio y has destilado todo tu odio hacia los que no tenemos tu mismo pasaporte con una excusa pueril y a todas luces, demagógica y tan claro una cosa: el mundo no es un lugar en el que la convivencia no es posible por culpa de los europeos, es un lugar en el que el ser humano no puede convivir entre si, por gente como tú, gente que rezuma odio y desprecio hacia los que no son como él, los que no piensan como él y los que no actúan como él.
        Leerte a tí hablar de valores, es como oír a un jefe de campo de la SS hablar de humanidad.

        1. admin dice:

          Estimados Roberto y Ernesto, les recuerdo que una de las normas de participación en el blog dice que no se aceptarán comentarios que contengan descalificaciones racistas, sexistas, insultos, acusaciones de mala fe y semejantes.
          Sus comentarios, tanto uno como otro, están en la raya y podrían haber dicho lo mismo en un tono más moderado.

      2. Unoquepasa dice:

        Roberto: creo que ya te han respondido en el tono apropiado, así que no añadiré nada sobre tu persona o actitud xenófoba. Solo decirte que en América, antes de la colonización, también sometieron e hicieron auténticas salvajadas los nativos. Las elites esclavizaban y sometían a los más débiles; se hacían sacrificios humanos, etc. Los Nazca, por ejemplo. Los incas tampoco eran unos angelitos. Hay pruebas arqueológicas de esto; no me lo estoy inventando.
        No me cabe ni la menor duda de que si hubieran podido hubieran salido a colonizar al resto de continentes; simplemente no tenían la tecnología necesaria.
        Como ves, la crueldad no es patrimonio de los europeos, así que tu odio concentrado en una parte de la humanidad, que además no estaba en esos tiempos, es gratuito, incluso absurdo.

      3. Miguel Angel dice:

        Estimado Roberto! puedes seguir en el pasado todo el tiempo que tu quieras…recuerda que tambien en el pasado en Grecia nacio la filosofia y miralos ahora, en escandinavia eran unos bárbaros y ahora son ejemplo.Roberto anda, si eso es lo que tienes que aportar…callate

  2. Manuel Bautista dice:

    Emiliano, estoy de acuerdo contigo cuando dices que de esta crisis no se sale siendo “realista”, porque es verdad que ese es un concepto que hay que matizar. Por una parte, queremos “tener los pies en el suelo” pero por otra o le echamos imaginación y nos despegamos de lo que hay… o no salimos de esta ratonera. La clave será, supongo, una buena combinación de ambas. Y eso conecta con que, efectivamente, en plena crisis no podemos pararnos demasiado pensando por dónde salimos. Pero tampoco es cosa de plantear salidas “continuistas”, bajo los supuestos de que “todo seguirá igual”. Y si no queremos ser continuistas, y tampoco queremos improvisar…¡habrá que estar muy inspirados!

    Por otra parte, planteas un tema muy vidrioso pero que es crucial: el de la integración de los inmigrantes. A mí no me cabe duda de que les necesitamos, y más viendo las perspectivas demográficas que tenemos a largo plazo. Pero, si necesitamos que vengan y se ponen en marcha las políticas correspondientes para atraer a muchos, eso de que les demos facilidades para que “se integren” no suena del todo coherente. Como mínimo tendremos que hacer un esfuerzo por ambas partes e “integrarnos” mutuamente.

    Con todo y con eso, creo que nos toca empezar a pensar que a lo mejor con una renta per cápita como la que teníamos los españoles hace 10 ó 15 años no se vivía tan mal.

    1. Emiliano dice:

      Manuel, mi propuesta de integración no se refiere a darles todo gratis, si es lo que parece. Para empezar, se trata de invertir de verdad en integración y no dejarlo todo al azar como hasta ahora. Yo le daría dos vertientes: una mediática y otra pedagógica. La mediática, a través de nuestros conocimientos propagandísticos y publicitarios, apoyados por los medios de comunicación y los políticos, trataría de crear un estado de opinión entre el colectivo inmigrante, a favor de los valores europeos. Pero a la vez también se trataría de crear el mismo estado de opinión favorable a los valores europeos ENTRE EL COLECTIVO EUROPEO. Es fundamental que nosotros mismos creamos en nuestros valores, entre otros motivos, para facilitar la integración de los extranjeros.

      La vertiente pedagógica sería la obligatoriedad de recibir cursos de cultura europea, y también firmar adhesiones a instituciones y valores europeos. Y sería muy importante no estropear esta labor con contradicciones profundas como el círculo vicioso “contrato de trabajo-permiso de residencia”, contratos ilegales o tratamientos discriminatorios que conviertan la labor pedagógica en papel mojado. Insisto en que lo primero es que los europeos creamos en nuestros valores. Yo todavía veo generalizado en Europa un “maquiavelismo cínico” de base que es el que decide casi toda nuestra política. Y está demasiado bien visto.

      Y en cuanto a tu último párrafo, estoy completamente de acuerdo en que podemos ser más pobres y perfectamente felices. Hace tiempo dijo no sé quién: “ser ecologista significa ser pobre con elegancia”. Pues eso.

    2. Alicia dice:

      Eso de la renta per cápita me ha traído desde que tengo la poquita sensatez que me adorna totalmente de cabeza.
      Cuando tenía 19 años me compré en la tienda más pija de la Gran Vía madrileña unos zapatos carísimos que me costaron la cantidad escándalosa e indecente (casi) de 900 pesetas.
      Es verdad que aquel día me gasté muy poco menos del sueldo de un mes, pero también había zapatos bien bonitos y bastante menos caros.
      Quiero decir con esto que nunca entenderé que cada día se mueva más dinero; que suba imparablemente el precio de las cosas (aunque no todas, que el precio del trabajo sube poco y hasta nada, e incluso a veces baja.
      Yo me comprometo a vivir con un euro al mes si – por seguir con los zapatos – puedo comprarme los que más me gusten por, pongamos, 90 céntimos.
      ¿Qué es lo que obliga a que el movimiento de dinero se incremente de esa forma para, total, no ser más “pudiente”?

      1. La misma rectificando dice:

        La cantidad era escandalosa, no esa otra cosa que he puesto. Y también he olvidado cerrar un paréntesis.

    3. josemiar dice:

      Es curisos que en nihgún momento se hable de las desigualdades que se están generando con la crisi. Al parecer los ricos tienen derecho a ser más ricos y los menos ricos obligación de serlo cada vez más pobres. Al parece la crisis so surge del expolio descarado que se ha realizado. Estoy de acuerdo que no hace falta tanto para vivir bien,,pero tdodos. No sólo los que no llegauen al Estado de bienestar? sino los que se pasan de Bienestar y Supra estar. Y eso se puede conseguir en mi opinión. Sin miedo y sin complejos.

  3. Alicia dice:

    Según avanzaba leyendo el comentario de Emiliano pensaba “tiene mucha razón”, pero — lástima, y también un poquito de espeluzno —, en su último párrafo me encuentro con su “a favor de reducir la población mundial”, y, ahí, pues…
    Todo cuanto hasta la fecha se ha puesto en práctica para reducir la natalidad han sido métodos agresivos y destructivos ¿O no es método agresivo y destructivo el aborto?, ¿o no lo son todos los anticonceptivos?, ¿o no lo es la píldora del día después?, ¿o no lo son las presiones que las mujeres sufren en sus lugares de trabajo para disuadirlas de que sean madres?
    ¿O no es agresiva — yendo un poquito más allá — la propia naturaleza humana negándose a prescindir del sexo y sus placeres pero no quiere saber nada de los inconvenientes que su “fogosidad” puede acarrearle?
    Así que, la verdad, no veo más procedimiento lícito que la abstinencia.
    Da la risa, ya lo sé; queda ridículo decir (escribir) algo así. La sexualidad es un derecho humano, por lo visto, y no parece que nadie nunca se haya atrevido ni piense atreverse a cuestionar si la dependencia tan exacerbada que la mayoría de las personas tienen respecto del sexo sea, en gran medida, una no desdeñable parte de los problemas que nos aquejan.
    Vamos, que pienso que con menos jodienda la situación de la humanidad mejoraría bastante; y que tantas energías como se emplean en copular se podrían aplicar a mejores causas que el engendrar unos hijos — estoy pensando en algunos países del tercer mundo — que mueren de hambre, a centenares; y, en este primer mundo nuestro, nacen sin haber sido deseados aunque se les atiende y se les cuida, sí, pero como se atiende y se cuida cualquier otra propiedad.
    Me he desviado del tema y “jodienda” no es una palabra elegante, pero no se me ocurre ninguna más suave para sustituirla.

    1. Emiliano dice:

      Alicia, cuando digo “reducir la población mundial”, no me refiero a ningún tipo de genocidio, si es eso lo que has entendido.

      La mejor manera de reducir la población mundial que se me ocurre es liberar a todas las mujeres del planeta de su dependencia de los hombres. Que tengan la posibilidad de ejercer sus derechos reproductivos y su sexualidad sin consultar a nadie. Ya verías como decaía la natalidad.

      1. Alicia dice:

        Bueno, planteado así ya es otra cosa y sí puedo estar de acuerdo contigo. Si las mujeres ejercieran su sexualidad atendiendo a los criterios y a la sensibilidad femenina todo sería muy diferente y ciertamente la natalidad descendería, con toda naturalidad, de forma espectacular.
        Lo malo es que las mujeres, en un afán mal entendido de “ser iguales”, han incorporado y fortalecido los criterios machistas.
        Las mujeres de hoy, proclamando ser feministas, son más machistas que los hombres; aunque por fortuna, y en una especie de compensación de fuerzas, empieza a haber hombres diferentes que, de alguna manera, no sé si encuentro la forma adecuada de expresarlo, recogen y hacen suya la espiritualidad a que la mujer ha ido (como avergonzada) renunciando.

        1. spyro dice:

          ¿Mujeres feministas que son machistas? ¿pero qué tontería estás ciciendo? ¿Y qué tiene que ver la “espiritualidad” en todo esto? (primero habría que saber qué entiendes tú por espiritualidad, porque me da a mi que tienes una buena empanada mental.

  4. Alicia dice:

    Donde en mi anterior comentario escribí “lícito” léase, por favor, “ético”.

  5. José María Bravo dice:

    Bautista hace unas reflexiones que hacen tiritar a lo que llamamos democracia. La designo con d minúscula porque en realidad esta basada en el electoralismo. Bautista habla de la vejez de la sociedad europea y la necesidad de vitalizarla. Vitalizarla atrayendo a mas emigrantes, incentivando la natalidad, etc. Parecen propuestas de “otro mundo”, algunos se atreverían a decir de “Tercer Mundo”. Lo cierto es que los países desarrollados se han nutrido de la inmigración y las clases pudientes han fortalecido su unidad familiar. Pero, las políticas de los gobiernos actuales han vendido la idea de cierre de fronteras y de nacionalismo extremo. Ha sido el truco del triunfo electoral. Prueba máxima de la “ceguera democrática”.Siendo ligeros, diremos que ha sido la venda de la Sociedad de Bienestar.

    Pero es que nuestra democracia es apenas un apéndice del Capitalismo. Medimos la democracia por el nivel de riqueza. Llamamos “oportunidades” a acceder a la riqueza. Pero que de la Libertad?. Que del desarrollo de la consciencia, de la educación?.Que de lo que Bautista llama felicidad?

  6. José María Bravo dice:

    Yo realmente me quedo atónito con algunos comentarios al texto de Bautista. A veces me pregunto como se puede hablar de “valores europeos” como si los valores tuvieran nombre, raza y apellidos. A donde nos esta llevando esta ceguera nacionalista. Que es un valor europeo?. Es acaso no tener hijos?. Abstenernos de ser felices?. Los “valores europeos” suena a una autocomplacencia perniciosa. La cultura jamas puede ser concebida como una especie de consanguinidad. Todo lo contrario la mas saludable consideración de cultura es abrir los ojos a lo otro, a lo que nos transforma.

    Y, en el aspecto demográfico yo invitaría a los contertulios que se profundizara sobre este tema. Ya algún pensador decía que esto era un problema del primer mundo que sufría el tercer mundo. Aquí algún comentarista habla de “hasta la guerra”, amen de cerrar las fronteras, etc. A trancas y barrancas hemos llegado a la “globalización” para evitar la palabra “internacionalización” y se habla de esto?. No se, con todo mi respeto, hace ya mucho tiempo se sabe que sin la explotación de la materia prima, sin el trabajo cuasi esclavo de los trabajadores de ese mundo oscuro o amarillo no se atornillaría el “sistema financiero”.

    Sinceramente sigo estando atónito y solo hay una frase, de un escritor, que me consuela “el mundo es ancho y ajeno”.

    1. Emiliano dice:

      José María:

      Pues yo creo que los “valores europeos” hay que decidirlos. Sí, artificialmente. Ponernos de acuerdo, plasmarlos en una Carta, a lo mejor votarlos, y a partir de ahí apoyarlos.

      Por mi parte, escogería valores universales, para que una mayor parte de individuos y culturas se puedan identificar con ellos. Así, la Justicia, el Conocimiento o la Libertad, creo que deberían formar parte de ellos, mientras que yo dejaría fuera el Cristianismo por no ser universal. Pero esa es mi opinión, y está claro que esos valores comunes europeos deberían ser consensuados. Me extrañaría mucho que tú no tengas una opinión personal sobre cuáles son los valores de nuestra cultura. Bien, pues se trata de llegar a acuerdos y respetarlos.

      Sobre el motivo para crear o acordar esos valores, lo propongo como una forma de preservar Europa, pero no por protegerme de presuntas hordas invasoras: no, es porque creo que la Humanidad necesita a Europa. Y para que me entiendas mejor, te explico una cosa: mi identidad no es ni España ni Europa, es la Humanidad.

      Yo también quiero ver la caída de las fronteras, también creo que cada ser humano debe tener el derecho de trabajar y residir en el lugar del mundo que le dé la gana (incluido su propio país). Pero todavía estamos muy lejos de una Administración Mundial (que llegará por narices, si la Civilización no se hunde antes, algo que por otro lado es perfectamente posible).

      Pero la situación actual es la que es, China por ejemplo es una potencia nacionalista y expansionista, probablemente otras naciones emergentes también estén estancadas en el Nacionalismo (aprendido de las potencias europeas, desgraciadamente), la UE es un laboratorio en el que estudiar la apertura de fronteras y la creación de administraciones comunes, los retos del futuro son los que son, y hay que mojarse.

      1. Ezequiel Gonzalez dice:

        Emiliano,. si bien tus intenciones buscan mejorar este mundo, y a pesar de estar de acuerdo con ciertos planteos tuyos, debo decirte que intentar incrementar la inmigracion, imponiendo un “aprendizaje” de los “valores europeos” no suena muy tentandor.

        Yo soy argentino y hace diez años que vivo en Europa, así que considero conocer ambas culturas, una por naturaleza y la otra por elección.

        En primer lugar, es muy poco tentador para un inmigrante tener la “obligación” de cambiar sus valores naturales por los del país acogida, o continente.
        De hecho, me deja un poco descolocado tu afirmación de los valores europeos.
        Tuve la suerte de conocer mucho del continente, como supongo que la mayoría de uds también,. y mas allá de una cuestión geográfica, noto muchísimas diferencias de cultura e ideosincrasia entre sus naciones.
        De hecho, es mucho mas parecido Mexico a Argentina que Portugal a Noruega.

        De hecho, Italia es más parecida a Uruguay de lo que puede ser a Austria.

        En fin, que esos “valores europeos” no creo que existan como tal. Veo un continente unido en su historia y geografía pero muy heterogeneo en sus valores.

        La intención de Europa como grupo común me parece muy acertada, aunque creo que con la madurez necesaria, sería mas factible realizar dicha unión en un continente como el Americano.

        Para cualquiera de los dos casos, mi propuesta es nutrirse de la cultura del inmigrante y no imponer la “nuestra” como condición de integración.

        Saludos.

        1. Alicia dice:

          Dices, Ezequiel, que es muy poco tentador para un inmigrante tener la “obligación” de cambiar sus valores naturales por los del país acogida, o continente.
          ¿Sabes que en algunos colegios de Cataluña se ha prohibido que los niños españoles lleven para la hora del recreo bocadillos de embutido porque molesta a los musulmanes?
          Desde hace mucho tiempo sucede lo mismo con cualquier símbolo religioso que hubiera en las aulas.
          En una ocasión, en Inglaterra, un musulmán montó un pollo en un aeropuerto porque la empleada que lo atendía tras el mostrador llevaba una crucecita al cuello; después de mucha polémica los tribunales dieron la razón al musulmán y se prohibió que quienes trabajasen cara al público exhibiesen — en su propia persona, que a ver si la cosa manda o no manda narices — este tipo de símbolos.
          Los musulmanes siguen, vayan donde vayan y contra viento y marea, en cualquier parte con sus propias costumbres pese a quien pese, y las imponen, y exigen no sólo que se las acepte sino que se las acate.
          Las niñas musulmanas, en contraposición en el asunto de los símbolos religiosos, no se quitan el pañuelo de la cabeza te pongas como te pongas, desatendiendo cualquier normativa que en muchos centros se dictaron para evitar problemas advirtiendo de que no podía llevarse ningún tipo de prenda que cubriese la cabeza.
          Y, bueno, parece que la hubiera tomado yo con los musulmanes y tampoco es eso; hablo de los problemas que ellos dan — tanto en España como en el resto de Europa — porque son los problemas que más trascienden en los medios de comunicación; pero el resto de los humanos, de cualquier raza y de cualquier religión y lo expresemos con mayor o menor vehemencia y lo exterioricemos más o menos, somos no menos intransigentes en el fondo que ellos.
          Mira, por ejemplo, se me ocurre, tanto turismo hortera como en la actualidad se hace; todo el mundo va a todas partes, mira los monumentos y las piedras con el ojo y una vez mirado todo se da media vuelta y se va a buscar un lugar donde comer algo que su paladar entienda. A la gente le gusta ver mundo pero como mero espectador y sin que ese mundo la interfiera ni modifique en absoluto. Quiere que exista lo “diferente” porque es muy exótico y está muy bien para de vuelta de las vacaciones contar anécdotas; pero que se mantenga lejos y sin pretender contaminar.
          Vamos, que salvo honrosas excepciones, cada ser racional es — incluso con la mejor de las intenciones — un pequeño dictador persuadido de que el criterio acertado es el suyo; y cuando nos planteamos la posibilidad de cambiar nos sale, tipo ramalazo, un inevitable “¡¡¡pero que los demás cambien también!!!

          1. Ezequiel Gonzalez dice:

            Estimada Alicia, no veo la relación entre mi posteo y tu respuesta.

            Hablas de religión? yo no.
            Hablas de turismo? yo no.
            Hablas de los musulmanes? (aunque solo sea un ejemplo),. yo no.

            Yo hablo de inmigración porque la conozco muy bien,. ya que lo vivo en carne propia, así que tu comentario, por mas bien intencionado o redactado que esté, yo no lo entiendo, ya que no tiene nada que ver con lo que yo planteaba.

            Es más, creo que el tema de la nota va por otro lado, yo solo posteé mi punto de vista a lo que había posteado EMILIANO.

            Saludos cordiales.

  7. Juan dice:

    Creo que en este análisis falta un detalle: el aumento de la desigualdad entre ricos y pobres, o dicho de otra manera, la redistribución de la riqueza hacia un futuro más injusto y pernicioso. Lo que en ecología sería una pérdida de diversidad. Me explico, porque este es un término científico distorsionado al salir del ámbito académico. Cien euros repartidos entre 10 personas: diez euros por personas, máxima diversidad; un euro por persona salvo una, a la que le tocan 99 euros, mínima diversidad. Quizás el principal problema de nuestras sociedades es que nos acercamos al segundo escenario. Si vamos hacia este segundo escenario, totalmente de acuerdo con tu reflexión. Pero en un escenario de redistribución justa de la riqueza y no de concentración en unas pocas manos, el problema del envejecimiento es más que asumible. Sí es verdad que nos dicen de forma machacona que los gastos públicos actuales no se pueden mantener, pero eso es más anestesia social para que podamos digerir que la salud y la educación pasarán de ser derechos entrar en el campo del negocio (de los que siguen incrementando su patrimonio, a más velocidad con esta crisis, curiosamente), que una realidad científica. En cuanto a la competitividad, la coyuntura no nos debe impedir ver el horizonte. Porque China es competitiva, sí, pero tiene ya graves problemas ambientales y sociales, enormes desigualdades, no es un modelo perdurable tal y como funciona ahora. Brasil crece destruyendo sus recursos a la velocidad de la luz, cosa que le pasará también factura. Sí es cierto que el modelo económico del consumo sin más habría de cambiarse e invertir más en eficiencia energética, salvaguarda de los recursos (el agua o el suelo fértil, por ejemplo), como se propone en el libro “Prosperidad sin crecimiento”. Pero insisto, si la riqueza se distribuyese de forma racional y no con la tendencia actual, esto que tú comentas sería un problema secundario. Es mi modesta opinión.

  8. First of all, I apologise for writing in English. I can understand Spanish but can’t write it.

    I think that if you don’t roll back the globalisation mechanism there will be no way out. We’ll become poorer and poorer until such a point when China, India etc. will find it more profitable to invest in Spain, Italy, Greece because – by that time, 30 years from now – salaries in the EU will probably be the lowest available on Planet Earth. Then Europe will start to grow again…

    This is where we are headed if we listen to Merkel, Monti, Rajoy etc. bearing in mind that in the 30 or so years of poverty the privileged élites in Europe will not suffer a bit, on the contrary, they will get richer and richer and have the time of their life really enjoying their superior status.

    Rolling back globalisation could be a solution, theoretically. However, it’s nothing short of a revolution as it would be the exact opposite of what all countries have been doing in the last 40 years.

    Also, it’s not just a question of creating import duties between the EU and non-EU countries, we would have to pull out of all sorts of international agreements we have been signing in all these years (many of which are for the benefit of the US and nobody else’s, which adds to the problem of course as the US is still strong enough to have a say in such decisions).

    Also, the real problem with de-globalising is that there is no political leader advocating such a measure (not even Tsipras in Greece) and, additionally, it looks almost impossible to find a majority of voters in any EU country who would be favourable to de-globalisation.

    So I guess there’s nothing we can do to avert this course which will lead to the empoverishment of the masses and the glorification of the élites.

  9. José María Bravo dice:

    Emiliano

    Te agradezco la condescendencia y amabilidad de tu respuesta. Esto no es un “valor” europeo, generalmente, todos, tenemos malas formas.

    En uno de los artículos de Barbara Alpuente preguntaba por el significado de valor. Valor tiene muchos significados pero, yo creo, Emiliano, que tu lo interpretas como una actitud moral, como un comportamiento ético. Y, esto desencadena nuestra disconformidad. Es un terreno muy complejo y creo que tu entiendes que es difícil darle, de esta forma, un contenido apropiado. Dejo esto como una reflexión.

    Alicia relata lo que pasa en un lugar u otro. En los aviones, en los trenes, en las estaciones de servicio. Gente de todas las índoles hay en todas partes. Yo creo que estos ejemplos no representan la exquisitez de culturas como la islamista, como la cristiana o como otras. Esas confrontaciones vienen de la incultura, de la propaganda, de las desigualdades económicas, etc. Son fanatismos de aqui y de alla.

    El articulo de Roberto en inglés, por cierto utiliza modismos que dificultan una lectura rápida, aboga por una economía mas domestica. Es cierto que las grandes potencias se benefician en la globalización, en cualquier sistema de comercio internacional se favorece a los más ricos (véase Alemania en la UE). Coincide un poco con Emiliano. Es tema para debate. El articulo de Bautista abre este, que puede ser, largo debate.

  10. Manuel Bautista dice:

    El tema de la inmigración es siempre muy controvertido y apasionado, porque permite “tener la razón” desde casi todos los ángulos. Entiendo lo que dice Emiliano, porque parece lógico pensar que algo habrá en la forma de vivir de los europeos que merezca la pena ser preservado, eso que él llama los “valores” europeos. Lo que sucede es que ponerse de acuerdo en cuáles han de ser esos valores a preservar será, me temo, harto difícil. Como bien dicen José Mª y Ezequiel, ¿se tratarían de valores que existen solo en Europa y no en otras partes del mundo? Si preguntáramos a los españoles qué querrían preservar de su modo de entender la vida, ¿estarían más próximos a los austriacos, suecos o británicos, o a los chilenos y argentinos? Más aún, si les preguntáramos a los españoles que tienen 80 años, ¿creerían que los españoles de 30 años, incluso, de 50, están sabiendo preservar los mejores valores que ellos les han transmitido?

    En cualquier caso, insisto, si entre los europeos existiera la plena consciencia de que en 20 ó 30 años vamos a tener que pedirles por favor a los inmigrantes que vengan a cubrir nuestra carencias, nuestra actitud quizás no podría ser demasiado “exigente” en cuanto a lo que deban o no deban aceptar de nuestros valores. Si nosotros fuéramos los que les estuviéramos haciendo “el favor” a ellos, por darles trabajo y todo eso, tendría algún sentido exigirles a cambio no sé qué. Pero si fueran “ellos” los que nos estuvieran haciendo a “nosotros”, los europeos, el favor (es una manera de hablar, nadie se va a otro país para hacer un favor) de venir para cubrir los puestos de trabajo, pagar los impuestos y sostener nuestro Estado de Bienestar, que nosotros solitos no podemos, entonces me temo que nos tendremos que tragar muchas cosas y aceptar muchas otras.

    De todos modos sí me parece muy interesante el debate de los “valores” que merecería la pena preservar y, ¡ojo!, de aquellos otros que deberíamos desarrollar, innovar o potenciar. Sean europeos o simplemente, como sugiere Emiliano, propios de una Humanidad más avanzada y evolucionada. Ahí, probablemente, nos encontraríamos con que todos podemos aprender de todos, y que es mucho más lo que tenemos que descubrir e incorporar a nuestra cultura de vida que lo que tenemos que proteger.

    No quiero terminar sin comentar algo en relación con el interesante apunte de Juan. Estoy de acuerdo en que buena parte de los problemas se resolverían con una mejor redistribución de la riqueza. Pero en todo el mundo. Si se pretende seguir basando la riqueza y el bienestar de Occidente sobre la miseria de gran parte de la Humanidad, esto acabará por estallar. Por otra parte, es cierto que China tiene serios problemas que le pueden hacer descarrilar, pero no veo nada evidente que eso nos permita a los europeos quedarnos confiados en que nuestro Estado de Bienestar pervivirá. Ellos, como los brasileños o los indios,tendrán que resolver sus problemas. Y nosotros los nuestros.

  11. José María Bravo dice:

    Me parece pertinente la sencillez de la explicación de Bautista sobre nuestros comentarios. Pero creo que es bueno darle entidad a los asuntos, asumirlos desde una mayor profundidad.

    Empezaríamos por preguntarnos sobre la Ética. Hace mas de un siglo Nietszche nos hablo de la “muerte” de Dios. Pero no era la muerte de un concepto, de una idea, de una interpretación cósmica. Era la muerte de un patriarcado, del “señoritismo” de unos valores. De esos “caballeros que se permitían el derecho de pernada, etc.

    En otro Blog, Aventura del Pensamiento , (aventurapensamiento.blogspot.com.es), Ulises comenta que hay muchos puntos de vista sobre los asuntos. Entre otros, la visión que se tiene de los empresarios españoles, desde América Latina. Muy diferente a la visión que se tiene desde aquí.

    A mi me parece, perdonen el apelativo, infantil hablar de los valores europeos. Europa paso, hace mucho tiempo, la edad de la inocencia (léase por ejemplo a Hermann Hesse), Ha habido guerras continuas. Podríamos llamarlas, por qué no, las guerras “éticas” Volvemos a lo mismo?. No, no señores, hoy en día no estamos en los pañales de la historia. Hoy hay problemas de hambre, de desesperación, de locura, de aniquilamiento por drogas de la juventud. Y cuales son los valores europeos?. Tomar cerveza y comprar futbolistas?. La glotonería, el hedonismo, la lujuría?. Nietszche hace mucho que denuncio a ese “dios”.

  12. Me han sorprendido estos datos acerca del gasto en salud por persona entre los 65 (2192 euros) de 65 a 79 8570, de 80 a 94 ,14966.Son cifras demasiado altas,porque, no todas las personas necesitan medicamentos en esas edades.Ni tratamientos tan complejos.Quiero decir que si en países en vias de desarrollo hay un alto porcentaje de PERSONAS SANAS en esas edades,en la España de este tiempo también.Desde mi punto de vista esas cifras han sido intencionalmente elevadas. Que, un 30 % de los gerontes gaste esas sumas, no podemos llevar esas cifras a un 100 %.Lo que si observo en la gente activa,una tendencia notoria en el consumo de alcohol y drogas. Esto si es preocupante, puesto que se trata de quienes estan ahora en plena actividad.(Los que están)No nos olvidemos que fué lo que determinó la caída del Imperio Romano: los excesos.A nuestra civilización le está sucediendo lo mismo,pero con una aceleración propia de nuestro tiempo.

  13. Manuel Bautista dice:

    A Beatriz.
    Esos datos sobre el gasto en salud están sacados del libro “Nada es gratis”, y según los autores son estimaciones de gasto para el año 2025, aunque no sé cómo se habrán calculado. A mí no me han sorprendido. Desde luego, en las farmacias te dicen ( y tengo farmaceúticas en mi entorno) que el consumo de medicamentos de los mayores es muy superior al resto.

    Y desde luego sí estoy de acuerdo en que el consumo de alcohol y de drogas (y yo añadiría de calmantes y antidepresivos) en la población activa, es muy preocupante. En mi opinión, denota un cierto grado de “sociedad enferma”.

  14. No salgo de mi asombro de cómo puede usted hacerse un bucle tan increíble basándose en estereotipos trasnochados y falsos, la realidad es muy otra, la única salida al derrumbe del capitalismo es con teorías marxistas y éticas, donde se destierre para siempre a la gentuza corrompida, la burbuja más peligrosa que existe en Europa es la corrupción y el capitalismo como sistema.
    Saludos

    1. Alicia dice:

      ¿El marxismo es ético y toda la corrupción está en el capitalismo?
      ¿Son nuevos tales vientos?
      El capitalismo tendrá sus defectos; pero ¿era mejor el mundo antes del capitalismo?

  15. alexander dice:

    Sin acritud, vaya desperdicio de tiempo, en leer y producir este artículo..y vaya argumentos más maniqueos para sostener que el estado del bien estar no es sostenible.Lo único coherente es la imposibilidad de exportar todos.
    Si simplemente se acomentisen las propuestas hechas por el Gestha sobre fraude fiscal ingresariamos 63.000 millones. Ya que aunque la población envejezca o haya menos trabajadores la productividad de estos aumenta, y por tanto la renta generada. Las pensiones también se pueden sostener vía presupuestos, pero claro, para eso tendríamos que acabar con la laxitud fiscal de las rentas del capital. El verdadero problema es que no se ingresa, no que el modelo no sea sostenible, que lo es. Fíjese que ha tenido que pillarnos una gran depresión para tener una excusa para empezar a desmantelarlo.

    1. chus dice:

      2/3 del capital privado, dos tercios, repito, del capital privado de todo el mundo se encuentra derivado a paraisos fiscales.
      para que pagar cantidades ingentes a un estado que sólo se ocupa de “su” bienestar?
      los que tenemos la suerte de poder trabajar en alguno de ellos para poder sobrellevar las normales deudas acumuladas en los ultimos diez años por una familia normal de clase media, en un pais, digamos, como españa, lo vemos a diario.
      estos países no tienen problemas de liquidez, solo les preocupa su defensa burocrática, política y militar para que sus intereses no se vean atacados.
      nadie va y apunta con un rifle para que depositen dinero aquí o allá,
      el problema está en los depositantes y sus respectivas autoridades fiscales.
      yo sólo veo una solución no violenta, desmantelando las estructuras de los estados, y creando sociedades microatomizadas, donde los impuestos y plusvalías repercutan en cada territorio, cuanto más pequeño y autónomo, mejor, problamente los problemas se darán a pequeña escala entre vecinos, pero en la historia de la civilización occidental hay un ejemplo de cerca de 3000 años de relativa concordia y buena vecindad hasta el advenimiento del sistema romano con sus ideas imperialistas y sus necesidades de expoliación infinitas. luego de su desmantelamiento, las provincias repetirían ciclicamente el mismo esquema, hasta hoy: yo,yo,yo, y si no me sigues, pues te meto una zurra.
      un saludo

  16. Alberto Romero dice:

    La conclusión de su artículo en definitiva es: No se puede mantener el estado del bienestar desde la concepcion capitalista del estado.

    Pues creo que si nos dan a escoger entre capitalismo y estado del bienestar, la elección es muy clara.

  17. Suleiman dice:

    Lo que yo veo en conclusión es diferente. Se entiende que el estado del bienestar es una consecuencia más o menos consentida del capitalismo cuando este funciona con un buen nivel de beneficios, y que sin estos no es viable.

    ¿No es muy ilusoria la idea de qué alguien nos vaya a dar a elegir entre capitalismo y estado de bienestar? Es como la tontería del “No a la guerra”, como si las guerras se eligieran democráticamente, pero yo ya me he he quedado tranquilo vertiendo una opinión que no sirve para nada.

  18. ¡un Hola a cada Uno de Vosotros!

    He leído con deteniMiento los 29 comentarios y el texto de Manuel Bautista que los ha Generado…sólo Quiero decir que enHoraBuena a TODOS los Participantes, más allà de alguna diVergencia de peso. Sóis los Opinadores más CiviliZAdos que Nunca haya encontradado en una Web (he visitado Centenares de ellas y leído muchos miles de comentarios).

    Casi que busco una eXcusa para dejar Huella en un lugar donde no hay sitio para Trolls/Provocadores ,donde se vierten Opiniones Fundamentadas y no se Pierde el Precioso Tiempo.

    Si solo un 10% de lo que Hay por Escrito se pudiera materiAliZar en Logros la Humanidad daría un Paso de Gigante (parafraseando mal a Neil Armstrong). Luego Si mantenéis la Coherencia un poquito en Vuestro Día a Día entonces Os puedo Admirar ¡EternaMente!

    Para a acabar mi parrafada y abrir un cauce nuevo en el teXto Principal: En Agosto de 2011 se aprobó con Nocturnidad y AntiestÉtico consenso el Artículo 135.5 que supuso edificar un muro inFranqueable que bloQuea la Posibilidad de Declarar la Deuda conTraída con la Codiciosa TroiKa[FMI,BCE,la WTO…entre Otros] iLegítim@ de una Vez por Todas. La Pregunta es; ¿qué laguna legal podemos Sortear aHora?¿No Debemos, no Pagamos es solo un Lema de Twitter o una Realidad?

    Mi Opinión si alGuien la Quiere es: con el Dinero del Ciudadano que los sucesivos Gobiernos han dilapiDado en forma de suculentos intereses/infraEstructuras la Deuda del Estado está ya salDada. Lo que Queda es Deuda Bursátil Virtual y no Nos Pertenece.

    De nuevo, Felicidades por Vuestros ponderados Análisis. ¡Hasta la Vista!

  19. Manuel Bautista dice:

    A Salvador Corominas:
    Te agradezco tus palabras de apoyo a la labor que mis compañeros y yo estamos intentando promover con este blog. Al final, uno nunca está del todo seguro de si un esfuerzo de este tipo merece la pena o no. Así que, gracias de nuevo.

    En relación con tu comentario respecto a la deuda, la verdad es que yo no lo tengo tan claro como tú. Claro que se han tomado muchas decisiones absurdas por responsables políticos de todo tipo que han contribuido a endeudarnos hasta las cejas. Pero el caso es que, con mucho, la mayor deuda que tiene este país es la privada; esto es, la de los bancos, empresas y familias. No pretendo demonizar a nadie, pero decir que los ciudadanos de a pié no han tenido ninguna responsabilidad en esto, me parece que no es del todo cierto. El boom inmobiliario ha sido posible, entre otras cosas, por la demanda imparable de un montón de ciudadanos por comprarse un piso. Por supuesto, la responsabilidad ha sido mucho mayor por parte de los bancos y cajas de ahorro que han estimulado toda esta espiral, y por parte del Banco de España y de los sucesivos Gobiernos, que no lo han cortado a tiempo (ayer lo reconocía abiertamente el nuevo Gobernador del Banco de España, Sr. Linde). Y si algo ha quedado ya claro, a estas alturas, es que la deuda de las familias y de las empresas, que suele contraerse con los bancos, acaba contaminando a la deuda pública.
    A mí me parece, por tanto, que ya sea por pecado de acción o de omisión, no son muchos los que, estando libres de pecado, podrían tirar la primera piedra.

    1. Javier López dice:

      Llego muy muy tarde al debate, pero no me puedo resistir a intervenir.

      Veo dos fallos garrafales en este argumento. El primero es quedarse en los bancos españoles y el Banco Central español a la hora de repartir responsabilidades. Es evidente que lo que posibilitó que la burbuja se disparara fue la llegada de financiaciació externa, principalmente de bancos alemanes que prestaban a los bancos españoles para que éstos a su vez prestaran a los ¿consumidores, especuladores? españoles. Sin esa financiación externa la burbuja lo habría sido menos, por lo que se les debe considerar a su vez responsables.

      El segundo fallo que detecto es esa manida frase que dice que la deuda privada se convierte en deuda pública. Esto es una burda manipulación que no puedo considerar inocente dado lo simple de la contraargumentación: bastaría con haber dejado al capitalismo seguir funcionando con sus sacrosantas y despiadadas reglas y haber dejado que se hundieran todas las entidades financieras, españolas o no que participaron tan alegremente en esa mesa de apuestas que fue el llamado boom inmobiliario.
      Con eso se habría producido una caida enorme del PIB y de la riqueza (como está ocurriendo de todos formas) pero mucho más en los que fueron culpables, no como ahora que recae de forma exclusiva en quien menos culpa tiene. Porque dudo que incluso los talibanes del capitalismo puedan decir sin que se les escape la risa que es igual de culpable el consumidor que solicita una hipoteca, que no tiene (o no tenía) conocimientos para saber lo que se le venía encima que el banco que presta el 120% del valor del inmueble con la frase: no se preocupe que el precio de las casas nunca puede caer…
      En lugar de eso, se exige a los inocentes que se sacrifiquen para salvar a lor culpables con la pobre excusa de que si se hunden los bancos no habrá préstamos y se hundirá la economía. El resultado es que la economía se hunde, los bancos no prestan el dinero que los menos culpables les traspasan por medio del Estado, y los mayores culpables, los bancos alemanes, están haciendo su agosto prestándonos al 6% el dinero que les damos al 0,50 %.
      La única salida para España es amenazar con salir del Euro y no pagar la deuda si no cambia la política europea para garantizar un crecimiento que posibilite su pago.
      Y si no se consigue, hacerlo, asumir un desplome rápido y comenzar de cero pero con las reglas que nos interesen a nosotros, no a ellos.

      1. Manuel Bautista dice:

        A Javier López,

        Estoy de acuerdo en que también los bancos europeos que prestaron dinero a manos llenas a los españoles tienen una cuota de responsabilidad (y no pequeña) en la creación de la burbuja inmobiliaria española. Los bancos europeos y, lógicamente, sus respectivos supervisores, los bancos centrales de esos países.

        En cuanto a lo de dejar que quiebren todos los bancos o cajas de ahorro con problemas, me parece como poco irreal. Sí creo que habría sido muy saludable hacerlo en los casos de los bancos más pequeños. Porque es necesario que de alguna manera paguen sus errores. Es igualmente necesario que el conjunto del sistema financiero se haga corresponsable de su saneamiento mediante el Fondo de Garantía de Depósitos. Pero creo que dejar caer a los grandes bancos supondría tal daño a la economía productiva de este país (y de cualquiera) y tal destrucción de puestos de trabajo que ningún Gobierno se lo puede permitir.

        Un saludo

  20. Manu Oquendo dice:

    No conocía este blog ni a M.Bautista. Saludos y ánimo.

    Sólo un comentario: Atención a la semántica. Es el cebo tras el cual se colará el anzuelo.

    ¿Cómo es posible que nos digan que estamos en crisis y nos lo traguemos?

    Crisis no es cuando se cae un castillo de Naipes.
    Crisis –y muy profunda– es cuando alguien que vivía de un trabajo honrado se tiene que dedicar al trile o a castillos de naipes.
    Lo normal es que las burbujas se rompan. La crisis nunca es que se rompa una burbuja, es su destino inexorable.
    Crisis es que haya gente que te haga creer que una burbuja es algo sólido.

    Analicen la pérdida de empleos industriales desde los primeros setenta.
    El constante crecimiento del desempleo en occidente desde entonces. En USA o aquí, da lo mismo.

    Pregúntense por qué y cómo el sistema se reconfiguró para en vez de vivir de trabajos honrados vivir a base de burbujas de dinero basura.

    Mientras esto no cale seguiremos sin entender lo que está sucediendo.

    Y no lo entenderemos porque hemos olvidado lo sucedido a lo largo del siglo XX. Por lo tanto estamos ciegos y a merced de los listos con memoria.

    Voy a guardar este enlace.

    Saludos.

  21. Manuel Bautista dice:

    A Manu Oquendo,
    Me alegro de tu incorporación a este blog. Muy interesantes tus precisiones “semánticas”. Cierto que en el lenguaje se esconde mucho trasfondo casi diría “ideológico”, o por lo menos de intencionalidad no inocente. Es cierto que llamamos crisis a fenómenos que en realidad no lo son, porque están llamados a reventar. Es más, lo saludable es que revienten. Un ejemplo claro es el de la burbuja inmobiliaria: tenía que reventar, lo sabíamos y, además, era higiénico que así fuera. Otra cosa es el papel que han jugado (que hemos jugado) unos y otros en esta historia. Ahora nos dice el Sr. Linde, nuevo Gobernador del Banco de España, que esta institución lleva acumulando diez años “fallos de funcionamiento”. ¡Caramba! ¿y nadie, en el Gobierno, en el Parlamento, en la prensa, en… algún sitio, se había percatado de ello? ¿No han fallado, entonces, otros muchos mecanismos de control en todos esos ámbitos? Por que esa burbuja se veía que, sí o sí, iba a reventar, y todo esto que ha sucedido con las Cajas de Ahorros, la Deuda, etc., parece que era fácilmente previsible.
    En fin, es muy cierto que, como bien señalas, unas cosas son las crisis y otras las tomaduras de pelo.
    Gracias por tu precisión. Viene muy a cuento.

  22. J. Luis M dice:

    Mi criterio:

    Si miramos hacia atrás, ha habido varias explosiones económicas que sacaron al mundo de la pobreza. Hace muchos años América absorbió millones de europeos que vivían en la miseria o casi. No quiero entrar en si las sucesivas guerras importantes (secesión, 1ª y 2ª guerra mundial supusieron un auge en el crecimiento dando empleo a millones de personas para reconstruir lo destruido. No se trata de ensalzar esos dramáticos acontecimientos comop benefactores del empleo. Creo que la cruda realidad es que, el nacimiento de la industrialización fué el gran vehículo que nos trajo el bienestar, avances y demás comodidades (sólo a una parte de la humanidad). Fábricas a millares que empleaban a cientos y miles de personas para producir bienes y servicios que a su vez consumían los que trabajaban en ellas y de lo que se beneficiaba la sociedad en general. La dura realidad es que, los avances tecnológicos (informatización, automatismos máquinas que producen solas etc. etc., están expulsando a los trabajadores de sus fábricas y lugares de trabajo. Sólo tenemos que ver como se han reducido las plantillas de los grandes empleadores en España (Telefónica, Seat,Bancos y miles y miles de empresas que en quince años han pasado a emplear menos de la mitad que entonces. Este fenómeno es imparable y la única salida posible es copiar dentro de lo que podemos a nuestros vecinos de mitad y norte de Europa que, todavía, mantienen una envidiable calidad de vida, aunque a largo plazo la demografía les puede causar serios problemas. La alternativa a copiar a nuestros vecinos es una ola de moralidad en la vida política española y en la ciudadanía con un objetivo común de bienestar general pero al respecto no soy demasiado optimista y menos aún después de ver las bestialidades que se han cometido en la Comunidad Valenciana, Castellón, Alicante, deuda brutal del Ayuntamiento de Madrid, Cataluña y un largo etcétera. Pero sepan una cosa: les hemos votado y dado mayoría absoluta en muchos casos a pesar de la evidente corrupción que había por doquier. En fín, lamento no aportar mucho positivismo al futuro pero me rebela ver la impunidad política y la colaboración de algunos medios de comunicación tergiversando la realidad a favor de una opción política de derechas donde el amiguismo, enchufismo y reparto de lo que queda de lo que fué una tarta. Salud amigos

  23. Manu Oquendo dice:

    Lo políticamente correcto en este instante es sostener el Euro y la Unión Europea como proyecto de integración política.

    Esto recuerda aquel chiste brasileño de hace como treinta años que decía de forma tristemente irónica que “Brasil es el país del futuro y siempre lo será”.
    Es un poco como el rondó que nunca llega al final mientras la sala se va quedando vacía de aburrimiento.

    El caso es que Europa se está hundiendo y aquí nadie quiere darse cuenta.

    Hace unos días un amigo que vende por todo el mundo proyectos de cientos de millones de euros, con bastante tecnología y mucho equipamiento, contaba preocupado que sus proveedores de grandes motorizaciones de muchos años (uno americano y otro japonés) habían cortado la relación con el argumento de que este continente ya no era una prioridad estratégica y que atenderían pedidos firmes con mucho gusto pero no iban a invertir tiempo y dinero en vender el proyecto acabado con el integrador europeo. Verde y en botella tras más de 30 años de relación.

    Por otra parte en la industria de mi amigo han salido competidores chinos y coreanos que, en vez de subcontratar a grandes firmas especialistas, practican la vieja Integración Vertical.

    Es decir, si te venden un barco o una central de generación, fabrican ellos mismos las plantas motoras y los chinos ponen, además, la mano de obra para el proyecto de construcción y muchas veces la ingeniería gratis si el proyecto es estandar.
    Si pregunta el cliente final acerca de la calidad de sus motores y turbinas le dicen que no se preocupe porque si está descontento con el rendimiento o le falla antes de diez años se la cambian gratis.

    Sinceramente, el ciudadano europeo medio está en babia y no se entera del mundo en el que vive. Nuestros políticos parece que mucho menos.

    Mientras esto sucede y sin que la prensa diga ni “mú”, los USA de Obama están reabriendo o reforzando bases en todo el Pacífico (Vietnam incluido) y preparando una nueva generación de destructores, los DDC 1000 Zumwalt, para despliegue a partir del 2014.

    Como tantos proyectos militares este ha tenido brutales demoras e incrementos de coste paro lo que es interesante es que estos navíos son para despliegue “litoral”, aguas de poco calado.
    Vale la pena ver algo de las descripciones para preguntarse qué tendrán en mente los estrategas que eligen este armamento para acentuar los rasgos de un buque para actividad en aguas de bajo calado gran oleaje y zonas de grandes plataformas continentales. De hecho el diseño del Zumwalt es de un casco que en vez de tender a pasar la ola por arriba tiende a hacerl “a través de ella”.

    A los europeos, nuestros gobiernos hace muchos años que nos tratan como si viviésemos eternamente dentro de una burbuja infantil.

    Efectivamente, como dice Manuel Bautista, esto es peor que una burbuja financiera.

    Saludos

  24. kalito dice:

    El gravísimo problema de la Españita, no es su déficit, su burbuja, su desempleo, todo ello no es mas que las consecuencia de su clase política. Cambiando la clase política de forma radical, es la única forma de rescatar a la Españita. Pero como sus ciudadanos no están dispuesto al sacrificio, les queda mucho dolor por sufrir. La tarea consiste en desalojar a ESTA clase política junto con su fuerza militar y sustituirla por una nueva. Y eso cuesta vidas, mártires, etc., por que los que están no van a soltar el hueso sin mas.

  25. Palace dice:

    Sí, es un problema que la población envejezca pero los países que nombras como “amenazas” para Europa (China) en realidad son insostenibles y lo veremos pronto (de la misma manera que casi todos los países del mundo lo son independientemente de la edad media de su población)

    Recomiendo echarle un vistazo a este video para ver el problema de fondo. http://www.youtube.com/watch?v=4Z9WVZddH9w

  26. José María Bravo dice:

    Hoy que se reedita este articulo de Manuel Bautista, vuelvo a preguntar cuales son los valores europeos. Cuales son los valores filosóficos europeos?. Es la cristiandad?. Es el concepto de Estado Nacional?. El concepto amañado de raza aria?. La Ética de los “gentiles” o de los “nobles”?. El Juicio como instrumento de la Razón?. La postración de los “improductivos”?

    Vuelvo a preguntar. Cuales son los “valores” europeos hoy?

    1. Manuel Bautista dice:

      Estimado José María,

      En realidad en este artículo no hablo en ningún momento de los “valores europeos”; me limito a analizar dos de los problemas que, a medio y largo plazo, harán inviable en mi opinión el actual Estado de Bienestar que tenemos en Europa.

      Por tanto, entiendo que lo que tú planteas es otra cuestión distinta a la que, sinceramente, yo no sé si sabría darte una respuesta, y en todo caso no sería ni breve ni sencilla, tal como exige el formato de un blog como este.

      Sin pretender en modo alguno hacer una lista de esos “valores europeos”, creo que mucha gente estaría de acuerdo en señalar como tales (aún con todas sus carencias e imperfecciones) precisamente el Estado de Bienestar y la Democracia, entre otros.

      Por “valores europeos” supongo que te referirás a aquellos con los que se sienten identificados los europeos, al margen de que también los compartan otras zonas del mundo. Es decir, no hablamos de señas de identidad exclusivas.

      Añadiría también el concepto de Estado laico, con todos los claroscuros que ese concepto tiene. Y subyaciendo a ello, el de la supremacía en el plano público de lo racional y lo científico frente a lo religioso.

      Y así podríamos seguir, pero esto daría para otro debate, muy interesante pero distinto.

      Un cordial saludo

  27. José María Bravo dice:

    Estimado Manuel, entiendo perfectamente tu respuesta. En el debate de los comentarios surgió esto, quizás, por tu frase final referida a los valores que asocias a la felicidad.

    Esta, tu ultima respuesta, es compleja porque definir el Estado Político es complicado. Y, ademas si rastreamos, con seriedad, lo científico nos deslizaremos a un debate que también barrunta, duda, se cuestiona cada día con nuevos dilemas, con multitud de transformaciones, descubrimientos, perspectivas, intuiciones, etc.

    Quizás llegaríamos a evitar la palabra Valor, tan efímera, tan subjetiva, tan ortodoxa. Quizás si utilizáramos, como hace la ciencia cada día, un nuevo lenguaje. Una nueva manera de abordar las situaciones sociales y los cambios que implica la velocidad de transformación, valga la redundancia, que se esta dando con las corrientes migratorias, con la “globalización” de los mercados, con las perspectivas de desarrollo más alla de las fronteras, de los idiomas, de las razas, de las relaciones familiares, sexuales, etc.

    Así, quizás, podríamos dejar de detener el tiempo frente al espacio y conjugarlo, como, hace mucho, esta haciendo la ciencia, abriendo nuestra visión. Esto rompería este freno al cambio institucional, jurídico, nacionalista, etc. Quizás, entonces, volveriamos a hablar de cosmologia, de astronomía, de cielos abiertos

  28. Angelo dice:

    El Valor felicidad:
    Parece que el el que mas preocupa el Sr. Bautista es el de la felicidad, o lo lo que es lo mismo el Estado de Bienestar o mas bien su preocupación por la pérdida del mismo.
    No es de extrañar viendo el panorama que se está viendo venir si tenemos en cuenta el dinero, la demografía actual y su efectiva bajada en su crecimiento.
    Aunque no estoy muy de acuerdo que el mayor peligro no sea el económico, yo creo que si lo es.
    Para mi el índice de la bajada de natalidad es un referente de que la sociedad se mas consciente de sus resultados positivos, de la venida al mundo de seres que tienen un futuro poco esperanzador. Yo no creo que los ciudadanos españoles y lo europeos con este futuro tan obscuro se atrevan a traer muchos hijos al mundo. Todo ello es debido a una mala gestión económico de los gobiernos y, con ello volvemos al tema económico.
    Sr. Bautista, hemos de reconocer que nos encontramos en un estado europeo esencialmente de carácter capitalista y ello comporta seguir unas reglas, las reglas que dicta el capital.
    El Capital tiene una directrices, y como bien decía la Sra. Susan George, consiste en que si antes habían obtenido unas ganancias del 10% del PIB para este año debe de ser otro 10%, que ha de salir evidentemente de sus acciones extorsionistas, prescidientdo de los métodos a emplear.
    Que está pasando en la actualidad. A mi entender el sistema ha “seleccionado” a los estados mas débiles para hacerles creer que no cumplian unas “normas” impuestas, en el caso de Europa, en no cumplir con los porcentajes de déficit y, como por algo son los mas débiles, extorsionalrlos con unos intereses abusivos que lo que hacen en empobrecerlos aún mas. Como cada vez tiene menos dinero han de subir impuestos, han de bajar las pensiones, han de recortar en sanidad, en enseñanza, etc. etc. En resumen, lo que hacen las empresas cuendo entran en pérdidas recortar en trabajadores y no ver o analizar sus estructuras o acciones que puede que sean la causa de esas distorsiones o desequilibrios, claro económicos Sr. Bautista.
    En realidad lo que está pasando es que se ha pasado a una dependencia, primero económica de los gobiernos y en consecuencia a los Estados, porque irremediablemente precisan de ese dinero, llámese bonos o como sea, que lo único que hace es extorsionar, y perdone por repetir tanto la palabra extorsión.
    España está pagando unos intereses a Alemania, Bundesbank y Cia, equivalentes a lo que asciende el gasto en sanidad y educación, o sea, que si no pagáramos estos intereses podríamos mantener la sanidad y la educación en un estado óptimo, por tanto Sr. Bautista, el asunto está en el financiero.
    A mas iniri debemos de añadir las leyes abusivas y opresoras sobre y respecto de las entidades financieras, que por un lado no nos dejan crecer y por otro nos oprimen con unos intereses abusivos y desproporcionados. Debemos de ver que este semestre de 2013 se han realizado menos préstamos para la creación de empleo, para los emprendedores o para las hipotecas respecto a los años que llevamos de crisis desde el 2008. Que quiere decir esto, pues muy sencillo, que después de haber recibido miles de millones para que fluya el crédito y disminuya la tasa de paro, han hecho servir esos miles de millones en sanear sus cuentas y embolsarse un monto de millones a costa del aval del pueblo español, Sr. Bautista vuelvo a hablar de economía.
    Aunque para mí lo peor de todo es que las leyes no cambien todo este sistema que lo que hace además de crear inseguridad de futuro, que provoca menos nacimientos, menos inversión, mas extorsión en la subida de intereses, peor estado de Bienestar, peor sanidad, peor educación, no hagan nada. Creo que una de las causas de que las leyes no se hagan en pro del ciudadanos es porque no existe una verdadera separación de poderes y que el Parlamento, encargado de elaborar y aprobar las leyes no es independiente y si lo es partidista.
    En consecuencia, entiendo que es el sistema el que hay que cambiar, para que los que gobiernen lo hagan en favor de un pueblo que ha cedido una muy grande parte de su libertad para que así sea.

  29. Natalia dice:

    Excelente artículo, en mi opinión, el estado del bienestar era insostenible tal y como estaba concebido porque esta claro que en cuanto han llegado las vacas flacas nos lo han quitado de golpe…. una economía basada en un modelo mas sostenible sería la solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies