¡SALUD!

12 diciembre, 2012 /Carlos Peiró Ripoll
Cuando una mañana conecté con uno de esos programas sobre salud de la radio, estaban hablando de la importancia del riñón. Tras escuchar atentamente las indicaciones del facultativo, me convencí de que debía beber mucha más agua de lo que lo hacía, reducir sustancialmente el uso de la sal en las comidas y evitar comer proteínas en exceso. Cambié el dial, y otro médico estaba hablando del corazón y la circulación. Seguí sus orientaciones y empecé a hacer un poco de deporte todas las tardes, dejé de consumir alcohol y todas las semanas iba a vigilar mi tensión arterial….
¡Mamá, tengo miedo! Gritaba un niño de cinco años en mitad de la noche, mientras los padres pensaban en lo pesadito que se ponía su hijo con esas cosas de los fantasmas, y que no había manera de convencerle de que los fantasmas no existen. Ni los ovnis, ni los alienígenas, ni las hadas, ni las brujas, ni seres invisibles, ni ogros, ni zombis. ¡Qué ya está bien niño, que la noche es para dormir, y mañana tengo que ir a la oficina! El padre harto de que se estuviera repitiendo esta misma escena durante varias semanas, enciende la luz de…
“¡To er mundo e güeno!”, soltaban de cuando en cuando en Andalucía ante la Guardia Civil para disculpar a los más desfavorecidos que se encaramaban a barandillas y farolas cuando llegaban los pasos que más fervor despertaban en la Semana Santa. Buena disculpa esa que se habían buscado para tratar de evitar la multa o sanción correspondiente, por una acción que puede resultar hasta simpática si le añadimos el típico gracejo andaluz. Y así, como si no pasara nada, hemos saltado de una situación puntual a toda una filosofía de vida. Si el niño le pega una buena patada al abuelo,…
¿BIENESTAR?

No hay comunicador que lo cuestione, ni dirigente que no esté dispuesto a pronunciarlo en cuanto pueda. Se ha convertido en un sello que resume convincentemente un propósito hacia el bien común, y que salvaguarda a quien lo maneja de sospecha alguna ante los demás. Basta mencionarlo para despejar las dudas y que una digna […]

ENFERMA

1 agosto, 2012 /Carlos Peiró Ripoll
Últimamente, me sentía preocupada, me decían que estaba abstraída y me sentía sola. Mi expresión, al mirarme al espejo, denotaba infelicidad y malestar. Inquieta, echaba de menos esa alegría que llegué a creer que era innata, y cuando me llamaban para salir a los fiestones de mis amigos, los largos fines de semana, no tenía ni un ápice de ganas de quedar con ellos. Soy la sociedad, y he decidido ir al médico para contarle lo que me pasa, por si pudiera haber algún remedio, pero sobre todo para que me diga por qué estoy sintiendo todo esto: “Doctor, me siento…
¡Menudo tomate se ha liado! El padre le encuentra una piedra de hachís entre sus ropas a su hija adolescente. La castiga sin salir durante el fin de semana. La encierra bajo llave en un chalet cercano. Ella le denuncia. La Guardia Civil mete en el calabozo al padre dos días. El juez de guardia le imputa unos cargos por detención ilegal y le suelta. Las autoridades autonómicas tutelan a la joven en uno de sus centros. Esta le pega una patada a otro interno al día siguiente de llegar y se marcha haciendo autostop con otra amiga por esos…
Un grupo de población que aglutina en torno a él un gran número de noticias es el de nuestros jóvenes y adolescentes. Y son tantas que podrían recogerse en ese saco tan actual de “alarma social”, característico de aquellas cosas que nos preocupan y que urge hacer algo con ellas para poder seguir durmiendo la siesta. Lo que está ocurriendo con ellos no es propio de nuestro país, sino de todo el mundo desarrollado, con sus matices, grados de intensidad y peculiaridades. Y en boca de todos se van diciendo esos estereotipos sobre el consumo de sustancias placenteras, sobre las…
Nos es habitual a los adultos recordar la infancia como ese espacio dilatado en el tiempo en el que fuimos felices, pese a algunas cosas, y vivimos la vida con marcada intensidad entre juegos, colegios, hermanos, deberes y divertidas peleas. Podría haber sido mejor, sin duda, pero no suele haber mucha gente disconforme absolutamente con esa etapa, que deja un recuerdo imborrable en la percepción histórica que se tiene de uno mismo. Nunca tiempos pasados fueron mejores, y algunos de los que lo afirman suelen padecer de cierta aversión a los progresos. Pero tampoco los tiempos presentes son lo más…

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies